Sitio de los Dólmenes de Antequera (Unesco). España

 

Dólmenes, Peña de los enamorados y Tocal de Antequera. Málaga

 

El Sitio de los Dólmenes de Antequera había entrado en la Lista Indicativa del Patrimonio Mundial en 2012, es decir, cuando lo visitamos nosotros en 2014, aún no había conseguido la preciada distinción que consiguió finalmente el 15 de Julio de 2016, convirtiéndose en Patrimonio Mundial de la Humanidad. La descripción de la Unesco dice así: "Situado al sur de España, en la Andalucía meridional, este sitio comprende tres monumentos megalíticos –el “tholos” del Romeral y los dólmenes de Menga y Viera– así como dos parajes naturales próximos que ofrecen panorámicas de gran belleza –la Peña de los Enamorados y el Torcal. Construidos con grandes bloques de piedra en el Periodo Neolítico y la Edad de Bronce, los tres monumentos funerarios se hallan enterrados en sus túmulos primigenios y forman cámaras y espacios con cobertura adintelada o en falsa cúpula, que hacen de ellos uno de los conjuntos arquitectónicos más notables de la prehistoria en Europa y un ejemplo simpar del arte megalítico europeo".

 

Se presenta como un bien cultural en serie, integrado por tres monumentos culturales: Dolmen de Menga, Dolmen de Viera y Tholos de El Romeral, construidos durante el Neolítico y la Edad del Bronce con grandes bloques de piedra que forman las habitaciones y espacios cubierto con dinteles (Menga y Viera) o falsa cúpula (El Romeral), que se utilizaba con fines rituales y funerarios. Dos monumentos naturales: La Peña de los Enamorados y El Torcal​ que son dos señales visuales indiscutibles, también forman parte del bien, presentes en el municipio español de Antequera, provincia de Málaga.

Al llegar a la zona, es aconsejable informarse primero en el Centro de Recepción de Visitantes. La entrada es gratuita y se agradece. El espacio arqueológico nos recibe con una escultura llamada "El Caminante" que podría representar el pasado, presente y futuro del ser humano, y la huella que va dejando a su paso. Luego, una vez en el edificio, nos atienden guías que nos indican a través de mapas y folletos la forma de realizar las visitas y nos informan de que hay una exposición con las obras de investigación y estudios realizados y que después podríamos ver un bonito audio visual titulado "Menga. Proceso de Construcción" en el que se narra el proceso que se lleva a cabo para su levantamiento y se entienden mejor los motivos que llevaron a un grupo de pastores y agricultores a edificar, de manera colectiva, estas primitivas formas de arquitectura e ingeniería. El vídeo se puede ver también en Youtube a través de este ENLACE.

El Conjunto Arqueológico Dólmenes de Antequera se divide en dos recintos distanciados entre sí por unos 4 kilómetros. En el primero se encuentran los Dólmenes de Menga y Viera, mientras que en el segundo se halla el Tholos de El Romeral. El conjunto que forman los monumentos de Menga, Viera y Romeral es uno de los mejores y más conocidos exponentes del megalitismo europeo y el primer Patrimonio de la Humanidad en suelo continental, dado que los cuatro registrados hasta ahora se hallan en Malta, Inglaterra, las islas Orcadas e Irlanda.

Nosotros empezamos la visita al Conjunto Arqueológico con el dolmen más alejado, el del Tholos de El Romeral. Tiene aparcamiento y solo hay que dar un pequeño paseo hasta llegar a la entrada del monumento. La primera impresión al verlo desde fuera es de curiosidad y asombro.... ¿Cómo es posible que hace más de 6000 años se hicieran este tipo de edificación? Increíble el esfuerzo requerido y las técnicas utilizadas en el levantamiento de este tipo de monumentos.

Consta de un largo corredor de acceso; a continuación se encuentra la cámara sepulcral o "Tholos" resuelta mediante la construcción de una falsa bóveda y una estructura circular de carácter mortuorio. El paso del corredor a la cámara sepulcral se hace mediante una puerta adintelada. Por último, nos encontramos con una segunda cámara, más pequeña cuyo fin sería presentar ofrendas.

