Turisteando el mundo

  • Pilar y Paco Viajeros

Cataratas Iguazú en Argentina. Maravilla del Mundo y Patrimonio de la Humanidad.


El millonario suizo Bernard Weber impulsó el proyecto “Las 7 maravillas naturales del mundo” inspirado en las siete ANTIGUAS maravillas del mundo y las siete NUEVAS maravillas del mundo moderno, para reconocer los lugares naturales del planeta que destacan por su extraordinaria belleza. El 11/11/2011 Las Cataratas de Iguazú en Brasil y Argentina quedaron las primeras entre otros siete lugares como la Amazonía o la Bahía de HaLong. Por otro lado, en 1984, dos años antes que el reconocimiento del lado brasileño, la Unesco decide incluir las Cataratas de Iguazú ubicadas en el estado de Misiones en Argentina, en la Lista del Patrimonio Mundial de la Humanidad y dice así:

"El Parque Nacional de Iguiazú, conserva una de las cascadas más grandes y espectaculares del mundo compuesta por un sistema de numerosas cascadas y rápidos y casi tres kilómetros de ancho en el entorno de un exuberante y diverso bosque latifoliado subtropical. El rocío permanente de las cataratas forma nubes impresionantes que empapan las islas boscosas y las riberas de los ríos, lo que resulta en una interfaz visualmente deslumbrante y en constante cambio entre la tierra y el agua."

En 2013, la Unesco galardona al Parque Nacional de Iguazú con el título de Valor Universal Excepcional, al tratarse de un territorio de importancia cultural y natural que trasciende las fronteras nacionales y de un valor excepcional para las generaciones presentes y futuras de toda la humanidad.

Nuestro hotel en Puerto Iguazú estaba prácticamente enfrente de la estación de autobuses y desde allí salían los ómnibus de la compañía Río Uruguay que trasladan a los turistas y visitantes que quieren visitar las cataratas de Iguazú por el lado argentino. Toda la información referente a los transportes en las cataratas en los dos países lo podéis consultar en nuestro artículo: Cataratas de Iguazú: transportes para visitar el lado brasileño y el argentino.

Adquirimos los billetes del bus, tanto la ida como la vuelta, la noche anterior ya que no teníamos pesos argentinos, el hotel no tenía cambio y al día siguiente era domingo y todo estaba cerrado pero la empresa de buses nos ofreció pagar en dólares y nos daba el cambio en pesos argentinos de esta forma ya teníamos moneda argentina para pagar al día siguiente en el parque.

Llegó el día de descubrir las Cataratas de Iguazú en Argentina y como teníamos los deberes hechos no tuvimos que madrugar en exceso y disfrutamos de un excelente desayuno antes de partir hacia las cataratas. Seguidamente, cruzamos la calle y nos acomodamos en los asientos del autobús, el recorrido dura una media hora y allí estábamos en el recinto de entrada al Parque Natural con la sonrisa en la boca, ya que recordábamos lo vivido el día anterior en el lado brasileño.

El recinto de entrada es mucho más pequeño que el brasileño, menos personal, artículos más caros y con el garrafal fallo de que solo admiten el pago en efectivo y en pesos argentinos, eso si hay que tenerlo en cuenta. La entrada cuesta 500 pesos (30€) y no se puede reservar por internet (imaginamos las colas en temporada alta). Su página web oficial es la siguiente: Cataratas Iguazú (Argentina).

El traslado dentro del Parque se hace mediante un trenecito que salva un par de kilómetros para llegar al inicio del circuito de la Garganta del Diablo y del circuito superior, al llegar a la principal parada hay un enorme cartel con el que hay que familiarizarse, las sendas o rutas están señalizadas por colores y dificultad. Como consejo si vais a pasar todo el día en el Parque como hicimos nosotros, lo mejor es ir primero a la ruta que lleva a la Garganta del Diablo ya que a primera hora habrá menos visitantes.

El Parque Nacional de Iguazú se creo en 1934 con el objetivo de preservar y conservar las majestuosas cataratas y la biodiversidad que las rodea.

