Turisteando el mundo

  • Pilar

Qué ver y qué visitar en Badajoz en un día (Extremadura). España


Puente Real, símbolo de la modernidad de Badajoz

Badajoz es la provincia más grande de España y su capital, del mismo nombre, la ciudad más grande de la comunidad autónoma de Extremadura, a su vez creo que es una de las ciudades más desconocidas tanto en su comunidad autónoma como en España. Badajoz, es muy conocida por su Carnaval compitiendo con la mismísima Cádiz, es la ciudad que tiene la muralla más larga de España y el recinto de la Alcazaba es el mayor de Europa, dos de los motivos principales para visitarla, aunque hay muchos más. Una ciudad que conozco y visito bastantes veces al año y de la que ha llegado el momento de contaros qué se puede visitar en Badajoz en uno o dos días, porque sin lugar a dudas tiene lugares más que interesantes como para hacer una parada y dedicarle al menos un día para conocerla.


Un poco de Historia


Badajoz está ubicada a orillas del río Guadiana y en un extremo de la provincia muy próxima a la frontera del Alentejo Portugués, habiendo marcado este hecho parte de su historia. Se sabe que estuvo habitada desde la prehistoria como lo demuestran algunos hallazgos encontrados del Paleolítico Inferior, de La Edad de Bronce y del Hierro y de la época romana restos de enormes villas agrarias, así mismo hay testimonio de restos visigodos. Pero parece ser que ninguno de importancia como para considerarlos el origen de la actual ciudad de Badajoz.

La mayoría de historiadores se decantan por el origen árabe de la ciudad, los textos dicen que el fundador de Badajoz fue Ibn Marwan en el año 875, perteneciente a la familia que gobernaba Mérida y enfrentados al califato de Córdoba, sobre un núcleo ya existente al otro lado del río Guadiana en el lugar que hoy se encuentra el fuerte de San Cristóbal. A partir de aquí comienza el desarrollo de la ciudad adquiriendo importancia estratégica y militar, llegando a ser la capital uno de los Reinos de Taifas más importantes de la Península y de mayor extensión hasta la llegada de los Almorávides que unifican Al- Andalus. Permaneció bajo el influjo del islam hasta el año 1230, gobernando el rey musulmán Abenhut en que fue conquistada por Alfonso IX de León, con la ayuda de las Ordenes Militares de Alcántara y Santiago.


A partir de este momento y con la reconquista avanzando, Badajoz se convierte en un punto estratégico y divisorio entre los reinos de Castilla y Portugal viviendo las continuas tensiones entre ambas monarquías, así como interviniendo en numerosos enfrentamientos bélicos hispano-lusos. Como ejemplo, el rey Felipe II pretendía el trono de Portugal hace de Badajoz su base de operaciones en 1580 y en 1589 convoca Cortes en la ciudad de Badajoz; aquí fallece la reina Ana de Austria.


Todos estos acontecimiento hacen de la ciudad de Badajoz un lugar poco seguro, convirtiendo la ciudad en un campo de batalla lo que la obliga a protegerse creando un intricado sistema de murallas a partir del siglo XVII hasta bien entrado el siglo XIX, hoy conocido como Fortificaciones Abaluartadas, que complementaron la muralla medieval y creó confianza a sus vecinos. Se mantuvieron prácticamente intactas hasta inicios del siglo XX dándonos una idea de la importancia de Badajoz como la llave de todo el sistema defensivo español, debido a su situación estratégica en el camino entre Madrid y Lisboa.

Hoy se conservan un gran número de restos de estas fortificaciones, algunos en pleno centro de la ciudad, pero para visitarlas en su totalidad necesitaríamos al menos una mañana más. En este mapa descargado de la página del Ayuntamiento de la ciudad, se puede ver cómo recorrer todas las fortificaciones.

La población de la ciudad de Badajoz, hasta mediados del siglo XX, vivía dentro de los límites de la fortificación abaluartada. A partir de aquí empezó a extenderse destruyendo algunas partes de la muralla, la creación de la autovía, nuevos barrios se fueron creando extendiéndose la ciudad hacia el oeste alrededor de la carretera de Olivenza. Configurándose una nueva ciudad en plena expansión que es la que os mostraremos en nuestra visita de qué ver en Badajoz en un día.


Algunas curiosidades de Badajoz


Y antes de empezar la visita turística a Badajoz, algunas curiosidades.


