Turisteando Palencia en 3 días.

07/04/2015

Antes de dar comienzo a nuestro relato, explicaros que la calidad de las fotos no es la habitual, ya que son imágenes sacadas de cintas de video y no de una cámara, pues tuvimos la mala suerte de “perderla” en el último día de viaje en Cuellar (Segovia). Una mala suerte  que nos “fastidió” el final del viaje.

 

Este viaje además, fue el regalo de Pilar por Navidad que preparó concienzudamente y le hacía mucha ilusión que saliera todo bien, ya que ninguno de los dos conocíamos aún esta provincia. Pero bueno, a pesar del percance, vamos a contar a continuación de la mejor manera posible nuestro viaje a Palencia. Allá vamos...

 

DÍA 20/03/2015 (Viernes)

 

En un día frío donde los haya, salimos de Madrid sobre las 17:00 h. El viaje resultó no obstante muy agradable, las comunicaciones hasta Palencia son estupendas, todo el recorrido se hace en autopistas y autovías. 

 

Accesos y comunicaciones de Palencia

 

Por carretera:

- Conexión con Madrid-La Coruña: a través de autovía mediante la N-VI (Madrid-Tordesillas) y N-620 (Tordesillas-Palencia).

- Conexión con Valladolid-Burgos: A través de la N-620 (autovía) con distancias de 46 km. y 85 km. respectivamente. 

- Conexión con Cantabria: A través de la N-611, carretera de un sólo carril. 

- Conexión con León: A través de la combinación N-601 Palencia-Orense (Palencia-Becilla de Valderaduey) y N- 601 (Valladolid-León)

 

Por tren: (Para mayor información ESTACIÓN RENFE: Tel.: 902 240 202). 

 

Por bus: dispone de un completo recorrido de autobuses ( Para mayor información ESTACIÓN DE AUTOBUSES: Tel.: 979 743 222

 

Para cualquier información: Oficina de Turismo C/ Mayor, 105 Tel.: 979 740 068.

 

En poco más de 2 horas hicimos una breve parada en el Monasterio de San Isidro de Dueñaso de la Trapa, como normalmente se conoce . Habíamos leído que había rezos y lo más bonito era asistir a la completa-salve a las 20:15 h., pensábamos que se podría visitar la iglesia, la tienda y hacer tiempo pero sin embargo comprobamos que no se podía acceder al interior (al menos hasta esa hora) y faltaba casi 1 hora. El frío era tremendo en el exterior, así que decidimos continuar ruta hasta la capital de la provincia, dejando para otra ocasión la audición de los rezos del monasterio.

Palencia ciudad tiene una población que ronda los 82.000 habitantes. Está situada en la comarca de Tierra de Campos. La capital se estructura en dos grandes ejes: El río Carrión y el ferrocarril.

 

Nos alojamos en el hotel Eurostars Diana Palace, muy correcto para un 4 estrellas, limpio y funcional, bastante cerca del centro histórico y sin problema para aparcar en las inmediaciones.

Una vez que dejamos las maletas, nos dispusimos a pasear hacia el centro, más que nada para ir a cenar a algún sitio emblemático, nos recomiendan “Casa Lucio” y hacia allí fuimos. Paramos antes en un bar que nos llamó la atención, “Bar Alaska” situado en la calle Mayor, es un antiguo establecimiento que conserva su “rancio abolengo” con mostrador de aluminio y decoración en madera y espejos.

Par de cañas y tapas y seguimos hacía la Plaza Mayor.

Mucho frío y unas pocas fotos para el recuerdo (perdidas como ya os contamos) nos llevan por fin al local en cuestión. Elegimos comer en unas sillas altas de modo informal cerca de la barra, a base de raciones y tapas. Exquisita la morcilla y los pinchos de bacalao. No es excesivamente caro y recomendable para degustar productos de la tierra.

