Espacio Natural de Doñana, Patrimonio de la Humanidad (UNESCO), Huelva

El Espacio Natural de Doñana está constituido por el Parque Nacional y el Parque Natural del mismo nombre. Se localiza en el extremo occidental de Andalucía, ocupando parte del territorio de las provincias de Huelva, Sevilla y Cádiz. La gran importancia e interés de sus valores naturales y culturales ha hecho que su relevancia alcance rango de extraordinario prestigio y sea reconocido por varias organizaciones internacionales. La UNESCO en 1984 y extendido en 2005 ha declarado al Parque Nacional de DoñanaPatrimonio de la Humanidad con el siguiente criterio (entre otros):​ 

 

"Por contener los hábitats naturales más importantes y significativos para la conservación in situ de la diversidad biológica, incluidos los que contienen especies amenazadas de valor universal excepcional desde el punto de vista de la ciencia o la conservación."

Pero además la UNESCO ha declarado al Espacio Natural de Doñana como Reserva de la Biosfera desde 1980 y posteriores ampliaciones hasta 2013. También se le considera como Zona de Especial Importancia para las aves (ZEPA); Zona de Especial Conservación (ZEC); Lista Verde de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza(UICN) Lugar de Importancia Comunitaria (LIC); Zona Húmeda de Importancia Internacional (Convenio de Ramsar) y Diploma del Consejo de Europa.

Descripción del Parque Nacional de Doñana

 

Doñana tiene el Parque Natural más grande del país y contiene una biodiversidad única en Europa, es un hermoso mosaico de paisajes con diferentes ecosistemas, entre los que se encuentran: extensas marismas, espesos bosques, playas vírgenes interminables, dunas de arena cambiantes y matorrales multicolores. Visitar el Espacio Natural de Doñana es disfrutar y contemplar un grandioso enredo de tierra y agua.

El Parque Nacional se encuentra en el delta del río Guadalquivir. Los bosque de pinos, las dunas de arena y los humedales forman los tres ecosistemas que se pueden ver allí. Cada ecosistema tiene su propio y característico conjunto de animales y plantas. Entre las muchas especies de aves que se pueden ver en este Parque, están incluidas las águilas, los flamencos y las espátulas. Un lugar que es valorado por ornitólogos de todo el mundo. Los animales mamíferos que se pueden ver en el Parque Nacional incluyen el lince y el venado.

Cuenta con 27 kilómetros de playas completamente vírgenes con dunas en movimiento que son parte de un espectacular paisaje. Se originan en la playa, donde el viento empuja la arena desde la costa hacia el interior, formando montañas de arena que crecerán y continuarán moviéndose hasta encontrarse con el pantano. Aunque la presencia de dunas es permanente en las costas de Huelva y Cádiz, las más impresionantes se encuentran entre la localidad de Matalascañas y en la desembocadura del río Guadalquivir.

Historia del Parque Nacional de Doñana

 

Hubo asentamientos romanos en la zona dedicados a a la pesca y la salazón, más tarde en el  siglo XV el territorio pasó a ser un dominio señorial y se prohibió cualquier actividad perjudicial para la caza. En el siglo XVIII trajo consigo nuevos usos para el territorio, como la explotación forestal y de los pastos, así como el fomento del coto como zona de caza para nobles. Ya en el siglo XX, surgió el interés naturalista y científico por las aves, que se fue desarrollando en pugna constante con las prácticas de caza en el coto de Doñana. No fue hasta 1969 cuando se creó el Parque Nacional de Doñana, iniciándose una nueva etapa que abrió las puertas a su nivel de protección actual. En 1999 se denominó Espacio Natural Doñana al territorio formado por el Parque Nacional de Doñana y el Parque Natural de Doñana.

 

CURIOSIDADES HISTÓRICAS

Fue en el siglo XVI cuando los Duques de Medina Sidonia, Doña Ana Gómez de Silva (hija de la princesa de Éboli) y Don Alonso Pérez de Guzmán decidieron la ocupación y el acotamiento de las tierras para uso privativo de lo que por entonces se conocía como Bosque de las Rocinas ¿Puede ser que el origen del nombre de Doñana por el que hoy conocemos este enclave haya sido asociado al nombre de pila de Ana Gómez de Silva? "Coto de Doña-Ana"  ¡Pues no! 

 

La última duquesa de la casa de Medina Sidonia, una gran historiadora, aseguró que a Doña Ana Gómez la caza no le interesaba lo más mínimo y no digamos ya el ambiente campero, no pisando aquellos lares hasta 1581 cuando tuvo dispuesto un pequeño palacio. La Casa Ducal mientras tanto, arrendaba a los locales los pastos del Bosque de Las Rocinas. Eso fue precisamente lo que hizo en 1545 con Sancho de Herrera, un ganadero acomodado y alcalde de Sanlúcar, casado con una mujer llamada Ana Mallarte, que comenzó a frecuentar el lugar para gestionar su "hato", denominación de un conjunto de cabezas de ganado.

