top of page

Turisteando el mundo

  • Foto del escritorPilar

Mauricio en 9 días: Datos prácticos y ruta.


Mercado de Port Louis, Mauricio

Mauricio, Mauritius, país isleño del continente africano ubicado en el Océano Índico, a unos 800 kilómetros de Madagascar y unos 200 de Reunión perteneciente a Francia. La República de Mauricio está formado por la isla Mauricio donde se encuentra la capital, la Isla Rodrigues, las islas Agalega y Cargados Carajos. Este conjunto de islas volcánicas mauricianas más la de Reunión forman el archipiélago de Islas Mascareñas. Mauricio fue colonizado por neerlandeses, franceses y finalmente por los ingleses desde 1810. Se independizaron en 1968 y su capital es Port Louis. Mauricio cuenta con algo menos de millón y medio de habitantes y su capital es la ciudad más poblada con unos 150000. Mauricio tiene un sistema de salud pública, educación pública eficiente y sistemas de jubilación, un Estado de Bienestar desarrollado y único en África.


La historia de Mauricio caracterizada por las sucesivas llegadas de población de Francia, Gran Bretaña, India, Sri Lanka, China, Madagascar o Indonesia han creado una sociedad plurireligiosa y desde luego multicultural. En estos tiempos que corren un ejemplo tolerancia y convivencia que muchos otros países deberían llevar a cabo. Por esto es un viaje que en un territorio tan pequeño encontraremos templos hindúes, pagodas budistas, mezquitas, templos protestantes e iglesias católicas. Así llegamos en julio de 2023 a este país, conocido como el Paraíso Tropical o la Perla del Indico, en un viaje de nueve días bastante bien organizado y el que tan solo tuve que preocuparme de disfrutarlo.

Mauricio
Colección de sellos vistos en la antigua fábrica de Azúcar
Algunos Datos Prácticos

Estamos en un mundo tan cambiante en estos momentos que plantearse viajar es todo un reto, ya sea libre o en grupo porque hay que encajar muchas piezas, como visados, pases de salud, certificados de vacunación y seguro de viaje. Estos requisitos que os cuento estaban en vigor en julio de 2023, el momento en el que hice el viaje, pero es importante ratificar todos ellos antes de viajar.


ANTES DE VIAJAR


Visado: si eres español no necesitas visado para estancias menores de 90 días. Pero si es obligatorio hacer un registro de entrada a Mauricio, All in One Mauritius Digital Form, ya que te lo pide la compañía aérea antes de facturas e incluso en los controles de estrada.

Protocolo Covid para viajar: No nos pidieron nada para entrar o salir, aunque era obligatorio estar vacunado con dos dosis.

Seguro médico: No es obligatorio llevar un seguro médico pero sí conveniente.

Vacunas: Ninguna obligatoria, pero todas las habituales recomendables. La de la fiebre amarilla no es necesaria, excepto si entras en Mauricio desde algún país que sea endémica, incluidas escalas de más de 12 horas en aeropuertos.

Vuelos: Los vuelos los hicimos directos con Iberojet, fueron cómodos y con una duración de unas 12 horas a la ida y 11 horas a la vuelta.

Cuando viajar: Los mejores meses para viajar a este país es en la estación seca, de abril a julio y de octubre a diciembre, aunque es raro que no llueva algún día pero la temperatura ronda entre los 20-23 grados. De Enero a marzo es la época de lluvias y de algún que otro tifón.


SI YA ESTAMOS en Mauricio hay algunos datos que también es necesario conocer para que el viaje llegue a buen término y no tener problemas.


Moneda: La moneda es la Rupia Mauriciana (MUR), en el momento de mi viaje 1 euro eran unas 49,87 rupias. El cambio lo hicimos en el aeropuerto de Mauricio, que habíamos leído era bastante bueno.

Tarjetas de Crédito: Son admitidas pero en muy pocos lugares, si es posible pagar en hoteles, agencias de viajes y muy pocos restaurantes pero cobran comisiones por cada pago. Taxis, mercados o restaurantes, entre otros hay que llevar rupias.

Diferencia Horaria: una hora menos en invierno y dos en verano.

Idioma: el inglés es la lengua oficial, pero también se habla francés y criollo.

Voltaje y clavijas: voltajes de 220 y clavijas como en España, no es necesario llevar adaptador.

Internet: No compré ninguna tarjeta ni en España ni en Mauricio, solo tuvimos wifi en el hoteles que funcionaba bien y en algún restaurante era bastante muy lento.