¿Sabéis porqué sus habitantes son llamados pacenses?. Algunos historiadores piensan que este gentilicio procede de una población romana llamada Pax Augusta, que tendría la misma importancia que sus vecinas Emérita Augusta, Pax Julia y Evora; para otros el origen estaría en la época visigoda donde ya existiría un obispado que se llamó diócesis pacensis. Ninguno de las dos teorías está constatada pero lo que sí es claro es que el gentilicio de los habitantes de Badajoz es pacenses, aunque también es admitido y cada vez más usado badajocenses.


Si nos preguntan cuántos ríos pasan por Badajoz, sin duda todos responderemos que uno y su nombre es el Guadiana. Pero la respuesta es incorrecta porque además de el Guadiana, ese que nace en Ciudad Real, pasa por la ciudad el Gévora y los arroyos Rivillas y Calamón. Estos últimos canalizados en los últimos años porque han causado más de un desastre con vidas humanas incluidas en alguna inundación.


Otra de las cosas que hay que prestar atención en esta ciudad de Badajoz es al nombre de sus calles, muchas con personas relacionadas con el pasado y presente de la ciudad, así como las placas que los contienen. Nombres como Sinforiano Madroñero, seguro que no se olvida ese nombre, Antonio de Chaves, Carolina Coronado y un sin fin de ellos. En vuestro paseo por la ciudad, prestad atención a esto.

Nuestra visita a Badajoz


La visita la vamos a comenzar en la parte alta y más antigua de la ciudad, para ir bajando y recorriendo su centro histórico, algunos de sus museos y sus fortificaciones, puertas y puentes sobre el río Guadiana. Las fotografías son del 2019, 2020 y algunas de los primeros días de 2021. Os dejamos este mapa para orientación y ubicación de los distintos lugares.

Alcazaba de Badajoz


La Alcazaba de Badajoz es el recinto fortificado amurallado de la época islámica o mejor la Badajoz islámica , llamada Batalyaws. La mandó construir Ibn Marwan, el que se considera el fundador de la ciudad, allá por el siglo IX y fue creciendo al paso de los años, las murallas que vemos hoy fueron construidas en el siglo XII por los Almohades en un magnífico estado de conservación y aquí vivía el gobernador de la ciudad y tenían el ejercito para defenderse de los ataques de los cristianos, estando en la parte más alta el Alcázar o Castillo. Tras la conquista de la ciudad se creó una nueva muralla que hoy está desaparecida y también encontramos restos de ermitas e iglesias del periodo cristiano.

Vistas de Badajoz desde la Alcazaba

No hay que olvidar, como dijimos más arriba, que se trata de la Alcazaba más grande de Europa y por tanto de España. Sus murallas se pueden recorrer y las vistas que desde ellas nos ofrecen de la ciudad son realmente espectaculares. No hay que perderse la Torre de la Atalaya con planta octogonal de origen almohade del siglo XII, de la que dicen fue la madre de la imponente Torre del Oro de Sevilla.

Hoy día se siguen restaurando edificios del lugar y le ha devuelto la vida a la zona la creación de lugares como la Biblioteca Regional de Extremadura, la Facultad de Ciencias de la Información o la creación del Museo Arqueológico de la ciudad, porque durante años aventurarse a esta zona de la ciudad era bastante peligroso. Toda la zona está rodeada de jardines, que podrían estar algo mejor cuidados y palmeras. También hay zona de aparcamiento gratuito.


Museo Arqueológico

Museo Arqueológico de Badajoz

El museo Arqueológico de Badajoz se encuentra hoy ubicado en el recinto de la Alcazaba en el antiguo Palacio de los Figueroa, un palacio de origen medieval de vivienda fue almacén q de artillería en el siglo XVII y cuartel de infantería en el XVIII. El origen de este museo data de finales del siglo XIX, 1867, y nació para preservar, estudiar y dar a conocer la arqueología de la provincia de Badajoz.

Patio del Museo Arqueológico de Badajoz

Una visita más que interesante para conocer por orden cronológico en pasado de esta provincia desde la prehistoria, Tartessos, Roma, los visigodos , la cultura andalusí y llegando sus fondos hasta el final de la Edad Media.

No fue nuestra primera visita a este museo pero si más detallada después de haber visitado el increíble yacimiento de Cancho Roano en Zalamea de la Serena y conocer que muchos de sus objetos se encontraban e este museo. Podéis leer nuestra visita a este interesantísimo yacimiento en Yacimiento de Cancho Roano. Civilización de Tartessos... O de la legendaria Atlántida? Extremadura.

Lo mismo nos había ocurrido cuando visitamos la localidad de Medellín, que muchas de sus esculturas y figuras encontradas en las excavaciones arqueológicas se encontraban aquí. Nuestra visita a esta hermosísima ciudad la podéis leer en Medellín. Historia y belleza en las Vegas Altas de Extremadura (España).

