Qué ver y qué visitar en Nüremberg (Baviera), Alemania

Nüremberg se convirtió, para su desgracia, en el lugar de las manifestaciones del partido nazi y en la ciudad preferida del Führer. Sus habitantes pagaron un alto precio por la obsesión de Adolf Hitler de convertir a la ciudad en la "más alemana de todas" y unos años más tarde, miles de personas perdieron la vida y toda la ciudad fue destruida de forma brutal por las fuerzas aliadas el 2 de Enero de 1945, de tal manera que un reportero de guerra lo describió como un "infierno en la tierra". A partir de esas cenizas, los lugareños en las últimas décadas han reconstruido minuciosamente la ciudad, ayudando a restaurar gran parte de su carácter original y su encanto medieval. Caminando por las fachadas de piedra arenisca y los edificios con entramados de madera de la Nüremberg actual, la ciudad no solo asombra por su belleza, sino que se ha convertido en un símbolo del esfuerzo colectivo y un ejemplo de la capacidad de recuperación del ser humano.

 

En nuestro viaje, para conocer esta ciudad alemana empleamos varios días, no en su totalidad claro, porque las excursiones a otras ciudades de Baviera y la planificación del viaje en sí impidieron dedicarle un día completo, pero bien fuera por las mañanas o por las tardes disfrutamos de todos los atractivos que nos ofrecía, comenzando siempre nuestras rutas desde la estación principal de trenes (Hauptbahnhof) que era la zona donde teníamos nuestro alojamiento.

Pasamos por tanto a continuación a relataros qué ver y qué visitar a partir de este punto estratégico de la ciudad, la estación principal de trenes, un hermoso edificio modernista del siglo XIX y lo primero que se observa desde allí del casco antiguo de Nüremberg es la esquina sureste de la muralla medieval de la ciudad al otro lado de la calle.

 

Muralla Medieval

 

En la época medieval a la ciudad a menudo se le llamaba la "capital no oficial" del Sacro Emperador Romano porque Nüremberg en el siglo XIII llegó a ser declarada Ciudad Imperial Libre, una ciudad estado que solo rendía cuentas al Emperador. La antigua aldea se fortificó durante un siglo y llegó a tener, además de castillo y muralla, más de 160 torres de vigilancia. La que se encuentra frente a la estación de tren, es la Torre redonda de Nuestra Señora que sirvió como puerta de entrada y parada de peaje en la época medieval para todos los forasteros y visitantes del Sur (Regensburg y Munich) que ingresaban en Nüremberg.

Estas colosales defensas ayudaron a Nüremberg a no ser nunca tomada por las fuerzas militares durante casi 700 años hasta que las fuerzas aliadas liberaron la ciudad de los nazis durante la Segunda Guerra Mundial en 1945.

Al cruzar el foso a través de la denominada "Puerta de la Mujeres" se encuentra un espacio irregular que se creó dentro del patio de armas del antiguo arsenal (waffenhof) en 1971 para celebrar el 500 aniversario del cumpleaños del artista local Alberto Durero, artista precursor del Renacimiento alemán que nació y vivió en esta ciudad.

Las pequeñas tiendas solo estaban destinadas a ser temporales, pero debido a que la experiencia fue tan popular, se conservaron. Este encantador patio parece un mercado navideño durante todo el año, donde se pueden ver orfebres, fabricantes de muñecas, sopladores de vidrio, artesanos, alfareros, así como restaurantes típicos y "biergartens" 

A continuación, bajando por la calle Köningstrasse en paralelo a las murallas nos encontramos con un edificio enorme y singular.

 

Mauthalle

 

Se  trata de un gran almacén medieval construido en 1500 para almacenar grano para los ciudadanos de Nüremberg en casos de crisis. Con 84 metros de largo, 20 metros de ancho y 29 metros de alto, fue, el más grande de los 12 graneros construidos por la Ciudad Imperial Libre de Nüremberg. Su nombre traducido significa "Sala de peaje" porque funcionaba como aduana.

Por la misma calle divisamos a lo lejos una gran iglesia con dos torres gemelas.

 

La Iglesia de San Lorenzo (Sankt Lorenzkirche)

 

Es una de las tres iglesias más importantes de Nüremberg, originalmente construida con tres naves en el siglo XIII pero reformada en el siglo XVI dejándola con una sola nave y coro en estilo gótico. Fue una de las primeras parroquias en Alemania en convertirse en protestante durante la Reforma.