Acabada la cena, vamos en busca de la catedral iluminada. Espectacular y grandiosa a primera vista, nos fijamos en el lema del cartel indicativo y nos gusta:

 

- Antes...  La bella desconocida.

- Ahora... La bella reconocida.

 

DÍA 21/03/2015 (Sábado)

 

Amaneció claro aunque con ambiente gélido, suficiente para alegrarnos el principio del día, hoy tocaba visitar un monumento particular, Patrimonio de la Humanidad dentro del Camino de Santiago, la Iglesia Románica de San Martín de Tours en el pueblo de Frómista a 33 Km. de Palencia capital. Hacia allí nos dirigimos sobre las 10 después de un excelente desayuno en el hotel y una parada para comprar un par de camisetas térmicas . No tardamos más de 20 minutos en llegar por la A67. No había pérdida, indicaciones por todas partes hacían referencia a la Iglesia románica de San Martín. Aparcamos a escasos 100 metros y vimos en un estanque el emblema característico de la UNESCO.

Muy bien por el pueblo, pensamos. No en todos los sitios se da la importancia que merece  ser Patrimonio de la Humanidad. Enfrente y con un sol que la embellecía aún más, estaba la Iglesia. Pilar sonreía cuando yo me expresaba lacónicamente con un... ¡Que bonita! La entrada cuesta 1,50 € pero el empleado muy amablemente nos aconsejo que era mejor adquirir la visita guiada a las 11:00 h. ya que merecía la pena para oír las explicaciones y para visitar otras dos iglesias más y un espectáculo audiovisual del cual parecían estar muy satisfechos los vecinos de allí.

Nos convenció y así lo hicimos, además el buen hombre nos dijo que podíamos hacer en los casi tres cuartos de hora que faltaban para empezar la visita. Pues siguiendo el camino que nos había indicado llegamos a uno de los pasos más importantes del Canal de Castilla, ya que es el único donde el agua salva 4 desniveles y por lo tanto 4 exclusas.

Sin tener tanta importancia como el canal de Midi en Francia, esta obra de ingeniería es más antigua ya que empezó a construirse en el siglo XVIII por el ingeniero Juan de Homar y que sirvió sobre todo para el transporte de productos agrícolas. Toda la información precisa sobre este canal lo podéis encontrar en su web.

 

Una parada magnifica para contemplar esta obra, de hecho había un cartel en el que se indicaba que los fondos de la comunidad europea habían invertido más de 1 millón de euros en su acondicionamiento (imaginamos que también incluiría la casa  o caseta de información del patronato de turismo) pero estaba bastante dejado, sin mantenimiento ni conservación de ningún tipo y la caseta estaba cerrada. Mala imagen y poco interés en atraer turismo, pero eso no impidió que sacásemos unas preciosas fotos que como ya os dije se han perdido, haceros una idea con las imágenes de video.

Sigamos con lo que nos trajo hasta aquí. Nos reunimos una veintena de personas junto con el guía que nos iba a explicar la historia de esta preciosa iglesia.

Lo más importante que fue construida en el siglo XI por orden directa de la reina Doña Mayor y eso significó que contaron con los mejores arquitectos y artesanos. No sólo se empeñó en su construcción si no que consiguió también que pasara por allí el Camino de Santiago, que en su origen no lo hacía. Más adelante se edificaron a su alrededor, anexos y tejados que no estaban al mismo nivel de construcción y que se fueron degradando, hasta que por su amenaza de ruina se inició su remodelación y restauración en el siglo XIX  justo después de haber sido declarado Monumento Nacional. Esta restauración fue curiosa y carísima, ya que el monumento fue desmantelado piedra a piedra para devolver al templo su estructura original. Así que podemos observar que todas las paredes y muros tienen el mismo color, dando a todo el conjunto un esplendor que en pocas iglesias existe.

Salimos encantados y nos dirigimos a la siguiente visita con un breve paseo por las calles de Frómista, la Iglesia de San Pedro. Es de estilo gótico construida en el siglo XV con portada renacentista del siglo XVI.

