Jerusalén, ciudad santa de cristianos, judíos y musulmanes.

Jerusalén es una de las ciudades más fascinantes que existen, su historia, forjada por una mezcla de religiones y culturas que se han reunido aquí a lo largo de más de 4000 años de historia, ha creado un destino diferente a cualquier otro lugar del mundo. Quizás no haya otra ciudad en el planeta donde tradiciones y creencias estén más vivas aquí y ahora. Por esa razón, tiene bien ganado el apelativo de "Ciudad Santa", aquí nos encontramos con el Muro Occidental o Muro de las Lamentaciones que no es otra cosa que los restos del Palacio del Rey Salomón, lugar sagrado para los judíos; la Iglesia del Santo Sepulcro, donde Jesús fue crucificado, ungido y enterrado; y la Cúpula de la Roca en barrio musulmán, lugar sagrado para las tres religiones monoteístas por el sacrificio de Abrahám y por ser el lugar donde Mahoma ascendió a los cielos. 

Pero Jerusalén también es excepcional por otras causas. Su ciudad vieja es considerada por la UNESCO desde 1982  Patrimonio Mundial de la Humanidad, y dice de ella lo siguiente: "Ciudad santa del judaísmo, el cristianismo y el islamismo, Jerusalén ha poseído siempre un gran valor simbólico. Entre sus 220 monumentos históricos destaca la Cúpula de la Roca, un imponente monumento del siglo VII ornamentado con bellos motivos geométricos y florales. El sitio de su emplazamiento es reconocido por las tres religiones como el lugar del sacrificio de Abraham. El Muro de las Lamentaciones establece el límite entre los barrios de las distintas comunidades religiosas y la Basílica de la Resurrección alberga el sepulcro de Cristo."

Sin embargo, la ciudad vieja de Jerusalén no está adscrita en la UNESCO a ningún país, ni a Palestina ni a Israel. Una situación extraña, ya que fue propuesto por Jordania que es quien ostenta, con el beneplácito de Israel, la autoridad religiosa sobre el lugar después de la Guerra de los Seis Días, para evitar más conflictos. En 2016 la UNESCO declaró que este lugar se encontraba "en peligro" criticando a Israel por negar el acceso a expertos a los lugares santos para verificar su conservación. Esto dio lugar a la suspensión de relaciones del país con la UNESCO.

 

La ciudad vieja de Jerusalén es una área totalmente amurallada y que se divide desde mediados del siglo XX en cuatro barrios: el barrio judío, el barrio armenio, el barrio cristiano y el barrio musulmán, además de ser el hogar de algunos de los emplazamientos religiosos más importantes del mundo. Explorar los cuatro barrios diferentes de Jerusalén es fundamental en la visita a la ciudad para comprobar cómo cada uno tiene su propia idiosincrasia y diferentes raíces culturales.

 

LA CIUDAD DE JERUSALÉN

 

Jerusalén es una ciudad compleja y extensísima, rodeada de colinas y valles en la que resulta difícil orientarse, al menos cuando estás preparando la visita, por eso, antes de explicar las rutas que por ella hicimos, os queremos explicar con mapas qué podemos ver en esta ciudad. En Jerusalén hay una ciudad histórica, la vieja Jerusalén rodeada de murallas, una ciudad que durante milenios ha sido construida y destruida, por los distintos pueblos que en ella han morado; pero también tiene una ciudad nueva, que tiene sus orígenes en el siglo XIX y que ha ido evolucionando con la histórica creación del estado de Israel en 1948. 

 

LA CIUDAD VIEJA de Jerusalén se encuentra rodeada entre las murallas, cuyo perímetro no sobrepasa los 5 kilómetros por lo que su extensión es bastante reducida. Esta zona de la ciudad es la que se encuentra dividida en cuatro zonas o barrios: el barrio judío, el barrio armenio, el barrio cristiano y el barrio musulmán

Si os fijáis en el mapa veréis que la separación de los cuatro barrios están marcados por una cuz que que forman la Calle David que nace en la Puerta de Jaffa y termina en el Muro de las Lamentaciones y por la calle Beid Habad que empieza en la Puerta de Damasco y termina en la Puerta de Sión.

