Calatrava la vieja: Antigua ciudad islámica en el corazón de la Mancha.

12 DE MARZO DE 2016

De nuevo por la Mancha, en la provincia de Ciudad Real. Nuestra inquietud por conocer lugares nuevos, pero cargados de historia nos llevó a visitar el yacimiento arqueológico de Calatrava la Vieja

 

La antigua ciudad de Calatrava, fue conocida desde el siglo XIII con el nombre de Calatrava la Vieja, hoy yacimiento arqueológico. Se encuentra en el término municipal de Carrión de Calatrava. Durante la Alta Edad Media, fue la ciudad más importante de Al-Ándalus en el valle medio del río Guadiana. Calatrava era la única ciudad y  paso obligado en el camino de Córdoba a Toledo y en las comunicaciones desde Mérida y hacia Calatayud y Cartagena

 

Un día hermoso del mes de marzo con un sol radiante, montamos en nuestro coche y cogimos la carretera N420 desde Ciudad Real a Carrión de Calatrava y desde allí la CR211 dirección Fernán Caballero, hasta ver la desviación hacia el yacimiento arqueológico de Calatrava la Vieja. En cuanto entramos en una zona lagunar correspondiente al rio Guadiana, empezamos a distinguir la silueta del antiguo castillo. 

Calatrava la Vieja se localiza a 5 Kilómetros del casco urbano de Carrión de Calatrava, junto a la Ermita de Ntra. Sra. de la Encarnación en la provincia de Ciudad Real. Nos acercamos a la entrada para informarnos de la visita guiada y de la entrada al recinto. Antes de empezar el relato, tenemos que hacer constar, que las administraciones públicas responsables de este yacimiento arqueológico, por una vez, han hecho las cosas bien. Excelente el trabajo que están haciendo allí, tanto en gestión como en restauración y esperamos que sigan por esa linea, protegiendo y dando a conocer el patrimonio histórico español.

Hay que hacer constar que este yacimiento junto al yacimiento de Alarcos, que os contaremos próximamente forman el parque arqueológico Alarcos-Calatrava, el que visitamos hoy como ejemplo de emplazamiento musulmán y el de Alarcos como cristiano. Nos recibió la guía encargada de recibir a los visitantes, fue con nosotros muy amable y a pesar de ser los únicos que en ese momento estábamos allí no dudó en salir con nosotros a enseñarnos el yacimiento, una vez que pagamos las respectivas entradas. 

Nos encontrábamos en una de las más antiguas ciudades islámicas de la Península, citada ya en tiempos de Abderramán I, en el año 785, que alcanzó un gran esplendor en el siglo IX al convertirse en capital de una amplia región musulmana.

 

Fue fundada por los Omeyas en el año 785, con el nombre de Qal’at Rabah, ubicándose junto al margen izquierdo del río Guadiana, cerca del arroyo de Valdecañas, Ocupando un cerro amesetado, de planta ovoide, con 5 hectáreas de superficie.

 

Lo más característico de esta ciudad amurallada, es que se aprovechó el cauce del río Guadiana para constituir un ingenioso sistema defensivo hidraúlico, llamada la ciudad isla de los musulmanes . En el medievo, el río llevaba mucho más cauce que hoy en día y convertía el lugar en una verdadera isla entre las aguas.

Poco a poco subíamos el camino alrededor de la murallas, con nuestra guía dándonos las explicaciones oportunas. La muralla llegó a tener cuarenta y cuatro torres, siendo dos de ellas albarranas (torres que forma parte de un recinto fortificado con el que está comunicado, pero no unido y conectada a esta mediante un pequeño arco o puente). 

 

También poseía las singulares corachas, ideadas para abastecer de agua la ciudad si se sufría un asedio. Coracha, en árabe qawraya y quraya, es un término de origen islámico que se da al muro que sale perpendicular a una muralla o fortificación con la intención principalmente de proteger el abastecimiento de agua de un río o pozo. 

 

Al llegar al final, las vistas eran fantásticas. Allí distinguimos, por supuesto con indicaciones de nuestra guía, que el propio asentamiento se divide en dos zonas, separadas por una gran muralla: el Alcázar y la Medina, quedando en el exterior los Arrabales.

En Calatrava la Vieja se documentan dos puertas en recodo de época emiral: una da acceso a la ciudad por el lado sur y otra que se localiza en el alcázar, el llamado Arco del Triunfo. ambas puertas salvaban el efectivo foso que rodeaba las murallas. Como dato a señalar, hay que decir que el foso de Calatrava la Vieja es el único foso húmedo islámico anterior al siglo X que se conserva íntegramente en Occidente.

El alcázar albergaba los centros de poder de la ciudad, por lo que reúne los elementos defensivos más destacados del recinto: dos torres pentagonales, dos torres albarranas y un gran arco triunfal de comunicación con la medina. Todos ellos concebidos no sólo para la defensa, sino también como símbolos de poder.

 

La medina constituía el centro de la vida urbana de Calatrava. Los hallazgos encontrados, permiten saber que tenía todas las estructuras propias de una ciudad islámica: mezquitas, baños, tiendas, hornos, etc. En su sector central se han localizado restos de habitaciones y una calle enlosada de época almohade. Las casas, cerradas al exterior, se organizaban en torno a un patio central y se agrupaban en manzanas.