Su continuada presencia en aquella zona, su personalidad y el hecho de que una mujer anduviese sola por aquellos parajes montando a caballo o por las razones que fuese, estos terrenos empezaron a conocerse como el "hato de Doña Ana", Esta mujer con comportamientos inusuales para la época, se pudo convertir en una especie de celebridad entre sus vecinos, hasta el punto de marcar con su personalidad un territorio entero. Más de treinta años pasaron hasta que la duquesa vino a este lugar, pero el enclave ya llevaba el topónimo derivado de la presencia de Ana Mallarte (Doñana).

 

Otros hechos históricos que se vivieron en Doñana fueron los siguientes:

 

- El gran pintor Francisco de Goya vino invitado por la duquesa de Alba al Palacio de Doñana, para realizar varios retratos de la viuda Cayetana y se dice que fue aquí donde el artista pintó sus dos Majas.

- El famoso director de cine David Lean, eligió las dunas de Doñana para recrear el desierto en una de las mejores películas de la historia del cine, Lawrence de Arabia.

- La creación como Parque protegido se debe a WWF que en los años 70 se llamaba en España ADENA, y a la colaboración inestimable de Félix Rodríguez de la Fuente, conocidísimo divulgador ambiental en los años 70 y 80, consiguiendo recaudar los fondos suficientes para crear en Doñana una reserva científica y así la dictadura de Franco que pensaba convertirlo en campos de eucaliptus terminó cediendo.

Después de la salvación de Doñana, la organización del parque dispuso que su logotipo fuera un panda y no un lince ibérico como es ahora. Podéis leer la interesante historia de cómo se formó el parque en este artículo: EL INICIO DEL ASEDIO A DOÑANA

Y además una conjetura...

 

- Astarte es la diosa tartésica de la fertilidad y está asociada tanto con las aguas como con la luna. Algunos investigadores sostienen que hubo un templo dedicado a esta diosa, donde hoy se encuentra la Ermita de la Virgen del Rocío (dentro del Espacio Natural de Doñana). Refuerza esta teoría, el hecho de que esta Virgen, además de considerarla la Madre de las Marismas, se la llama popularmente la Blanca Paloma y Astarte también fue representada por una paloma blanca.

Cómo visitar el Parque Nacional de Doñana

 

Lo primero que debemos apuntar es que debido a la gran extensión del Parque y a que no somos expertos senderistas, la información que os vamos a relacionar a continuación es solo para consultar, no hemos hecho ninguna excursión a pie, ni hemos hecho todas las visitas guiadas que tiene el Parque. Nosotros solo relatamos los lugares y sitios en los que hemos estado.

Hay dos formas de visitar Doñana, en visita guiada (de pago) o plantear unas rutas por libre desde algunos puntos. En Doñana no hay que pagar una entrada concreta por entrar al parque, existen zonas abiertas al público y otras restringidas que solo se pueden visitar en grupos organizados con empresas autorizadas.

 

Visitas a Doñana de forma libre 

 

- Desde Matalascañas: Se puede ir andando por la playa llegando a zonas en las que las playas son vírgenes, son nada menos que 25 kilómetros, pero alejándose lo suficiente del núcleo urbano, se podrá disfrutar de un entorno solitario y contemplar el paisaje de dunas junto al mar. También desde esta localidad sale un sendero señalizado de solo un par de kilómetros que permitirá conocer parte del parque dunar y matorrales de Doñana en el interior.

 

- Desde el centro de visitantes La Rocina: Muy cerca de la Ermita del Rocío, en la carretera que la une con Matalascañas, se encuentra este centro de visitantes en el que facilitan información de la zona y desde donde salen rutas de senderismo, pero ¡Ojo! no hay que desviarse de los caminos de madera porque está prohibido. Son senderos cortos que llevan a distintos miradores donde se pueden observar aves a distancia. 

 

- Desde el Puente del Ajolí: Situado a medio kilómetro de la aldea del Rocío sale el sendero de la "Raya Eral". Un camino entre pinos, alcornoques y acebuches y en el que con suerte se pueden avistar linces ibéricos.

 

- Desde el Palacio del Acebrón: Cerca del centro de visitantes La Rocina, a unos siete kilómetros por una carretera bordeada de pinos piñoneros se llega a este magnífico palacio construido a mediados del siglo XX, que se puede visitar por dentro e incluso se puede subir hasta la terraza donde hay unas vistas excelentes sobre el parque. A escasos metros del palacio está el sendero peatonal “Charco del Acebrón”, de un kilómetro y medio que rodea los alrededores de este palacio.

