Turisteando el mundo

  • Pilar y Paco Viajeros

Qué ver y hacer en Luxemburgo (I). Un pequeño país con un Gran Ducado. UNESCO


Con puntualidad, nuestro tren con destino a Luxemburgo salió de Bonn, era un tren moderno de dos pisos, muy cómodo. Circulaba silencioso y en algunos tramos alcanzaba los 180 Km/hora. El recorrido precioso, ya que nos permitió observar la cantidad de pequeños pueblos asentados junto al río Mosela. Tardó en llegar 3 horas.

La estación de trenes de Luxemburgo no es muy grande, pero bien conservada e impacta en su conjunto, porque suelos y techos decorados le dan cierto aire palaciego.

Muy bien combinado los detalles de principios del siglo XX con los actuales como el cerramiento de cristal de la fachada que les han permitido instalar escaleras mecánicas y ascensores sin tocar el edificio original y las modernas pinturas y vidrieras que decoran su cúpula central.

Por fin estábamos en una nación europea que no habíamos conocido hasta ahora y que nos suscitaba mucho interés y curiosidad. Luxemburgo ha sido un pequeño país casi siempre ocupado por otros. Por España, Austria, Países Bajos, Francia y Alemania. Al final, Luxemburgo se ha convertido en uno de los países más ricos de Europa, impulsado por un gran crecimiento en el sector de los servicios financieros y su estabilidad política. Un país donde los sueldos son los más altos y los impuestos menos gravosos. De hecho no notamos gran diferencia en el precio final de los productos o servicios con otros países y éste fue el único en el que entramos en un supermercado. Nos dimos prisa en llegar al hotel que habíamos reservado, ya que era de noche a pesar de ser las 16:30h y queríamos aprovechar para dar nuestro primer paseo por la ciudad. A apenas 200 metros de la estación se encontraba el Ibis Style Luxemburg Centre Gare, que nos dio la sorpresa de que todas las tardes, teníamos café, té o chocolate gratis con pastas. El hotel estaba remodelado con gran cantidad de color, aunque las habitaciones fueran un pelín pequeñas. Nos fuimos contentos de nuestra estancia. Es recomendable. El precio, menos de 80€ con desayuno.

Y por fin, empezamos nuestro recorrido por la ciudad de Luxemburgo. Aquí os dejamos un mapa con el recorrido que hicimos esta tarde.

La mejor manera para descubrir y disfrutar de la bella Luxemburgo es a pie a pesar de los desniveles, pero el pequeño tamaño de la ciudad y la contemplación de sus bellos edificios hacen conveniente que sea así. Empezamos por coger la larga calle de la Libertad, una calle de lo más parecido a alguna avenida parisina con edificios de estilo romántico o Art Nouveau con tejados de pizarra abuhardillados.

Al llegar a la plaza de Metz, nos encontramos con la Caja de Ahorros del Estado, algo así como el Banco de España en nuestro país. Un edificio que ha sido construido imitando el estilo francés neo-renacentista. El elemento más destacado es la torre (46 metros), que establece un acento distintivo al horizonte de la ciudad de Luxemburgo. Tuvimos la oportunidad de ver su iluminación navideña que hacía que cambiara de color la fachada.

Justo enfrente de la plaza de Metz, nos dimos cuenta que el "Pont Blue" o "Pont Adolphe". Su nombre proviene de la Gran Duque Adolfo que reinó en Luxemburgo desde 1890 hasta 1917 y fue pensado originalmente para permitir el paso de Luxemburgo - Echternach para cruzar el valle de Pétrusse, se encontraba de reforma con trabajos que durarán dos años. Era necesario desviarnos un poco de nuestra ruta para llegar al "Monumento del Recuerdo" conocido por el apodo de "Golden Lady".

Un monumento a los caídos dedicado a los miles de luxemburgueses que se ofrecieron voluntariamente para el servicio en las fuerzas armadas de las potencias aliadas durante la Primera Guerra Mundial. La pieza central del monumento es un obelisco de granito 21 metros de altura. En lo alto del obelisco se encuentra una estatua de bronce dorado de una dama, que parece colocar una corona de laurel sobre la cabeza de la nación. Allí pudimos contemplar excelentes vistas de la ciudad y el paso del río a través de barrancos y precipicios que no te esperas encontrar en una capital de Estado.

