top of page

Turisteando el mundo

  • Foto del escritorPilar

Cuba: datos prácticos, ruta y hoteles en un viaje de 9 días.

Ganas tenía de conocer Cuba y se me presentó la ocasión cuando volvieron los viajes de la CAM para mayores de sesenta años, como ya habíamos hecho alguno no dudé en seleccionar Cuba, eso sí, con multitud de dudas porque en septiembre cuando hice la reserva el país estaba cerrado prácticamente al turismo en la era Covid que nos ha tocado vivir. En esta ocasión elegí el viaje con el mayorista B The Travel Brand ya que el viaje que habíamos hecho a China en 2019 en el mismo programa fue casi perfecto. Un viaje de nueve días sin nada de lo que preocuparte excepto de disfrutar, también agradecer a Vicente Cuesta, nuestro guía acompañante desde Madrid, su amabilidad, preocupación y buen hacer en este viaje para que todos nos sintiéramos cómodos. Espero Vicente que en algún otro viaje nos volvamos a encontrar porque contigo sumé un amigo.


Algunos Datos Prácticos


Estamos en un mundo tan cambiante en estos momentos que plantearse viajar es todo un reto, ya sea libre o en grupo porque hay que encajar muchas piezas. En el caso de Cuba, el país estaba cerrado al turismo desde el inicio de la pandemia en 2020 y decidió abrir fronteras sin tener que hacer cuarentena al llegar el 15 de noviembre de 2021. Mi viaje tenía salía el 21 de noviembre de 2021 y estas son algunas de las cosas que hubo que hacer ANTES DE VIAJAR.


Visado: Tengo mis dudas si antes de la pandemia los españoles necesitábamos visado o tarjeta turística para viajar a este país, pero sí sé que desde el 15 de noviembre de 2021 si es necesario un visado para viajar, a día de hoy no se puede hacer on arrival, tiene una validez de 30 días y es de una entrada al país, se puede renovar por 30 días más. El precio es de 25 € y se puede conseguir en las embajadas o consulados del país, en tu agencia de viajes y en la página Book to Cuba, donde lo podrás tener en 3 o 4 días. Si viajáis con menores también deben llevar el visado.

Seguro médico: Es obligatorio llevar un seguro médico para los días que dure la estancia y debe constar que cubre tus gastos por cualquier contingencia médica que tengas en el país y que cubra los gastos médicos por contagio de Covid. Esto que parece absurdo no lo es porque si hacen un seguro para este viaje solamente ya pones que vas a viajar a Cuba pero si tienes un seguro anual de viajes, como tuvimos nosotros muchos años, deberás pedir un certificado que tu póliza cubre Cuba y presentarlo al ingresar porque lo piden.


Billetes de avión: Te pedirán el billete de avión de vuelta para la salida del país


Protocolo Covid para viajar: En noviembre de 2021 tan solo nos pedían la pauta de vacunación completa con la última dosis superior a catorce días, pero como es tan cambiante ha consultado como está el tema en el momento de redactar este relato y hay cambios sustanciales porque desde enero de 2022 además del certificado Covid os pedirán una PCR con 72 horas máxima de antelación a la llegada al país y presentar un código QR que se debe rellanar en el formulario que el país ha creado. Cuando viajo siempre consulto los requisitos de cada país en el Ministerio de Asuntos Exteriores de España.


SI YA ESTAMOS en Cuba tras pasar todos estos requisitos hay algunos datos que también es necesario conocer para que el viaje llegue a buen término y no tener problemas.


Moneda: la moneda Cubana desde 2021 ya es única y es el peso cubano (CUP), el cambio en noviembre de 2021 era entre 26-28 pesos por cada euro. No se os ocurra viajar con dólares porque en la actualidad no son admitidos en ningún banco, siempre euros. Yo cambié en el hotel de la Habana el primer día y fue lo mejor porque en los bancos vimos que había siempre unas colas tremendas.


Tarjetas de Crédito: Son admitidas pero cobran unas comisiones altas por cada pago y hacen unas cuentas que n hay quien las entienda, lo mejor pagar en efectivo.


