top of page

Turisteando el mundo

  • Foto del escritorPilar

Madrid la capital de España, única y acogedora, a través de su historia. Unesco

Hacía tiempo que queríamos hablar de Madrid, nuestro Madrid. Difícil es ser turista en tu propia ciudad y por fin, nos hemos decidido a hacerlo, más que daros indicaciones para visitarlo, lo que queremos es explicaros que hay detrás de cada calle, de cada lugar, de cada monumento, de cada rincón que visitéis, porque los madrileños no somos pretenciosos, somos hospitalarios, cordiales y acogedores. Madrid es una ciudad plural y abierta donde conviven madrileños de varias generaciones, vecinos con raíces en otras comunidades de España, emigrantes y un número cada vez más numeroso de ciudadanos europeos que eligen vivir en sus barrios históricos. De Madrid dicen que es menos monumental que París, con menos vestigios que Roma, no tiene la pomposidad de Londres y además “aquí no hay playa”, porque Madrid solo tiene un calificativo, es una ciudad simplemente acogedora y única, en el que todo el que viene a Madrid, es de Madrid.

El oso y el madroño, símbolo de Madrid

A continuación, vamos a ir entremezclando la historia mientras explicamos los diferentes lugares y monumentos que son de visita obligada en la capital de España y también desde dónde y cómo creció la ciudad. Madrid es una ciudad donde conviven el bullicio y la calma, los dioses y los demonios, los museos y los mercados callejeros, donde se encuentra la cultura más erudita, pero también el arte popular, una ciudad con todo el encanto de la historia pasada y toda la esencia del Madrid de hoy. Allá vamos… Así empezaba Paco, madrileño total, este relato que el destino hizo que no pudiera terminar y pasado el tiempo lo retomo para homenajearlo a él y a la ciudad que lo vio nacer que entró, por fin, la Unesco este julio de 2021 la incluyó en la lista del Patrimonio de la Humanidad.

Puerta de Alcalá engalanada con su Patrimonio Mundial

El eje del Paseo del Prado- Recoletos y el Parque del Buen Retiro, Paisaje de las Artes y las ciencias, es la amplia zona y el corazón del centro histórico de Madrid, que ha entrado en la lista del Patrimonio de la Humanidad y además Madrid es el primer paisaje histórico urbano declarado en Europa, el segundo del mundo tras Río de Janeiro en Brasil. Iremos hablando de estos lugares a través del relato.


Orígenes de Madrid (siglos IX-XII)


Primera Muralla de Madrid

Madrid debe su origen al agua, al río Manzanares y a la gran cantidad de arroyos y manantiales que fluían en su entorno, es la única capital europea fundada por los árabes y cuyo nombre antiguo, Mayrit, hace referencia a las “fuentes de agua”. En el siglo IX apenas 200 habitantes ocupaban una alcazaba construida por los omeyas de Córdoba junto al río Manzanares como defensa de la frontera norte de Al-Andalus. Con el paso del tiempo se construyó la primera muralla árabe y posteriormente con la Reconquista fue alcázar cristiano. El lema más antiguo de Madrid (del siglo XII) dice:

“Fui sobre agua edificada mis muros de fuego son esta es mi insignia y blasón” Pues bien, el barrio de Palacio es el que actualmente ocupa el terreno del origen de la ciudad de Madrid, el Palacio Real fue la residencia de los reyes desde el siglo XVI, aunque era otro el que existía ya que fue devastado en un incendio en la nochebuena de 1734 perdiéndose grandes obras de arte, como varios cuadros de Velázquez que colgaban de sus paredes. El Palacio actual se construyó en el siglo XVIII sobre las cenizas del anterior, con unos espléndidos jardines diseñados por el arquitecto siciliano Sabatini, que también construyó la Puerta de Alcalá y acabó de levantar la Basílica de San Francisco el Grande entre otras obras realizadas en la capital.

