Turisteando el mundo

  • Pilar

Crucero por el Nilo(II): Monumentos Nubios de Filae a Abu Simbel(Unesco) y Asuán.


Ramses II en Abu Simbel

Continuábamos nuestro viaje a Egipto y nuestro periplo en un Crucero por el Nilo; nuestros dos primeros días os los hemos contado en Crucero por el Nilo(I): La antigua Tebas con su necrópolis(Unesco), el Nilo y Templo de Edfu. En los dos días siguientes nos adentraríamos en el sur de Egipto casi tocando la frontera con Sudán, recorreríamos el antiguo territorio nubio y conoceríamos algunos lugares impresionantes declarados Patrimonio de la Humanidad.


TERCER DÍA: TEMPLO DE KOM OMBO, ASUÁN CON LA ISLA ELEFANTINA Y FILAE NOCTURNO


Nuestra primera parada del día fue en el templo de Kom Ombo, ubicado en una pequeña ciudad del mismo nombre conocida con el sobrenombre de Ciudad de Oro. Por ella pasaban las rutas comerciales desde Nubia que se dirigían al norte a través del río Nilo, si bien su importancia creció con la construcción del templo en la ciudad en el siglo II a.C. Hoy existe una numerosa población nubia desplazada por la construcción de la presa de Asuán.


Kom Ombo

Templo de Kom Ombo

Este templo no es de los más espectaculares que se conservan del antiguo Egipto pero sí el único con dos templos simétricos y comunicados entre sí. Uno dedicado al dios Horus y el otro rinde culto a Sobek y cuenta con todos los elementos típicos de los templos egipcios dobles y exactamente iguales.

Detalle del templo de Kom Ombo

Ya en su interior nos hablaron de la representación de un calendario, de las de Imhotep que fue un alto funcionario de la época y conocidísimo médico, de las representaciones de Sobek el dios creador del río Nilo, que es representado como un hombre con cabeza de cocodrilo. El templo fue modificado por los romanos en el siglo II d.C y es lo que vemos en la actualidad. Volvimos al barco y tras una breve travesía contemplando el maravilloso río Nilo, llegábamos a la ciudad de Asuán.

Asuán o Aswan, la antigua ciudad de Swenet

Navegando por el lago Nasser en Asuán

La ciudad de Asuán es la más meridional de Egipto situada junto al río Nilo y a unos 1000 kilómetros al sur de la ciudad de El Cairo. Asuán o Aswan es la antigua ciudad de Swenet, nombre que deriva de la deidad con el mismo nombre, constituía el límite del Antiguo Egipto y aquí, tras la primera catarata del Nilo, el río se hacía navegable. La ciudad destacó por las canteras de roca granítica que se usaba para construir grandes monumentos que todavía hoy podemos visitar como es el caso de las pirámides.

Mezquita de Asuán

En la ciudad de Asuán terminaría nuestro periplo por el río Nilo y es un lugar al que se le debería dedicar al menos dos o tres días porque tiene mucho para visitar, tanto que la Unesco incluyó a diez de estos lugares en la lista del Patrimonio de la Humanidad en 1979, bajo el epígrafe de Monumentos nubios de Abu Simbel a File, diciendo así; "Nubia es una zona arqueológica excepcional, jalonada por monumentos admirables como los templos de Ramsés II en Abu Simbel y el santuario de Isis en Philae, que fueron salvados de la crecida del Nilo provocada por la construcción de la presa de Asuán, gracias a una campaña internacional auspiciada por la UNESCO que comenzó en 1960 y finalizó en 1980".


Isla Elefantina

Lo primero que hicimos al desembarcar fue dar un paseo en Falua o felucca, barco tradicional por el lago Nasser rodeando la preciosa La Isla Elefantina, un lugar estratégico en el Antiguo Egipto ya se ubica frente a la primera catarata del Nilo, lo que posibilitaba controlar las rutas de comercio del sur del país. Se cree que su nombre viene por haber sido uno de los centros comerciales más importantes del marfil o porque el elefante fue lo primero que vieron los primeros habitantes del lugar al establecerse allí. Visitarla debe ser una gozada.

Isla Elefantina en Asuán
Isla Elefantina en Asuán
Paseo en Faluca por Asuán

Zoco Sharia as-Souq

Tras la comida la mayoría del grupo se fue en una excursión opcional a visitar un poblado Nubio pero nosotros decidimos quedarnos para disfrutar de un poco de paz visitando la ciudad. Empezamos por un paseo por el zoco, Sharia as-Souq, de la ciudad sin el acoso de los días anteriores, aunque si preguntas el precio de alguna cosa ya está liada porque los egipcios son muy perseverantes cuando se trata de vender. Lo disfrutamos mucho.

