Ceuta en un día desde Algeciras. España

Ceuta es una Comunidad Autónoma uniprovincial de España ubicada en la costa africana y con ella teníamos una deuda pendiente ya que no la conocíamos. Le pusimos remedio en uno de esos viajes que tanto nos gusta hacer por las tierras españolas, un viaje en coche que desde Málaga nos llevó hasta Cádiz y en el que deseábamos conocer Gibraltar y Ceuta, además de otras bellezas tanto del interior como en la costa de ambas provincias.

 

Ceuta situada en el Estrecho de Gibraltar, es una ciudad situada en una encrucijadas de caminos entre dos continentes, Europa y África, y entre dos mares, el Océano Atlántico y el Mar Mediterráneo, además de una ciudad entre culturas. Su privilegiada situación, la belleza de sus paisajes, sus monumentos y más tarde comprobaríamos la simpatía de sus gentes, hacen de Ceuta una ciudad para pasar unos días. Nosotros tan solo tuvimos un día para disfrutar de ella.

 

CÓMO LLEGAR A CEUTA

 

Desde España hay dos ciudades para llegar a Ceuta: Málaga y Algeciras; también dos formas de hacerlo: por mar o por aire. Nosotros elegimos la ciudad de Algeciras y el mar el modo de hacerlo por su precio y por la amplitud de horarios. 

 

Por mar hay tres navieras que hacen el trayecto entre ambas ciudades, a saber, Trasmediterranea, Balearia y FRS Iberia. Hay más de una veintena de trayectos diarios. Nosotros elegimos Balearia porque era la que mejor se adecuaba a nuestros horarios.

 

Por aire la compañía Helity Copter Airlines presta servicio de helicópteros entre Ceuta-Algeciras, tan solo 8 minutos de duración y Ceuta-Málaga, unos 25 minutos. 

 

UN POCO DE HISTORIA

 

En la mitología griega la ciudad de Ceuta tenía una relevancia especial. Para los antiguos griegos Europa y África estaban unidas por una cordillera, hasta que Hércules de un golpe con su mazo abrió una brecha conocida hoy como el estrecho de Gibraltar y que suponía los límites del mundo conocido. Aparecen las famosas  Columnas de Hércules, conocidas como Calpe (Gibraltar) y Abila (Monte Hacho en Ceuta)

El mar marcaría desde sus orígenes sus particularidades históricas y culturales: fenicios, griegos, cartagineses y romanos; estos pueblos navegantes del mediterráneo a través de sus rutas comerciales necesitan controlar el Estrecho. Durante el siglo VIII, época de la conquista de la Península por parte de los musulmanes, la ciudad fue destruida y reconstruida un siglo más tarde. Desde este momento la ciudad de Ceuta estuvo en manos de la jurisdicción peninsular: en el siglo X bajo el califato de Córdoba, en el XI fue territorio de la taifa de Málaga, en el XIII soberanía de la taifa de Murcia y a partir del XIV bajo la soberanía del reino nazarí de Granada.

 

Con la reconquista cristiana en 1415 el rey  Juan I de Portugal invade Ceuta y pasa a formar parte de Portugal hasta que en 1581, bajo el reinado de Felipe II se produce la unión de la Península Ibérica. Ya en el siglo XVII, en 1640, los portugueses se independizan de España y los ceutíes en 1668 solicitan su incorporación a la corona española por considerar la actuación portuguesa como una sublevación. Es por ello por lo que desde entonces la ciudad de Ceuta recibe los títulos honoríficos de Noble y Leal. Con los Borbones se refuerzan las fortificaciones y se aumenta la presencia del ejército; conformándose la ciudad que a llegado hasta el siglo XXI y que conocimos nosotros. 

 

QUÉ VER EN CEUTA EN UN DÍA, un paseo por sus lugares más emblemáticos.

 

Os dejamos un mapa para que podáis situar los lugares por los que paseamos en nuestra visita de un día a esta bella ciudad de Ceuta, en la que el centro histórico se puede recorrer perfectamente a pie.

Estación Marítima de Ceuta, está situada en el puerto de Ceuta a poco menos de un kilómetro del centro. Es un edificio moderno y funcional que sorprende al viajero cuando llega a esta ciudad. Las vistas del puerto son espectaculares y en los días claros se ve el peñón de Gibraltar; en la fotografía justo detrás de la grúa amarilla.

