Catedral de Santa Sofía y Monasterio de las Cuevas en Kiev (Unesco). Ucrania

La catedral de Santa Sofía y El Monasterio de las Cuevas-Kiev-Pechersk Lavra son Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1990. De estas dos joyas de la ciudad de Kiev os vamos a contar las impresiones que nos produjeron en este relato; la visita la hicimos en dos días distintos y no nos decepcionaron para nada, la ruta de estas jornadas la podéis leer en Qué ver en Kiev en tres o cuatro días. La Unesco dice de la Catedral de Santa Sofía: “Proyectada para rivalizar con Santa Sofía de Constantinopla, la catedral Santa Sofía de la capital ucraniana es el símbolo de la “Nueva Constantinopla”, denominación dada a la capital del principado de Kiev, creado en el siglo XI en una región evangelizada después del bautismo de San Vladimir en el año 988” y  del Monasterio de las Cuevas:  “La influencia espiritual e intelectual del monasterio de Kievo-Petchersk contribuyó considerablemente a la propagación de la fe y el pensamiento ortodoxos en el mundo ruso entre los siglos XVII y XIX”.

 

CATEDRAL DE SANTA SOFÍA

La Catedral de Santa Sofía (Sofiiskiy Sobor) construida en el siglo XI  por mandato del príncipe de Rus de Kiev, Yaroslav I el Sabio, en el lugar donde los habitantes de Kiev vencieron a los pechenegos, pueblo nómada de Asia Central como confirmación del poder del Rus. Constituye, junto a la Puerta Dorada, uno de los monumentos y símbolos del Rus de Kiev.

 

El templo fue construido, como dice la Unesco, para rivalizar con Santa Sofía de Constantinopla y elevado también en honor de Santa Sofía. Yaroslav I, además de su uso religioso, fundó una escuela y la primera biblioteca de Ucrania, convirtiéndose el lugar en un centro religioso, político y educativo de la ciudad. La Catedral de Santa Sofía fue el corazón de la capital del Principado cristiano de Kiev, creado en el siglo XI, tras la evangelización de la región por el bautismo del rey Vladimir , en el año 988.

 

Pero antes de seguir hablando de la Catedral de Santa Sofía, debemos adentrarnos en el lugar. Las imágenes que ya hemos puesto más arriba son las que se obtienen desde el exterior y en principio lo que llama más la atención es su enorme campanario barroco, mide 76 metros de altura y en su interior contiene una campana que pesa más de 13 toneladas. 

 

Las taquillas están en la Torre y el precio es de 20 grivnas. La Catedral se encuentra dentro de un  recinto amurallado conviviendo con más edificios, como muestra la fotografía.  Abre todos los días de 9 a 19 horas, aunque la apertura de la catedral es a las 10 de la mañana. A la torre campanario se puede subir y hay que pagar otra entrada, dicen que se obtienen unas imágenes espectaculares de la catedral y del resto de la ciudad (nosotros no subimos).

Por fin nos encontrábamos ante la impresionante Catedral de Santa Sofía, una de las iglesias más bonitas de la llamada segunda edad de oro del arte bizantino que se desarrolla a partir del siglo X y que podemos encontrar en Bulgaria, Serbia, Rusia, Rumanía o en Italia de norte a Sur con ejemplos en Venecia o en Sicilia. 

 

Santa Sofía de Kiev, tiene planta basilical con cinco naves que rematan en ábsides y trece cúpulas, que representan a Jesús y sus Apóstoles. El exterior es blanco aunque en la actualidad aparecen testigos de sus muros originales, aunque estos sufrieron modificaciones a lo largo de los siglos XVII y XVIII con un marcado carácter barroco. En este periodo se agregaron otras capillas y otras  cúpulas más pequeñas. Todas están rematadas por cruces que simbolizan la luz naciente o la luz divina. 

Pero si el exterior sufrió alteraciones en diez siglos, el interior conservó su esencia original del siglo XI conservándose mosaicos y pinturas haciéndolo la gran joya del templo. Nos encontramos varias partes cubiertas con andamios por estar restaurándose, pero aún así la visita fue increíble. Fue lugar de enterramiento de los Príncipes del Rus, aunque en la actualidad tan solo está enterrado en su interior los restos de Yaroslav I el Sabio y su mujer.

A la salida de Santa Sofía hay un pequeño museo con interesante explicaciones sobre la Basílica, también merece la pena dar un paseo por el resto de los edificios y respirar la paz del interior.

Ya en el exterior del recinto, contemplamos una ceremonia  religiosa en la tumba que hay junto al campanario del recinto y que no sabemos a quien pertenece, pero fue curioso contemplar ritos que desconocemos.

