Jerusalén III, La Explanada del Templo (Unesco)

Amaneciendo en el Monte de los Olivos con la Ciudad Vieja de Jerusalén a nuestros pies.

La Explanada de las Mezquitas llamada Haram al Sharif, que significa el noble santuario, por los árabes o la Explanada del Templo llamado Har Habait por los judíos sería nuestra última visita en este viaje a Tierra Santa, que os hemos contado en Viaje a Tierra Santa. Israel y Palestina (Ruta y consejos). Estaba previsto que nos recogieran a las once y cuarto de la mañana para ir al aeropuerto Ben Gurion de Tel Aviv y regresar a España. A las siete de la mañana estábamos en la puerta del hotel para tomar un taxi que nos llevara hasta la Puerta del Estiércol o de las Inmundicias que es donde se encuentra el acceso a la Explanada de las Mezquitas o Explanada del Templo para los no musulmanes, único lugar por el que se puede acceder.

Cuando lleguéis veréis dos colas y no hay que confundirse. La de la derecha es para acceder a la Explanada y la de la izquierda es uno de los accesos al Muro de las Lamentaciones. En esta fotografía veréis perfectamente el acceso a ambos lugares.

Pasamos los controles de seguridad de la policía israelí, que en el momento de nuestra visita no fueron muy exhaustivos, tan solo mochilas y bolsos pasaron por un escáner, no nos pidieron el pasaporte ni nos hicieron ninguna pregunta; accedimos a la pasarela que se eleva sobre el muro de las lamentaciones, desde la que se obtienen unas vistas increíbles del mismo y que nos llevaba a la Puerta de Mugrabi, una de las diez puertas que tiene la Explanada de las Mezquitas o del Templo. Una vez terminada la visita se puede salir por cualquier puerta, en nuestro caso lo hicimos por la Puerta de las Tribus que está junto a la Puerta de los Leones en la Muralla de la Ciudad Vieja.

Una pequeña y aclaratoria imagen de lo que nos encontraremos al acceder a este espectacular lugar.

Como ocurre en toda la ciudad de Jerusalén este lugar es sagrado para las tres religiones monoteístas de las que ya hemos hablado: Cristianos, judíos y musulmanes. Todos ellos, sobre todo judíos y musulmanes, reclaman para sí el lugar. Este espacio de tierra ha causado los mayores conflictos en los últimos años entre Israel y Palestina.

Lugar importante para judíos y cristianos porque aquí se encuentra La Roca Fundacional, la cual se cree que tiene más de 90 millones de años y la superficie que se venera hoy tiene alrededor de 18 por 14 metros. Para ambas religiones este el lugar exacto o el eje donde Dios creó el mundo:  “…Dios tomó una piedra llamada HaShetiya y la arrojó a las profundidades donde fue fijada..”.

Aquí se produjo y se sitúa el Sitio del sacrificio de Abraham, en la conocida Roca Fundacional que en la actualidad se encuentra en el santuario de la Cúpula de la Roca que se divisa desde toda la ciudad de Jerusalén y que hoy se encuentra controlada y gestionada por los jordanos.

 

Aquí fue el lugar donde el Rey David llevó el Arca de la Alianza y ordenó la construcción de un gran templo que la custodiara, obra que realizó Rey Salomón. De todo esto ya os hemos hablado en los tres relatos anteriores de esta apasionante y conflictiva ciudad que es JerusalénJerusalén, ciudad santa de cristianos, judíos y musulmanes, Jerusalén I, la Ciudad Vieja (Unesco), Jerusalén II, la ciudad vieja (Unesco) y la ciudad nueva

Y damos un salto de miles de años desde la historia anterior, la Roca Fundacional sigue ahí y para los musulmanes esta piedra es sagrada porque  fue desde la que Mahoma, en su viaje nocturno y acompañado por el arcángel Gabriel, ascendió a los cielos para encontrarse con Dios, que lo esperaba en su trono dorado. El lugar parece que no está contemplado en el Corán y que fue un rabino convertido al islam el que identificó el lugar y sobre ella se construye una pequeña mezquita a finales del siglo VII. Así este sitio se convirtió en el tercer lugar más sagrado por el Islam tras la Medina y la Meca.