A juzgar por la gran cantidad de visitantes, más de un millón al año, su poder de atracción no muestra signos de debilitamiento. Hay en el mundo destinos sobredimensionados que pueden dejar con decepción, pero os aseguramos que las Cataratas del Iguazú convierten a los viajeros hastiados en auténticos seguidores entusiasmados.

En el Parque Natural argentino, las rutas son muchos más largas y discurren no solo por pasarelas, también por caminos de tierra y empedrados. Para llegar a la Garganta del Diablo hay una distancia de unos dos kilómetros que transcurre en medio de una naturaleza salvaje, donde se pueden apreciar tanto la flora y la fauna en estado puro.

Nos subimos al primer tren que te acerca a la estación cataratas desde donde parte el circuito superior y desde donde otro tren te lleva al inicio de de la pasarela de la Garganta del Diablo, que era nuestro primer objetivo. Una vez se llega al río, unas pasarelas de hierro bastantes anchas de unos 500 metros de longitud ayudan a caminar sin dificultad. Sorprende la anchura del río y la mansedad de sus aguas; durante el recorrido, eran ya casi las 10 de la mañana, nos sorprendió la cantidad de gente que estaba haciendo el camino de vuelta y pensamos que aquello estaría lleno de gente y que tendríamos que haber llegado antes.

Empezó a dejar de pasar gente y comenzamos a oír el rugido del agua, pero el río seguía discurriendo con pasmosa lentitud. Nos pusimos nuestro chubasquero y de pronto, ante nosotros la majestuosidad de las cascadas enfurecidas por caer al abismo de la Garganta del Diablo. Una palabra basta para definir el estruendo del agua... ¡Impresionante!

Y lo mejor de todo es que durante diez minutos el espectáculo fue para nosotros solitos, no hay palabras que puedan definir el momento. Bueno nosotros no, pero un poeta sí podría describir acertadamente la sensación de observar esta maravilla de la Naturaleza:

Permite que tu alma sea saciada

con la belleza impar de este paisaje

que aunque el mundo recorras en tus viajes

nunca podras hallar, como esto, nada

El resto de los versos de Alfonso Ricciutto se encuentran dispuestos en un panel de la salida de la Garganta del Diablo.

Una vez desandamos la pasarela alcanzamos la salida, después de numerosos selfies y fotos por doquier, esperamos nuevamente al tren para que nos devolviera a la estación de las cataratas. Una vez allí empezamos a recorrer el llamado Circuito Superior, desde donde casi desde el principio pudimos observar numerosos saltos (cada uno con su nombre). Grandioso el espectáculo de la selva y las cataratas. Hicimos varias paradas en los distintos miradores para tomar fotos desde todos los ángulos posibles.

Dentro del Parque hay excursiones opcionales en lanchas con varios niveles de dificultad e incluso excursiones nocturnas a la luz de la luna. En esta página podréis informaros de todas ellas: EXCURSIONES PARQUE IGUAZÚ ARGENTINA

Llegamos casi hasta el filo desde donde desciende el agua, viviendo una fascinante experiencia y una esplendida vista. Las horas habían pasado y era hora de comer. Así que nos dirigimos hacia el área principal antes de coger el siguiente circuito. Comimos en un Pans and Company, aunque con precios más altos de lo habitual. Aceptan la moneda brasileña, así que no debe preocupar si se viene con algo de dinero de Brasil, pues se admite no solo en el Parque sino en los comercios y restaurantes de la ciudad de Puerto Iguazú. Tuvimos que comer con precaución, ya que el recinto exterior empezaba a ser merodeado por múltiples coatíes que esperaban el mínimo descuido para robar la comida, aunque los coatíes argentinos son menos agresivos que lo brasileños.

Nos pusimos en marcha para recorrer una pequeña parte del Circuito Inferior, ya que este circuito tiene multitud de escaleras y es bastante largo y al final de él es donde se toman los famosos "gomones" para meterse debajo de las cataratas. Hicimos el primer tramo por las escaleras hasta la rampa que nos llevaría y observaríamos muy de cerca, una serie de cataratas más pequeñas, pero de indudable belleza y donde las pasarelas construidas nos iban a permitir estar casi debajo de ellas.