Palacio Real de Madrid

En la misma zona se encuentra la Catedral de la Almudena, patrona de Madrid, el término al-mudena también proviene del árabe, ya que significa medina (pequeña ciudad). El emir Mohamed I construyó la primera muralla de Mayrit para proteger la alcazaba y la medina. En la actualidad un parque con su nombre, situado en la Cuesta de la Vega junto a la Catedral deja entrever al menos 110 metros de la antigua muralla árabe.

Madrid
Catedral de la Almudena

El Madrid cristiano y medieval (siglos XII-XV)


En el siglo XII, el Madrid cristiano prosperaba, guerreros, campesinos, clero y mercaderes llegaban de todas partes y la ciudad creció tan deprisa que hubo de construirse una nueva muralla para incorporar los nuevos barrios que habían crecido extramuros y sin control. Para poder costear la muralla, los madrileños comenzaron a pagar impuestos.


La zona de ampliación del Madrid cristiano es el correspondiente hoy al barrio de La Latina donde el patrón de Madrid, San Isidro Labrador vivió en la Plaza de San Andrés e iba todos los días a escuchar misa a la iglesia del mismo nombre.

Madrid
Iglesia de San Andrés y Museo de San Isidro

Para el que quiera saber más sobre Madrid, existe un museo sobre el origen de la ciudad en un edificio del siglo XVI construido sobre la antigua casa del santo. La entrada es gratuita. Y una curiosidad... La frase que se dice en Madrid cuando empiezan las fiestas en Mayo, en honor del santo es:


"San Isidro Labrador, quita el agua y trae el sol"

El barrio de la Latina es actualmente territorio de intelectuales, actores, cineastas, artistas, músicos y poetas. En la Edad Media también convivieron en perfecta armonía gremios que dejaron su impronta en el nombre de las calles como la de Cuchilleros o Tintoreros, igualmente, la Plaza de los Carros, la Plaza de la Paja o la Plaza de la Cebada recuerdan el pasado agrícola de Madrid. La mercadería llegaba a la ciudad a través de la antigua Puerta de Moros hasta la Plaza de los Carros donde se dejaban las carretas y caballos, la mercancía se vendía en la Plaza de la Paja que era el mercado y el centro neurálgico de Madrid durante los siglos XII y XIII. Hoy, esta plaza sigue siendo de las más populares y visitadas por madrileños y foráneos. Aquí hay un rincón secreto que animamos a descubrir.


La Latina es barrio de tabernas y bares, de genuinas posadas, de capillas, iglesias y colegiatas, entre las que destaca uno de los templos más antiguos, la iglesia de San Pedro el Viejo, levantada en el siglo XIV.

San Pedro el Viejo en Madrid

Un barrio donde turistas y lugareños disfrutan de arte, cultura, ocio y gastronomía entre edificios históricos y rincones únicos de la ciudad.


Las murallas cristianas llegaron a tener 7 puertas, una de ellas era Puerta Cerrada, llamada así porque no se abría debido a que su interior estaba lleno de recovecos que facilitaban escondrijos a ladrones y asaltantes, para poder acceder a la villa a través de Puerta Cerrada se construyeron túneles, siendo la Cava Alta y la Cava Baja dos de ellos.

Madrid
Taberna en Puerta Cerrada

Los mercaderes empezaron a alojarse alrededor de estos túneles, construyéndose paradas, fondas y hospederías. Madrid seguía creciendo y surgieran nuevos arrabales y así en el siglo XV surge la plaza del arrabal, la que fuera después la Plaza Mayor de Madrid.

Plaza Mayor de Madrid

Hoy en día es la plaza más importante y visitada de la ciudad y allí se encuentran caricaturistas, retratistas, músicos callejeros, concertistas, vendedores ambulantes, mimos, paisanos, hombres estatuas, turistas y lugareños, cuando aquí en el siglo XVI se celebraba el mercado el ambiente no debía ser muy diferente. Este lugar ha sido siempre protagonista de la historia de Madrid.