Las estructuras megalíticas de Antequera tienen la apariencia un paisaje natural (enterrado bajo montañas de tierra) y su orientación se basa en dos elementos naturales: la Peña de los Enamorados y El Torcal que describiremos más adelante. Entre las primeras comunidades de agricultores y pastores de Europa occidental, la arquitectura monumental megalítica sirve para fijar ideológicamente la presencia y arraigo de la sociedad en la tierra. En su función como cámaras mortuorias, como en este caso, algunos megalitos son verdaderos depósitos de identidad cultural y genealógica.

Volvimos a coger el coche y nos dirigimos al siguiente monumento, el Dolmen de Viera, un sepulcro llamado de corredor, ya que el pasillo y la cámara funeraria están perfectamente diferenciadas y separadas por una losa horadada. Es el más pequeño de los tres dólmenes que forman el Conjunto Arqueológico. Tiene aproximadamente 4.000 años.

Resaltamos una noticia con respecto a este dolmen para quienes estén interesados:  En los equinoccios de primavera y otoño, es decir, cuando el día y la noche tienen la misma duración, al amanecer, el sol se alinea con el corredor del monumento megalítico antequerano y su luz invade el interior durante unos minutos llegando hasta el final del Dolmen. Un fenómeno espectacular, digno de observar y que tiene lugar sólo dos veces al año. En esos días el Conjunto Arqueológico Dólmenes de Antequera abre de manera extraordinaria a las 7.15 de la mañana para que 15 personas (solo) puedan participar de este espectáculo excepcional.

Y llegamos a la joya de la corona, el Dolmen de Menga, el único al que se accede con visita guiada. Es el más antiguo de los tres, con más de 4.500 años, tiene un corredor de acceso a la gran cámara, pero más corto. Su orientación está dirigida al norte de la salida del sol y alineado con la llamada "Peña de los Enamorados" antiguamente montaña sagrada.

Su construcción tuvo como fin albergar enterramientos humanos, por tanto, constituye un auténtico sepulcro, donde se llevaron a cabo inhumaciones colectivas. Este monumento solo es abierto a la horas que hay visita guiada. Está diseñado de una forma un tanto extraña, ya que en la entrada la altura es de 2, 70 m y la zona interior llega hasta los 3,50 m. La anchura máxima del recinto es de 6 metros. 

Quizás el aspecto que más sorprende cuando se visita estos monumentos es entender la forma en que fueron levantados. Resulta terriblemente difícil comprender la forma en que nuestros antepasados, que ni siquiera conocían el uso de la rueda, pudieron ser capaces de transportar y colocar en su lugar enormes bloques de piedra, algunos de ellos de hasta 250 toneladas de peso. 

Otro elemento que asombra son los llamados ortostatos, que son grandes losas de piedra verticales que sujetan las losas de cierre o cubiertas (techo del monumento) a piedra seca, es decir, sin utilizar ningún tipo de argamasa o mortero. La cámara mortuoria es el elemento central del monumento. Tiene una planta alargada y oval y está formada por siete ortostatos en cada lateral y una gran losa al fondo que constituye la cabecera del sepulcro.

 

La verdad es que quedamos asombrados ante las explicaciones de nuestra guía y desde luego merece ser Patrimonio Mundial de la Humanidad, pues es un ejemplo único de la edificación megalítica en la prehistoria.  

Y una vez vistos los monumentos culturales, relatamos los monumentos naturales que también vimos durante nuestra visita a Antequera. En primer lugar, trataremos de describir la relación de estos espacios con el mundo antiguo y según ellos su significado y después nuestras sensaciones al visitar estos parajes.

 

 

LA PEÑA DE LOS ENAMORADOS

 

Es un peñón calizo de 878 metros de altitud, cuya cara occidental tiene una peculiar morfología, ya que parece la cabeza de un indio tumbado que mira hacia el cielo. No es de extrañar que durante la prehistoria más reciente sorprendiera, asombrara y se le diera un valor sobrenatural por parte de los habitantes de estas tierras hace 6000 años.

 

De hecho, una curiosidad, el Dolmen de Menga es el único conocido que se orienta hacia una montaña, cuando la mayoría lo hacen hacia la parte del horizonte, por donde alguna vez durante el año interactúa con el sol. 

