top of page

Turisteando el mundo

  • Foto del escritorPilar y Paco Viajeros

Los Palacios de Augustusburg y Falkenlust (Alemania).


Excursión sin duda obligada si uno se encuentra en Renania del Norte-Westfalia, estado federal alemán. La forma de llegar es muy fácil tanto si se está en Colonia o en Bonn. La estación de tren de la ciudad de Brühl se encuentra prácticamente pegada a la puerta de entrada exterior a los Castillos. También es posible llegar en metro (S-Bahn) desde Bonn, pero a pesar de ser más económico, la estación se encuentra mucho más lejos.

Estación tren Brühl
Entrada Palacio Augustusburg

También tenemos que puntualizar que durante los meses de diciembre y enero se encuentran cerrados al público los interiores de los palacios y los jardines no tienen el esplendor que les da la primavera y el verano. Aún así, la vasta extensión del terreno con sus bosques de árboles centenarios, jardines y veredas, es suficiente para que valga la pena pasear por su exterior admirando todo lo que la vista abarque.

Palacio Augustusburg
Palacio Augustusburg

Nosotros fuimos a pasar la tarde del día 31/12/2015 antes de prepararnos para la noche de fin de año. Es un trayecto de poco más de 13 minutos con un coste de 9€ por persona (ida y vuelta).

Los Palacios de Augustusburg y Falkenlust son testigos y no precisamente mudos de un pasado esplendoroso en la Alemania del siglo XVIII. Su conservación tanto de los edificios como de los jardines y bosques adyacentes le han valido su reconocimiento por la UNESCO declarandolos Patrimonio Mundial de la Humanidad desde 1984.

Plano palacios Brühl

El arzobispo Clemens August (1700-1761) inició la construcción del castillo sobre las ruinas de un castillo con foso medieval contratando al arquitecto Juan Conrado Schlaun en 1728 para tal efecto, no finalizando la obra hasta 40 años más tarde en 1768. El palacio de Augustusburg, se utilizó como suntuosa residencia arzobispal complementado con el cercano pabellón de caza de Falkenlust.

Palacio Augustusburg
Palacio Augustusburg
Palacio Augustusburg

Varios artistas de la época colaboraron en crear diseños de estilo rococó en jardines, interiores, esculturas, pinturas.

Jardines Palacio Augustusburg
Jardines Palacio Augustusburg
Jardines Palacio Augustusburg

Sin embargo casi 100 años más tarde las áreas forestales se cambiaron siguiendo las líneas de un jardín paisajista inglés para facilitar el relajamiento en los paseos.

Veredas Palacio Augustusburg
Bosque Palacio Augustusburg

Realmente evocador y agradable es pasear junto al bosque, en su día coto de caza de aves mediante el arte de la cetrería del que era apasionado el arzobispo y famosas eran las reuniones con la nobleza en el pabellón de caza Falkenlust, donde incluso se invitó a Mozart para amenizar veladas con su excepcional virtuosismo con el piano.

Pabellón caza Falkenlust
Pabellón caza Falkenlust

La elección del sitio para este pabellón de caza fue determinada por la trayectoria de las garzas, las aves de presa preferidas de la cetrería. En el vuelo desde sus nidos en Brühl a las zonas de pesca en las riberas del Rhin eran “recibidos” por los halcones amaestrados de Clemens August denominados "escabeche".

Pabellón caza Falkenlust

El parque del Palacio Augustusburg en Brühl, fue llevado junto con los trabajos de construcción en 1984 a la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO, ya que es un monumento al arte del paisaje de renombre. Influencia de Versalles en los jardines y de Belvedere en los estanques y adornos ornamentales para las flores.

Jardines Palacio Augustusburg

El recorrido de la espectacular finca es de unos 4 km por sentido. Nosotros tardamos unas 2 horas paseando tranquilamente por sus caminos desde el palacio al pabellón de caza y vuelta a la estación de tren. Hay que reseñar que aunque en la actualidad es un museo, desde 1949 a 1996 cuando se designó como capital federal de Alemania a Bonn y debido a su cercanía, el palacio de Augustusburg fue utilizado como palacio de representación del Presidente de la República Federal de Alemania y del Gobierno Federal.

Como palacio de representación sin duda hacía bien su labor, ya que seguro que los visitantes quedaban sorprendidos con la espectacular escalera, de estuco, con columnas de mármol y abundantes esculturas, un poco recargado en conjunto, pero de gran efecto sobre los visitantes. Sitio de relax sin embargo para tratar temas comprometidos, eran sus esplendidos jardines o las veredas dentro del bosque.

Bosque palacios Brühl

Como antes mencionamos, no pudimos pasar al interior, pero aunque lo hubiéramos hecho no podríamos enseñaros fotos ya que está prohibido. Si deseáis conocer el interior de los palacios podéis seguir el siguiente enlace.

Comentarios


NOS HARÍA MUCHA ILUSIÓN QUE NOS DEJARAS UN COMENTARIO

bottom of page