Puente la Reina (Navarra), confluencia de caminos.

 

Llegamos a Puente la Reina a la hora de comer, después de haber visitado la espléndida Iglesia de Santa María de Eunate, lo hicimos en una terraza del Paseo de los Fueros, concretamente en el restaurante "La Conrada" donde disfrutamos del sol y de una más que correcta comida, de hecho es el restaurante más valorado por Tripadvisor. Una vez terminado el almuerzo, fuimos a visitar el famoso puente que da el nombre al pueblo.

El pueblo navarro de Puente la Reina debe su nombre a la Reina Doña Mayor, quien en el siglo XI mandó construir el hermoso puente sobre el río Arga para facilitar el paso de los peregrinos jacobeos. Puente la Reina ocupa una privilegiada situación en la confluencia de las rutas procedentes de Francia y de Aragón. El puente consta de seis arcos de medio punto (aunque hay uno más bajo tierra) y cinco pilares, siendo uno de los monumentos más bonitos de Navarra, de hecho ha sido calificado como uno de los ejemplares románicos más bellos de la ruta hacia Santiago.

Si uno se dirige a las inmediaciones del puente, además de disfrutar de las vistas y contemplar casas de más de cinco siglos, se encontrará toda clase de información sobre el puente y el pueblo. Como curiosidad, nos informamos de que existe una leyenda, en la que se cuenta que en la parte central y más alta del puente se encontraba una talla de una virgen y que cada año acudía a limpiar con su pico y alas un pajarillo, el "Txori".

Puente la Reina es visita obligada en Navarra, y para todos aquellos que les interese el románico y el Camino de Santiago, ya que en Puente de la Reina confluyen el Camino de Santiago francés y aragonés para continuar en unidos hasta Santiago de Compostela. Pero el pueblo no es solo el puente, tiene otras muchas cosas más que íbamos a descubrir a continuación. Retomamos el paseo hacia el centro del pueblo por el empedrado de la Calle Mayor donde observamos las casas de ladrillo y piedra que se levantan a uno y otro lado de la calle. Esta calle además es por donde pasa el Camino de Santiago.

 

Llegamos al primer monumento, la Iglesia de San Pedro, que aunque sea de origen una iglesia románica del siglo XII situada en una de las esquinas del anterior amurallado de la ciudad, no quedan más que los contrafuertes, ya que se le efectuó una gran reforma en el siglo XVI y la torre amenazada por estado de ruina, fue de nuevo levantada en el siglo XVIII. En su interior destaca la decoración barroca y donde se halla la talla de la Virgen que fue trasladada desde el puente.

Retomamos el paseo por la Calle Mayor y llegamos al Consistorio. Su fachada principal da a la Plaza de los Fueros, bonito lugar en el que se celebran las fiestas patronales y actividades del municipio. Consta de planta baja, con soportales de piedra, dos cuerpos con balcones corridos y ventanas simples en el último piso, coronado por alero de madera, muy típico en la construcción navarra.

Volvimos a la Calle Mayor y la silueta imponente de la Iglesia de Santiago, nos señalaba que ella sería nuestra siguiente visita.

Al igual que la Iglesia de San Pedro, el origen de la Iglesia de Santiago, se remonta al siglo XII, pero a diferencia de ésta, se conserva parte de los muros y sus dos portadas. La principal es de gran riqueza ornamental. Tiene cinco arquivoltas, con escultura en sentido longitudinal, que se apoyan en columnas con capiteles historiados. En lugar de tímpano, el arco interior es polilobulado y su construcción data desde comienzos del siglo XIII. La torre se encuentra en la cabecera, de planta cuadrangular que se hizo en el siglo XVI y sobre ella se erigió, en el siglo XVIII un cuerpo de campanas octogonal, con cúpula y linterna.

Más adelante, al final de la Calle Mayor se encuentra la Iglesia del Crucifico, construida también en el siglo XII, vinculada en su origen a la orden de los templarios, fue ampliada con otra nave en el siglo XIV. La iglesia se completo con una torre de campanario en el siglo XVII. A raíz de la desamortización fue abandonada y sufrió graves deterioros, pero fue restaurada, volviendo al culto en 1951. Enfrente de la iglesia y unida por un paso cubierto se encuentra el antiguo hospital y albergue, siendo el primer lugar visitado por los peregrinos al entrar en el pueblo para dirigirse por la Calle Mayor hasta llegar al puente.

Como se habrá comprobado, hicimos el trayecto del Camino al revés de como lo hacen los peregrinos camino a Santiago, pero esperamos que nuestros lectores se hayan hecho una idea de este peculiar pueblo de Navarra. El día se estaba acabando y antes de volver a nuestro hotel, iríamos a conocer la impresionante Fortaleza del Cerco de Artajona.

 

 

 

 

Please reload

NOS HARÍA MUCHA ILUSIÓN QUE NOS DEJARAS UN COMENTARIO

ENTRADAS RELACIONADAS

Please reload

SUCRÍBETE A NUESTRO BLOG

ESCRÍBENOS AL SIGUIENTE E-MAIL:

  • Icono para Facebook
  • Icono para twitter
  • Icono para Instagram
  • Icono para RRSS