Diferencia Horaria: Seis horas menos que en España


Voltaje y clavijas: encontré de todo en el viaje, voltajes de 110/220 y clavijas de todo tipo con lo que es necesario llevar un adaptador para carga de móviles, cámaras o lo que se necesite.


Internet: Desde hace unos años ya existe internet público y de pago en Cuba, para ello tendrás que tener una tarjeta de la compañía ETECSA que ostenta el monopolio de las telecomunicaciones en el país. Depende de tus necesidades de navegación tendrás que llevar una VPN para saltarte el bloqueo que el país tiene establecido, yo en mi caso me descargué una gratuita que usan mucho los cubanos y es Psiphon, si ya tenéis VPN no es necesario descargar ninguna más porque hará la función de desbloqueo una vez que os conectéis.

Tarjeta Etecsa para conexión de Intrnet en Cuba

Desde hace un tiempo en el Aeropuerto podréis conectaros a internet 30 minutos gratis, sin necesidad de la tarjeta ETECSA, os pedirá el pasaporte y ya está. Cuando llegué a Cuba fue imposible conectarme porque decía que la red estaba saturada y no tuve problemas el día de salida, aunque es muy, muy lenta.


También existe una tarjeta de ETECSA para extranjeros, que debéis comprar por internet y recoger en el aeropuerto o en alguna tienda de la ciudad, que por unos 30 € te permite estar conectado siempre y en cualquier lugar con 2,5 GB. Viajando por libre esta sería la mejor opción para tener siempre conexión por si fuera necesario. No hay que meter ninguna tarjea en el móvil porque lo que compras es la imagen que veis y al abrirla tiene un código de usuario y otro de contraseña que te dará acceso a la red.


Otra opción, fue la que yo utilicé, es que en algunos hoteles te dan una tarjeta para los días que estés allí y tendrás internet. Pero atentos porque única y exclusivamente funcionan en el hotel y una vez que te alejas un metro de él ya no tienes alcance. A mí me bastó para publicar en redes y mantenerme en contacto con la familia vía whatsapp.


Os recomiendo leer este artículo de la BBC que os dejará muy claro el tema de las VPN y las censuras en la red en Cuba. También quiero agradecer a Jesús Martínez, autor del blog de viajes Vero4Travel ya que tiene un magnífico artículo sobre este tema y cuando contacté con él personalmente me aclaró todas mis dudas. ¡Gracias Jesús por tu amabilidad!.


Viajar por libre a Cuba: En el momento en el que viajé a Cuba, habría sido casi imposible hacerlo por libre porque la mayoría de servicios estaban todavía cancelados. Ahora supongo, tras dos meses, que la mayoría están en funcionamiento. Algunas webs para moverse por Cuba y de información.


Parece un país seguro para moverse en coche de alquiler pero tan solo existe una compañía cubana, no hay ninguna extranjera, es Cubacard.


Los autobuses interprovinciales están a cargo de la también compañía cubana Viazul, os podréis mover por casi todo el país y comentan que son bastante cómodos.


En la página de Cuba Travel, encontraréis información actualizada de lo que ocurre en el país y de los servicios turísticos que están funcionando ya, entre ellos el autobús desde el aeropuerto. Ellos mediante chat en la página me confirmaron que en los primeros días de noviembre cambiarían las restricciones para viajar al país.


Ruta y Hoteles


La Ruta y hoteles en este viaje de 9 días quedó como sigue, sencillamente un aperitivo para todo lo que hay que ver en Cuba, Turisteando el Mundo se ha propuesto volver algún día, al menos para conocer Santiago de Cuba. La ruta día a día quedó como sigue.

