Turisteando el mundo

  • Pilar y Paco Viajeros

Niza, el centro de la Riviera francesa.


Qué ver, que hacer y qué visitar e

Podíamos haber titulado también este artículo como "Niza. Capital de la Costa Azul" pero como Niza se encuentra dentro de la Lista Indicativa del Patrimonio Mundial de la Humanidad desde 2017 con la siguiente denominación: "Niza, la nueva ciudad nacida del turismo, o la invención de la Riviera" hemos pensado que era mejor hacer mención a su relación con el término "Riviera". Pasemos antes que nada a explicar que significa.

Bien, Riviera es un término que designa la costa mediterránea entre Génova y Niza, un cierto tipo de costa explotada y organizada con fines turísticos. Y así como en la zona o Riviera italiana Génova no cumple con ser una ciudad eminentemente dedicada al turismo (aunque en su costa hay extraordinarios centros turísticos), en Niza pasa todo lo contrario, es el centro mismo de un turismo nacido a finales del siglo XVIII y que no ha parado de expandirse por la costa a partir de esta bella ciudad francesa. Debido al éxito del turismo internacional de Niza, este modelo ha sido imitado en otros lugares, sin embargo, ninguno ha tenido un período de dos siglos para crear un conjunto urbano con la misma importancia. Únicamente la ciudad de San Sebastián en España se acerca de alguna manera al modo de ciudad que se ha creado en Niza, aunque tiene en contra el clima mucho menos favorable que el que tiene el Mediterráneo.

Niza, entre Cannes y Montecarlo es conocida como la “joya de la Costa Azul”, con elegantes hoteles, balnearios, balnearios ocupados por turistas de la jet set internacional siendo el símbolo del turismo más exquisito y selecto. Es la quinta ciudad en población de Francia y el aeropuerto Nice-Côte d’Azur es el segundo que con mayor cantidad de tráfico aéreo del país.

Pues a esta bella ciudad de Niza en el departamento de Alpes Marítimos, en la región de Provenza-Alpes-Costa Azul llegamos procedentes de Madrid en un vuelo de Iberia que duró una hora y media. El aeropuerto Nice-Côte d’Azur, nos recibió con un temporal de frío y aire tremendo. Nos llamó mucho la atención salir a la zona donde paraban los autobuses que te llevan al centro y ver los montes nevados.

En el aeropuerto Nice-Côte d’Azur hay bastantes buses que van a las poblaciones cercanas y también a Mónaco. Nosotros cogimos el número 99 que nos llevaba directamente a la estación central de trenes, donde muy cercano teníamos contratado nuestro hotel. Los billetes se compran en una oficina que hay junto a la parada y nos costó 5 euros por persona. Circula con un frecuencia de unos 20-25 minutos y tardó un tiempo similar en dejarnos en la Estación Central de la ciudad. Aquí os dejamos un mapa con el centro de la ciudad, en que como veréis se puede realizar todo el recorrido caminando.

El tiempo no pintaba nada bien y de camino a la estación el mar estaba muy picado, se veía que había llovido mucho. Llegamos a nuestro hotel, el Ibis Style Nice Centre Gare, que se encontraba en la avenida Durante a unos 450 metros de la estación y a una distancia similar de la Plaza Massena que da inicio a la vieja Niza. En este hotel pasamos dos noches.

Dejamos nuestras maletas y de nuevo nos pusimos en marcha porque al ser diciembre hay muy pocas horas de luz y queríamos aprovechar la tarde. Nuestra intención era visitar este día el Principado de Mónaco y al día siguiente dedicar todo el día a Niza. Con esta intención volvimos a la estación para tomar un tren con destino a Mónaco, nos pareció raro que no apareciera ninguno en pantalla y fuimos a preguntar. Habían suspendido todos los trenes por lluvia y por inundaciones en el Principado y además nos aconsejaron no ir en autobús porque las carreteras estaban en mal estado.

Tocaba cambio de planes y quedarnos en Niza. Así pues, lo que os relatamos aquí serán las visitas que hicimos en la Ciudad de Niza en dos tardes pero que sin ningún problema se pueden realizar en un día completo. Empezamos nuestro recorrido por la ciudad de Niza. La estación principal de tren de Niza conocida como NICE VILLE, se encuentra en el centro de la ciudad y es un gran núcleo de comunicación tanto de trenes regionales como nacionales, hay una oficina de turismo donde pedir información. El edificio es muy bonito y no ha sufrido modificaciones importantes desde su creación a finales del siglo XIX.