Cómo moverse: La opción de alquilar un coche si no os importa conducir por la izquierda es factible; las carreteras y la señalización en las mismas es buena pero el tráfico infernal. Otra opción para hacer rutas son los taxis, en la mayoría de los hoteles tienen precios fijos y también los hay fuera del hotel que eran un precio más barato todo dependerá de vuestra capacidad negociadora y el número de personas que hagáis la excursión; hay que tener en cuenta que muchos taxistas no hablan ni francés ni inglés.


Mi viaje a Mauricio

En este viaje a Mauricio estuvimos todos los días en un único hotel desde el que hicimos varias rutas para conocer la isla. El Hotel Ambre, situado en la costa este de la isla, en Belle Mare; es un todo incluido con varios restaurantes, habitaciones con vistas al mar, una piscina infinita con vistas al océano y lo mejor de todo es que era sólo para adultos y eso se agradece. La playa de arena coralina, las palmeras y una temperatura de unos 22 grados grados de media hicieron de mi estancia un paraíso.

Hotel Ambre, Mauricio

A continuación los lugares que conocimos en estos días que abarcaron una parte importante de la isla.


Ruta por el centro y sur de la isla.


El día amaneció algo nuboso y bastante fresco pero no imaginábamos que al llegar al centro de la isla la lluvia, en algunos momentos intensa, nos acompañaría casi en toda el día. La primera parada la haríamos muy cerca de la ciudad de Curepipe ubicada en una meseta con un clima bastante fresco para conocer su lugar más espectacular, el Cráter de Trou- aux- cerfs, un volcán hoy inactivo con una altura de 605 metros, unos 300 metros de diámetro y tiene una profundidad de 80 metros. El tiempo lluvioso y la intensa vegetación hacen difícil verlo en toda su inmensidad, para los más osados hay senderos que bajan al cráter aunque advierten que puede ser muy peligro sobre todo en invierno por el terreno resbaladizo.

Cráter de Trou- aux- cerfs, Mauricio

Desde aquí sí vimos buenas vistas de la ciudad de Curepipe y de las montañas de Saint Pierre y du Rempart, conocida como Tris mamelles, tres ubres. Si el tiempo está despejado se puede la isla francesa de La Reunión, pero no fue nuestro caso.

Montañas de Saint Pierre y du Rempart, Mauricio

Templo de Grand Bassin en el lago Ganga Talao, fue nuestra siguiente parada y aquí la lluvia ya estaba desatada. Esta es una de las visitas imprescindibles en un viaje a Mauricio ya que es el lugar más sagrado para los hinduistas mauricianos y es que piensan que éste está unido al río Ganges en la India. El lago en un antiguo cráter volcánico a unos 500 metros de altitud en el corazón de la selva tropical en el sur de país, rodeado de hermosos templos llenos de colorido y muchas divinidades hindúes, lleno de fieles realizando sus ofrendas o simplemente dando un paseo por el lago.

Está dedicado a Shiva y en la entrada al templo se encuentran las dos estatuas más altas de la isla, ambas de 33 metros de altura, una de Shiva y otra de Durga Maa Bhavani.


Parque Nacional de las Gargantas del Río Negro, Black River Gorges, está muy cerca de nuestra visita anterior y aquí la lluvia nos dio una tregua durante un ratito. Este parque es el más grande del país creado en 1994 y fue declarado una parte de él Reserva de la Biosfera por la Unesco desde 2007, en el mapa podréis verlo claramente.

Está situado en las altas montañas que se encuentran en el suroeste de la isla, en la zona más fría, alberga más 300 plantas y 8 especies de aves endémicas que no se encuentran en ningún otro lugar del mundo; para su preservación se declaró Reserva de la Biosfera. Una de las tareas que se hacen en la misma es la eliminación de plantas no autóctonas y la captura de macacos introducidos en la zona, así como una fuerte protección por medio de concienciación en las escuelas. Como curiosidad, dentro de la reserva no hay ningún pueblo ni vive población permanente.

Mauricio
Parque Nacional de las Gargantes del Río Negro

El parque tiene varias entradas y un número de rutas a pie para conocerlo, hay más de 60 km de rutas de senderismo, un lujo para los amantes de la naturaleza; nuestro paso por él fue breve pero intenso. No recuerdo porque entrada accedimos pero sí que en un breve trayecto enseguida estábamos frente a un mirador con el mismo nombre que el parque, donde las vistas eran increíbles. Pudimos ver la montaña más alta de la isla, el Pinton de la Petite Rivière Noire con 830 metros de altitud y la Cascadas Alexandra y Trochetia, entre otros.