Debido a la magnitud de la Iglesia de San Lorenzo, hay que retroceder para observar su fachada frontal de piedra negra orientada al oeste con los poderosos campanarios de estilo románico de 80 metros de altura.

Pero si la iglesia es imponente, no es menos la plaza donde está enclavada.

 

Plaza de San Lorenzo (Lorenzerplatz)

 

Recomendamos unos minutos de atención aquí para observar la belleza del lugar donde destaca especialmente el Nassauer Haus. Un edificio de estilo gótico en una de sus esquinas que ha sido la última casa con torre medieval sobreviviente en Nüremberg. No olvidemos que en la Edad Media, las casas con torres cubrían las aldeas medievales, ya que proporcionaban una retirada vertical defensiva durante las invasiones y al mismo tiempo servían como un símbolo de estatus para las familias ricas.

 

Bien, pues esta torre lo tiene todo, es una auténtica maravilla, ventanas panorámicas de esquina, las llamadas de "princesa" porque nos recuerdan los cuentos de hadas, un reloj de sol intemporal que adorna la fachada de la majestuosa casa medieval, nobles balcones y tallas de piedra que muestran los escudos de armas del Sacro Imperio Romano.

También en la Plaza de San Lorenzo se encuentra la juguetona Fuente de la Virtud (Tugendbrunnen), que fue instalada a finales del siglo XVI. Coronada por una Justicia con los ojos vendados y sostenida por las 6 virtudes que arrojan agua de sus pechos desnudos. 

Seguimos por la misma calle Köning hasta llegar a los márgenes del río Pegnitz y nos detenemos en el primer puente para admirar la belleza del entorno.

 

Puente del museo (Museumsbrücke)

 

Fue el primer cruce permanente sobre el río Pegnitz cuando se construyó en 1200 y ha tenido varios nombres a lo largo de la historia. Originalmente se llamaba Puente Descalzo (Barfüßerbrücke) porque conectaba con el monasterio franciscano con la ciudad y luego pasó a llamarse Puente del Rey (Königsbrücke) El nombre actual de Museumbrücke es un poco confuso, pero proviene del Museum Club de la alta sociedad que construyó la casa de lectura y reunión social en este lugar. Después de ser dañado en la Segunda Guerra Mundial y reconstruido en 1954, el Puente del Museo ofrece excelentes vistas del antiguo Hospital del Espíritu Santo, hoy reconvertido en restaurante. Imprescindible hacer fotos de recuerdo desde aquí.

Bien, seguimos disfrutando del paseo por esta bonita ciudad y nos dirigimos hacia su espacio cultural más significativo.

 

Museo Nacional Germánico

 

Interesante museo donde se encuentra el globo terráqueo más antiguo del mundo que data de 1492 pero antes del Descubrimiento, ya que no tiene grabado "las Américas". También se pueden contemplar algunas de las pinturas principales y algunos grabados de Durero. Podéis ampliar información en su página web: Germanisches National Museum

Al lado del museo se encuentra un espacio muy particular.

 

El Camino de los Derechos Humanos 

 

Fue planeado y diseñado entre 1988 y 1993 por el artista israelí Dani Karavan. La obra de arte consiste en una puerta, 27 columnas redondas y dos placas de tierra. Cada uno de los 30 elementos representan los 30 artículos de la Convención de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. En cada uno de ellos lleva el texto de un artículo en alemán y en un idioma extranjero. 

Si se atraviesa por la puerta de "El Camino de los Derechos Humanos", el camino te llevará por Kornmarkt hasta Krebsgasse, al corazón del distrito de compras de Nüremberg con locales especializados y grandes tiendas de moda. Y de allí se puede ir a otra famosa plaza.

 

Plaza de Ludwig

 

Presidida por una de las torres medievales de vigilancia construida en 1250. Se la denomina como Torre Blanca, aunque debido a su antigüedad y a los bombardeos sufridos, la pintura blanca que originalmente le dio su nombre a la torre, desapareció para exponer sus ladrillos desnudos. Al lado, la iglesia de Santa Isabel con su espectacular cúpula verde. Pero lo realmente curioso de esta plaza es una pequeña iglesia situada en medio de los dos anteriores monumentos, la Iglesia de Santiago (Sankt Jacob) fundada en el siglo XIII, fue muy importante para los peregrinos medievales como punto de referencia de una de las rutas principales para el camino de Santiago desde Praga a Francia. Como veis, Nüremberg en la Edad Media, se relacionó con España.