 

- Desde la Cuesta de Manelli: Situada más o menos a la mitad del camino a mano izquierda entre Matalascañas y Mazagón por la carretera A-494. Hay parking para dejar el coche y una magnifica playa virgen a la que se accede bajando unos 100 escalones y que dependiendo de la temporada se encontrará llena o vacía de visitantes. Desde allí se pueden contemplar acantilados y dunas.

 

- Desde el centro de visitantes del Acebuche: Desde allí parten dos sendero peatonales, uno que lleva a la Laguna del Acebuche que tiene apenas dos kilómetros y otro llamado sendero del "Huerto y las Pajas", el doble de largo, que permite recorrer zonas de cotos y pinares.

 

Visitas guiadas a Doñana

 

Es la opción más popular y la más segura para poder visitar el Parque y para que el impacto en el ecosistema sea el mínimo, hay un límite de personas que pueden acceder al día al parque, por eso es conveniente hacer la reserva con antelación. En el Parque Nacional se ofrecen visitas guiadas por esta gran reserva natural y hay varias empresas que realizan estas visitas y desde dos centros de visitantes. Creemos que el más completo y que recorre todos los ecosistemas es el de la COOPERATIVA ANDALUZA MARISMAS DEL ROCÍO.

El recorrido sale del Centro de Visitantes del Acebuche y sigue las dunas de arena a través de la costa. El recorrido en vehículo todoterreno es uno de los más populares y permite a los visitantes observar las dunas de arena y la playa, las marismas llenas de pájaros y los campos donde se pueden ver animales locales. La página web para reservar es: RESERVAS ACEBUCHE Fue la opción elegida por nosotros, así que en el relato de nuestra visita os daremos más detalles.

 

Nuestra visita guiada al Parque Nacional de Doñana

 

Llegamos pronto al Centro de visitantes del Acebuche porque no sabíamos si tendríamos dificultades para encontrarlo, madrugamos lo suficiente como para estar casi una hora antes del horario previsto para la salida, las 08:30. El centro se encontraba abierto, consultamos nuestra reserva para ver si estaba todo correcto y que no nos pasara lo que ocurrió en el Parque Natural de las Marismas del Odiel y una vez comprobado nos dirigimos a la cafetería del centro donde esperamos tomando un café y un pastel, no sin antes recorrer el centro. Como recomendación diríamos que antes o después de haber tenido la experiencia de la visita en 4×4, hay que pasar un rato en el centro de visitantes que posee un conjunto de audiovisuales y fotos en salas muy bien preparadas dónde se cuentan las características de Doñana. Ésta es la instalación más completa y mejor equipada de todas las de Doñana.

 

El día no parecía muy propicio pues amaneció lloviendo y temíamos que no podríamos hacer fotos a través de los cristales del vehículo que nos transportaría, menos mal que ese mal tiempo tuvo escasa duración. A la hora en punto, un guía y el conductor nos llevaron hasta el vehículo que nos llevaría a visitar el parque. Importante es llevar comida y bebida pues la excursión dura más de cuatro horas y no existe lugar donde comprar nada excepto en el centro de visitantes, pero no os preocupéis, porque se hacen descansos para que se pueda salir del vehículo y estirar las piernas

Empezó el recorrido con la presentación del guía especializado, una persona que conoce bien los ecosistemas del parque y todos sus rincones. Nos informó con todo lujo de detalles sobre lo que íbamos a descubrir esa mañana, la fauna que habita cada una de las zonas y la importancia del agua para el desarrollo de la flora en la que viven.

El primer ecosistema a visitar sería el de las dunas después de un precioso recorrido entre pinos y arena, alucinando de cómo el conductor se orientaba entre varios caminos que parecían iguales.

 

Ecosistema de Dunas

Después de aproximadamente cuarenta y cinco minutos de recorrido por el parque y gracias a la pericia del conductor, pues te das cuenta de lo extenso que es el parque, nos adentramos en el asombroso conjunto de las dunas móviles de Doñana, uno de los paisajes más bellos del parque y único en España. Allí realizamos una parada para contemplar con más detenimiento el entorno y fotografiar los montículos de arena y las playas cercanas. Antes de bajarnos, el guía nos explicó lo sumamente interesante que es observar como  las dunas se forman por acumulaciones de arena cuyo frente de avance tiene una pendiente más acusada que la parte de desplazamiento denominada cola. El avance de las dunas desde la playa entierra y destruye la vegetación que encuentra a su paso, formándose entre dos dunas los llamados "corrales", bosquetes de pino piñonero y matorral.