Lo más importante de esta Iglesia es su retablo con importantes pinturas del XVII aunque las mejores están en su museo parroquial que pasamos también a visitar. Esto fue debido a que en 1960 el famoso ladrón de arte Eric el belga desmanteló en una sola noche todo el retablo de la Iglesia.

Uno de los cuadros más característicos y singulares es una “Ultima cena” en un lienzo longitudinal donde se pinta a Judas de espaldas y la mesa en perspectiva. Por último, fuimos a la Iglesia de Santa María del Castillo a ver la exposición permanente “Vestigia” espectáculo audiovisual con un montaje multimedia en tres dimensiones muy bien hecho, que trata sobre el origen de Frómista y leyendas del Camino de Santiago, muy interesante pero quizás un poco largo y pesado. Salimos contentos del pueblo y de lo que habíamos visto. Como se acercaba la hora de comer, decidimos cambiar la ruta y primero buscar restaurante en Saldaña para después visitar la villa romana de Olmeda.

 

Como habréis observado, la ruta trazada por Pilar... Chapeau!!!

 

El pueblo de Saldaña, se encuentra a 46 Km. de Frómista pero se llega a través de formidables carreteras. Nos gustó nada más llegar, se celebraba además una feria de artesanía en la Plaza Mayor que le daba aún más vida al pueblo. Teníamos dos opciones para comer, la Casa Torcida o el Bodegón. Pilar miró en el móvil la aplicación de Tripadvisor en la que daba ganador por puntuación de clientes al Bodegón y allí fuimos. El local esta amueblado con mesas corridas, intentamos sentarnos en los mejores sitios pero nos advirtieron que estaban reservadas, menos mal que había dos libres casi al lado de la puerta y pudimos quedarnos. Y digo menos mal porque a pesar de no tener carta, de tener que comer lo que hacen cada día de forma casera, fue una exquisitez cada plato que probamos. La cecina es probablemente la mejor que hemos probado en mucho tiempo.

Otro puntazo para el estupendo día que estábamos pasando, pero quedaba todavía por ver lo mejor. Antes de dirigirnos a la villa romana de Olmeda dimos una vuelta por Saldaña y como es de suponer también hicimos multitud de fotos (Cachissss!!!). Saldaña está situada en una comarca agrícola y ganadera: La Vega-Valdavia, en la margen derecha e izquierda del río Carrión. Impresionante el recorrido de la carretera junto al río con innumerables alamedas y choperas. El pueblo tiene una plaza Vieja, declarada conjunto histórico artístico, que es rectangular y porticada. Tiene vestigios de la Edad de Hierro y de la época del Imperio Romano, por lo que conservan un museo arqueológico de la zona.

De vuelta a la carretera para recorrer los escasos 10 Km. que separan el pueblo del Museo Monográfico de la Villa de la Olmeda y esto amigos, nos gustó tanto que creemos que se merece un comentario independiente en nuestro blog en el apartado de “Joyas cercanas”. Ahí podréis leer nuestras opiniones y sensaciones, así como la historia  que también merece la pena reseñar sobre ese magnífico y espectacular museo. Para ir directamente al post, pinchar aquí.

 

Después de pasar aproximadamente un par de horas en la que fue para nosotros la sorpresa de este viaje, nos dirigimos al siguiente punto del Camino de Santiago que se encuentra en Palencia... Carrión de los Condes. Es una villa preciosa con varios palacios y monumentos de entre los que destacan:

 

- Monasterio y Museo del Convento de Santa Clara fundado en 1255 por la reina de Portugal, de estilo románico. Alberga obras de gran valor como: artesonados mudéjares, una talla flamenca del siglo XV y un Cristo de marfil filipino.

 

- Iglesia Santa María del Camino: románica del siglo XI.