Tomamos la avenida Jean Medecin, una avenida ancha y centro de la vida comercial de la ciudad llena de tiendas y grandes almacenes como las galerías Lafayette. En esta avenida se encuentra la mayor iglesia de Niza y el primer edificio religioso edificado tras la anexión de Niza a Francia en 1860; hablamos de la BASILICA DE NOTRE-DAME DE LA ASUNCION.

Llama la atención su monumentalidad exterior, con una fachada neogótica inspirada en Notre Dame de París, pero una vez en su interior sorprende su belleza. Todo el edificio fue construido entre 1864 y 1868. Pinchando aquí podéis leer toda la historia de esta basílica.

Seguimos avenida abajo para encontrarnos con la PLAZA DE MASSENA, en la que por fin veríamos los edificios que la rodean con color rojo pompeyano con arcadas que la adornan, sintiendo ese ambiente toscano y su pasado italiano. Fue renovada totalmente en 2007 por las obras del tranvía y se colocaron siete esculturas elevadas sobre un pedestal creadas por el artista español Jaume Plensa, tituladas "Conversación en Niza", representando los siete continentes.

A ambos lados de la Plaza Massena se encuentran los Jardines de Albero I, en el momento de nuestra visita ocupados por el mercado navideño) y al otro Promenade du Paillon que desemboca en el Museo de Arte Contemporáneo que visitaríamos al día siguiente. Esta plaza es un punto intermedio entre la Vieja Niza junto al mar y el ensanche posterior hacia las montañas. Y cerrando la Plaza la fuente de Soleil, que se ha convertido en el punto de encuentro de nisardos, turistas y todo aquel que deambule por la ciudad. Fue construida en el siglo XX y consta de cinco esculturas que representan planetas y la estatua de mármol de más de siete metros del dios Apolo.

Desde aquí por fin nos adentrábamos en la Vieux Nice es el barrio más bonito y castizo de Niza, conformado de pequeñas y estrechas calles, pequeñas tiendas, galerías de arte, restaurantes formando rincones entre casas, iglesias y palacios del siglo XVI y XVII de espectacular belleza con sabor a Italia. Recordemos que hasta 1860 la ciudad fue italiana y es a partir de esta fecha cuando es integrada en Francia; en este momento muchos lugares fueron destruidos pero poco a poco fue recuperándose.

Tomamos el paseo de la Cours Saleya en busca del MERCADO DE LAS FLORES, uno de los lugares más emblemáticos y con más vida de la vieja Niza, su actividad comienza sobre las 8 de la mañana y cierra a las 5 de la tarde de martes a domingo, el lunes es el día de descanso. Además de flores conviven `puestos de pequeños agricultores, de quesos, y rodeándolo los antiguos edificios de una única planta de colores muy llamativos y la colina del castillo cerrando la bella plaza y el mercado. Nos llamaron mucho la atención sus toldos a rayas que protegen a los puestos dando un colorido espectacular al lugar a pesar del frío que hacía. Si vais en veranos montan por la noche un mercadillo de artesanías. Otra curiosidad de este Mercado de las Flores y de Cours Saleya es que en el número uno vivió durante muchos años el gran pintor Matisse, atraído por la cercanía del mar y de la colina del castillo que le proporcionaban unas vistas maravillosas del mediterráneo.

En la misma Cours Saleya y al inicio del mercado de las flores, se encuentra la CAPILLA DE LA MISERICORDIA, iglesia barroca considerada el máximo exponente del barroco en la ciudad. El horario de apertura era de 14,30 a 17,30 de miércoles a lunes, pero nos la encontramos cerrada y no pudimos visitarla.

LA MANSION DE ADAN Y EVA es el único testimonio de las casas pintadas que tuvo esta ciudad allá por el siglo XVI. Fue pintada en 1584 y representa Adán y Eva desnudos en el jardín del Edén y nos llamó la atención que están amenazándose con unas garrotas.

Continuamos hacia Plaza Rossetti, una plaza con mucho encanto y centro de la Vieja Niza. Aquí queríamos visitar la catedral barroca de la ciudad, la CATEDRAL REPARATA. Se empezó a construir a mediados del siglo XVII en honor de Santa Reparata, patrona de la ciudad. Cuenta la leyenda que esta santa murió en Tierra Santa en el siglo XIV y que llegó a Niza en un barco lleno de flores guiado por ángeles; esto ocurrió en 1690 y sus restos descansan en esta catedral. Su fachada exterior es la característica del barroco y posee una cúpula de estilo genovés del siglo XVIII, así como su campanario.

El interior es muy luminoso y está cargado de estuco y mármol. El altar mayor es muy interesante así como sus diez capillas laterales.

Horario: lunes a domingo de 07:30 a 11:45 horas y de 14:30 a 19:00 horas.