PRIMER DÍA -Vuelo de Madrid a la Habana

A las diez de la mañana estaba en la T4 para facturar en el vuelo de Evelop, una compañía charter española que salía a las 13 horas. En los mostradores de facturación nos pidieron de todo: visado, certificado covid y pasaporte, con la tarjeta de embarque en mi poder solo quedaba iniciar los accesos a la zona internacional, controles de pasaporte , tren a la S4 y esperar a que el vuelo despegara que lo hizo con una hora de retraso. Y menos mal que unos días antes yo decidí pagar 30 € más por trayecto por la reserva de un asiento en las primeras filas y en pasillo porque el avión de casi 500 plazas iba absolutamente lleno, en el que el noventa y cinco por ciento de los pasajeros eran cubanos que volvían a sus país después de año y medio de cierre por la pandemia. Avión nuevo pero estrechísimo para un viaje de casi once horas de vuelo, la comida escasa y mediocre.


Aterrizamos en el Aeropuerto Internacional José Martí en hora, los controles del certificado covid y el control de pasaportes fue rápido y ya estábamos en Cuba. Pero el lío se montó a la hora de recoger las maletas, la sala pequeña con dos cintas, casi 500 personas amontonadas, maleteros recogiendo los miles de bultos que llevaban los pasajeros, policías con perros, calor insufrible y casi dos horas para que saliera mi maleta que fue de las últimas. DESESPERANTE, mal había empezado la llegada al país.

cuba

En una media hora llegábamos a nuestro hotel en la Habana, el Tryp Habana Libre, en el barrio de Vedado con una buenísima ubicación siendo uno de los hoteles más grandes de Cuba. A mí personalmente me encantó y estar en la planta 23 con unas vistas de la ciudad impresionantes más. Este hotel fue diseñado por el grupo Hilton en los años 50 y abierto en 1958. Hoy pertenece a la cadena Meliá. En sus orígenes se llamó Habana Hilton pero en 1959 fue tomado por Fidel Castro y aquí se instaló durante los primeros meses de la revolución y es que no tenía mal gusto, en este momento fue cuando lo bautizó como Habana Libre, nombre que ha mantenido hasta hoy. El hotel es muy bonito con varios restaurantes, piscina al aire libre, bares y distintos comercios en el exterior. También tiene varias obras de arte y una galería con fotografías dedicadas al periodo de los primeros días de la revolución. En la fachada tiene un enorme mural conocido como Carro de la Revolución de la artista Amelia Peláez, con un estilo muy picassiano.

Nos recibieron con un coctel, música en directo y mucha amabilidad. Éramos el primer grupo de españoles que llegábamos en año y medio. Tras la cena en el hotel, subí a la habitación que era enorme y las vistas para enamorase del lugar. La sensación amarga y agobiante de las dos horas esperando las maletas había desaparecido.


SEGUNDO DÍA-La Habana

Tras el desayuno por fin conocería una de las ciudades más emblemáticas de América y del Caribe, La Habana. Este día nos moveríamos por La Habana Vieja que fue declarada Patrimonio de la Humanidad en el año 1982. Recorreríamos el Malecón Habanero, comeríamos en el barrio de Miramar y la tarde la invertimos en dar un paseo por el bario y conocer el Hotel Nacional. Tras la cena la mayoría del grupo se fue a conocer el famoso espectáculo del Tropicana y vinieron encantados, a mí personalmente no me atraía y me quedé mirando la ciudad desde las alturas. Todo os lo cuento en dos relatos de esta ciudad La Habana Vieja y sus fortificaciones (Unesco) y La Habana: Centro y Vedado.

Cuba
Plaza de la Catedral en la Habana Vieja
TERCER DÍA- La Habana

Continuábamos en esta hermosa ciudad, llena de contrastes y con una necesidad imperiosa de inversión para conservar tanta joya que está ruinosa. Nos movimos por el barrio Centro Habana y Vedado con paseos también en la Habana Vieja. Lo más emblemático quizás sea visitar una fábrica de puros, el Capitolio Nacional y la Plaza de Revolución, la más emblemática y con mayor carga política del país. Todo os lo cuento en dos relatos de esta ciudad La Habana Vieja y sus fortificaciones (Unesco) y La Habana: Centro y Vedado.