 

- Monasterio de San Zoilo: Su origen fue mozárabe y desde 1077 pasó a formar parte de los Benedictinos, después a la orden de Cluny hasta el siglo XV y finalmente a los Jesuitas hasta el siglo XX que lo convierten en colegio y noviciado. En 1992 pasa a convertirse en hotel. Su fachada es románica del siglo XI. Destaca su claustro plateresco diseñado por Juan de Badajoz. 

 

- Iglesia y Museo de Santiago: de estilo románico del siglo XII, construida por el Maestro Frunchel. Destaca su fachada que plasma el Apocalipsis de San Juan Evangelista.

 

- Varias ermitas en su entorno como la Ermita de la Virgen de Piedad, la Ermita de la Cruz y la Ermita de San Juan de Cestillos.

 

Primero nos decidimos a entrar en el Monasterio de San Zoilo, aquí se casaron los reyes Fernando III el Santo y Beatriz de Suabia nieta del emperador de Constantinopla.

Levantado en el Camino de Santiago, se hizo famoso por permitir a los peregrinos el consumo de pan y vino. Hoy en parte restaurado, se puede contemplar parte de sus orígenes románicos descubiertos en 1999.

Los sarcófagos de los Condes de Carrión que aparecieron en 1947 y dos telas islámicas del XI. El monasterio fue declarado monumento histórico-artístico en 1931 y bien de interés cultural en 2012. La entrada de 2€ bien valía la pena. Pudimos visitar el hotel actual y saborear un par de tazas de café en su bar antes de seguir nuestro recorrido. Cogimos el coche para aparcar en la parte más alta del pueblo y caminar hacia abajo dejándonos llevar por la pendiente de la calle. Admirando los palacetes que encontrábamos a uno y otro lado de la calle llegamos a la Iglesia de Santiago (siglo XII) en el que ya no se celebra misa y se ha reconvertido en un museo con las piezas más importantes de la ermitas cercanas para preservarlas de saqueos y expolios.

Lo más destacable del templo es su fachada espectacular que plasma el Apocalipsis de San Juan Evangelista.

Y allí acabó nuestra ruta por ese día, solo faltaban por recorrer los 40 Km. hasta Palencia capital, que por una estupenda autovía no tardamos más de media hora en llegar. 

 

DÍA 22/03/2015 (Domingo)

 

El día amaneció nublado con amenaza de lluvia, pero que le íbamos a hacer, tendríamos que disfrutarlo del mejor modo y empezamos por ir a visitar la Iglesia de San Juan Bautista, la más antigua de España que se mantiene en pie.

Sólo estaba a 17 km. de Palencia y sin apenas tráfico nos plantamos en Baños de Cerrato que es el pueblo donde se encuentra en pocos minutos. Nada menos que en el año 661, el rey Recesvinto mandó construir la Iglesia, pero dejemos que sea la guía que nos enseñó el monumento nos lo explique.

Por 2 € de entrada tuvimos el privilegio de que una guía especializada sólo para nosotros dos, nos narrara la historia de esta bella y antigua Iglesia. Alicia, como se llamaba esta joven guía, se explicaba muy bien y se hacía muy ameno todo su relato. Nos indicó que el origen de la Iglesia estuvo en la decisión de Recesvinto de construirla en ese lugar debido a que las aguas de la fuente que se encuentra al lado hicieron sanar las dolencias del Rey. Aún hoy hay gente que viene a coger agua del arroyo pensando que tiene poder curativo.

En el altar, se distingue colgada del techo una copia de la corona de aquel rey visigodo cuyo original se conserva en el Museo Arqueológico de Madrid.

Esta visita fue una forma estupenda de empezar el día. Pilar lo tenía todo controlado, empezó a hojear los papeles que llevaba y dijo: Vamos hacia Dueñas...

 

El pueblo de Dueñas, perdón, la ciudad de Dueñas ya que tiene ese título desde 1928 otorgado por el monarca Alfonso XIII estaba situada solo a 10 Km. de Baños de Cerrato, así que el camino fue corto.