Nos referimos al "salto de las dos hermanas" y al "salto chico". Os recomendamos disfrutar primero del espectáculo y después sacar vuestras cámaras, es una auténtica maravilla contemplar estas cataratas que además cobijan tras sus paredes de agua a muchas aves que anidan y buscan refugio. Importante leer los paneles de información para no perder detalle.

Caminando entre los circuitos del Parque Nacional de las Cataratas del Iguazú, uno comienza a hacerse una idea de la magnitud de estos saltos de agua. La principal opción de recorridos de aventura del lado argentino es una lancha motora que llega incluso a meterse debajo de las cataratas. Sale desde la isla de San Martín y se denomina Tour de Aventura Náutica. Esta experiencia de "riesgo" meterse en una lancha o "gomón" y una excelente oportunidad para sentir de primera mano el tremendo poder de las cataratas. Nosotros no lo realizamos, ya tuvimos nuestro bautismo con la que hicimos en las Cataratas del Niágara el año anterior.

Nosotros desde aquí, tomamos una rampa, ya asfaltada y accesible para discapacitados, que nos llevaría de nuevo a la estación de las cataratas para tomar el tren que te lleva de nuevo a la entrada del parque y tomar el autobús a Puerto Iguazú.

La jornada había sido excepcional, con una duración muy superior a la realizada en el lado brasileño, llegábamos al Parque a las 9,30 de la mañana y salíamos a la 5 de la tarde, pudimos vivir muy de cerca la maravillosa exhibición de una naturaleza salvaje. El parque está muy bien señalizado y con bastante personal para atender las necesidades de los visitantes, por poner algún "pero" diremos que las tiendas y restaurantes resultan bastante caros, así como la imposibilidad de pagar con tarjeta de crédito las entradas al recinto. Por lo demás, disfrutamos de una excursión fabulosa.

Podéis leer nuestra experiencia en las cataratas de Iguazú brasileñas en el siguiente relato: "Cataratas de Iguazú en Brasil. Maravilla del Mundo Natural y Patrimonio de la Humanidad."

DATOS PRÁCTICOS

Dirección: Parque Nacional Iguazú Argentina se localiza en el estado de Misiones en las inmediaciones de la ciudad de Puerto Iguazú. Horarios: Todos los días sin excepción de las 08:00 hasta las 16:30 horas en que se dejan de vender entradas aunque se puede permanecer en el interior del parque hasta las 18:00 horas. Precios de entrada están en pesos argentinos: Tarifa general: Pesos 500,00 ; Mercosur: Pesos 400,00 ; Argentinos: Pesos 260,00. También existen reducciones para menores y ancianos. Monedas aceptadas: pesos argentinos Formas de pago: Efectivo (No se admite pago con tarjeta) Sitio web: http://www.iguazuargentina.com/parques.php Email: informacion@iguazuargentina.com

Por último, informaros de que como es prácticamente imposible recorrer todos los senderos del Parque en un solo día, si se dispone de más tiempo para visitarlas, no olvidéis sellar las entradas a la salida del Parque el primer día, ya que la segunda visita tiene una reducción del 50% sobre el precio de la entrada general.


ANTERIOR SIGUIENTE


#2017 #Argentina #CataratasIguazú #PatrimonioMundialdelaHumanidad #PuertoIguazú #GargantadelDiablo

NOS HARÍA MUCHA ILUSIÓN QUE NOS DEJARAS UN COMENTARIO

Encuentra la información que buscas

Para utilizar el buscador, basta con introducir un lugar, monumento, ciudad, país o incluso solo una palabra y se verán los resultados de nuestros artículos.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG

DESDE AQUÍ PUEDES DAR UN "ME GUSTA" A NUESTRA PÁGINA DE FACEBOOK

Icono e-mail
  • Icono para Facebook
  • Icono para twitter
  • Icono para Instagram
  • Icono para RRSS
Esta web utiliza cookies para asegurar que se da la mejor experiencia al usuario al visitar nuestro blog. Si continuas navegando por este sitio,  se asume que se está de acuerdo.

Nos encontramos en: Madrid (España)