Plaza de San José y Plaza Alta


Desde la Alcazaba se baja hacia la Plaza de San José y a la Plaza Alta atravesando la Puerta del Capitel, del siglo XI, que fue la puerta principal de la alcazaba. El nombre le viene del capitel romano que corona el arco exterior de la puerta y que procede del foro romano de Mérida.


La plaza de San José nació junto a la muralla de la Alcazaba, en época cristiana se configuraron las viviendas porticadas, entre ellas las Casas Mudéjares, del siglo XVI donde hoy se encuentra la Oficina de Turismo.

Plaza de San José y casas mudéjares desde la Alcazaba

Aquí se encuentra la Iglesia de San José de estilo neogótico sobre lo que fue una iglesia medieval del mismo nombre, y es que San José fue el antiguo patrón de la ciudad, en conmemoración del día de la conquista de Badajoz por Alfonso IX de León, el 19 de marzo de 1230.


En el siglo XV ambas plazas eran un único espacio donde se celebraba el mercado y fue ya en el siglo XVII, en 1664, cuando se separaron por el Arco del Peso.

Plaza Alta desde el Arco del Peso

La Plaza Alta es otro de los espacios más singulares de esta ciudad con sus edificios porticados y serigrafiados con motivo geométricos construidos a finales del siglo XVII, son conocidas como las Casas Coloras y está claro el porqué de este nombre.

Casas Coloras y Antiguas Casas Consistoriales

Aquí se encuentran también las Antiguas casas consistoriales construidas en el siglo XVI adosadas a la muralla de la Alcazaba y como su nombre indica estas fueron la antigua sede del Ayuntamiento de Badajoz hasta que a finales del siglo XVIII fue trasladado. Desde esta plaza se obtienen unas vistas hermosas de la muralla de la Alcazaba y algunas de sus torres como la Torre de la Atalaya o del Espantaperros, de la que hablamos más arriba.


Merece mucho la pena dar un paseo por esta curiosa y hermosa plaza, además de ser un lugar adecuado para sentarte a tomar un café, una cañita o comer, contemplando el lugar.


Calles del Centro histórico

Desde la Plaza Alta se pueden elegir distintos accesos para legar al entramado de calles que configuran el conocido como Centro Histórico y llegar a algunos de los lugares interesantes que visitar en Badajoz en un día. Algunas de estas calles fueron en la Edad Media la antigua judería de la ciudad, aunque poco de ella se conserva. En algunos momentos parece que estás paseando por alguna ciudad de Andalucía con sus calles encaladas y llenas de geranios, ir callejeando en paseo largo para llegar a lugares como la Catedral o la Plaza de la soledad os entregaran imágenes hermosas y curiosas. aquí también encontraréis todo tipo de tiendas, restaurantes, bares y tascas donde degustar los excelentes productos ibéricos de la tierra. Encontraréis el Museo de la ciudad Luis de Morales, que abrió sus puertas en 2001 para dar a conocer la historia y el patrimonio cultural de la ciudad. No lo he visitado todavía pero pendiente queda para la próxima visita a Badajoz.


Plaza de la Soledad


Callejeando llegamos a la Plaza de la Soledad que tiene algunos de los edificios más bonitos de la ciudad, así como la curiosa ermita del mismo nombre. Y digo curiosa porque cuando entras esperas encontrar una nave al uso pero ves una pequeña capilla con un artesanado de madera bastante bajo y el altar dedicado a la Virgen de La Soledad, no sé que hay en los pisos superiores que si bien tiene unas escaleras el acceso siempre está cerrado.

Iglesia de la Soledad y la Giralda pacense

En esta misma plaza se encuentra uno de los edificios más bonitos de la ciudad, La Giralda, en el que la torre es una réplica en escala de la Giralda por eso es llamado también la Giraldilla, se construyó alrededor de 1935 en estilo regionalista andaluz. Aquí se encontraban en el siglo XX los almacenes La Giralda pero hoy no tiene ningún uso; a quien corresponda deberían darle una nueva vida a este lugar porque el interior también debe tener interés.

Edificio La Giralda

Museo Provincial de Bellas Artes


A continuación del edificio de La Giralda, en la calle Duque de San Germán, se encuentra la que fue la entrada de este museo desde 1979 y como yo lo conocí hace bastantes años. Se ha ido ampliando con solares y casas contiguas creando un espacio museístico muy interesante con edificios antiguos unidos mediante una nueva arquitectura de vanguardia. La nueva entrada se encuentra ahora en la calle Meléndez Valdés y ha pasado a llamarse MUBA.


