Los Guerreros de Terracota en Xi´an (UNESCO). Cómo ir y cómo visitar su museo. China

* Breve historia y descripción

  

Los guerreros de terracota de Xi'an o Mausoleo de Qin Shi Huang son una visita obligada cuando se viaja a China. El yacimiento está considerado uno de los mayores sitios arqueológicos del mundo y uno de los principales descubrimientos del siglo XX, también es uno de los más visitados y considerado para muchos como la octava maravilla del mundo. Desde el año 1987 está clasificado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y en el año 2010 el equipo de descubridores y excavadores oficiales, recibieron el premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales.

Son un conjunto de más de 8.000 figuras de guerreros y caballos de terracota en tamaño real y todos diferentes que fueron enterradas dentro del Mausoleo de Qin Shi Huang, el autoproclamado Primer Emperador de China de la Dinastía Qin, para acompañarle en la tumba como ejercito de protección en el más allá. Esto ocurrió hace nada menos que 22 siglos. El ejército de terracota permaneció intacto bajo tierra durante más de 2.200 años y fue descubierto por casualidad por humildes agricultores locales mientras cavaban un pozo para encontrar agua en 1974 a unos 40 Km de la ciudad de Xi'an.

 

* Museo de los Guerreros de Terracota. 

 

En 1975, un año después de que comenzara la excavación, se decidió abrir un museo en el lugar. Y mientras continuaban las excavaciones durante los años siguientes, corrían las noticias sobre la magnitud del hallazgo. La primera parte del sitio arqueológico donde se encontró el ejército de terracota se denominó Vault One (Bóveda uno). En 1976, se descubrieron otras dos bóvedas a unos 20 metros de distancia, y se llamaron Bóveda Dos y Bóveda Tres. Durante el curso de la excavación, en las tres bóvedas o pozos, se descubrieron aproximadamente 8.000 estatuas de tamaño natural, dispuestos en formación de batalla; un ejército completo, que se supone acompañaría a su Emperador a la inmortalidad.

Los aspectos más destacados del museo son las tres bóvedas donde se exhiben los guerreros, y la Exposición de carros de bronce. Pasemos a enumerarlos:

- Bóveda 1: es la más grande e impresionante (unos 230 x 60 m), del tamaño de un hangar de avión. Hay más de 6.000 figuras de terracota de soldados y caballos, pero menos de 2.000 son los que están en exhibición. Todas las figuras están orientadas hacia el este.

- Bóveda 2: esta bóveda de tamaño mediano tiene la mayoría de las unidades del ejército con arqueros, carros, fuerzas mixtas y caballería  (alrededor de 96 x 84 m). Todavía se está excavando. Vale la pena mencionar que las figuras del "soldado a caballo" y el "soldado arrodillado" fueron los primeros en ser descubiertos en este pozo.
- Bóveda 3: es la más pequeña, pero muy importante (21 x 17 m). Solo hay 68 figuras de terracota, y todas ellas son oficiales, por lo que se cree que es el cuartel general del ejército. Representa el puesto de mando.
- La sala de exposiciones de los carros de bronce: contiene los artefactos de bronce antiguos más grandes y mejor conservados del mundo. Cada carro tenía alrededor de 3.400 partes con adornos dorados y plateados y pesaba más de una tonelada. En la antigüedad, solo el emperador, la reina y el príncipe tenían derecho a viajar en estos vehículos.

 

* Mausoleo de Qin Shi Huang.


Según los registros históricos, el palacio está lleno de piedras preciosas, y los ríos subterráneos de mercurio que fluyen en su subsuelo los defienden contra los intrusos. Considerado demasiado peligroso para excavar, el 95% del mausoleo todavía sigue enterrado y su contenido permanece en secreto, jamás se ha abierto la tumba del Emperador. Se encuentra a unos dos kilómetros del museo en el llamado jardín de Lishany y es necesario coger un autobús gratuito que sale cada 10 minutos desde el Museo.

 

* Cómo adquirir las entradas
 

Las páginas web siguientes son en las que se pueden adquirir con anticipación las entradas al Museo:

WEB OFICIAL VENTA ENTRADAS MUSEO GUERREROS DE TERRACOTA

WEB TRAVELCHINA GUIDE

Hay agencias que incluyen en la visita las entradas al Museo, pero desde Enero de 2019 es obligatorio que el visitante esté registrado por lo que es obligatorio ir documentado con el pasaporte.

 

* Cómo llegar a Xi´an desde Pekín.

 

Desde Pekín a Xi´an hay una distancia de unos 1.000 Km la equivalente entre Sevilla y Barcelona. Encontramos las siguientes maneras de desplazarse:

- En tren convencional se tarda alrededor de 11 horas, por lo que es conveniente hacerlo en un tren nocturno en litera o coche cama.