Sharia as-Souq de Asuán
Colorido de especias en el Sharia as-Souq de Asuán

Museo de Nubia


Desde el zoco y tras regatear mucho nos fuimos en una calesa a conocer el Museo de Nubia que nació en el año 1997 para la preservación y el estudio de los antiguos monumentos egipcios que habían sido rescatados de las aguas del Nilo y de aquellos que habían sido descubiertos durante la constucción de la presa de Asuán. Todo esto fue posible con la ayuda de la Unesco.

Entrada el Museo de Nubia en Asuán

¿ Quiénes eran los Nubios? Los Nubios fueron una antigua civilización que gobernó un imperio que se extendía por el sur de Egipto y lo que hoy es Sudán, entre la primera y cuarta catarata del Nilo. En la primera dinastía de Egipto (2.950 a.C), éstos se anexionaron el territorio de Nubia y enviaron a gobernadores para administrar el nuevo territorio conquistado. Pero parece que el pueblo Nubio no estaba muy dispuesto a ser dominado y existieron levantamientos contra los egipcios constantemente. Tras un periodo de debilidad del imperio, los Nubios se volvieron a independizar y durante el reinado de Pianjy llegaron a conquistar el Alto Egipto; su sucesor Shabako reunificó de nuevo el país y comenzó las dinastía 25 del Antiguo Egipto, año 712 a.C., a estos faraones de origen Nubio se les llamó los Faraones Negros.

Museo de Nubia en Asuán
Faraones Negros en el Museo de Nubia en Asuán

Hoy el pueblo Nubio sigue tratando de preservar su cultura y su lengua de la arabización ya que con la construcción de la presa de Asuán se les reubicó en Kom Ombo y en ciudades como El Cairo y Alejandría. Fue una visita más que interesante, que hubiera sido perfecta junto la visita del poblado nubio pero que no fue posible.

Construcciones nubias en el Museo Nubio de Asuán

Desde aquí queríamos ir a visitar el Obelisco inacabado ya que estaba a algo más de un kilómetro pero nos habíamos quedado sin tiempo prácticamente y teníamos que regresar con el grupo. Al salir del museo pensábamos buscar un taxi pero allí estaba el egipcio con su calesa esperándonos, nos rebajó un poco el precio y volvimos al punto de encuentro.


Templo de Filae en la isla Agilika, visita nocturna

Templon de Filae en Asuán

El Templo de Filae se encontraba en la isla de File, de ahí su nombre, a unos once kilómetros al sur de Asuán pero con la construcción de la presa y con el auspicio de la Unesco se trasladó a la isla de Agilika en medio del río Nilo. El templo solo es accesible por barco y su visita nocturna es absolutamente hermosa, dejarte llevar por la luz y la música y disfrutar.

Uno de los templos mejor conservados de la época Ptoloméica y romana dedicado a la diosa Isis, diosa del amor y esposa de Osiris; como todo gran lugar tiene una hermosa leyenda en la que cuenta Seth asesinó y descuartizó a su hermano Osiris y lo tiró al Nilo. Su mujer Isis recogió todos los restos del cuerpo de su amado Osiris y refugiándose en la isla de File lo reconstruyó para devolverle a la vida. Para otros este templo se construyó para combatir a los sacerdotes del dios Junum en la isla Elefantina.

Temlpo de Hathor en Filae

Con esta hermosa visita terminó nuestro tercer día de crucero por el Nilo, felices y contentos de todas las experiencias vividas, sabíamos que el día siguiente también estaría cargado de emociones. Había que intentar descansar....

CUARTO DÍA: ABU SIMBEL Y VUELO AL CAIRO


A las dos de la mañana tuvimos el toque de queda para salir a las tres camino de Abu Simbel en autobús. Son casi 300 km y cuatro horas de trayecto, el esfuerzo y la paliza del madrugón suponíamos que tendría su recompensa. El calor cuando llegamos era tremendo acercándonos a los 40 grados a pesar de ser tempranísimo y el mes de marzo, mejor no pensar cual será la temperatura en julio o agosto.