Seguimos nuestra visita tras la comida en un restaurante precioso entre una vegetación exuberante tropical y la lluvia cayendo como si no hubiera mañana, al Geoparque Tierra de los Siete Colores de Chamarel.


La Cascada de Chamarel, fue la primera parada, siendo uno de los sitios más visitados de Mauricio por su belleza espectacular y por ser la más alta de la isla, con 100 metros de altitud. Se encuentra en el corazón del Geoparque de la Tierra de los Siete Colores, con una densa vegetación surgiendo en lo alto de un acantilado de basalto con forma ovalada, la cascada nace tras la unión de los ríos Denis y Viande Salée.

La Tierra de los Siete Colores de Chamarel es uno de los sitios naturales más sorprendentes de isla Mauricio. Es una formación geológica muy rara que se formó por la actividad volcánica y da a la roca una apariencia de dunas de arena con siete tonalidades diferentes: rojo, marrón, violeta, verde, azul, morado y amarillo; este suelo único está compuesto por la roca volcánica y fusiones de aluminio, zinc, hierro y cobre, óxidos minerales de diferentes colores y densidades, por lo que no se pueden mezclar, ni siquiera cuando hay tormentas y lluvias fuertes con lo que permanecen intactos. La visita se hace desde una pasarela para protegerlas ya que antes sí se podía caminar sobre las dunas multicolores.

Mauricio
Tierra de los 7 colores

En la Tierra de los Siete Colores también hay tortugas gigantes originarias de Aldabra, Seychelles, que pueden llegar a tener un metro de largo y llegar a una edad de 150 años. Esta es la segunda especie de tortuga más grande del mundo.


Terminamos el día en El mirador de Chamarel, Chamarel View Point, donde se puede disfrutar de las hermosas vistas del sudoeste de la isla. No hay lugar de aparcamiento pero se deja el coche en un lateral de la carretera y simplemente a disfrutar del panorama.

Mauricio
Mirador de Chamarel

Ruta por el norte de la isla.


El día amaneció despejado y con sol, nos libraríamos de la lluvia, aunque en algunos momentos caerían algunos pequeños chaparrones, propio de los climas tropicales. Rumbo al norte nuestra primera parada sería el Cabo Malheureux, con playas de arena fina, acantilados escarpados y un gran número de pequeñas islistas salpicando la costa. Nos dijeron que era uno de los lugares donde los atardeceres de la isla son mágicos. En este lugar desembarcaron los ingleses en 1810 para conquistar la isla y terminar con el dominio francés.

Mauricio
Cabo Malheureux

El lugar es conocido por muchos por una pequeña Iglesia de tejados rojos situada en un promontorio del cabo rodeada de aguas azul turquesa y un pequeño puerto donde se encuentran amarradas las barcas de pesca.


Por fin conocería uno de los lugares que más me atraían de toda la isla de Mauricio, el Jardín Botánico de Pamplemousses. Un auténtico oasis tropical creado en el siglo XVIII por el botánico Pierre Poivre, unas 35 hectáreas en las que crecen más de 600 especies de árboles y plantas, traídas de todos los lugares del mundo. Donde Poivre fue haciendo experimentos sobre su adaptación.


Recorrer el lugar fue una explosión para los sentidos, tantos por las construcciones que allí se encuentran como el Portal de hierro de la antigua entrada o la residencia colonial que se encuentra cerca de la entrada y desde luego por las plantas y árboles que allí vimos.


Pero dos zonas, para los profanos como yo, son las que más te impactan. La primera es el espectacular Estanque de Los Nenúfares gigantes traídos de la Amazonía y que pueden alcanzar más de un metro ochenta centímetros de diámetro y aguantar varios kilos de peso en su interior. Hay varias especies, algunos con flores azules, pero en general sus flores nacen blancas, el segundo día son rosáceas y luego mueren. ¡ La belleza siempre es tan efímera!

El Estanque de los Lotos, es el segundo lugar que impacta. Tiene forma de media luna y se cubre con flores blancas nacidas sobre sus hojas impermeables.


Las palmeras también son muy interesantes con mas de ochenta especies de todo el mundo, cuatro de ellas autóctonas de Mauricio, incluida la Ravenala madagascariensis, conocida comúnmente como el árbol del viajero o la Palmeras de Ceilán que viven más de cuarenta años y florecen una sola vez para después morir.