 

En los extensos arrabales que rodean la ciudad se han localizado diversas áreas artesanales e industriales, un cementerio almohade, y una mezquita en el solar que hoy ocupa la ermita de Nuestra Señora de la Encarnación.

 

Una vez que entramos dentro del recinto amurallado, nuestra guía fue requerida por más visitantes y nos dejó para que por nuestra cuenta, diésemos los paseos que consideráramos dentro de la antigua ciudad. Seguimos con nuestro folleto de mano recorriendo los diferentes puntos de interés de Calatrava la Vieja.

Con la llegada del nuevo poder almorávide que se implanta en Al-Andalus, Calatrava se convierte en el más importante núcleo islámico frente al Toledo cristiano.

 

Conquistada por Alfonso VII en 1147, pasó a ser la población cristiana más avanzada e importante frente a Al-Andalus. Pero la dificultad para defender una región tan amplia y después de que fracasase la encomienda dada a los templarios, en 1158 Sancho III la entregó a la Orden del Cister, fundándose así en ella la primera Orden Militar Hispana, que adoptó el nombre castellanizado del propio lugar: Calatrava. Ellos serían los encargados en mantener la fortaleza en manos cristianas pero la ciudad se volvió a perder en 1195, como consecuencia de la batalla de Alarcos en la que los almohades vencieron a las tropas de Alfonso VIII y estuvo otra vez 17 años en manos musulmanas.

 

Por fin en 1212 fue conquistada definitivamente por este mismo monarca durante la campaña de las Navas de Tolosa y, si bien fue devuelta a la Orden de Calatrava, nunca más recobró su antigua prosperidad.

 

A partir de entonces, entró en un largo proceso de decadencia. Su ubicación en un lugar denominado “malsano”, debido a los encharcamientos del río Guadiana, y su alejamiento de la nueva frontera con el Islam, provocó el traslado de la sede de la Orden a la fortaleza de Dueñas en 1217, rebautizada como Calatrava la Nueva. Al relato sobre esta fortaleza que visitamos anteriormente podréis acceder pinchando en este enlace: Castillo de Calatrava la Nueva

 

La fundación de Ciudad Real por el rey Alfonso X en 1255, ayudó a su declive, ya que realizó el desvío del camino de Córdoba a Toledo, dejando a Calatrava fuera de la ruta entre ambas ciudades, terminando así por despoblarse definitivamente a finales del S. XV.

Los elementos arquitectónicos añadidos al complejo nos parecieron estupendos, ya que se respeta al máximo la zona restaurada y se le añaden mejoras sin llegar a dañarlos o cambiar su forma original. Nos parece muy bien que se distinga de esa forma la construcción original, de los modernos sobrepuestos. Acabamos nuestra visita recorriendo los restos cristianos de la ciudad y  con una visita a la sala de exposiciones, ubicada en la iglesia, de elementos encontrados y un fantástico documental en 3D que explica perfectamente la historia de esta antigua ciudad. 

Los espectaculares restos de la vieja ciudad son hoy el testigo fiel de su intensa epopeya y ofrecen al visitante el más completo recorrido por la historia medieval de la región. Totalmente recomendable su visita pues además de reflejar nuestra historia, se siente uno orgulloso cuando la administración es capaz de realizar trabajos de esta índole.

Calatrava la Vieja constituye hoy uno de los conjuntos arqueológicos más importantes de la Edad Media Hispana, ya que posee vestigios de gran valor histórico y por otra parte una adecuación arquitectónica excelente para facilitar la visita. No dejéis de ir a visitarla si tenéis oportunidad.

 

Por último, nos acercamos al Santuario de Nuestra Señora de la Encarnación, donde antiguamente estaba situada la mezquita de Calatrava la Vieja y que estaba situada a menos de 1 kilómetro de la ciudad fortificada.

Aquí está la Virgen de la Encarnación, patrona de Carrión de Calatrava, guardada pero a vista de todos, hasta el hasta el Sábado Santo, que la llevan a cuestas hacía el pueblo de Carrión, donde permanece durante 40 días.

 

Es un edificio de origen musulmán, con cerca de 1000 años de antigüedad y que fue una mezquita en época musulmana. Sobre esta mezquita se erigió la primitiva capilla de la entonces llamada Nuestra Señora de los Mártires a quien se dedicó la capilla hasta el año 1700 que se convierte en Iglesia-Santuario custodiando a la Virgen de la Encarnación.

Tiene un patio central, alrededor del cual se distribuyen las distintas dependencias. Iglesia y "galería de los milagros” u ofrendas. Una construcción que se ha ido convirtiendo en un edificio de clara connotación manchega, muy cuidado y querido por los carrioneros. A su alrededor hay arboledas, servicios, barbacoas, bar, que facilitan la estancia en romerías y días de campo.

Llegaba la hora de comer y de terminar nuestro viaje a otro rincón de La Mancha que como siempre no nos defraudó en absoluto.

 

 

 

Please reload

NOS HARÍA MUCHA ILUSIÓN QUE NOS DEJARAS UN COMENTARIO

ENTRADAS RELACIONADAS

Please reload

SUCRÍBETE A NUESTRO BLOG

ESCRÍBENOS AL SIGUIENTE E-MAIL:

  • Icono para Facebook
  • Icono para twitter
  • Icono para Instagram
  • Icono para RRSS