- En tren de alta velocidad que cubre la distancia en 4 horas y media.

Para estos recorridos en tren hay que tener en cuentas varias cosas:

Las reservas pueden hacerse hasta 30 días de antelación, pero existe el inconveniente de que la web oficial de venta de billetes de tren solo está en chino y solo admite pagos con tarjeta de crédito chinas. Para los visitantes extranjeros es mejor reservar con Travelchinaguide o bien, asegurarse los billetes contratando una agencia (no llega al 1 euro su comisión) o acudir a las taquillas de la estación con antelación llevando escrito en chino los billetes y fechas que se desean. 

- En avión, cuya reserva puede hacerse por los medios convencionales.

 

* Cómo llegar al Museo desde Xi´an

 

- En autobús. Para ir desde la ciudad de Xi´an hasta el Museo de los guerreros de terracota hay que ir a la estación de autobuses de Lintong que esta pegada a la estación de tren (parada de metro Railway Station). Una vez allí se puede elegir entre varias líneas de autobuses públicos (914 y 915) que tiene paradas intermedias y cuestan 7 yuanes y el turístico (línea 306) que va directo y cuesta 8 yuanes.

 

Desde la estación de trenes de alta velocidad existe un bus gratuito que llega al Museo, pero se necesita presentar el ticket de tren y también tener la entrada al Museo de los guerreros. Para quienes no tengan el ticket comprado, en la planta -1 hay una oficina de información turística y allí se puede comprar. El bus gratuito sale de la parte oeste de la estación de tren.

 

- En taxi. El trayecto suele costar 150 yuanes o 20$ pero hay que asegurarlo antes de subir en el vehículo.

 

- En transfer con agencias con asientos compartidos o coche en exclusiva, variará entre 15$ y 40$

 

- En excursión organizada. Varias agencias ofrecen esta excursión con recogida en el hotel, se pueden reservar con antelación y se realizan con guía. Los precios varían entre 75$ por persona para visitas en grupo o los 150$ por persona para visitas individuales.

 

Si se llega en a Xi´an en avión, desde el aeropuerto existe un bus de conexión a la estación de autobuses de Lintong por 25 yuanes. Por último, si no se va a pernoctar en Xi´an se pueden dejar las maletas en las consignas del aeropuerto o de las estaciones de trenes e incluso en el propio museo.

 

Nuestra visita y valoración

 

Como entusiastas de la historia, este Museo de los guerreros de terracota era uno de los alicientes de nuestro viaje a China y era como un sueño cumplido encontrarnos allí emocionados ante la entrada al recinto. Llegamos justo a la hora de apertura del museo, a las 09:00 h, la mejor para visitarlo pues a partir de las 10:00 h llegan los autobuses de turistas.

Hicimos el recorrido de forma libre, aunque asesorados anteriormente por nuestra guía en Xi´an que nos indicó varios puntos que os relacionamos a continuación y que os pueden ser de utilidad como a nosotros:

 

- Es casi imprescindible recoger la guía electrónica con traducción (40 yuanes) para saber en que punto nos encontramos y las explicaciones sobre lo que vemos.

- No se pueden utilizar ni flash ni trípodes.

- La secuencia de la visita recomendada es: bóveda 1 - boveda 3 - bóveda 2 - Exhibición de carros de bronce, de esta manera se sigue la historia del ejército de terracota desde una información general a una detallada.

- Si la gran cantidad de guerreros de terracota sorprende, más aun el mirarlos de cerca, bien con teleobjetivo o con binoculares. Es increíble la delicada artesanía y descubrir que no hay dos figuras exactamente iguales.

- Los mejores sitios para sacar fotos son las esquinas de la parte este (entrada principal), ya que los guerreros están de cara tal y como se entendía el arte de la guerra de aquella época, si hay mucha gente agrupada en esos sitios, es mejor esperar, ya que en poco tiempo seguirán con el recorrido dejándolo libre.

- Los guerreros de terracota tienen una altura superior a la de aquellos tiempos, alrededor de 1,90 m siendo el más alto "el general" con una altura de 2,50 m. Esto se realizó así para amedrentar y atemorizar.

 

Y con estas premisas iniciamos nuestra visita al Museo de los guerreros de terracota.

Una vez franqueada la entrada de la bóveda nº 1 que es la más grande, nuestros corazones comenzaron a latir con más fuerza, pues la realización de este increíble sueño estaba haciéndose realidad. Al entrar en el enorme hangar, la gran escala del lugar comenzó a clarificar nuestro cerebro, respecto al inconmensurable trabajo realizado hace 2.200 años. 