La relación entre la Peña de los Enamorados con el conjunto megalítico es indudable y ambos conforman un paisaje único, inusual y simbólico que ahora es patrimonio de todos. Y... ¡Ojo! El origen de su nombre es del siglo XV y no de la prehistoria, gracias a una leyenda. En ella se cuenta que unos enamorados (Él cristiano y ella princesa mora) huyendo de los soldados enviados para capturarlos por el padre de ella fueron acorralados en estos parajes y para evitar que los separasen subieron a lo más alto de esta peña desde la cual se arrojaron juntos al vacío, para unirse en la eternidad. Pasemos al segundo espacio natural que conforma el grupo de bienes Patrimonio de la Humanidad, nos referimos a....

 

EL TORCAL DE ANTEQUERA

 

Se encuentra ubicado entre los pueblos de Antequera y Villanueva de la Concepción, a una altitud de 1.200 metros, se llega por la carretera A-7075 a unos 15 kilómetros de Antequera. Cuenta con un Centro de Visitantes con aparcamiento, aseos, restaurante, tienda, un pequeño museo y observatorio astronómico. El acceso es totalmente gratuito, excepto para las visitas guiadas. Tiene página web donde se puede consultar toda la información de utilidad: CENTRO VISITANTES TORCAL DE ANTEQUERA

Está considerado como Parque Natural desde 1989, aunque fue considerado el primer territorio de Andalucía que logró un estatus de protección como Sitio Natural de Interés Nacional en 1929. La palabra "Torcal" significa "Lugar donde hay torcas", que son hondonadas circulares en un terreno y con los bordes irregulares.

 

La génesis del Torcal de Antequera se remonta al período Jurásico hace muchos millones de años, cuando el paraje estaba cubierto por un mar llamado Thetys y en sus fondo se depositaba fango, sedimentos y fósiles que se iban transformando en rocas. Cuando en el Mioceno las placas tectónicas de Europa y África se acercaron y colisionaron, provocó el plegamiento y la elevación de las rocas por encima de la superficie del mar, haciendo emerger el Torcaly dejando un curioso y bello paisaje Kárstico (relieve que se forma sobre rocas masivas calizas). 

La relación directa entre los megalitos y el paisaje no se limita tan solo a la cercana montaña de la Peña de los Enamorados, en el caso del singular Tholos de El Romeral, la disposición, orientación y la apertura de su corredor de entrada, nos orienta hacia otro relieve montañoso de aún mayor escala y singularidad, la cumbre de la Sierra de El Torcal. La espectacular formación kárstica, famosa por sus caprichosas configuraciones en la que nos encontrábamos ahora.

La importancia de esta sierra se refuerza por su función como reserva hídrica y define el contorno peninsular de la colina en la que se asientan los dólmenes. La íntima relación entre la disposición fluvial y el lugar donde se asientan los megalitos hace retomar la consideración de la importancia del agua en el paisaje megalítico de Antequera.

El Torcal de Antequera es uno de los paisaje más asombrosos a los que hemos asistido, porque tiene cuanto un viajero desea ver en sus recorridos, magia, historia, peculiares paisajes y lo que más importa el hecho de ser singular y único.

Se pueden tomar varias rutas según la condición física, el tiempo que se disponga para su visita y las condiciones climatológicas del momento. Nosotros escogimos la más fácil y la que menos duración tenía, la ruta verde, con unos dos kilómetros de recorrido y aproximadamente una hora de duración, ya que había llovido y nos advirtieron que estaba bastante peligroso. Fue suficiente para hacernos una idea de lo que es este paraje casi surrealista. Durante el trayecto por el Parque Natural, encontramos lugares y miradores desde donde disfrutamos de increíbles paisajes, laderas y formas caprichosas que la erosión de los elementos han ido creando a lo largo de miles de años.

Jornada gratificante la que pasamos ese día recorriendo todos los bienes integrados en el Patrimonio Mundial de la Humanidad, en el Sitio de los Dólmenes de Antequera, un lugar único que impresionará a quien lo visite. Merece una visita también la localidad de Antequera, que es preciosa, pero eso os lo contaremos otro día.

 

Please reload

NOS HARÍA MUCHA ILUSIÓN QUE NOS DEJARAS UN COMENTARIO

ENTRADAS RELACIONADAS

Please reload

SUCRÍBETE A NUESTRO BLOG

ESCRÍBENOS AL SIGUIENTE E-MAIL:

  • Icono para Facebook
  • Icono para twitter
  • Icono para Instagram
  • Icono para RRSS