Sitio ideal para tomarse un café en una de las terrazas de la plaza y admirar llamada la Fuente del carrusel de matrimonio (Ehekarussell) realizada en bronce en 1984 por el artista Jürgen Weber. Basado en un poema del siglo XVI "La vida casada agridulce" y que representa las diferentes etapas del matrimonio, desde la pasión erótica hasta la muerte.

 

Y ahora os presentamos el mayor espacio de la ciudad.

 

La plaza del mercado (Hauptmarkt)

 

Donde se coloca el mercadillo navideño más grande de Europa, La plaza tiene un origen terrorífico ya que después de que todo Nüremberg se uniera bajo un sistema de muros en 1320, el vecindario judío ubicado en el centro comenzó a ser destruido por las autoridades locales. El golpe final se produjo cuando el gueto fue incautado oficialmente por orden del emperador Carlos IV y cerca de 600 residentes judíos fueron quemados vivos en la persecución religiosa, siendo el gueto demolido en favor de una nueva gran plaza del mercado. Antiguamente disponía de mercado permanente y era el lugar donde se celebraban torneos. Hoy la Plaza Mayor todavía tiene un mercado semanal desde la primavera hasta el otoño, aunque el mayor evento es el Mercado de Navidad de Nüremberg que ocupa 5.000 m2.

 

Como no podía ser de otra manera la plaza la preside la Catedral de la ciudad.

 

La Catedral de Nuestra Señora (Frauenkirche)

 

Punto focal y más importante de la plaza principal de Nüremberg, es la hermosa Catedral de Nuestra Señora (Frauenkirche) que fue la primera iglesia en estilo gótico que se levantó en Franconia, una de las 9 regiónes de Baviera. La parroquia se construyó en el siglo XIV sobre los cimientos de una antigua sinagoga judía a raíz de la demolición del gueto judío que mencionábamos anteriormente.

 

En su imponente fachada principal destaca el famoso reloj de arte (Männleinlaufen) que suena con figuras mecánicas y campanas musicales todos los días al mediodía. El globo sobre el reloj muestra la fase actual de la luna y debajo hay un balconcillo donde el Ángel de la Navidad abre el mercado navideño todos los años desde 1933.

Desde 1525 fue iglesia luterana hasta que en 1806 fue nuevamente católica. Pero en la plaza hay más elementos de interés como el siguiente que os relatamos.

 

La Fuente bonita (Schöner Brunnen)

 

Con forma de aguja de estilo gótico con 19 metros de alto, fue construida a finales del siglo XIV. Tiene cuatro pisos con 40 figuras de colores brillantes que representan la cosmovisión del Sacro Imperio Romano en la Edad Media. En el siglo XVI se añadió el enrejado y dos anillos dorados que tienen su leyenda: "Si se gira el anillo de oro 3 veces en el sentido de las agujas del reloj, significa que tendrá buena suerte, pero si se gira en el sentido contrario, quedará embarazada" ¡Que cosas!

 

Y otra curiosidad que siempre nos gusta contaros, Había en la plaza otra fuente que ahora falta después de la Segunda Guerra Mundial, era la enorme Fuente de Neptuno. Esta fuente se hizo en el siglo XVII con armas fundidas de la Guerra de los 30 años como símbolo de paz, pero debido a problemas de flujo de agua, nunca se instaló y finalmente se vendió al zar de Rusia para su palacio en San Petersburgo donde aún se encuentra. 

Y seguimos con más cosas que se pueden encontrar en la Plaza del Mercado.

 

El Antiguo Ayuntamiento (Atles Rathaus)

 

 

A principios del siglo XIV se construyó en estilo gótico el Ayuntamiento de la ciudad y debido a la pendiente de la calle, se vació la tierra para construir bodegas que posteriormente se utilizaron como mazmorras, que actualmente se pueden visitar aunque de forma guiada. Posteriormente, la arquitectura del edificio cambió drásticamente para parecerse a un palazzo, ya que fue diseñado en el estilo renacentista italiano, aunque en la fachada occidental se conservaron relieves barrocos tallados sobre cada una de las tres puertas de estilo dórico.

Y si subimos por la calle en pendiente un poco mas arriba del edificio del antiguo Ayuntamiento nos toparemos con otra iglesia importante de la ciudad.