Hay lugares del mundo, como las Pirámides de Egipto, el Gran Cañón del Colorado o las Cataratas de Iguazú donde la impresión que suscita verlos es mucho mayor que lo que se podía imaginar, pues esa misma sensación se provoca al encontrarse ante el lugar original de las excavaciones de Xi´an, viendo a los miles de guerreros de terracota ante nosotros, y que no tiene comparación con la imagen que de los mismos se pudiera tener con anterioridad. Las numerosas filas de guerreros nos miraban intensamente, era una vista intimidante y alucinante. Realmente allí dentro tienes una idea del propósito de estas estatuas y de cuán imponentes parecen.

Caminando por las pasarelas del sitio se pueden ver algunos ángulos realmente grandiosos de estos guerreros, como la vanguardia en 3 filas seguidas de una serie de infantería y carros de guerra. Pero también alrededor de la parte trasera del edificio se puede ver paso a paso el proceso por el que pasa cada estatua para estar lista para exhibirse.

Desde una pila de piezas en bandejas etiquetadas según la parte del cuerpo a la que pertenecen, hasta piezas literalmente pequeñas que se tamizan de la arena. Vimos cómo los restauradores dan vida a este rompecabezas tan complicado y cuánto trabajo se necesita para crear esta exposición. Solo por la contemplación de este enorme hangar merecería la pena la vista al Museo. 

 

Pasamos a la bóveda número 3 que es la más pequeña del museo, pero también es mucho más silenciosa. Aquí puede uno acercarse mucho más al borde del pozo e incluso en una sección casi caminar sobre él. Hay un número menor de guerreros, en su mayoría son oficiales de alto rango. Era el puesto de mando de las fuerzas armadas, y contiene 68 oficiales y un carro dirigido por 4 caballos. Aquí nos enfrentamos cara a cara con estos guerreros magníficos e intimidantes y percibimos los detalles en sus ojos, los pliegues en sus ropas e incluso el cabello en sus cabezas. Realmente espléndido el nivel de arte y compromiso de quienes crearon este increíble ejército.

La última bóveda que visitamos, la número 2, incluye más infantería, un equipo con ballestas y arcos  y 80 carros. Es realmente interesante ver esta bóveda porque en su mayoría aún no se ha excavado y aquí se pueden ver los techos, las vigas y los postes de madera que se habrían cubierto con esteras de caña y capas de arcilla para impermeabilizar antes de cubrirse con tierra, sigue siendo en gran medida un sitio arqueológico activo con trabajo en curso.

Se encuentran los guerreros en pedazos y casi sepultados en el barro que durante siglos los ha convertido en roca, pero es en este mismo pabellón donde encontramos varias figuras de guerreros totalmente restauradas, expuestas en vitrinas de forma que podemos ver de cerca cada uno de sus detalles. 

Al acercarse a una de estas figuras se puede ver que originalmente todos los guerreros eran figuras coloreadas, frente al color terroso con las que las vemos en la actualidad. En total, se estima que en el Museo actualmente hay 8,000 guerreros, 130 carros y más de 600 caballos, pero la mayoría de ellos todavía están enterrados en los pozos que aún no se han excavado y restaurado, hasta que se encuentre la técnica que prevenga los colores con los que eran pintados y que se deterioran unas horas después de haberlos expuestos al aire.

 

No pudimos visitar la Exposición de carros ya que se encontraban en restauración, en esta zona del museo se pueden ver dos impresionantes carros de bronce que también se encontraron en las excavaciones. Ambos carros se encontraban muy deteriorados y la restauración llevó unos dos años y medio. Lo impresionante es que estos carros fueron construidos totalmente en bronce,e incorporaban 1.700 piezas de oro y plata. Eran los carros utilizados únicamente por el Emperador para sus inspecciones sobre el terreno.

 

El colosal mausoleo del primer emperador tiene 56 kilómetros cuadrados y solo un 10% ha sido excavado. Imaginar lo que todavía puede salir a la luz es del todo increíble. Nosotros quedamos realmente impresionados por este fantástico lugar y tan contentos de haber hecho este viaje.

 

OTRO SUEÑO VIAJERO CUMPLIDO!

 

 

 

Please reload

NOS HARÍA MUCHA ILUSIÓN QUE NOS DEJARAS UN COMENTARIO

ENTRADAS RELACIONADAS

Please reload

SUCRÍBETE A NUESTRO BLOG

ESCRÍBENOS AL SIGUIENTE E-MAIL:

  • Icono para Facebook
  • Icono para twitter
  • Icono para Instagram
  • Icono para RRSS