Madrid
Casa de la Panadería en la Plaza Mayor

No solo fue mercado, también se celebraron en su recinto proclamaciones reales, fue plaza de toros, se realizaron los autos de fe de la Santa Inquisición, desgraciadamente lugar de fusilamientos en la Guerra de la Independencia y actualmente es curiosamente, el sitio donde se vende el mayor número de bocadillos de calamares en todo el mundo, este de la fotografía era nuestro favorito

También fuera de las murallas cristianas hubo otras plazas que ahora son el centro de Madrid, como la Plaza de Ópera, la Plaza de Ramales, la Plaza de San Miguel y la Plaza de Oriente, todas ellas con origen medieval aunque su aspecto actual no quedó definido hasta el siglo XIX.


Donde si se pueden apreciar vestigios medievales es en la Plaza de la Villa, el antiguo concejo se estableció en uno de los palacios nobles que se construyeron en siglo XV, dictando las primeras normas sobre urbanismo e impuso normas higiénicas, instaló alumbrado nocturno y organizó la circulación de carruajes. Madrid se estaba preparando para ser capital del Reino de España y los nobles construían palacios y palacetes en las inmediaciones.

Madrid
Plaza de la Villa

La arteria principal desde el siglo XIII es la misma que en la actualidad, la Calle Mayor y otro de los arrabales que crecieron en las inmediaciones de la segunda muralla fue el de San Ginés, habitado en su mayoría por artesanos, tal y como nos recuerdan sus calles y plazas, Hilanderas, Bordadores, Coloreros. La Iglesia de San Ginés es posterior, del siglo XVIII y alberga en su interior un soberbio cuadro del Greco.

Toda esta zona estaba extramuros, y nos permite saber el espacio tan reducido que ocupaba la ciudad dentro de las murallas. Las necesidades cambiaron y ya a finales del siglo XV no eran tan necesarias las murallas defensivas y se ordenó levantar una cerca llamada del arrabal, cuyo objetivo era impedir la exención de impuestos y el control sanitario sobre la peste.


En este momento de la historia de Madrid aparece por primera vez mencionado El Parque del Retiro, una zona alejada de la ciudad en la que se construyó un parque de retiro y solaz para la monarca Isabel la Católica.


Madrid, capital del reino (siglos XVI-XVII)


La abundancia de agua, leña y caza, clima más templado que su competidora Toledo y Valladolid , su situación privilegiada como encrucijada de caminos y rutas comerciales fueron algunos de los muchos factores que convirtieron a Madrid en la capital del reino en 1561 y por ende hacerla capital del Imperio. El estatus de capital hizo crecer vertiginosamente a Madrid, sobre todo hacia el este y Felipe II tuvo que construir una nueva cerca para que nadie se librara de pagar impuestos, fue de mampostería y no queda ningún resto.


"Era una sencilla tapia que no impidió ni contuvo

el progreso ulterior del caserío" (Mesonero Romanos)


Esta nueva cerca deja dentro de la ciudad el terreno ocupado por el barrio de los Jerónimos y el Retiro, creado por Isabel la Católica y en el que posteriormente se añadió un aposento real rodeado de jardines que serviría de morada eventual para Felipe II y su esposa Ana de Austria, enamorada de este lugar. Éste fue el germen de lo que en julio de 2021 la Unesco convertiría en Patrimonio Mundial de la Humanidad.


Pero Madrid seguía creciendo y se levantó una nueva cerca más un siglo después, reinando Felipe IV, con más de 13 kilómetros lineales, abarcando más de 500 hectáreas. Para financiar el gasto, se impuso un impuesto al vino. Esta fue la última cerca de Madrid, y también su gran lacra por 200 años pues impidió el crecimiento de Madrid, hacinando su población. Con la nueva cerca se incorporaron a Madrid lo que hoy son los distritos de Universidad, Justicia, Cortes y Embajadores.

Murallas y Cercas de Madrid del siglo IX al XVII

Volvemos a Felipe II ya que debido al carácter sumamente religioso del rey se levantan iglesias y conventos. Entre ellos el Convento de las Descalzas Reales. De gran valor histórico y artístico, aquí se traían los cuerpos de monarcas y nobles fallecidos para que las monjas de clausura les prepararan y les dieran las últimas bendiciones.

