Sheki y la Ruta de la Seda (Unesco). Azerbaiyán

Sheki (en azerí: Şəki) hoy es uno de los cincuenta y nueve rayones en los que subdivide políticamente la República de Azerbaiyán. El rayón de Sheki se encuentra al noroeste de Azerbaiyán en el sur del Gran Cáucaso, a unos 325 kilómetros  de Bakú. La capital de este rayón es Sheki y nos contó nuestro conductor que la ciudad tiene un microclima que hace que los inviernos sean muy suaves y los veranos poco calurosos. Llegamos a la ciudad ya de noche y poco pudimos visitar porque estaba todo desértico y con muy poca luz pero sí tomamos un taxi que nos llevó al Caravansarai donde cenamos.

 

El centro histórico de Sheki con el Palacio de Khan fue declarada por la Unesco Patrimonio Mundial de la Humanidad en 2019, exactamente desde el 7 de julio, dos días después de haber visitado nosotros la ciudad, antes estuvo en la Lista Indicativa desde 2001. La Unesco dice de esta ciudad: 

“La histórica ciudad de Sheki está ubicada al pie de las montañas del Gran Cáucaso y dividida en dos por el río Gurjana. Mientras que la parte norte más antigua se construye en la montaña, su parte sur se extiende hacia el valle del río. Su centro histórico, reconstruido después de la destrucción de una ciudad anterior por los flujos de lodo en el siglo XVIII, se caracteriza por un conjunto arquitectónico tradicional de casas con techos altos a dos aguas. Ubicada a lo largo de importantes rutas comerciales históricas, la arquitectura de la ciudad está influenciada por las tradiciones de construcción de Safavid, Qadjar y Rusia. El Palacio Khan, en el noreste de la ciudad, y varias casas de comerciantes reflejan la riqueza generada por la cría de gusanos de seda y el comercio de capullos de seda desde finales del siglo XVIII hasta el XIX.”

 

Un poco de historia


Según los historiadores azerbaiyanos, el nombre de la ciudad de Sheki se remonta a un pueblo llamada Saka, de origen iraní, que llegaron a estos territorios en el siglo VII a. C. y lo poblaron durante varios siglos. A la región que era muy fértil la llamaron Sakasena.


Estos territorios fueron ocupados en el siglo I por los albaneses del Cáucaso y Sheki siguió siendo una ciudad próspera. Fue conquistada posteriormente por árabes, pasó a farmar parte del reino de Georgia y fue invadida por los mongoles en el siglo XIV. En el siglo XVIII, en 1743, en Sheki se crea unos de los Khanatos más fuertes en el Cáucaso. En este momento la ciudad prosperó y se dedicaba a la cría de gusanos de seda que le dio fama mundial y continuó floreciendo como la ciudad de Ruta de la Seda, siendo importante centro de comerciantes de las caravanas entre Bakú y Tbilisi. En 1805 se convirtió en vasallo del Imperio Ruso y 1813 fue anexionada definitivamente a Rusia y en 1819 el Khanato fue abolido.

Otra curiosidad de esta ciudad de Sheki es que su establecimiento original estuvo en el actual pueblo de Kish, del que hablaremos más adelante, y tras varias inundaciones que la asolaron el Khan Haci construyó una nueva ciudad que llamó Nukha y construyó una nueva fortaleza que sería el emplazamiento actual de la actual Sheki. Este nombre se mantuvo hasta 1968 que recupera su nombre original: Sheki.


Nos encontrábamos  en una de las ciudades más antiguas de Azerbaiyán, pero antes de continuar con las visitas de Sheki os recomendamos que leáis Viaje al Cáucaso: Azerbaiyán, Georgia y Armenia con escalas en Estambul y Viena,  además de Qué ver y visitar en Azerbaiyán, país de contrastes, en cinco días para conocer todos los datos necesarios de este viaje al Cáucaso.

 

Qué ver y visitar en Sheki


El Sheki Khan Saray o  Palacio del Khan

Es el edificio más hermoso de Sheki y fue nuestra primera visita del día tras un buen desayuno, además de estar celebrando el cumpleaños de Paco.  El Palacio de Sheki Khans es monumento histórico y arquitectónico en Azerbaiyán siendo construido en la segunda mitad del siglo XVIII y está situado en la parte norte de la ciudad rodeado de murallas. 

El Palacio de Sheki, residencia de verano de los Khanes, se encuentra en la parte superior de este espacio y está rodeado de otra muralla que lo aislaba de las zonas comunes. Se paga una entrada de dos manats y al entrar te encuentras delante de un hermoso jardín en el que hay plantados dos plátanos que según reza el cartel fueron plantados en 1530. 

 

La fachada del edifico es espectacular, absolutamente cubierta de mosaicos de color azul oscuro, turquesa y ocre con una intrincada serie de dibujos geométricos, pinturas, maderas y vidrieras que no adelantan la belleza que dejan translucir en su interior. Todo ello le da un aspecto de palacio oriental de las mil y una noches. Todo el edificio está construido en madera sin usar ni un solo clavo.

El palacio es bastante pequeño organizado en dos plantas y tiene tan solo seis habitaciones con cuatro pasillos  y dos balcones, su superficie no supera los trescientos metros cuadrados. Pero en su interior todo, absolutamente todo está cubierto de pinturas muy coloristas y de vidrieras ensamblas con madera,  técnica que se conoce como shabaka. Se le considera un ejemplo único de arquitectura palaciega del siglo XVII en el Cáucaso.

Lo peor de todo es que no te dejan hacer fotografías y los escasos ejemplos que os mostramos fueron hechas de mala manera porque estaban vigilándote constantemente. Un guía que no hablaba una sola palabra de inglés nos acompañó, más como vigilante que como guía y fuimos recorriendo las dos plantas.