El montante de su colección son las obras de artistas, tanto pintores como escultores, locales bastante interesante de los siglos XIX y XX; otro de los museos donde no se pueden hacer fotografías lo que impide una buena difusión del contenido del mismo. una norma bastante absurda porque sin flash no hay peligro de dañar las obras. Al realizar la vista en era Covid no te dan ningún folleto con información e indicaban algunas obras con código pero no funcionaba ninguno. Una pena porque la visita es más que interesante.


Plaza de España


Seguimos en el Casco Antiguo de Badajoz y la siguiente parada será La Plaza de España, uno de los puntos neurálgicos de la ciudad y uno de sus lugares más bonitos; en ella confluyen algunas de las calles principales del caso antiguo y dan acceso a las zonas más actuales de la ciudad. La Catedral de San Juan, el Ayuntamiento, la Casa Alvárez Buiza, entre otros, la hacen de paso obligado en una visita a Badajoz e invita a tomarse un respiro en alguna de la terracitas que hay en ella.

Ayuntamiento y Casa Alvárez Buiza en la Plaza de España

Catedral de San Juan Bautista


La Catedral de San Juan Bautista, en pleno corazón de la Plaza de España, fue iniciada su construcción en el siglo XIII y finalizada en el siglo XVI. Tiene un aspecto de fortificación por sus muros, casi ausencia de vanos y la sobriedad de su torre. Esta fue la segunda catedral de la ciudad consagrada a San Juan Bautista, ya en la época de Alfonso X, pues la primera

fue Santa María del Castillo, construida sobre la mezquita de la Alcazaba tras la conquista de la ciudad en 1230.


El interior es muy interesante el retablo barroco del Altar Mayor del siglo XVIII de Ginés López, la sillería del coro y su órgano. El museo dicen que es muy interesante aunque no lo he visitado.

Catedral de San Juan Bautista en Badajoz

Convento de las Descalzas y Gobierno Militar


Encontramos este sencillo y hermoso Convento de Nuestra Señora de las Mercedes de monjas Clarisas Descalzas, casi por casualidad. Está ubicado en la calle Menacho y formó parte de los dieciséis conventos que tuvo Badajoz. Fue construido en el siglo XVI y llama la atención la sencillez de sus líneas y el encalado de sus muros. La iglesia bastante interesante con la imagen del cristo de la Espina.

Convento de las Descalzas

Frente al convento se abre una pequeña placita , Plaza de López de Ayala, con el edificio del Gobierno Militar de un estilo regionalista andaluz con una colección permanente sobre el General Menacho, un militar que participó en la guerra de la Independencia y que falleció en 1811 cuando comandaba la defensa de la sitiada ciudad de Badajoz.

Gobierno Militar de Badajoz

Puente y Puerta de Palmas.


La Puerta de Palmas se encuentra en uno de los extremos del puente del mismo nombre y fue una de las entradas principales a la ciudad cuando esta se encontraba completamente amurallada. Está formada por un arco conmemorativo y dos torres cilíndricas construidas a mediados del siglo XVI, en 1551. Junto con El Puente de Palmas forma un conjunto arquitectónico, monumental e histórico de la ciudad de Badajoz.

Puerta de Palmas

El Puente de Palmas es el puente más antiguo de la ciudad de Badajoz y cruza el río Guadiana, es conocido como el puente romano pero fue construido en 1460 en estilo herreriano, fue derruido en una riada y se reconstruyó en 1595. Con 32 arcos y una longitud de algo más de medio kilómetro, une ambos márgenes del rio y la ciudad. Hoy es un puente peatonal y desde él se obtienen unas vistas preciosas de la Alcazaba en la parte alta de la ciudad. Al cruzar el puente y a muy poca distancia se encuentra el Fuerte de San Cristóbal formaba parte del recinto abaluartado de la ciudad.


Paseo de San Francisco


El Paseo de San Francisco es otra de las plazas principales y con más animación a cualquier hora del día de la ciudad de Badajoz, ubicada en lo que fue el convento del mismo nombre. Encontraréis terrazas, quioscos de prensa, un hermoso quiosco de música de 1894 casi como único ejemplo de la arquitectura de hierro en la ciudad junto a al antiguo mercado hoy reubicado en la Universidad, todo ello junto a unos singulares bancos con decoración de azulejos narrando la historia y hazañas de algunos de los conquistadores.

Bancos del Paseo de San Francisco

Plaza de Minayo y Plaza de San Antón


Junto a la Plaza de San Francisco, nos encontramos estas dos plazas que reúnen varios edificios interesantes. El primero es el Teatro López de Ayala, un edificio de arquitectura ecléctica de finales del XIX, que hoy es el motor cultural de la ciudad.