El Paseo de las Palmeras es prácticamente la principal calle de Ceuta con la que te encuentras al llegar a la ciudad por mar. Se extiende desde la Plaza de África hasta la Plaza de la Constitución. Aquí nos encontramos el Baluarte de los Mallorquines en el que se encuentra la Oficina de Turismo y en la que con nuestros folletos informativos nos pusimos manos a la obra para conocer esta ciudad.

Toda la calle discurre sobre la muralla árabe y la portuguesa con varios miradores que regalan unas vistas impresionantes y desde casi todo su recorrido se visualiza el puerto deportivo de la ciudad y el monte Hacho coronado con su fortaleza.

 

Vista panorámica del Puerto Deportivo y el monte Hacho desde el Paseo de las Palmeras.

Este paseo también cuenta con un buen número de esculturas o mejor expresado de bustos enormes que representan a Homero, Aristóteles, Platón, Estrabón y Pomponio Mela . Todas ellas obras del gran escultor ceutí Ginés Serrán-Pagán, del que hablaremos un poco más adelante. 


Las Estatuas de Hércules son dos imponentes esculturas de bronce del escultor ceutí Ginés Serrán Pagán que dan seña de identidad a la ciudad de Ceuta, además son de las mayores esculturas con representación mitológica del mundo. Y decimos "las estatuas" porque son dos. Una cuya imagen hemos puesto más arriba ubicada en un espigón del puerto del puerto, siendo una de las primeras imágenes que ve el visitante de la ciudad si llega por barco. La segunda se encuentra en la Plaza de la Constitución sobre el antiguo foso de la Almina. Ambas miran y vigilan el estrecho. Ambas pesan cuatro toneladas y miden siete metros.

El escultor Ginés Serrán Pagán eligió el Estrecho de Gibraltar como lugar para emplazar estas imponentes esculturas mitológicas. Como curiosidad estas esculturas fueron realizadas en un taller que el escultor tenía en China y las trasladaron en barco en una travesía que superó los 30 días. La que se encuentra en el puerto, titulada "Hércules uniendo las dos columnas: La unión del mundo" porque está abrazando las columnas es propiedad del propio autor y la que se encuentra en la Plaza de la Constitución, titulada " Las dos columnas de Hércules: Abyla y Calpe" es propiedad de la ciudad.

 

La Plaza de la Constitución es el lugar de la ciudad en la que confluyen varias avenidas y en la que se encuentra uno de los edificios más significativos de la ciudad, hablamos del edificio Trujillo que preside esta plaza y el Mercado Central de Abastos. Además el conjunto escultórico de los Hércules. Nos contaron que hay un proyecto en el que se quiere cambiar el mercado de ubicación para realizar una gran plaza que conecte ambas bahías de la ciudad.

 

Las estatuas de los antiguos jardines de San Sebastián se encuentran en el entorno de esta plaza se encuentra un paseo con zonas ajardinadas con un conjunto escultórico de seis estatuas alegóricas creadas por los hermanos Nicoli en mármol de carrara, aunque las que vemos en la actualidad son réplicas en piedra.

Museo de la Ciudad de Ceuta, popularmente conocido como Museo Revellín fue nuestra siguiente parada antes de que lo cerraran. Se encuentra en un antiguo edificio de 1900 que fue sede de los Ingenieros Militares. Se abre el museo en 1989 fundamentalmente para la exposición de restos arqueológicos, aunque contiene elementos de otras épocas. En el momento de nuestra visita tenía una exposición de "Al Mansura. La ciudad olvidada” que quería poner en valor las Murallas Merinidas y la historia de la ciudad por el sultán Abu Said Utman II en la primera mitad del siglo XIV. Si pincháis en la imagen podréis ver la magnífica reacción virtual de esta ciudad, dura tan solo unos seis minutos.

