Turisteando el mundo

  • Pilar y Paco Viajeros

Descubriendo los encantos de Elvas (Unesco). Portugal


Elvas es una ciudad a la que vamos desde Badajoz habitualmente, pero siempre la habíamos visitado parcialmente, cuando la UNESCO le otorgó el estatus de Patrimonio Mundial de la Humanidad en 2012 y decidimos que teníamos que ir un día expresamente a visitar su patrimonio. Lo hicimos desde Vila Viçosa, de la que os hemos hablado en Vila Viçosa (Unesco), la ciudad de los duques de Braganza, en el camino de regreso a Badajoz donde nos encontrábamos con la familia. Situada a muy poca distancia con la frontera española, en un punto estratégico de suma importancia, a Elvas no le quedo más remedio que convertirse en una ciudad experta en defensa para sobrevivir.

Plaza de la República. Elvas (Portugal)

A diferencia de Vila Viçosa, aparcar en Elvas es bastante difícil y para no perder el tiempo dejamos nuestro coche en el aparcamiento subterráneo de la Plaza de la República. Después de haberlo hecho, nos dispusimos a recorrer la ciudad, saliendo por la salida de peatones en la misma plaza.


Un poco de historia

Perteneció al antiguo reino de Portugal desde el siglo XIII, su carácter fronterizo le proporcionó una azarosa vida, siendo sometida a numerosos asedios y protagonizando numerosos episodios bélicos que la llevaron a enfrentarse multitud de veces con los ejércitos de Castilla, situados en la cercana ciudad de Badajoz. Elvas fue una de las ciudades más fortificadas de Portugal, llegándose a denominar como la "ciudad cuartel" y nos ha dejado innumerables testimonios de estas luchas territoriales que dejaron a su paso un rico patrimonio arquitectónico y militar, la mayoría construidos entre los siglos XVI al XIX. Estás construcciones defensivas fue lo que la llevaron a la lista del Patrimonio de la Humanidad ya que, según la Unesco, Elvas tiene "el mayor sistema seco-zanja abaluartadas en el mundo".


Qué ver y qué visitar

La ciudad de Elvas es muy pintoresca con calles estrechas y casitas bajas blancas con los marcos de las ventanas en color amarillo, muy típica del Alentejo portugués. Hay que pasear sin prisa, perdiéndose por sus calles. El centro es pequeño y se puede recorrer fácilmente caminando. El recorrido por la desconcertante mezcla de calles empedradas de la ciudad es conveniente hacerlo desde la plaza central. La oficina de turismo se encuentra aquí, donde facilitan mapas y folletos para ayudar a recorrer la ciudad. Comenzamos con nuestras visitas y podéis ver la ubicación de los monumentos en este mapa.


Plaza de la República

Plaza de la República. Elvas (Portugal)

Su construcción se comenzó en 1511, se encuentra en el centro de esta localidad y es la plaza principal del centro histórico de Elvas. Lo más llamativo de la plaza es la "calçada" portuguesa, pavimento portugués tradicional con cierto toque moderno realizadas en mármol, arenisca y basalto que se colocan siguiendo un patrón geométrico para conseguir un efecto tridimensional.. Los motivos con rombos multicolores de la Plaza da República resaltan los rasgos angulosos y pálidos de la antigua catedral. que se encuentra enfrente con su voluminosa fachada con ancho campanario y amplia entrada arqueada.


Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción (Antigua Catedral)

Comenzó su construcción en 1511 de la mano del mismo arquitecto que diseñó la Torre de Belén en Lisboa en el llamado estilo manuelino, que se manifiesta sobre todo en la fachada lateral con esculturas de motivos vegetales. En el interior, también en los pilares y bóvedas de la nave central que están esculpidas minuciosamente. En el siglo XVII se realizó una reforma cuando se instaló el altar del presbiterio al que se añadió un tallado de mármol del cercano pueblo de Estremoz y una talla de madera dorada en estilo barroco que se instaló en la caja del órgano.

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Elvas

Seguimos caminando cuesta arriba en dirección norte y llegamos a otro peculiar vestigio que nos hizo pararnos.