 

Una de las habitaciones más bonitas se encuentran en el piso superior y narran de forma absolutamente realista en un friso precioso las batallas del Khan Haci Celebi, a la izquierda y derecha se encuentran las habitaciones  del Khan y de su esposa, esta última decorada con flores, jarrones y arabescos. 

El Palacio abre todos los días entre las 10 de la mañana a las 6 de la tarde. Una visita breve pero el Palacio es una joya y no vendría mal que permitieran hacer fotografías y dejaran de vender a la salida unas postales de malísima calidad de las habitaciones del Palacio.

 

Las murallas circundan un espacio de más de 120 hectáreas y en la que se encuentran más edificios y algunos hermosos jardines que también pertenecían al Khan, la entrada a esta primera zona es gratuita y se puede pasear sin problema por ella. Entre ellos una antigua iglesia hoy convertida en un pequeño Museo Etnográfico donde se exponen utensilios de la vida cotidiana de este lugar y homenajes a algún que otro personaje de la zona.

Caravanserai

 

El la ciudad de Sheki llegaron a existir cinco caravanserai lo que nos da una idea de la importancia comercial dentro de la Ruta de la Seda de la ciudad. Hoy ha sobrevivido tan solo uno y fue declarado monumento histórico. 

Fue construido en el siglo XVIII en la Gran Ruta de la Seda y consta de dos partes, tradicionalmente llamadas Yukhari, que significa superior y Ashaghi inferior. El caravasarai "inferior" tiene una forma rectangular con un gran patio interior en el centro del cual se encuentra una fuente muy grande y los jardines..El caravasarai superior  se dedica para las habitaciones. Hoy todo el edificio se ha convertido en un hotel en el que nos hubiera gustado dormir pero no encontramos la forma de realizar la reserva de forma anticipada.

Lo visitamos la noche que llegamos a Sheki ya que fuimos a cenar allí. No es que la comida fuera excelente pero fue agradable cenar en el patio rodeado de árboles e imaginar cómo debió ser aquello siglos atrás; la iluminación era tan tenue que costaba trabajo ver por dónde caminabas. Por la mañana es mucho más bonita la imagen del edificio y se aprecia mejor la magnificenza del lugar. 

 

Mercado Seco

 

Cuando sales del Caravasarai a la derecha comienza un suave descenso hacia la ciudad paralela al río y se encuentra este mercado, llamado seco, porque lo que se vende en las distintas tiendas son alfombras, tejidos, artesanía, hay algún pequeño bar y varias tienda de dulces.

Entramos en una de estas tiendas de dulces, llamada Halvaci Yahya,que es de las más antiguas de Sheki, aquí vimos los famosos dulces de halva, conocidos aquí como pakhlava. Es un dulce muy típico de Asia Central y se elabora con harina, frutos secos y jarabes de colores y sabores distintos. Los azerbaiyanos reclaman la difusión de este manjar a través de los comerciantes que aquí paraban, aunque cuentan que este dulce lo trajo un comerciante desde Tebriz, localidad de Irán, y cuando el Khan que era bastante goloso pidió a sus cocineros algo muy, muy  dulce le hicieron un halva con jarabe de azafrán. Desde ese momento se crea el halva pakhlava.

Iglesia Albanesa de Kish 

 

Pusimos rumbo hacia el pequeño pueblo de Kish, ubicado a unos 5 kilómetros al norte de Sheki en pleno Cáucaso para visitar la que se considera la iglesia cristiana más antigua de Azerbaiyán

En el siglo I después de Cristo llegó a estas tierras san Eliseo, discípulo de Tadeo de Edesa, en la que según cuentan construyó una iglesia que sería la que reconstruyeron en el siglo XII-XIII y que es la que visitamos en esta mañana de julio.

Kish en el momento de la llegada de San Eliseo, era la capital política del Reino de Albania del Cáucaso, llamado del Cáucaso para diferenciarlo de la Albania de los Balcanes, adoptando el cristianismo de forma casi inmediata.
 
Las excavaciones recientes han demostrado que en el siglo I no se construyó una iglesia allí sino que se utilizó un templo pagano anterior, de los siglos V-IV a.C, que fue utilizado como iglesia una vez convertido el reino al cristianismo. También se han encontrado objetos de bronce y otras cerámicas que demuestran que la zona estuvo habitada desde el tercer milenio antes de cristo.

Una visita muy interesante en un marco casi idílico, la iglesia está rodeada de un precioso  jardín con una exposición de maquetas de otras iglesias del antiguo reino de Albania.  

Desde Bazar Taza Sheki hay marshrutkas, la 15 y 23, que llevan a este pequeño pueblo, aunque al ser calles empedradas y muy estrechas el último tramos de casi un kilómetro habrá que hacerlo a pie y cuesta arriba.

 

Y con esta visita al pequeño pueblo de Kish y la mañana que habíamos pasado de Sheki o Sheke o Shaka o Shakki o Shakne o Shaken o Shakkan o Shekin, con todos estos nombres aparece esta gran ciudad en las fuentes medievales,  estábamos a punto de despedirnos de Azerbaiyán pues continuábamos camino hacia Georgia. 

 

 

 


 

 

Please reload

NOS HARÍA MUCHA ILUSIÓN QUE NOS DEJARAS UN COMENTARIO

ENTRADAS RELACIONADAS

Please reload

SUCRÍBETE A NUESTRO BLOG

ESCRÍBENOS AL SIGUIENTE E-MAIL:

  • Icono para Facebook
  • Icono para twitter
  • Icono para Instagram
  • Icono para RRSS