Cuba
Capitolio de la Habana
CUARTO DÍA- Mausoleo del Che Guevara y Santa Clara- Cienfuegos

Con pena dejábamos la ciudad de la Habana, a la que hay que dedicarle al menos cuatro días para explorarla bien, para llegar al interior del país a uno de los lugares más curiosos del viaje que desconocía totalmente que existiera hasta que decidí hacer este viaje y comencé a investigar, hablo de la ciudad de Santa Clara y el Mausoleo del Che Guevara que en ella se encuentra. todo os lo cuento con más detalle en Santa Clara y el mausoleo del Che Guevara.

Cuba
Mausoleo del Che Guevara en Santa Clara

Tras la comida seguimos a la ciudad de Cienfuegos, conocida como la Perla del Cariba y Patrimonio de la Humanidad desde el año 2005. Una ciudad preciosa con uno de los centros históricos más homogéneos y bien conservados del sur de Cuba conservando su estilo caribeño. Todo os lo hemos contado en Cienfuegos, la Perla del Caribe (Unesco).

Cuba
Parque de José Martí en Cienfuegos

Aquí nos alojamos dos noche en el Hotel Boutique La Unión de la cadena Meliá, ubicado en una casa colonial en pleno centro de la ciudad con las habitaciones distribuidas en varios patios interiores todos preciosos. Un buen lugar para conocer esta hermosa ciudad.


QUINTO DIA- Cienfuegos (Unesco) -Trinidad y el Valle de los Ingenios (Unesco).

Tras un buen desayuno en el hotel y un paseo tempranero por la hermosa Plaza de Cienfuegos, nos recogió nuestro autobús y emprendimos ruta hacia La Villa de la Santísima Trinidad, hoy conocida como Trinidad, fue la tercera ciudad fundada por los españoles en Cuba seguramente a principios de 1514 por Diego Velázquez. Trinidad es una de las ciudades coloniales más bonitas de América, una ciudad llena de colorido y casas antiguas muy bien conservadas que hizo que la Unesco la declarara Patrimonio de la Humanidad en 1988 junto al Valle de los Ingenios, una zona donde prosperó la industria azucarera que enriqueció a los dueños de esos ingenios e hizo que surgieran tanto en Trinidad como en el Valle, casonas y palacetes que hoy se conservan muy bien y son orgullo de los cubanos. Os lo he contado en Trinidad y el Valle de los Ingenios (Unesco).

Cuba
Calle empedrada de Trinidad
SEXTO DÍA- Cienfuegos (Unesco)- Varadero

Abandonábamos la ciudad de Cienfuegos y el Caribe para dirigirnos de nuevo al norte de la isla hasta Varadero. Un total de 178 kilómetros que nos llevó casi cuatro horas atravesando zonas rurales donde desapareció totalmente la modernidad para encontrarnos con unos niveles de desarrollo nulos. La gente moviéndose con carros tirados por animales y utilizados para transportar gente como vimos en algunas pequeñas poblaciones, prácticamente ausencia de coches, eso sí eslóganes vimos a cientos como: "El Partido es por y para el pueblo" o "Los jóvenes sois la Revolución".


Por fin llegamos a Varadero y tras una parada en su mercado de artesanía que hacía tan solo un par de días que habían abierto, llegamos al Hotel Meliá Península Varadero, donde nuevamente nos hicieron un recibimiento espectacular, con música, bebidas y mucha amabilidad. Eso sí, muy lentos para hacer la entrega de llaves y ponernos la pulserita porque teníamos un todo incluido.

Tras la comida un primer contacto con el mar y sus colores azules que enamoran, fue breve pero intenso porque anochece sobre las 18,30 horas.

cuba
Atardecer en la Playa de Varadero
SÉPTIMO DÍA- Varadero

Varadero se encuentra en en la Península de Hicacos con una longitud de casi 20 kilómetros y nuestro hotel estaba casi al final de la punta. Varadero y sus playas paradisiacas son junto a La Habana los dos lugares más visitados de Cuba. Aquí se empezaron a establecer a finales del siglo XIX las familias adineradas de la ciudad como lugar de vacaciones. Tras la revolución en 1959 el lugar se abrió a todos los cubanos. Hoy está ocupado por grandes hoteles, en la fecha de mi visita, casi todos cerrados todavía. Moverse en taxi era realmente caro, unos 30 dólares por ir al centro por trayecto, y los autobuses turísticos que recorren la península todavía no funcionaban. La opción estaba clara, pasar un día tumbada en la playa y disfrutar de este mini paraíso entre mojito y mojito, eso sí, yo siempre sin alcohol.