Madrid
Convento de las Descalzas

La Puerta del Sol es hoy no solo el centro de Madrid si no el centro de España, en ella se encuentran algunos de los edificios más emblemáticos de la ciudad. En el siglo XV fue otro arrabal extramuros, pero después de la construcción de la cerca del arrabal se convirtió en una de las puertas de entrada a la ciudad.

Madrid
Puerta del Sol

Era el punto situado más al este y por tanto, donde antes salía el sol. En la que después fue plaza, ya que antes era un mero cruce de calles, se instaló la primera iluminación por gas y posteriormente la primera iluminación eléctrica nocturna. También tuvo los primeros urinarios públicos y fue punto de partida de los primeros tranvías tirados por caballos. Y cómo no, llegó a ser el primer destino de la primera línea de metro de Madrid.


"La memoria de este sitio es el primer pensamiento del forastero al dirigirse a Madrid, y no sería ridículo el que dos españoles que se encontrasen en las elevadas cordilleras de los Andes o en las heladas márgenes del Neva,

se despidiesen citándose para la Puerta del Sol." (Mesonero Romanos)



De todos es conocido su famoso reloj instalado en la Real Casa de Correos, actual sede de la Comunidad de Madrid. Gracias a sus campanadas, toda España se entera del comienzo de un nuevo año. Lleva 154 años funcionando sin error.

Madrid
Reloj desde el que recibimos el Año Nievo

El siglo de Oro fue el siglo de las letras, la pintura o la música y en Madrid surgen barrios dedicados a las artes, haciendo que la ciudad se transforme en erudita, instruida y sabia. En el llamado Barrio de las letras vivieron Lope de Vega, Cervantes, Quevedo o Echegaray entre otros. Curiosamente la casa natal de Lope de Vega está en la calle Cervantes y en la calle Lope de Vega está la Iglesia de los Trinitarios donde está enterrado Cervantes.


"Madrid; que no hay ninguna villa, en cuanto el sol dora y el mar baña más agradable, hermosa y oportuna" (Lope de Vega)


Barrio de las Letras en Madrid

La calle de las Huertas es la vía principal del Barrio de las Letras, y en el siglo XVI aquí terminaba la ciudad y empezaban las huertas de los campesinos. En la actualidad hay que recorrerla mirando abajo para leer las citas de nuestros mejores autores y mirando arriba para ver los históricos balcones con flores y pájaros. Esta calle está salpicada de tabernas, bares, restaurantes y tascas donde se degustan tapas y cócteles.

Y al lado, una de las cinco basílicas de Madrid, la de Jesús de Medinaceli, una de las imágenes más veneradas en la capital.

Madrid
Iglesia de Jesús de Medinaceli

También cerca hay un referente en el mundo de la cultura, el Teatro Español, antiguo corral de comedias en el siglo de oro, enclavado en una de las plazas más representativas y visitadas de Madrid, la Plaza de Santa Ana, que bulle de cultura, arte y gastronomía, con el peculiar escenario del hotel de los toreros y la centenaria cervecería alemana que frecuentaba Hemingway.

Madrid
Plaza de Santa Ana

"Madrid, rebosa literatura, poesía y música por sus cuatro costados, tanto que ella misma es un personaje literario." (Ernest Hemingway)


Madrid a partir del siglo XVIII


Con el cambio de dinastía reinante en el siglo XVIII, Madrid daría el cambio definitivo y se convertiría en una gran capital europea. Todo esto llegó de la mano del conocido como “El Mejor alcalde de Madrid, el Rey“, hablamos de Carlos III que cuando llegó al trono veía a Madrid como una ciudad pobre, miserable, sucia calificándola como una pocilga y poco atractiva para ser la capital del país. No lo pensó mucho y se puso manos a la obra para transformar la Villa de Madrid. Contó con su mano derecha, el marqués de Esquilache y el Marqués de Ensenada, y encargó técnicamente la transformación al arquitecto Francesco Sabatini, que el rey se trajo desde Palermo.