Y no podía faltar en el jardín una zona dedicada a los animales, tienen el recinto de los ciervos de Java y otro con tortugas gigantes.

La Fábrica de Azúcar de Mauricio, muy cerca del Jardín Botánico de Pamplemousses, sería nuestra siguiente parada y también el lugar donde comeríamos en su restaurante Fangourin, al aire libre con unas vistas preciosas de la zona. El lugar hoy ha sido convertido en el Museo L’Aventure du Sucre para preservar la cultura de la caña de azúcar que durante más de dos siglos fue la base de la economía del lugar. Me pareció un lugar súper interesante, muy moderno en técnicas museísticas y una visita a considerar si se está en la zona. Algunos días se puede participar en cortar caña de azúcar con los agricultores y así completar la visita; en su WEB podéis encontrar toda la información.

Cerrábamos el día con la visita a Port Luis, capital de Mauricio desde la época de la colonización francesa. Se fundó en 1735 por los franceses en un pequeño asentamiento holandés anterior llamado Noord-Wester Haven, reflejándose hoy la diversidad cultural y racial del país. Su puerto natural atrajo a todos los colonizadores que por allí pasaban en las rutas comerciales y se crearon un gran número de edificios para la Compañía Francesa de las Indias Orientales a partir de mediados del siglo XVIII. Tras la llegada de los ingleses y la abolición de la esclavitud en 1835, la ciudad y el país cambiaron su fisonomía ya que se necesitaban trabajadores que llegaron fundamentalmente de India, Malasia y China.


Nuestra visita fue breve pero intensa, empezamos por el Mercado de Port Louis, muy cerca del puerto, un mercado cubierto donde en la parte baja se encuentran los puestos de frutas y verduras así como puestos de especias, como en casi todos los mercados resulta muy vistoso y los olores impregnan la zona, aunque el curry es el rey de los olores eliminando los de otras especias. En la planta superior ropas, telas y muchos puestos de artesanía local y de regalos. Para mí, otro de tantos mercados turísticos vistos por el mundo.

Mauricio
Entrada a Mercado de Port Louis

El centro de Port-Louis con su puerto, uno de los más importantes de África, se encuentra la marina de Port Louis, conocida hoy como Caudan Waterfront, una zona llena de antiguos edificios del siglo XIX rehabilitados y convertidos en la zona cultural y comercial de la ciudad, cuyo paseo resulta altamente interesante porque hoy se ha convertido en el escaparate del país.

Mauricio
Puerto de Port Louis

Los edificios de inspiración colonial albergan comercios, centros comerciales, galerias de arte, tiendas, restaurantes y algún hotel; algunos edificios como el antiguo granero, el hospital militar con varios edificios contiguos o el Parcel Post se encuentran aquí siendo lo más importante que se encuentran dentro de la zona del Aapravasi Ghat, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2006, que explica así: "En el distrito de Port Louis se encuentra el solar de 1.640 m2 donde comenzó la moderna diáspora de trabajadores contratados. En 1834, el gobierno británico seleccionó la isla de Mauricio como el primer lugar para lo que llamó "el gran experimento" en el uso de mano de obra "libre" para reemplazar a los esclavos. Entre 1834 y 1920, casi medio millón de trabajadores contratados llegaron desde la India a Aapravasi Ghat para trabajar en las plantaciones de azúcar de Mauricio o para ser trasladados a la Isla de la Reunión, Australia, África meridional y oriental o el Caribe. Los edificios de Aapravasi Ghat se encuentran entre las primeras manifestaciones explícitas de lo que se convertiría en un sistema económico global y una de las mayores migraciones de la historia. " Lastima no haber tenido tiempo para explorar un poco más la zona y poder visitar el museo dedicado al Aapravasi Ghat.

De camino de vuelta al hotel, en las afueras de la ciudad, y junto a la carretera pudimos ver el hermoso templo tamil de Kaylasson, realizado por artesanos de la India, no pudimos visitarlo porque estaba en obras y cerrado por ser tarde, pero la vista era preciosa.


Isla de los Ciervos en Catamarán, Ile Aux Cerfs


Esta excursión a Ile Aux Cerfs es la estrella de la Isla Mauricio y después de que nos la habían cancelado tres días antes por lluvia y mala mar, llegó el día y amaneció lluvioso. A las 8,30 partíamos hacia Trou d’Eau Douce, la laguna más grande de Mauricio, y punto de partida de las lanchas rápidas que te llevan hasta el catamarán para iniciar la navegación por el Índico y conocer esta isla muy cerca de la costa este de Mauricio. Nos decían que descubriríamos un paraíso dentro de otro paraíso, la isla de Île aux Cerfs, así como las aguas aguas azul turquesa de isla Mauricio este país.