LE PALAIS LASCARIS fue nuestra siguiente parada al ser un excepcional ejemplo de arquitectura civil barroca, en la actualidad es un museo dedicado a la música de siglos XVII y XVIII. Está situada en la calle Droite de la vieja Niza y es tan estrecha la calle que es imposible hacer una buena fotografía de su fachada.

Accedimos al Palacio Lascaris pensando que su visita era gratuita y que el precio de 10 euros era para realizar la visita guiada. Pero no, este museo se encuentra dentro de la red de museos y galerías de la ciudad de Niza y tuvimos que comprar un pase de 24 horas de duración con el que se pueden visitar hasta 20 lugares de la ciudad, el precio si es de 10 euros. Para más información de pinchad aquí

El palacio de Lascaris fue residencia de la familia Lascaris-Vintimille, fue construido a partir de 1648 y se mantuvo en propiedad de la familia hasta la Revolución. La ciudad de Niza lo compró muy deteriorado en 1942 y fue clasificado como Monumento Histórico en 1946. Es un edificio de estilo barroco genovés y los edificios se organizan en torno a dos pequeños patios interiores con una escalera monumental. La colección de instrumentos antiguos es muy interesante, así como todo el edificio. Abre de 11,00-18,00 h. de miércoles a lunes.

Seguimos callejeando un ratito por el entramado de calles de la Vieja Niza, lugares con mucho encanto y mucho colorido en estas estrechísimas calles. Aunque ya era de noche no queríamos dejar de dar un paseo por la famosísima avenida Le Promanade des Anglais.

Nos encontramos de camino al mar el espectacular edificio de la ÓPERA DE NIZA, que también está clasificado como monumento histórico de la ciudad.

Aunque ya de noche pasear por LA PROMANDE DES ANGLAIS, el paseo marítimo de la ciudad de Niza, con todos sus edificios iluminados, el sonido del mar, la práctica ausencia de viandantes fue una hermosa manera de conocer uno de los hitos de la ciudad de Niza. Construir este paseo a la orilla del mar data del siglo XIX y fue concebido por la aristocracia inglesa, que habían hecho de la ciudad de Niza su lugar preferente para pasar sus vacaciones. Las autoridades locales aceptaron rápidamente la idea y en honor la idea de los ingleses la llamaron Camin des Angles nombre que se mantuvo hasta 1860 que se cambió por el actual. Promenade des Anglais, con casi 7 kilómetros, se extiende desde el aeropuerto hasta el Puerto de Niza. Caminar por este ancho paseo es sencillamente un lujo lleno de atractivos como la vista de los edificios de la Belle epoque, las famosas sillas azules mirando el mar que se han convertido en un símbolo de la ciudad, una pequeña escultura de la estatua de la libertad, pérgolas que en verano deben estar cargadas de verde, en definitiva un paseo animado.

Nosotros llegamos hasta el simbólico HOTEL NEGRESCO construido en 1912 y que ha visto pasar por sus salones y habitaciones a personajes como Ernest Hemingway, Coco Channel o Marlene Dietrich. Este palacio–hotel está considerado monumento histórico en Francia y desde luego bien merece dar un paseo por sus zonas comunes y empaparse de esta mezcla de estilos arquitectónicos. El lugar precioso y las habitaciones más sencillas sobre los 700 euros, eso sí en invierno.

Emprendimos el camino de retorno hacia la Plaza Massena y lo hicimos callejeando, buscábamos un restaurante en el que cenar tranquilamente. Hay muchos y variados pero los precios bastante elevados. Pero nuestra búsqueda obtuvo recompensa y en la en la encantadora Plaza de Grimaldi, ya muy cerca de nuestro hotel, encontramos un restaurante de galettes y crêpes bretones La voix de Son Maitre. Un lugar encantador, sus propietarios muy amables, precios razonables y los platos exquisitos.

Volvimos a la Plaza Massena para verla iluminada y a tope de gente. Nos despedíamos con esta imagen de nuestro primer contacto con la ciudad de Niza que nos estaba encantando. Tocaba ya descansar que el día había sido muy largo y nuestro segundo día también prometía ser estupendo.

Nuestra segunda tarde Niza empezaba en el Puerto de la ciudad donde paraba el bus que nos traía del Principado de Mónaco donde habíamos pasado la mañana que podéis leer en "Mónaco en un día". Teníamos varios objetivos para esta tarde que se cumplieron en parte pero que también no llevó a conocer algunos lugares que no teníamos previstos y que fueron preciosos.