Madrid
Fuente de Cibeles

Se inició así una gran cantidad de reformas públicas en Madrid con un ambicioso plan de ensanche en el que se proyectaron grandes avenidas; grandes plazas con monumentos como Cibeles y Neptuno; se remodelaron y agrandaron las puertas de la ciudad ya con fines estéticos como la más famosa y representativa de Madrid que no es otra que la Puerta de Alcalá, también la acompañan la Puerta de Toledo o la desaparecida de San Vicente; se construyó el Jardín Botánico, el Hospital de San Carlos hoy Museo Reina Sofía, el edificio del Museo del Prado que en un principio se proyectó como Museo de Ciencias naturales y hoy es la mejor pinacoteca de España y de las primeras mundiales, También se construye el Palacio del Buen Retiro. Además creó el servicio de Ambulancias de la ciudad, el alumbrado público y la red de alcantarillado así como la numeración de las casas y como curiosidad permitió el uso del hilo de oro para bordar los trajes de los toreros, de ahí traje de luces.

Madrid
Museo del Prado

Aquí nos encontramos otro de los referentes de Madrid, La Iglesia San Jerónimo el Real o de los Jerónimos, un templo que durante cuatro siglos ha estado plagado de reformas, fue cuartel en la época de Napoleón, lugar de de acontecimientos reales, como la jura de Isabel II o la boda de Alfonso XIII, con una ultima modificación cuando su claustro se integra en el Museo del Prado con un magnífico proyecto de Rafael Moneo.

Madrid
Iglesia de los Jerónimos

El Parque del Retiro es el gran jardín de Madrid, familias, niños, artistas, paseantes, mascotas deportistas, titiriteros, lectores, jóvenes, músicos, jubilados, echadores de cartas, desocupados, autóctonos y extranjeros, todos tiene su lugar en el Retiro. En 1868 pasa a formar parte del patrimonio municipal, abriéndose al disfrute del pueblo de Madrid. Hoy es uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad en el que hay mucho que visitar, para no alargar demasiado este relato haremos uno específico del lugar pero os dejo el enlace de uno de estos lugares del Retiro más desconocido y que os contamos en El Real Observatorio de Madrid (Unesco). España .

Madrid
Lago en el Parque del Retiro

La escultura del Ángel Caído en el Retiro es uno de los lugares más visitados y con más leyendas de todo el lugar, os toca a vosotros informaros y sobre todo visitar esta magnífica fuente.

Madrid
Escultura del Ángel Caído en el Retiro

Este antiguo barrio se ha reconvertido en un barrio residencial con antiguos palacetes, monumentos y edificios emblemáticos, entre otros se encuentra la sede de la Real Academia Española, el hotel Ritz que fue uno de los primeros hoteles de lujo de Madrid, el imponente edificio de la Bolsa, el monumento dedicado a los Caídos de España, el Paseo del Prado desde Atocha hasta Cibeles como eje vertebrador en donde se encuentran los principales museos de Madrid, como el archiconocido a nivel mundial, por ser una de las mejores pinacotecas del mundo, El Museo del Prado , el Centro de Arte Contemporáneo Reina Sofía, la colección privada de pintura más importante del mundo en el Museo Thyssen-Bornemisza, que está ubicado en el palacio Palacio de Villahermosa o el impresionante edificio cpn su jardín vertical del CaixaForum.

madrid
Hay que levantar la vista para encontrar estas maravillas

También en el mismo Paseo se encuentra el Jardín Botánico creado en 1755 con un edificio y puerta creada por el gran Sabatini y hoy dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Toda una joya de barrio que se tarda años en desgranar pero que siempre, siempre merece una visita.

El desarrollo del Madrid del siglo XX y XXI quedará para otra ocasión, no por falta de interés en lo que ocurrió en esta hermosa ciudad, capital de España, sino por falta de espacio ya en este relato. Desde aquí mi enhorabuena a todos los madrileños ya que por fin ha hecho justicia a Madrid entrado a formar parte del Patrimonio Mundial de la Humanidad.


¡¡¡MADRID ES UNA DE LAS CAPITALES MÁS HERMOSAS DE EUROPA!!!

Desde El Faro con Madrid a nuestro pies



NOS HARÍA MUCHA ILUSIÓN QUE NOS DEJARAS UN COMENTARIO

bottom of page