A la Ciudad Vieja se accede a través de siete puertas, aunque tiene ocho, pero la Puerta Dorada (la más antigua ya que es del siglo V) en la Explanada de las Mezquitas fue clausurada por Soleiman el Magnífico para evitar que si vuelve el Mesías pueda acceder por ella a la ciudad.

Estas puertas son la de Jaffa al oeste que probablemente sea la que más utilicéis por encontrarse la Oficina de Turismo; en el norte las puertas Nueva, La de Damasco y la de Herodes por las que se accede al barrio árabe; al este la Puerta de los Leones por la que se accede a la Vía Dolorosa en pleno barrio árabe o por la que se sale para ir al Huerto de Getsemaní y el monte de los olivos.

Al sur la Puerta del Estiércol, donde se encuentra el acceso para los no musulmanes el acceso a la Plaza de las Mezquitas y junto a ella uno de los accesos o salida del Muro de las lamentaciones y la Puerta de Sión por la que se sale para ver el Cenáculo o la Tumba de David. La visita los cuatro barrios en el interior de las murallas ocupará, seguro, la mayor parte de los días que estéis en esta apasionante ciudad. Resumiremos ahora qué monumentos principales se encuentran en cada barrio intramuros:

 

En el BARRIO CRISTIANO se encuentra  la Iglesia del Santo Sepulcro y dentro de ésta el final de la vía Dolorosa, lugar sagrado de los cristianos y está localizado en el cuadrante superior izquierdo del mapa.

En el BARRIO ÁRABE, encontramos gran parte de la Vía Dolorosa y la Explanada de las Mezquitas elevada sobre el monte Moria con la Cúpula de la Roca y la Mezquita de Al-Aqsa; ya explicaremos detenidamente que este es el lugar sagrado para las tres religiones. Se encuentra en el extremo superior derecho del mapa y es el más extenso de todos.

En el BARRIO JUDÍO lo fundamental es el Muro de las Lamentaciones, al que se accede desde varios puntos de la ciudad y siempre pasando controles de seguridad. Uno de los lugares que  más nos impresionó de esta ciudad. Se encuentra en el cuadrante inferior derecha del mapa.

En el BARRIO ARMENIO su monumento principal es la Catedral de Santiago  y se encuentra localizado en el cuadrante inferior izquierda.

 

CÓMO MOVERSE en la Ciudad Vieja

 

Moverse entre estos barrios es sencillo y no hay ninguna separación entre ellos, no hay tráfico rodado en el interior de la muralla y es factible recorrerlo a pie; eso sí, cuestas y calles escalonadas es la tónica general. En muchas de las zonas las personas con movilidad reducida tendrán verdaderas dificultades si no cuentan con ayuda.


ALREDEDORES DE LA CIUDAD VIEJA de Jerusalén. Muchísimos son los lugares que se pueden ver una vez que se sale de las Murallas de Jerusalén, la mayoría visitables nuevamente a pie. Nosotros os hablaremos de los que hemos visitado.

Dependerá de por qué puerta se salga nos encontraremos el Valle de Josafat, el Monte de los Olivos con una gran ascensión que termina en un mirador con unas vistas fabulosas y en el que estaba nuestro hotel, la Tumba de la Virgen María, El Huerto de Getsemaní, la Iglesia de la Agonía; todo esto saliendo desde la Puerta de los Leones. En el Monte de Sión, saliendo por la Puerta de Sión, nos encontramos con La Iglesia de la Dormición. La tumba del Rey David y el Cenáculo. Os lo contaremos en nuestros relatos sobre la ciudad

 

LA CIUDAD NUEVA de Jerusalén, no nos referimos a la bíblica, sino toda una serie de barrios creados por los judíos, podemos decir que la nueva Jerusalén es la cuidad judía de Israel, gran parte de ella creada con asentamientos que contravienen todos las resoluciones de la ONU y que hará imposible el sueño Palestino de un estado con capital en Jerusalén. Tras la guerra de los seis días, Israel considera la ciudad de Jerusalén como un todo indivisible y la reconoce como capital del país. en la actualidad es la ciudad más grande de Israel con unos novecientos mil habitantes.