Teatro Ayala de Badajoz

Iglesia de San Juan Bautista, con un largo historial desde su origen como capilla del antiguo convento de San Francisco, pero aquí nos interesa por una serie de azulejos, al más puro estilo portugués, en uno de sus muros donde se cuenta algunos de los pasajes fundamentales de la historia de la ciudad.


Garaje Pla, es un curioso edificio de arquitectura industrial modernista en la ciudad construido a principios del siglo XX siendo obra de Manuel Martínez y Adel Pinna como taller de reparaciones hasta los años 90, hoy es sede del colegio de abogados de la ciudad.

Antiguo Hospital de San Juan Bautista, tiene su origen en el Hospital que abrió sus puertas en el año 1700, ocupando la Plaza de San Antón y destacando su portada de corte clásico ya en la calle Pedro de Valdivia.

Antiguo Hospital de San Juan Bautista en Badajoz

Museo del Carnaval


Un pequeño museo inaugurado en 2007 para dar a conocer el Carnaval de la ciudad que desde su relanzamiento en la década de los ochenta del siglo pasado se ha convertido en una celebración masiva y popular compitiendo con los carnavales de Cádiz. Se encuentra ubicado en un antiguo almacén de la fortificación abaluartada, concretamente en el Baluarte de Santiago.


Museo Extremeño e Iberoamericano de arte Contemporáneo


Interesantísimo museo de esta ciudad, tanto por sus fondos como por el edificio donde está ubicado. Fue abierto al público en 1995 en el edificio de la antigua cárcel de Badajoz de la que conserva la rotonda central. El espacio exterior está rodeado de jardines y algunas fuentes en las que se reflejan el edificio, también es utilizado como espacio expositivo con algunas esculturas integradas en el paisaje.


Ya en el interior, el Museo cuenta con cuatro plantas circulares donde se exponen fondos permanentes de afamados artistas españoles, lusos e iberoamericanos, contando con una activa programación de exposiciones. La colección iberoamericana de arte contemporáneo de este museo se considera una de las más importantes de Europa, con artistas como Guillermo Kuitca, Saint Clair Cemin, Mario Cravo Neto, Julio Le Parc, Manuel Ocampo, entre otros.


En el momento de mi visita, un 3 de enero de 2021, había una interesante exposición de algo así como La Música de las Formas y otra dedicada al libro, a la literatura, a la edición y a sus diseños de la mano de un editor pacense Julián Rodríguez.

Y hasta aquí las propuestas de qué ver y visitar en un día en Badajoz, dejándoos a vosotros otros lugares que descubrir como un paseo por los márgenes del río Guadiana a su paso por la ciudad, una visita a sus parques mas interesantes como el de Emilio Castelar, los jardines de la Alcazaba o la Galera. Os recomiendo buscar en el centro histórico la Pastelería la Cubana, una de las más antiguas de la ciudad, y comprar sus famosos bollos de leche y también ir a desayunar unas migas con café con leche al Venero en la Avenida de Santa Marina, uno de los clásicos de la ciudad.


Desde que comenzamos con este blog en el año 2015 queríamos escribir sobre Badajoz pero no encontramos tiempo para hacerlo pero ahora, en tiempos de Covid, ha sido posible. Quiero dedicarle a Paco, mi compañero de vida y viajes que ya no está entre nosotros, este relato y espero que allá donde estés te guste. También a mi hermana y a mi cuñado, Carmen y Juan, que nos acogieron y me acogen en su casa cada vez que viajo a Badajoz. Y como no, a mis tres sobrinos Elisa, Juan y Fernando ya que esta ciudad los vio nacer a los tres y así tendrán ocasión de mostrar su ciudad a todos aquellos que les pregunten por ella.

Toda la familia a la que va dedicado este relato

NOS HARÍA MUCHA ILUSIÓN QUE NOS DEJARAS UN COMENTARIO

Encuentra la información que buscas

Para utilizar el buscador, basta con introducir un lugar, monumento, ciudad, país o incluso solo una palabra y se verán los resultados de nuestros artículos.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG

DESDE AQUÍ PUEDES DAR UN "ME GUSTA" A NUESTRA PÁGINA DE FACEBOOK

Icono e-mail
  • Icono para Facebook
  • Icono para twitter
  • Icono para Instagram
  • Icono para RRSS
Esta web utiliza cookies para asegurar que se da la mejor experiencia al usuario al visitar nuestro blog. Si continuas navegando por este sitio,  se asume que se está de acuerdo.

Nos encontramos en: Madrid (España)