 

MONASTERIO DE LAS CUEVAS

 

El Monasterio de Kiev-Pechersk Lavra o popularmente conocido como El Monasterio de las Cuevas, tiene sus orígenes el el siglo XI y es un monasterio ortodoxo cristiano. Se encuentra en la calle del Levantamiento de Enero junto al río Dniéper. Es el monasterio ortodoxo más grande de Europa y está rodeado por una muralla. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1990 junto a la Catedral de Santa Sofía, como os hemos contado más arriba.

 

Entramos al recinto, tras pagar nuestra entrada de 30 grivnas por persona, por la puerta de la Trinidad que fue levantada en el siglo XII en estilo bizantino como puerta principal del monasterio llegando a ser parte de la iglesia principal del monasterio. Tras muchas  destrucciones y reconstrucciones, la actual data del siglo XVIII construida en el denominado estilo barroco ucraniano. 

Actualmente el Monasterio de las Cuevas está dividida en dos partes: la Superior que es la parte más actual en la que encontramos museos, iglesias, capillas, campanario, torres, edificios que recogen un marcado valor histórico y cultural del monasterio y la Inferior, la más antigua y el origen del mismo, con un convento que sigue en funcionamiento y las cuevas, capillas y tumbas con un marcado carácter religioso que para algunos puede rozar el fanatismo.

 

En este mapa podéis ver la cantidad de edificios que se encuentran dentro del Monasterio de las Cuevas y deciros que además de la entrada que se paga para el ingreso al lugar, luego hay que pagar en todos y cada uno de los museos del interior, pero tranquilos que hay cantidad de iglesias y paseos que se pueden realizar sin gastar una grivna más y que te da para estar 3 ó 4 horas aquí.

El ermitaño Antonio, allá por 1051 se asentó en una cueva cerca del río Dniéper, pronto llegaron adeptos que comenzaron a excavar nuevas celdas y así fue como comenzó la historia del Monasterio de Cuevas. Muy pronto comenzaron las construcciones exteriores y se levantó su principal templo, la Catedral de la Santa Dormición que se convirtió en el primer edificio de piedra en el convento. 

La Catedral de la Santa Dormición fue uno de los primeros edificios que vimos en este precioso recinto, aunque de sus orígenes no queda nada, ya que fue destruida por los mongoles en el siglo XIII, levantada de nuevo y destruida otra vez. Una bomba en la Segunda Guerra Mundial la destruyó por completo y no fue hasta el año 2000 cuando fue abierta al público tras una última reconstrucción según la iglesia original del siglo XVII-XVIII.

Casi todos los edificios del Monasterio de las Cuevas fueron destruidos, saqueados e incendiados varias veces a lo largo de su historia. La restauración del Monasterio de la Cuevas empezó  en el siglo XVIII. La Catedral de Dormición y la Iglesia de la Puerta fueron reconstruidas según el estilo barroco, en este momento se construyó el  Gran Campanario con una altura de casi 97 metros y que fue hasta mediados del siglo XX  el edificio más alto de Kiev.

Sucesión de iglesias, edificios con museos destacando el de artes aplicadas, el de los tesoros de Ucrania, el de la imprenta y libros, el de arte teatral y musical, la biblioteca, viviendas y edificios administrativos nos llevaron al inicio de la cuesta que descendía hacia las cuevas pero antes nos detuvimos en una terraza  que salvaba el desnivel y que nos regaló unas vistas maravillosas.

El monasterio de las Cuevas inferior alberga las cuevas donde yacen los restos de santos junto con el fundador del convento; aquí hay que cubrirse, claro, las mujeres, y decidimos no entrar porque el tiempo se nos echaba encima y teníamos todavía muchos lugares por visitar. Emprendimos la subida de retorno y salimos por la misma puerta que habíamos entrado. Ya en el exterior comprobamos que existe otra puerta que da acceso al Lavra inferior y por la que se puede acceder sin pagar entrada, lo que no sabemos es si accediendo por aquí se puede llegar luego al Lavra superior. Si viajáis a Kiev y visitáis el lugar nos contáis si es posible.

El Monasterio de las Cuevas superior está bajo el control y la supervisión del Ministerio de Cultura Nacional del estado y el inferior bajo el control de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana., aquí tiene su sede el Patriarca de la Iglesia.

 

Para terminar contaros que en 2007 mediante una votación popular para elegir las Siete Maravillas de Ucrania, la Catedral de Santa Sofía y el Monasterio de las Cuevas se encuentra dentro de esta lista. Dos lugares imprescindibles que hay que conocer en una ruta por la ciudad de Kiev.

 

 

 

Please reload

NOS HARÍA MUCHA ILUSIÓN QUE NOS DEJARAS UN COMENTARIO

ENTRADAS RELACIONADAS

Please reload

SUCRÍBETE A NUESTRO BLOG

ESCRÍBENOS AL SIGUIENTE E-MAIL:

  • Icono para Facebook
  • Icono para twitter
  • Icono para Instagram
  • Icono para RRSS