Pelourinho

Se trataba del "Pelourinho", en español picota, datado en el siglo XVI y construido en estilo manuelino, con una columna giratoria y un pináculo. Era el símbolo de autoridad y los castigos públicos se llevarían a cabo aquí, aún se pueden ver los ganchos de hierro unidos al capitel en la parte superior. Antiguamente se encontraba extramuros ya que también era el lugar donde ahorcaban a los reos condenados a muerte.

Pelourinho y Arco de Santa Clara. Elvas

Fue destruido en 1872 y se llevaron sus restos al Museo Municipal hasta que un proyecto de restauración del Estado que lo volvió a colocar en su lugar de emplazamiento original. A continuación, una vez pasado el arco que antiguamente separaba la ciudad fortificada de la abierta vimos una extraordinaria iglesia.


Iglesia de las Dominicas

Antiguo convento de monjas de la Orden Dominicana, fundado en 1528 con un par de detalles que lo convierten en un edificio religioso imprescindible de Elvas. Primero tiene un diseño octogonal inusual, coronado por una cúpula central y segundo que casi todas las superficies están revestidas con azulejos del siglo XVII de tapete estampados, los llamados de estilo alfombra.

Iglesia de las Dominicas. Elvas

El dorado del altar es obra de los finales del siglo XVII. La extinción de las órdenes religiosas en 1834 promovió los abandonos de los conventos, pero éste no se cerraría hasta el año de 1870, cuando muere su última monja, decidiéndose la demolición del convento exceptuando a la iglesia, debido a sus particulares y singulares características.


Llegamos a la parte más alta de Elvas y antes de ir directamente a su fortaleza, dimos un pequeños paseo a través de las calles y casas que se encuentran en aquella zona.


Casas tradicionales alentejanas

Una verdadera gozada dar un paseo por las calles y callejuelas que se encuentran cerca de las murallas de la fortaleza, con casas de inconfundible trazo de la arquitectura tradicional de esta región de Portugal. La edificación popular nos revela otras caras del patrimonio, de sabor genuinamente rural y que se observa en las casas más antiguas de esta parte de la ciudad.


Estas casas solían tener suelo de tierra, paredes gruesas para conservar el calor en el invierno y la frescura en el verano; chimeneas altas por donde salían los humos de los lares que calientan las noches frías y donde curtían los embutidos caseros, la textura de las paredes exteriores e interiores que, año tras año, las mujeres iban cubriendo con nuevas capas de cal y los coloridos rodapiés que se pintaban predominantemente de ocre. Pues todo esto, lo vimos aquí.


El Castillo de Elvas

Desgraciadamente estaba cerrado su interior y solo lo pudimos admirar desde fuera. El Castillo de Elvas se encuentra en la parte más alta de la ciudad, en el llamado cerro de Nuestra Señora de Gracia, donde se encontraba una antigua fortaleza musulmana conquistada por Sancho II en el siglo XIII.

Castillo de Elvas (Portugal)

Durante el reinado de Dinis se introducen algunas mejoras como la reforma de la torre del homenaje y la ampliación de la zona defensiva con torreones. En el siglo XV el castillo pasó a tener un carácter más residencial que defensivo, pues era muy vulnerable ante ataques, sirviendo como residencia para los alcaldes de la ciudad. El aspecto actual es el que tenía en el siglo XVI.


Murallas y fortificaciones

Con un perímetro que llega a alcanzar los diez kilómetros, las murallas de Elvas constituyen la mayor fortificación abaluartada del mundo con fosos secos. Fueron levantadas a mediados del siglo XVII, cuando se produjo la independencia definitiva de la Corona portuguesa respecto a la denominada unión ibérica.

Murallas y fortificaciones de Elvas

En el interior de las murallas, la ciudad incluye grandes bóvedas que se construyeron debajo de los baluartes para alojar soldados y almacenar munición. así como otras construcciones militares, iglesias y monasterios. Extramuros se hallan otros ejemplos de castillos y fuertes que completaban la guarnición de la villa en aquella época.

Bajando por los caminos empedrados que parten de las fortificaciones rodeados de parques y jardines se llega a otro monumento excepcional.

.