 

Iglesia de San Sebaldo (Sankt Sebaldkirche)

 

Quizás la iglesia más antigua de la ciudad pues se la menciona por primera vez en el siglo XI, aunque se reconstruyó en el siglo XIII en estilo románico y se le añadieron pisos en estilo gótico en el siglo XV. Está dedicada a San Sebaldo, patrón de la ciudad y evangelizador en Alemania. Lo más destacable son sus vidrieras que se pudieron desmontar y guardar durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial. Actualmente es iglesia luterana.

Y cerca de la iglesia saliendo por su parte posterior en una calle perpendicular se encuentra otra de las visitas imperdibles de Nüremberg.

 

Casa-Museo de Alberto Durero

 

​Una de las mansiones más majestuosas de la ciudad fue la antigua casa y taller del famoso artista local Alberto Durero. Considerado el mejor pintor de Alemania, contemporáneo de MIguel Ángel y Leonardo da Vinci, fue un innovador artista del Renacimiento ya que fue el primero en reproducir y firmar grabados que lo hicieron inmensamente rico.

Con su riqueza, Alberto Durero pudo comprar esta mansión cerca del Castillo de Nüremberg en 1509 donde vivió hasta su muerte en 1528. La parte inferior de su casa fue construida en 1420, pero la parte superior es donde realizó la mayoría de sus mejores obras, fue acondicionada con instrucciones de él mismo.

En el museo se visitan las habitaciones en las que vivió, además de réplicas de grabado en cobre y demostraciones de grabado en madera. La casa de Durero fue una de las pocas residencias burguesas de la época dorada de Núremberg que no fue destruida durante la Segunda Guerra Mundial y se conserva prácticamente igual que cuando residía en ella.

Para más información hay que consultar su página web: CASA-MUSEO ALBERTO DURERO

Y como la casa está prácticamente al lado, pues lo siguiente sería visitar...

 

 

Castillo Imperial de Nuremberg (Kaiserburg Nürnberg)

Se accede a través de Tiergärtnertor, la plaza principal de la parte alta de la ciudad. La entrada principal solía estar en el fondo de la alta torre de vigilancia que luego fue tapiada a favor del largo y sinuoso túnel al lado que cortaba la pared exterior debajo del bastión. Las obras del castillo se iniciaron en el año 1050 y todos los emperadores romano-germánicos residieron al menos temporalmente en este castillo imperial. Más tarde tuvo reformas y elementos adicionales. Durante la Segunda Guerra Mundial, el castillo sufrió graves daños, y solo la Torre Sinwell y la doble capilla evitaron daños. El resto fue reconstruido casi exactamente como se había hecho antes de la guerra con el principio de "conservación creativa".

El pozo profundo (la atracción más solicitada) probablemente se construyó al mismo tiempo que el castillo, aunque solo se mencionó en el siglo XIV. El pozo tiene 47 metros de profundidad excavado en la roca del castillo. Hay visitas guiadas en la sala del pozo durante todo el día en alemán e inglés. Al mirador y a la plaza del castillo se puede acceder de forma gratuita, para ver los interiores (salas y pozo) visitad la página web: CASTILLO DE NÜREMBERG

 

Los siguientes lugares que os vamos a describir se asientan cerca o junto al río Pegnitz.

 

La Calle de los Curtidores (Weißgerbergasse):

 

La encantadora colección de coloridas casas con entramado de madera en Nuremberg se encuentra a lo largo de la sinuosa Calle de los Curtidores. En total, 20 casas urbanas históricas sobrevivieron a la Segunda Guerra Mundial y nos dan una idea de la apariencia original de las calles típicas del casco antiguo de Nuremberg.

 

El nombre "Calle de Curtidores" proviene de los artesanos que vivían en la calle y que usaban polvo de alumbre blanco (sulfato de aluminio y potasio) para crear cuero fino. Si bien en la actualidad es un paseo romántico, lugar esplendido para fotografiar, para degustar un café o una cerveza y comprar en talleres de artesanía,. en la época medieval el proceso de curtido de pieles naturales apestaba horriblemente y requería agua corriente para arrojar raspados de animales, por tal motivo estaba cerca del río.

Bajando por la Calle de los Curtidores se llega a los márgenes del río Pegnitz donde se encuentra el Puente Maximiliano (Maxbrücke) y allí podemos contemplar el mirador más emblemático de Nuremberg. El agua con apenas movimiento y el reflejo del sauce llorón junto a preciosos edificios medievales parece una pintura de la vida real. Una vez que se contempla, hipnotiza de tal forma que la parada se alargará varios minutos. Visita obligada en un recorrido a pie por Nuremberg.