Hay dos premisas características que se asocian a Dueñas, una, las construcciones subterráneas de cuevas y bodegas y otra que aquí se caso en segundas nupcias el rey Fernando el Católico con Germania de Foix en la Iglesia de la Asunción. Los vestigios de todas las épocas son interminables así como su importancia en pactos de Estado y visita de reyes. Todo eso lo podéis consultar en la web de la ciudad.

 Monumentos de máximo interés son:

 

- Palacio de los Buendía, donde se acogió en hospedaje a los Reyes Católicos.

- Monasterio de la Trapa o de San Isidro con iglesia románica del siglo XI

 

El paseo por la ciudad fue de lo más agradable, además de una mejoría en el tiempo con rayos de sol asomando de vez en cuando, se notaba tranquilidad en sus calles, quizás por ser domingo. Tanto, que sólo alguna vecina que iba a comprar el pan y algunos niños con un balón se cruzaban con nosotros.

Parecía que todo el mundo estaba en misa y no era el mejor momento para ir a tomar un café, así que nos dirigimos a nuestra próxima parada, uno de los pueblos más bonitos de Palencia y por ende de España... Ampudia.

El conjunto urbano de Ampudia fue declarado Conjunto Histórico Artístico en 1965. Durante la Edad Media llegó a albergar a 16.000 familias dentro del recinto amurallado del que se conserva algún resto. Posee un castillo separado del núcleo de la población con su propia muralla. La colegiata de San Miguel constituye el centro urbano. Está construida en la misma Plaza Mayor y con dos conventos adyacentes, uno de monjas Clarisas y el otro de Franciscanos.

De la Colegiata de San Miguel hay que hacer referencia a su hermoso retablo y a la maquinaria de un reloj del siglo XVII que aún funciona. Respecto al pueblo, el elemento diferenciador, son las calles formadas por casas con soportales, relevante ejemplo de arquitectura tradicional castellana, también del siglo XVII. A nosotros nos pareció un pueblo precioso y digno de una visita con más tiempo y profundidad, pero queríamos ir a comer a Villaumbrales, ya que a las 16:30 h. tendríamos que coger el barco que nos daría un paseo por el Canal de Castilla.

Nos dirigimos allí y en poco más de 30 mn. recorrimos los 26 Km. que los separan. Encontramos todo cerrado y únicamente en Casa Luci pudimos comer un par de raciones que quedaban. Desde luego no parecía que el pueblo tuviera atractivo turístico a pesar de la decisión de la Junta de Castilla y León de enclavar allí el Museo del Canal y el muelle del barco para realizar el paseo navegable. Después de nuestra mínima comida, esperamos unos 40 min a que abrieran el museo. La empleada nos preguntó si lo veríamos antes o después del paseo en barco. Le dijimos que después, ya que el barco salía a las 16,30h; en ese momento la encargada del barco entró y nos dice que el paseo se había suspendido por el mal tiempo, que nos había llamado pero que no contestábamos, casualidad que al número que llamaba había cambiado un 9 por un 6. Le dijimos que incluso había sol, pero ella siguió sosteniendo que había mucho viento y que el barco no saldría. Desilusionados, no tuvimos ya ganas ni de visitar el Museo, éramos los únicos turistas que estábamos allí y no llegaremos a saber cuál fue la verdadera causa de la suspensión, si el tiempo o la falta de pasajeros. En fin, os dejamos los enlaces correspondientes, por si estáis interesados en ir a visitar las dos atracciones turísticas, ya que nosotros no os podemos contar nada al respecto.

 

Pues así, un poco enfadados y desanimados nos fuimos al pueblo más próximo, Becerril de Campos donde nació el insigne corredor Mariano Haro.