OCTAVO DÍA- Varadero- Aeropuerto de la Habana

Playa, baño y palmeras ocuparon de nuevo esta mañana de noviembre de Varadero hasta que llegó la hora de comer y el traslado de nuevo al aeropuerto ya que nuestro vuelo salía a las 19,50 horas. El recorrido desde Varadero hasta el aeropuerto, son más de dos horas, era realmente bonito con unos paisajes increíbles, quizás los más bonitos de todo el viaje. Atravesamos la ciudad de Matanzas y el espectacular Puente Bacunayagua que con casi medio kilómetro largo salva con unos 110 metros de altura la desembocadura del río del mismo nombre. Hicimos una parada antes de llegar al aeropuerto, como muestra la imagen, en otro de estos restaurantes de carretera llamado El Peñón del Fraile, donde dicen que se preparan una de las mejores piñas coladas del país.

Salimos con casi dos horas de retraso y no hay nada más pesado que las esperas en el aeropuerto. A propósito, si queréis tener el recuerdo del visado, hacedle una fotografía porque cuando pasas el control de pasaporte se lo quedan.


NOVENO DÍA- Llegada a Madrid

Noche en vuelo, bastante más cómodo que en el primer trayecto porque yo que siempre elijo pasillo, tuvimos el asiento central vacío, con lo cual toda la noche durmiendo y sobre las 11 de la mañana aterrizábamos. Códigos QR, control de pasaportes y salidas de maletas bastante rápido para mí y otros compañeros de viaje porque a otra parte importante aún llevando la documentación en regla los retuvieron casi cuatro horas para hacer controles aleatorios de covid con PCR incluida, por suerte todos estaban bien.


Breves impresiones del Viaje a Cuba


Para terminar contaros que el viaje me gustó, días bien aprovechados excepto en La Habana que la guía imprimió un ritmo demasiado lento para mi gusto y se podrían haber aprovechado mucho mejor los días que tuvimos. Os amino a leer los artículos de mi amiga María Grau sobre la ciudad de La Habana que tiene en su blog de viajes Tu Hobbie tu viaje, tendré que volver a este país cuando la situación cambie para sentir lo que ella describe.


Durante todo el viaje tuve una sensación amarga porque nos encontramos un país triste, agotado y la gente casi desaparecida en todos los lugares que visitamos. Y es que nos contaron, los pocos que osaban hablar con nosotros, que en este año y medio de pandemia junto con el aumento del bloqueo de EEUU mucha gente había pasado hambre. Y es que como siempre, las decisiones políticas tan solo afectan a la gente de a pie porque sus responsables esto nunca les afecta. Con la unificación del peso cubano, la inflación se había disparado y los precios se habían triplicado.


Me sorprendió la dignidad del pueblo cubano hasta para pedirnos las cosas más básicas como medicamentos o ropa porque carecen de ello absolutamente. Si viajáis en breve llevad cargamentos de paracetamol o antiinflamatorios porque no tienen nada y es difícil de conseguir.


El control policial era enorme en ese momento, tras las manifestaciones de protesta en julio de 2021 y el intento en noviembre, unos días antes de llegar, que fue sofocada y mucha gente detenida. Los pocos que osaban acercarse siempre nos decían que cuando llegáramos a la madre patria, como llaman a España, contáramos lo que estaba pasando. Si les pedias que se explicaran no se atrevían y se marchaban, la conclusión es que la gente tiene miedo. Cuba y los cubanos necesitan un cambio de régimen y más libertad ya.


Todo lo que he escrito sobre Cuba lo podéis encontrar en Viaje a Cuba.




Comentarios


NOS HARÍA MUCHA ILUSIÓN QUE NOS DEJARAS UN COMENTARIO

bottom of page