De nuevo en marcha, a pocos cientos de metros y con calles peatonales sin ningún tipo de tráfico rodado, íbamos a llegar al centro histórico de Luxemburgo declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad junto con su recinto amurallado y fortificaciones. Entramos en la Plaza de Armas también llamada "Parlour de la Cité", que significa "Salón de la Ciudad" donde antiguamente, las tropas francesas de Luis XIV allanaron la plaza y la usaron para los desfiles o para formar a las tropas. La Plaza de Armas acoge el Mercado de Navidad y conciertos al aire libre durante la temporada de verano ya que tiene un Kiosko de Música en el centro. Rodeado de bares, cafeterías y restaurantes se ha convertido en el lugar donde los jóvenes y mayores, los lugareños y los visitantes se encuentran. Para hacerse una idea del ambiente en verano aquí os dejamos un enlace de Street View. El Palacio de la ciudad, hoy en día llamado Cercle Cité, está situado en la Place d'Armes también. En 2006, la renovación y restauración integral se llevó a cabo en el Cercle con el fin de transformarlo en un centro de convenciones y exposiciones. El trabajo se completó en abril de 2011.

Como habíamos comido poco y teníamos hambre, nos metimos en un Pizza Hut para cenar aunque fueran las 19:30h. Nos sirvieron bastante bien y no fue muy caro. Otro centro neurálgico de Luxemburgo ciudad es la plaza de Guillermo II rey de los Países Bajos y Gran Duque de Luxemburgo, con su estatua ecuestre en el medio de la plaza.

Caminando entre las casetas de los mercadillos de Navidad y la pista de patinaje de hielo llegamos al Palacio del Gran Ducado. Es la residencia de la ciudad del Gran Duque y tiene, sin duda, una de las más bellas fachadas de la ciudad.

El palacio es utilizado por el Gran Duque en el ejercicio de sus funciones oficiales. Él y la Gran Duquesa, junto con su personal, tiene sus oficinas en el palacio, y las estancias de la primera planta se utilizan para una variedad de reuniones y audiencias. En la víspera de Navidad, se transmite el mensaje de Navidad del Gran Duque de la llamada habitación amarilla.

También los jefes de Estado extranjeros, se alojan en el palacio, como invitados del Gran Duque y la Gran Duquesa, durante las visitas oficiales a Luxemburgo, y el salón de baile es el escenario de banquetes de Estado en su honor. A lo largo del año, numerosas otras recepciones tienen lugar en el palacio, como el de Año Nuevo para los miembros del Gobierno y de la Cámara de Diputados. De forma pausada, fuimos bajando entre calles adoquinadas y pequeños palacetes hasta llegar a Pasarelle, el puente que también cruza el valle del río Petrusse, hasta coger la avenida de La Gare que iría hasta la estación de tren y por tanto a nuestro hotel. Un reconfortante chocolate caliente y un café descafeinado nos supieron a gloria antes de subir a la habitación.

Al día siguiente, nos tocaba hacer una excursión a Trier, la ciudad más antigua de Alemania y teníamos que descansar.

ANTERIOR SIGUIENTE

#2016 #Luxemburgo #PlazadeMetz #PatrimoniodelaHumanidad #MonumentodelRecuerdo #PlazadeArmas #CercleMunicipal #PalacioGranDucado #Europa

NOS HARÍA MUCHA ILUSIÓN QUE NOS DEJARAS UN COMENTARIO

Encuentra la información que buscas

Para utilizar el buscador, basta con introducir un lugar, monumento, ciudad, país o incluso solo una palabra y se verán los resultados de nuestros artículos.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG

DESDE AQUÍ PUEDES DAR UN "ME GUSTA" A NUESTRA PÁGINA DE FACEBOOK

Icono e-mail
Esta web utiliza cookies para asegurar que se da la mejor experiencia al usuario al visitar nuestro blog. Si continuas navegando por este sitio,  se asume que se está de acuerdo.
Logo-MadTB
  • Icono para Facebook
  • Icono para twitter
  • Icono para Instagram
  • Icono para RRSS

Nos encontramos en: Madrid (España)