PINCHAR LAS FOTOS PARA VERLAS MÁS GRANDES

El siguiente tramo del viaje nos lleva a cruzar las dunas móviles y adentrarnos en el entorno de los bosques y matorrales mediterráneos. 

 

Ecosistema de Bosques y matorrales

Consiste en vegetación de tipo mediterráneo con suelo en su mayor parte de arena estabilizada y dividido en dos grandes asociaciones, el "Monte negro" o monte bajo, es decir, donde se produce más humedad y donde predominan brezos y helechos, la otra es el "Monte Blanco" o monte alto caracterizado por el jaguarzo, la aulaga y el romero que se localizan en la parte más elevadas del terreno. Los árboles son pinos piñoneros y alcornoques. Este área es propicia para la cría de rapaces y otras aves y el hábitat preferido por los linces, ginetas, ciervos y otras especies protegidas que necesitan de estas zonas para su supervivencia.

PINCHAR LAS FOTOS PARA VERLAS MÁS GRANDES

Después de acceder a la parte de los bosques y matorrales de Doñana, continuamos hacia la zona de La Vera, observando a través de los cristales del Jeep, la diversidad de especies animales y vegetales de este paraje natural tan especial.

 

Ecosistema de La Vera

Es una zona de transición entre la marismas y las arenas estabilizadas o cotos. Es una franja que se va ensanchando de sur a norte, siempre verde, debido a las filtraciones de agua de las dunas y las arenas más permeables, siendo la zona preferida para los grandes mamíferos: ciervos, gamos, y jabalíes. En esta zona se encuentra Palacio de las Marismillas, residencia veraniega del Presidente del Gobierno y residencia temporal de dirigentes extranjeros.

PINCHAR LAS FOTOS PARA VERLAS MÁS GRANDES

Desde allí, a las marismas, el ecosistema más interesante y uno de los humedales más reconocidos a nivel internacional.

 

Ecosistema de las Marismas 

Es el ecosistema de carácter más estacional y cambiante de Doñana, en verano aparece como una extensa planicie arcillosa, seca y resquebrajada, pero en invierno el agua de lluvia convierte el paisaje en un interminable lago, que sirve de refugio invernal para infinidad de aves acuáticas. Llegamos por fin a las marismas de la desembocadura del Guadalquivir e hicimos otra parada para visitar el Poblado de La Plancha, un asentamiento con chozas tradicionales que recrea cómo vivían los antiguos habitantes de estas tierras. 

Enfrente, los muelles de Sanlúcar que no podemos dejar de citar, ya que desde ellos partieron en 1519 las cinco naos de Magallanes, y allí volvió tres años después, un único barco con 18 famélicos supervivientes de los 240 que partieron, al mando de Elcano, pues Magallanes murió en la travesía, siendo los primeros en la historia que lograron dar la vuelta al mundo.

PINCHAR LAS FOTOS PARA VERLAS MÁS GRANDES 

Solo nos faltaba visitar el último ecosistema de la excursión, las playas vírgenes más amplias de Europa, con 30 kilómetros entre la población de Matalascañas y la desembocadura del Guadalquivir.

 

Ecosistema de playas 

Increíble esta belleza salvaje con aves marinas, antiguas torres almenaras del siglo XVI que vigilaban los ataques de los piratas berberiscos y que hoy son refugio de halcones peregrinos. Algunos pescadores luchando contra las olas para practicar la tradicional pesca de coquinas con rastrillos (que solo se puede efectuar con autorización expresa). Las playas de Doñana representan un intenso dinamismo, modificándose constantemente su perfil debido a las regresiones marinas y a los vientos del suroeste durante el transcurso de los siglos. Totalmente impresionante el recorrido por ella con el Jeep rodando por la arena junto al mar kilómetros y kilómetros.

PINCHAR LAS FOTOS PARA VERLAS MÁS GRANDES 

Acabamos el recorrido con vuelta al Centro de Visitantes del Acebuche, donde volvimos a pasar a ver sus distintas exposiciones para conocer aún más el laberinto de tierra y agua que es Doñana que da forma a pantanos, lagunas, pinares, dunas, playas y espectaculares acantilados. Luego, regresamos a nuestro hotel para comer y preparamos nuestra siguiente excursión.

 

 

 

Please reload

NOS HARÍA MUCHA ILUSIÓN QUE NOS DEJARAS UN COMENTARIO

ENTRADAS RELACIONADAS

Please reload

SUCRÍBETE A NUESTRO BLOG

ESCRÍBENOS AL SIGUIENTE E-MAIL:

  • Icono para Facebook
  • Icono para twitter
  • Icono para Instagram
  • Icono para RRSS