El lugar en la actualidad solo es visitable por musulmanes pero en ella no es posible rezar y ninguna otra creencia religiosa puede acceder al lugar y menos los turistas. Se siente una gran impotencia cuando visitas un lugar tan cargado de historia y misticismo te es vetado y tan solo puedes contemplarlo o recorrerlo en su perímetro exterior, que no es poco porque hay momentos de tensión en que la explanada es cerrada para todos.

La Cúpula de la Roca no está considerada como una mezquita pero sí es lugar de culto del Islam. De la mezquita original se conservan unos mosaicos en el interior, la cúpula dorada es originaria del siglo XI y el revestimiento exterior es mosaico turco del siglo XVI. Sin lugar a dudas uno de los edificios más bellos que hemos conocido en nuestra vida viajera. Si queréis información técnica y artística de este edificio podéis hacerlo pinchando AQUÍ

La Mezquita Al-Aqsa también se encuentra en este lugar, en el extremo sur de la Explanada sobre una ampliación de ésta que llevó a cabo Herodes tras la destrucción del segundo Templo en el siglo I d.C. Es inmensa y tiene una capacidad para más de 5000 personas. Con una estética de arquitectura tradicional islámica queda eclipsada para los visitantes por el hermoso edificio de la Cúpula de la Roca. No es visitable tampoco para lo no musulmanes. Algo que no podía faltar cerca de una mezquita es la fuente del lavado ritual, en la explanada la más famosa es de Al-Kas  construida  por los Omeyas a principios del siglo VIII.

Pasear por toda la Explanada es un placer sin igual, recorrer sus jardines y acercarse hasta la muralla y contemplar la Puerta Dorada, conocer de primera mano estos lugares en los que tanta gente considera únicos en el mundo y a la vez piedras que separan a la humanidad y hacen nacer lo peor del ser humano.

Salimos de la Plaza de las Mezquitas por la Puerta de las Tribus, en el extremo opuesto por el que habíamos entrado, a la Vía Dolorosa. La volvimos a recorrer pero esta vez para llegar hasta el Hospicio Austriaco, que se encuentra junto a la tercera estación. Y os preguntaréis qué queríamos ver allí, pues aunque no estés alojado se puede acceder y subir a su terraza desde la que dicen se obtienen unas vistas maravillosas de la ciudad. Llamamos y nuestro gozo en un pozo, hasta las diez de la mañana no abrían al público en general. Otra cosa que tendríamos que dejar para una nueva visita a esta ciudad  en un futuro.

Volvimos a recorrer al Vía Dolorosa hacia la Puerta de los Leones para visitar la Iglesia de Santa Ana  y los estanques de Betesda, que nos había llamado la atención cuando salimos de la Explanada de las Mezquitas o del Templo. En este lugar, la tradición católica, sitúa el nacimiento de la Virgen María el 8 de septiembre en el que era el lugar donde vivían sus padres, Joaquín y Ana. La casa la sitúan junto a las piscinas de Betesda en las que acudían los enfermos a reposar buscando la curación y en este lugar se sitúa el milagro de Jesús de la curación de un paralítico.

Estos dos acontecimientos hicieron que el lugar se convirtiera en un lugar de culto para los cristianos. En la época Bizantina se levantó una iglesia de culto a la Virgen María, destruidas por los persas en el año 614 y se volvió a reconstruir, pero fue destruida nuevamente por los árabes en el año 1010. Los cruzados en el año 1030 levantaron otra nueva iglesia en estilo románico que es la que se puede ver en la actualidad, dedicada a Santa Ana. Comprobamos que la acústica de esta sencilla y bella iglesia es espectacular. También se desciende a una pequeña gruta donde se sitúa el lugar del nacimiento de María.

El complejo de la iglesia, las piscinas y las ruinas de las diferentes iglesias construidas entre jardines es un remanso de paz en medio de la actividad del barrio musulmán y en medio de la cantidad de cristianos recorriendo la Vía Dolorosa.

Salimos por la Puerta de los Leones a buscar un taxi para volver al hotel y despedíamos nuestra breve pero intensa visita a la sin igual Jerusalén. Algún día esta ciudad se volverá a cruzar en nuestro camino.

 

 

Please reload

NOS HARÍA MUCHA ILUSIÓN QUE NOS DEJARAS UN COMENTARIO

ENTRADAS RELACIONADAS

Please reload

SUCRÍBETE A NUESTRO BLOG

ESCRÍBENOS AL SIGUIENTE E-MAIL:

  • Icono para Facebook
  • Icono para twitter
  • Icono para Instagram
  • Icono para RRSS