El Depósito de Vino (Weinstadel) :

 

Llamativa estructura es el edificio de entramado de madera más grande de Alemania (48 metros de largo), conocido como Weinstadel. Si bien es uno de los edificios más bellos de Nuremberg, fue construido en 1446 como un hospital para leprosos. 

A partir del siglo XVI, se convirtió en una sala de almacenamiento de vino (de ahí su nombre) y posteriormente fue un conjunto de viviendas para familias pobres. Resultó muy dañado en la Segunda Guerra Mundial y desde 1950 es un alojamiento para estudiantes de la universidad.

 

El Verdugo de Nüremberg

 

Al lado del "Depósito de Vino" se encuentra la torre de piedra donde vivió el verdugo de Nüremberg en la época medieval. Esta casa se encontraba en el borde exterior de las murallas originales de la ciudad debido a las supersticiones durante la Edad Media en donde el verdugo no tenía permitido tener contacto con "ciudadanos honorables".

En el siglo XV, se construyó el llamado Puente de madera del ahorcado (Henkersteg) para que el verdugo cruzara el río desde su casa separado de la población normal. Si en la antigüedad era lúgubre, hoy en día cruzarlo,  es una de las sensaciones más atractivas de Nuremberg, además de las vistas sobre el río que se perciben y que se puede observar en la siguiente foto.

Es difícil no detenerse para contemplar la belleza de la simbiosis del río y la ciudad y nosotros como no podía ser menos aprovechamos para tomar un café en una bonita terraza junto al río.

 

Isla del Amor (Liebesinsel)

 

Al final del Puente del Ahorcado, la casa de la torre del antiguo verdugo se ha convertido en un museo que cubre la historia criminal de Nuremberg y que al no ser de nuestro agrado ver los horripilantes castigos, los medios de tortura y la representación de ejecuciones, pues no entramos y continuamos recorrido llegando a la Isla del Mercado de las Pulgas (Trödelmarkt) ya que las tiendas de chatarra se situaban allí, hoy en día, han sido sustituidas por jardines, cervecerías y tiendas boutique y además se ha cambiado el nombre por el de "Isla del Amor"

Y de nuestro viaje y nuestro recorrido por Nüremberg, solo nos falta describiros la famosa sala 600. Veréis a continuación de qué se trata. 

 

Memorial Juicio de Nüremberg

 

Coincidiendo con el 65º aniversario de la primera audiencia llevada a cabo por un tribunal internacional en 2010 se inauguró oficialmente el Memorial de los procesos de Nüremberg, que en realidad empezaron el 18 de octubre de 1945 en Berlín pero que el 20 de noviembre se trasladó a Nüremberg por la cercanía de la sede judicial a la cárcel, aparte del simbolismo de procesar a los líderes nazis en su ciudad más emblemática, aquella donde realizaban sus grandes manifestaciones. Fue el juicio a la jerarquía del nacionalsocialismo por crímenes contra la Humanidad,

La Sala 600 del Palacio de Justicia de Nüremberg, de 750 metros cuadrados, fue el escenario en el que se oyeron cientos de testimonios, declaraciones y apelaciones, además de las sentencias dictadas el 1 de octubre de 1946 a los 24 líderes encausados, en los que la mitad de ellos fueron condenados a la horca, tres a cadena perpetua, cuatro a diversas penas de prisión y el resto (5) fueron absueltos.

El Memorium Nürnberger Prozesse incluye un museo y un centro de interpretación en el piso superior, donde hay fotos, maquetas, películas y diverso material audiovisual procedente de los archivos de la ciudad y de las cuatro potencias que formaron el tribunal militar en 1945. Un hecho histórico que está reflejado fielmente en las distintas salas del museo y que merece la pena visitar si se tiene tiempo ya que no se encuentra en el centro de la ciudad y hay que ir hasta la estación de metro de "Barenschanze".

 

Todo lo que habéis leído es lo que dio de sí nuestra visita a esta preciosa ciudad de Baviera. Esperamos ser de utilidad y de ayuda si sois los próximos visitantes de la ciudad alemana de Nüremberg.

 

 

 

Please reload

NOS HARÍA MUCHA ILUSIÓN QUE NOS DEJARAS UN COMENTARIO

ENTRADAS RELACIONADAS

Please reload

SUCRÍBETE A NUESTRO BLOG

ESCRÍBENOS AL SIGUIENTE E-MAIL:

  • Icono para Facebook
  • Icono para twitter
  • Icono para Instagram
  • Icono para RRSS