La Casa de los Dragones en la Plaza de los Reyes es una de las construcciones de arquitectura ecléctica más relevantes de la ciudad. Se construyó a principios del siglo XX por mandato del alcalde del momento y el proyecto se le encargó al arquitecto valenciano Cortina Pérez. Aquí estuvo el casino de la ciudad. En la Segunda República se desmontaron los dragones que terminaron perdiéndose, o al menos se desconoce cual fue su paradero. Ya en el siglo XXI se colocaron unas réplicas obra del artista ceutí Antonio Romero.

El Parque Marítimo del Mediterráneo se encuentra en pleno centro de la ciudad, situado al borde del mar. Es un complejo enorme diseñado por el gran César Manrique en 1995 emulando los lagos Martiánez del Puerto de la Cruz en Tenerife. Tienes tres grandes lagos salados con un gran jardín tropical y un gran castillo, en cuyo interior se encuentra el Gran Casino de Ceuta, imitando las murallas reales de Ceuta. Estaba todavía cerrado a finales de mayo, aunque no hubiéramos tenido tiempo de disfrutar de tamaño complejo estando tan solo unas horas en la ciudad.

La Plaza de África fue nuestra siguiente parada y está considerado como el centro neurálgico de la ciudad de Ceuta. En esta plaza está el Palacio Autonómico,  la Catedral de Nuestra señora de la Asunción, El Santuario de Nuestra Señora de África,  el Parador Nacional conocido como Hotel La Muralla, el Monumento a los caídos en la guerra África y los restos de un asentamiento fenicio.

 

En el Parador Nacional, un edificio nuevo, decidimos dar un descanso a nuestros pies y en su terraza nos sentamos a comer. Como siempre nos ocurre no hicimos fotografías del evento pero sí comimos de lujo.

 

La Catedral de Nuestra Señora  de la Asunción está construida sobre la antigua Mezquita Mayor de la ciudad que tras la conquista de Ceuta por los portugueses en 1415 fue transformada en templo católico, siendo en este momento cuando se introduce el culto cristiano en la ciudad. La que vemos en la actualidad se construyó a principios del siglo XVIII. No pudimos visitar su interior porque estaba cerrada.

Junto a la Catedral, en una plaza adyacente, se encuentran los restos del asentamiento fenicio; los restos están datados entre los siglos VIII-VII a. C. y se visitan "in situ" porque están protegidos por una mampara de cristal.

 

El Santuario de Nuestra Señora de África también tiene su origen en 1421 cuando el infante Enrique de Portugal envía la imágen de Nuestra Señora de África a la ciudad para que fuera venerada y se convirtiera en patrona de Ceuta. El edificio actual data del siglo XVIII y se construyó sobre la ermita anterior. En su interior destaca el retablo barroco dorado que preside la imagen de Santa María de África. 

Nuestro paseo por Ceuta iba llegando a su fin, pero todavía debíamos dar un paseo por las Murallas Reales de Ceuta. Fueron construidas en el siglo XVI por Juan III de Portugal sobre las antiguas murallas árabes, siendo el límite de la Ceuta antigua.

El conjunto de las Murallas Reales lo forman la Muralla Real, el Foso, los baluartes de la Coraza, la Bandera, el baluarte de los Mallorquines y la prolongación del Espigón de la Ribera. El origen del foso era un accidente geográfico natural que ayudó a los portugueses con un menor esfuerzo unir ambas bahías y hacerlas navegables. Esto hacía a la ciudad una isla separada del continente.

Hay un barco turístico, El Desnarigado, que hace un recorrido turístico por la Bahía de unos 45 minutos y que debe ofrecer unas vistas de todas las murallas y la costa ceutí muy interesante. Nosotros no lo pudimos hacer porque todavía no estaba en funcionamiento.

 

Y nuevamente en la Estación Marítima despidiendo a la ciudad de Ceuta. Una ciudad que nos encantó y en la que no nos hubiera importado pasar un par de días más, para haber podido disfrutar de sus playas y haber recorrido los alrededores con más calma.
 

 

 

Please reload

NOS HARÍA MUCHA ILUSIÓN QUE NOS DEJARAS UN COMENTARIO

ENTRADAS RELACIONADAS

Please reload

SUCRÍBETE A NUESTRO BLOG

ESCRÍBENOS AL SIGUIENTE E-MAIL:

  • Icono para Facebook
  • Icono para twitter
  • Icono para Instagram
  • Icono para RRSS