PLAZA GARIBALDI era nuestro primer objetivo, un lugar que nos sorprendió por su arquitectura, su historia y sus trampantojos. La plaza ha tenido una serie de nombre como Plaza Pairoliére, Plaza de la República y también Plaza Napoleón, en 1871 se lla bautizócomo Plaza Garibaldi. Lleva el nombre de Giuseppe Garibaldi, en honor del héroe de la unificación italiana que nació en Niza, en ese momento la ciudad pertenecía al Piamonte. La plaza es semi-peatonal llena de terracitas en la que comer algo rápido o tomarte un café disfrutando del ambiente y observando la majestuosa escultura ecuestre de Garibaldi. En un cruce de caminos entre la vieja Niza y el centro de la ciudad. Desde aquí se toma el ascensor para subir a la Colina del Castillo pero en diciembre se encuentra cerrado, no entendemos muy bien porqué. Cansados de las cuestas de Mónaco decidimos no subir a la colina e ir a nuestro segunda visita de la tarde y que teníamos muy cerca.

MAMAC-Museo de Arte Moderno y Arte Contemporáneo, abierto en 1995 nació como un espacio multidisciplinar de cultura y arte contemporáneo. Se ha convertido en un referente cultural de la ciudad. Tiene una interesante colección permanente y organiza multitud de exposiciones temporales. Como ocurre en muchos museos de arte contemporáneo, que el edificio en sí ya es una obra de arte, el edificio del MAMAC es muy interesante, fue diseñado por el arquitecto Yves Bayard.

Un edificio organizado en varias plantas, la primera se dedica a exposiciones temporales y la dos siguientes a una magnífica colección permanente. Pero sin lugar a dudas una delas cosas que más llaman la atención es que su techo es una secuencia de terrazas al aire libre, con esculturas, jardines, puentes que recorren todo el edificio y te regalan unas vistas de toda la ciudad de Niza sin parangón. Una experiencia que si vais a Niza, capital de la Costa Azul u de la Riviera francesa no hay que perderse.

Tras recorrer sus más de 300 metros lineales de terrazas y puentes, fuimos descendiendo y visitando sus enormes espacios expositivos. Aquí os dejamos algunas de las obras que nos llamaron la atención. Si queréis conocer más sobre este museo, su horario, precio y sus colecciones podéis hacerlo aquí.

Nuestra siguiente visita queríamos que fuese el Museo Matisse pero se nos hizo bastante tarde, el autobús que nos debía llevar no apareció, no encontramos un taxi y decidimos desistir ya que cerraban a las seis y eran más de las cinco treinta. Nos tocó cambiar de planes y decimos recorrer caminando la PROMADE DU PAILLON. Unos jardines urbanos que conectan el Mamac con el centro de la ciudad y la Promade de Anglais. Un paseo más que interesante entre jardines, edificios llenos de colores y donde locales y visitantes disfrutan de la ciudad.

Acercándonos de nuevo a la Plaza Massena por la Promade du Paillón, descubrimos todo un espectáculo de luz, sonido y agua sencillamente bonito.

Y aquí termina nuestra visita a la ciudad de Niza, una de las ciudades clave de la Costa Azul y la Riviera francesa, una ciudad con mucho encanto que esconde entre sus históricas calles y su precioso mar, que ha sabido aunar pasado y presente. A Niza no le falta nada y bien merece una visita.

Mañana nos encontramos en Lyon!


ANTERIOR SIGUIENTE


#ListaIndicativaPatrimoniodelaHumanidad #2018 #Francia #Niza #CostaAzul #NotreDamedelaAsunción #PlazaMassena #VieuxNize #MercadodelasfloresdeNiza #CapilladelaMisericordia #MansióndeAdányEvadeNiza #CatedralReparata #PalacioLascaris #PromadedesAnglais #HotelNegresco #PlazaGaribaldi #MAMAC #MuseodeartecontemporáneodeNiza

NOS HARÍA MUCHA ILUSIÓN QUE NOS DEJARAS UN COMENTARIO

Encuentra la información que buscas

Para utilizar el buscador, basta con introducir un lugar, monumento, ciudad, país o incluso solo una palabra y se verán los resultados de nuestros artículos.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG

DESDE AQUÍ PUEDES DAR UN "ME GUSTA" A NUESTRA PÁGINA DE FACEBOOK

Esta web utiliza cookies para asegurar que se da la mejor experiencia al usuario al visitar nuestro blog. Si continuas navegando por este sitio,  se asume que se está de acuerdo.
  • Icono para Facebook
  • Icono para twitter
  • Icono para Instagram
  • Icono para RRSS
Logo-MadTB.jpg
Icono e-mail

Nos encontramos en: Madrid (España)