Mauricio
Catamarán, Ile Aux Cerfs

Nuestra lancha rápida llegó con casi una hora de retraso, subimos a bordo y en unos pocos minutos estábamos subiendo a nuestro bonito catamarán para empezar la navegación. La tripulación y el capitán fueron lo mejor del día, un diez merecidísimo. Dicho esto comenzó la navegación y empezó a llover, con un único espacio pequeñísimo cubierto, yo aguanté estoicamente en el exterior tapada con mi paraguas y la toalla. Cuando dejó de llover rápidamente nos dieron las primeras bebidas y unos aperitivos. ¡Todo muy rico!. Llegó la parada para hacer snorkel y ver la barrera de coral durante una hora más o menos, el equipo lo proporcionaban ellos.


De nuevo en el Catamarán navegó un rato más mientras terminaban la comida, que estuvo realmente buena. Pescado y pollo asado, verduras, arroz, ensaladas, acompañado todo de un pan tostado con ajo y una piña deliciosa como postre. Tuvimos también café y unos dulces. Un lujo en alta mar y yo como casi siempre me pasa no hice ni una sola fotografía.


Tras la comida vino otra lancha a recogernos para adentrarnos en el manglar del río de la isla de los Ciervos y conocer la cascada Grand River South East desembocando en el mar. Es bonita y con mucho caudal con lo que nuevamente nos pusimos chorreando por la gran cantidad de agua en suspensión que había.

De vuelta al catamarán en unos minutos desembarcábamos en la Isla de los Ciervos. La isla isla está deshabitada y tan solo hay un restaurante y un hotel que debe ser carísimo. De todo el día esto fue lo que menos me gustó porque la zona estaba bastante sucia y las playas siendo muy bonitas estaban llenas de algas y otros elementos no tan naturales que el mar había depositado en la orilla por varios días de mala mar. Tocó un pequeño paseo por la zona y rato de sol en una tumbona para pasar las dos horas que nos habían dado aquí.


Volvíamos de nuevo al catamarán y en menos de diez minutos estábamos en el acceso de la laguna Trou d’Eau Douce, vuelta a la barca y al puerto para desembarcar. El día estuvo bien pero a mí personalmente no fue el que más me gustó.


Pueblo y mercado de Flacq


Una de esas mañanas que amaneció fresca y muy nublado, decidimos ir en un taxi al mercado del pueblo de Flacq que estaba a unos diez kilómetros de nuestro hotel. Dicen que es uno de los más grandes y animados de la isla, el camino hasta él estaba plagado de plantaciones de piña y algunos terrenos de caña de azúcar. El mercado grande estaba cerrado porque lo hacían domingos y miércoles pero pudimos ver el edificio y otro pequeño mercado que había junto a éste y que era de agricultores locales.


Pudimos conocer también varias de sus calles, muy comerciales, con gran número de tiendas de tejidos, ropa , pequeños restaurantes y un paseo siguiendo el curso del río más que agradable. Una buena experiencia para descubrir la vida local y mezclarse con sus habitantes, todos ellos muy amables. Estuvimos unas dos horas y media, el taxista nos cobró unas 1000 rupias por la ida y la vuelta además de esperarnos el tiempo de la visita; como fuimos cuatro nos salió a unos 5€ por persona.

Mauricio
Mercado textil de Flacq

Barrera de Corral desde el hotel


Mauricio, una isla de origen volcánico en el corazón Índico cuenta con la tercera barrera de coral más grande el mundo, lo que hace de sus playas un lugar muy seguro para poder disfrutar del mar y de sus finas playas de arena coralina. Teníamos que conocer un pedacito de este paraíso y no siendo muy aficionadas al buceo, elegimos un paseo en un barco con suelo de cristal para conocer esta maravilla. Lo mejor fue que el barco era del hotel y gratuito, el paseo de una hora resultó ser espectacular y lo disfrutamos muchísimo. Dicen que la isla es un lugar excepcional para los amantes del buceo. Como las fotografías salieron fatal, termino con una hermosa imagen de sus playas y sus hermosos colores.

Playa del hotel en Mauricio



Commentaires


NOS HARÍA MUCHA ILUSIÓN QUE NOS DEJARAS UN COMENTARIO

bottom of page