Tuvimos poco tiempo para visitar la ciudad nueva pero si pudimos disfrutar del increíble Museo de Israel en el que se encuentran los Manuscritos del Mar Muerto.

Paseamos por la zona del Parlamento del País y visitamos el que fue un pequeño pueblo palestino y hoy se encuentra en las afueras de la ciudad y que además se encuentra en la lista Indicativa del Patrimonio de la Humanidad, nos referimos a Ein Karen con una pequeña comunidad cristiana que se encarga de La Iglesia de la Visitación y el Santuario de San Juan Bautista.

  

COMO MOVERSE en la Ciudad Nueva

 

Moverse en la ciudad Nueva de Jerusalén, requiere el uso de transporte público y podéis consultarlo AQUÍ. Nosotros el día que tuvimos libre fue un sábado y debido a la festividad del Sabat, no hay transporte público, exceptuando las conexiones con el aeropuerto y los taxis que en su mayoría son conducidos por musulmanes o cristianos.

 

Los taxis cobran en función de los pasajeros que transporta, variando entre los 15 y 25 Sequels (3,5€-6,5€) por persona, así que lo mejor es negociar el precio del trayecto antes de montar en ellos.

 

HOTELES

 

No tendréis problema en localizar hoteles, de todos los precios y  condición, en la Ciudad de Jerusalén, tanto dentro como fuera de la muralla. Nosotros nos alojamos en el Hotel Siete Arcos, ubicado en la cima del Monte de los Olivos. Un hotel cómodo, con habitaciones amplias y muy limpias, con buen desayuno. Pero sin lugar a dudas, lo mejor de todo, es que es un mirador absoluto a la Ciudad de Jerusalén que está a sus pies y al que todos lo que visitan la ciudad llegan para obtener la mejor imagen de esta ciudad Santa.

 

NUESTRO RECORRIDO por la ciudad de Jeusalén os lo contaremos en:

 

Jerusalén I, la ciudad vieja (Unesco), nuestro primer e intenso día comenzó en el Huerto de Getsemaní, la Iglesia de Agonía, la Vía Dolorosa, El Santo Sepulcro, la Iglesia etíope, las murallas de la Puerta de Sión, La Iglesia de la Dormición , La tumba del Rey David y el Muro de las Lamentaciones donde comenzaba el Sabat. 

 

Jerusalén II, la ciudad vieja (Unesco) y la ciudad nueva, ,en nuestro segundo día y ya solitos nosotros, comenzó por el Mirador del  Monte de los Olivos que estaba a los pies de nuestro hotel, después lo dedicamos a recorrer una parte de las murallas, El barrio Cristiano, el Barrio árabe, volvimos al Muro de las Lamentaciones para verlo de día, el barrio judío y el barrio armenio con la Catedral de Santiago que estaba abierta. Por la tarde nos fuimos en taxi al impresionante Museo de Israel porque no podíamos irnos sin ver los Manuscritos del Mar Muerto y una visita a la zona donde está el Parlamento de Israel.

 

Jerusalén III, La explanada del Templo (Unesco), uno de los lugares más venerados de la historia de la humanidad y quizás, el lugar que más nos gustó de toda la ciudad.

 

Esperamos que os gusten nuestro relatos y que disfrutéis de esta ciudad de Jerusalén: tres veces Santa, amada hasta transfigurarla en celestial, un testimonio vivo de la historia de la humanidad y de la sinrazón de las religiones. Esto y mucho más es Jerusalén.

 

 

 

 

 

Please reload

NOS HARÍA MUCHA ILUSIÓN QUE NOS DEJARAS UN COMENTARIO

ENTRADAS RELACIONADAS

Please reload

SUCRÍBETE A NUESTRO BLOG

ESCRÍBENOS AL SIGUIENTE E-MAIL:

  • Icono para Facebook
  • Icono para twitter
  • Icono para Instagram
  • Icono para RRSS