Acueducto de Amoreira

Por su monumentalidad y estado de conservación, constituye uno de los ejemplares históricos más admirables del mundo. Se construyó a principios del siglo XVI, ya que Elvas tuvo otro gran problema y es que el suministro de agua se estaba agotando porque el único pozo en el área realizado en tiempos árabes se estaba secando, entonces la ciudad decidió canalizar el agua desde Amoreira, a ocho kilómetros de distancia con un ambicioso acueducto.

Acueducto de Amoreira. Portugal

Una gran obra de ingeniería cuya construcción tardo casi un siglo en completarse, dispone de mas de 800 arcos y varios aljibes públicos y privados Intramuros. Su tramo más impresionante se encuentra en las puertas del suroeste de la ciudad, donde atraviesa el valle con cuatro niveles de arcos. Con el tiempo, se instaló una cisterna subterránea de 56 metros de largo, que sigue abasteciendo la ciudad en épocas de sequía.

Acueducto de Amoreira. Portugal

Tiendas en el casco antiguo

Solo nos quedaba dar un pequeño paseo por el casco antiguo de extramuros y "cotillear" sus comercios, que en sus tiempos tuvo un gran interés para los españoles antes de entrar en la Comunidad Europea. Muchos la visitaban para poder comprar sus manteles, toallas, paños, dulces y en general su artesanía.

Elvas (Portugal)

Tiene un encanto especial pasear por sus estrechas calles sobre todo al atardecer, cuando sus calles se llenan de tenues luces. Peculiar es su pintoresco elenco de tiendas que conservan aún hoy sus encantos iniciales que nos remota varios años en el tiempo. Hoy en día, Elvas ya no tiene el importante movimiento de épocas pasadas, pero mantiene en unas buenas condiciones la selección de artículos autóctonos que ponen a la venta. Tanto los escaparates como las fachadas de las casas siguen destilando belleza, añoranza y buen gusto. Fachadas blanqueadas con detalles en ocre con escudos heráldicos y otros ornamentos, destacando la hermosura de sus puertas.

Había acabado nuestra visita a Elvas y retomamos el camino de retorno a España, pero no queremos acabar el artículo sin mencionaros el entramado defensivo que se puede ver a la salida de la ciudad en dirección Badajoz.


La Fortaleza de Santa Luzia

Se llama así porque se encuentra en la cima del cerro Santa Luzia, junto a Elvas y también es parte del Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO. Su posición dominante era muy importante en la defensa de la plaza fuerte de Elvas, y hace gala de no haber sido tomada nunca por las fuerzas enemigas.

Fortaleza de Santa Luzia. Elvas

La foto que veis no la hemos tomado con un dron, es una fotografía de otra que vimos en la oficina de turismo. La fortaleza tiene una planta rectangular con cuatro baluartes en los vértices y garitas en los ángulos salientes. Aunque lo que llama la atención es la forma de las murallas que desde el cielo parece una estrella.


Se acabó de completar a finales del siglo XVIII y restaurado totalmente en 2015. Se puede visitar, pero a la hora que llegamos se encontraba cerrado. Hay un museo dentro que relata eventos de batallas producidas aquí, con colecciones de armas de hasta el siglo XIX. Y ahora sí, desde allí nos fuimos a Badajoz a descansar.


ANTERIOR SIGUIENTE


#2019 #Portugal #Elvas #PatrimonioMundialdelaHumanidad #IglesiaNuestraSeñoradelaAsunción #IglesiaDominicas #AcueductoAmoreira #MurallasdeElvas #FortalezadeSantaLuzia

NOS HARÍA MUCHA ILUSIÓN QUE NOS DEJARAS UN COMENTARIO

Encuentra la información que buscas

Para utilizar el buscador, basta con introducir un lugar, monumento, ciudad, país o incluso solo una palabra y se verán los resultados de nuestros artículos.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG

DESDE AQUÍ PUEDES DAR UN "ME GUSTA" A NUESTRA PÁGINA DE FACEBOOK

Icono e-mail
Esta web utiliza cookies para asegurar que se da la mejor experiencia al usuario al visitar nuestro blog. Si continuas navegando por este sitio,  se asume que se está de acuerdo.
Logo-MadTB
  • Icono para Facebook
  • Icono para twitter
  • Icono para Instagram
  • Icono para RRSS

Nos encontramos en: Madrid (España)