 

Aquí habíamos quedado con el párroco de la Iglesia de Santa María, para ver su famoso retablo con 13 tablas pintadas por Berruguete, pero... ¡Oh, sorpresa! "Cartelito" en la puerta anunciando que el domingo por la tarde no tenían disponibles voluntarios para enseñar la Iglesia de 17 a 19h pero que harían una visita guiada a las 19h. Unos diez minutos antes, viendo el tramo del canal de Castilla en Becerril, vemos un tropel de gente circular por la carretera y preguntamos donde iban y la respuesta fue: ¡Al fútbol!  ¿Será que han preferido ir a ver jugar a su equipo de fútbol que atender a los posibles turistas? Pues eso, empezábamos a pensar que Palencia no estaba muy preparada para promocionar un turismo cultural que desde luego se merece por su patrimonio artístico.

 

Pues nada, sólo podíamos pasear por el pueblo y hacer unas cuantas fotos.

Regresamos a Palencia más temprano de lo que pensábamos y a pesar del tremendo frío nos fuimos a pasear su preciosa calle Mayor y a buscar el pub de las 27.000 combinaciones distintas  de gin tonic. Si, si en Palencia esta el pub que tiene más combinaciones de ginebra y tónicas de todo el mundo (Record Guiness) con más de 475 marcas de ginebra y 57 marcas de tónicas. El Lemon Society es un pub no excesivamente grande, frecuentado por moteros y grupos de amigos, en el que puedes encontrar copas desde los 5 € hasta los 40 € por una copa de ginebra de más de 20 años envejecida en barrica de roble. Una curiosidad más antes de dirigirnos a cenar. Domingo noche en una ciudad pequeña, casi todo estaba cerrado y  elegimos el  restaurante “Los candiles” por sus críticas en Tripadvisor, pero parecía que no era nuestro día y nuevamente “pinchamos”. Mal servicio, poca higiene, la carne seca, mucho ruido y nada barato. De vuelta al hotel, fuimos hablando de las anécdotas del día y de la mala suerte que tuvimos. Al día siguiente nos tocaría conocer a fondo la catedral de Palencia, esa “bella reconocida”.

 

DÍA 23/03/2015 (Lunes)

El día amaneció nevando, tras el desayuno la nieve pasó a lluvia. Cogimos nuestros paraguas y nos dirigimos andando hacia la Catedral.  Al llegar allí, la taquillera nos indica que el Museo Catedralicio como no hay más gente no lo podemos visitar. La entrada a la Catedral serían sólo 2 € pero ni siquiera nos da los tickets. Seguimos dudando de la proyección turística de la ciudad y de la provincia.

 

La Santa Iglesia Catedral Basílica de San Antolín es una maravilla, tanto por su sobriedad exterior como por su riqueza interior, con los restos visigóticos del siglo VII y románicos del siglo XIII. La construcción principal gótica del siglo XIV y XV y  el esplendor de sus reformas en los siglos XVI y XVII.

 

Su interior es muy parecido a la Catedral de Burgos, sobre todo su coro y trascoro.

La visita se nos hizo amena y reconfortante, pero sin lugar a dudas lo que más nos gustó fue la Cripta de San Antolín. Se accede por una escalera del siglo XVI y lo primero que te encuentras es el brocal de un pozo y la nave románica datada en el siglo XI. Al fondo los restos visigóticos del siglo VII, Para algunos autores, la antigua iglesia visigoda se sustentan sobre un templo pagano romano y una basílica paleocristiana.