Abu Simbel

Templo de Ramsés II y de su esposa Nefertiti en Abu Simbel

Abu Simbel es uno de los seis templos egipcios excavados en la roca y como dijimos más arriba forma parte del Patrimonio de la Humanidad. Este templo fue uno de los que entre 1964 y 1968 fue reubicado debido a la construcción de la presa de Asuán, conocida como lago Nasser, para evitar que quedara sumergida bajo las aguas; se encargó de ello un equipo internacional de ingenieros, con el apoyo de la Unesco, que fue cortando el templo en grandes bloques, algunos de más de 20 toneladas, y trasladados a un nivel más elevado en la misma ladera.


Cuando contemplamos a lo lejos la fachada del templo con sus 33 metros de altura y 38 metros de ancho y en ella las cuatro estatuas sedentes de Ramsés II cada una de más de 20 metros de altura, que custodian el acceso al templo, sentado en un trono y con la doble corona del Alto y Bajo Egipto símbolo de la dominación que ejercía sobre todo el valle del Nilo, supimos que todo el esfuerzo del viaje había merecido la pena pues la majestuosidad del templo era imponente.

Ramsés II en Abu Simbel

Abu Simbel está situado en el extremo sur de Egipto y fueron construidos por orden del faraón Ramsés II (dinastía XIX), hijo de Seti I, en el año 1284 a. C. se inició la construcción y duró unos veinte años. Los estudiosos cuentan que el propósito de construir este lugar tan alejado fue para reforzar la religión y el poder del antiguo Egipto en el sur tras la victoriosa batalla de Kadesh (1274 a. C.) contra los Hititas.

Esculturas de Ramsés II en Abu Simbel

El templo está dedicado al culto de los dioses Amón, Ra y Ptah, así como al propio Ramsés. De esta manera, el faraón se situaba como una divinidad más del panteón egipcio. El templo fue construido, no se sabe el porqué, para que 61 días antes y después del solsticio de invierno los rayos del sol iluminasen el interior del templo y a las tres estatuas sedentes de Ramsés, Amón y Ra, dejando en sombra la estatua de Ptah considerado dios de la oscuridad. Hoy este fenómeno se produce el 21 de octubre y el 21 de febrero, pero estudios astronómicos confirman que en el momento de su construcción este fenómeno sucedía el 22 de octubre y el 20 de febrero, 60 días antes y después del solsticio.

El templo a la derecha del de Ramsés II de Abu Simbel está dedicado a Hator, diosa del amor y la belleza, y Nefertari, la esposa favorita del faraón. La fachada está decorada con seis esculturas, en este caso de pie, de las cuales cuatro representan al faraón y dos a su esposa Nefertiti.

Templo de Nefertiti en Abu Simbel
Ramsés II y Nefertiti en Abu Simbel
Templo de Nefertiti en Abu Simbel

Maravilloso lugar que no hay que perderse en un viaje a Egipto. Ya nos tocaba emprender el regreso a Asuán con algunas paradas para ver la famosa presa, comer e ir al aeropuerto de Asuán para tomar un vuelo al Cairo. El crucero por el Nilo terminaba y emprendíamos otra fase del viaje ansiada y esperada, que no era otra que vernos ante las pirámides de Giza. Pero esa es otra historia que os contaremos en El Cairo: Centro Histórico(Unesco) y Barrio Copto y en Menfis y su necrópolis( Unesco): de Giza a Dahshur. Todo el viaje lo podéis leer en Viaje a Egipto en 9 días.



ANTERIOR SIGUIENTE


#2009 #egipto #patrimonio #patrimoniodelahumanidad #unesco #komombo #asuan #aswan #islaelefantina #museonubio #falucas #filae #abusimbel #ramsés #nefertiti #presadeasuan

NOS HARÍA MUCHA ILUSIÓN QUE NOS DEJARAS UN COMENTARIO

Encuentra la información que buscas

Para utilizar el buscador, basta con introducir un lugar, monumento, ciudad, país o incluso solo una palabra y se verán los resultados de nuestros artículos.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG

DESDE AQUÍ PUEDES DAR UN "ME GUSTA" A NUESTRA PÁGINA DE FACEBOOK

Icono e-mail
  • Icono para Facebook
  • Icono para twitter
  • Icono para Instagram
  • Icono para RRSS
Esta web utiliza cookies para asegurar que se da la mejor experiencia al usuario al visitar nuestro blog. Si continuas navegando por este sitio,  se asume que se está de acuerdo.

Nos encontramos en: Madrid (España)