Cada día 2 de septiembre miles de palentinos beben agua bendita en el pozo situado en la cripta de Catedral, La tradición de beber agua en la cripta de San Antolín surgió en el siglo XI. San Antolín, santo sirio muerto en Apamea en el siglo IV, fue transformado por la leyenda en compañero de San Dionisio y mártir del siglo X, venerado en Pamiers (Francia). Sus reliquias habrían sido traídas a Palencia por el rey godo Wamba y olvidadas tras la invasión musulmana. La leyenda narra que un día de caza Sancho III el Mayor -rey de Navarra y Conde de Castilla- acudió a una zona en ruinas de Palencia donde en el siglo VII el rey visigodo Wamba había depositado parte de las reliquias de San Antolín.  El rey Sancho perseguía a un jabalí que buscaba refugio y se adentró en una especie de gruta. Allí el cazador real se disponía a dar muerte al animal tensando su venablo para disparar cuando observó que el brazo se le paralizó, las fuerzas le flaquearon y pensó que iba a morir. Entonces un rayo de luz entró por un pequeño hueco de la gruta e iluminó una pequeña imagen que él reconoció como la de San Antonio, hoy San Antolín. El rey cayó de rodillas y pidió la curación de su brazo, prometiendo erigir un templo en ese mismo lugar y poblar la ciudad.

 

Tras finalizar la visita, salinos al exterior para buscar la Plaza de Cervantes  y buscar la puerta San Juan de la catedral, llamada de los Reyes ya que se abría únicamente para dar paso a la procesión del Corpus Christi, o a los monarcas cuando éstos visitaban la catedral.  ¿Por qué teníamos interés en esta puerta? Aquí os contaremos la anécdota del “Alien”. 

¿Se inspiró Ridley Scott en los murales de las Catedrales castellanas para su película Alien?

 

Al menos es bastante curioso ver el parecido razonable de estos “diablos” que coronan la puerta de San Juan con el monstruoso Alien y el “cosmonauta” de la catedral de Salamanca con los astronautas de la nave. Si bien la figura de la Catedral de Salamanca fue un capricho del restaurador en 1992 y los “aliens” de la Catedral de Palencia tiene más de 400 años.

El día no daba para más, empezaba a llover con más intensidad y decidimos partir hacia Madrid. El tiempo mejoró  y consultando la guía Campsa decidimos parar en Cuéllar (Segovia). Recorrimos su recinto amurallado y hacer las fotos pertinentes. El castillo es imponente y además de la oficina de turismo, vimos salir un montón de chavales. Nos acercamos y vimos que era...

¡ Un Instituto! Vaya suerte estudiar dentro de un verdadero castillo. Una reforma fenomenal que ha permitido utilizarlo para tal fin. De lunes a viernes esa es su actividad y los festivos realizan visitas teatralizadas y torneos medievales. 

Más tarde intentamos encontrar un restaurante para comer, pero era imposible aparcar en las serpenteantes calles de Cuéllar y no encontrábamos establecimiento alguno, al menos por allí cerca. Empezó a llover y  decidimos irnos. Al ir a quitarnos los abrigos para viajar más cómodos, imaginamos que se caería la cámara de fotos y perdimos los recuerdos de todo el viaje. Por favor, si alguien de Cuéllar lee este post y sabe de alguien que haya encontrado una cámara, le rogamos que contacte con nosotros a través de nuestra página web. Muchas gracias.

 

No obstante y a pesar de este infortunio, el viaje fue precioso y muy recomendable. Eso sí, si se hace en primavera o verano mucho mejor. Castilla León, y en este caso Palencia, tiene un gran potencial turístico ya que su patrimonio artístico es enorme y su gastronomía extraordinaria, pero las entidades públicas deben de velar para que se cumplan los horarios y la información que se cita en los folletos, así como por la profesionalidad de las personas que administran los enclaves y monumentos turísticos. Y como dijimos en nuestro post de preparación del viaje, ¿Será Palencia, como su catedral, la bella desconocida? Una vez terminado el viaje, afirmamos que Palencia es una bella desconocida….

 

 

Please reload

NOS HARÍA MUCHA ILUSIÓN QUE NOS DEJARAS UN COMENTARIO

ENTRADAS RELACIONADAS

Please reload

SUCRÍBETE A NUESTRO BLOG

ESCRÍBENOS AL SIGUIENTE E-MAIL:

  • Icono para Facebook
  • Icono para twitter
  • Icono para Instagram
  • Icono para RRSS