Niebla y sus murallas, Huelva (España)

Niebla es un bello pueblo amurallado de la provincia de Huelva en la comunidad de Andalucía, declarado conjunto monumental histórico artístico y su bonito casco histórico declarado como Bien de Interés Cultural (BIC). Se encuentra a treinta kilómetros al este de Huelva capital, Se cree que fueron los ligures quienes fundaron la ciudad, luego la tomaron los cartagineses y más tarde los romanos. Sería saqueada por los vikingos procedentes de Normandía. Fue reino de taifas y los almorávides le dotaron con un espléndido recinto amurallado, de los más antiguos de Europa. Como reino extendíó sus dominios hasta el Algarve portugués durante el siglo XII y más tarde durante la Edad Media descendió a condado. En fin, una ciudad que ha tenido un pasado convulso.

La ciudad medieval de Niebla, con sus murallas brillantemente conservadas que la abrazan son de color rojo y el río Tinto, que baña sus pies tiñe de óxido sus riberas. Todo ello  contrasta con la tonalidad blanca de sus casas y plazuelas encaladas.

 

Como llegar

 

- Desde Sevilla, autobús de la compañía DAMAS que sale desde la Plaza de Armas y tarda en hacer el recorrido una hora y media.(7€ trayecto)

- Desde Huelva, autobús de la compañía DAMAS que sale desde la estación de autobuses y tarda en hacer el recorrido media hora (4€ trayecto)

- En coche.por la A49 que une Sevilla y Huelva y coger la desviación a Niebla por la A472.

 

La última opción fue la que empleamos nosotros, aparcando junto a la muralla, cerca de la llamada Puerta del Socorro puerta principal del casco antiguo.

 

Qué ver y qué visitar

 

Ante todo, y como consejo os diremos que lo primero que hay que hacer es acercarse a la oficina de turismo, en la Plaza de Santa María primero porque han hecho una gran trabajo de promoción turística del pueblo, veréis que hay visitantes de varias nacionalidades y segundo porque antes de empezar la visita a Niebla, es conveniente saber algo de su historia y de sus monumentos y allí tendréis la oportunidad de visitar una magnífica exposición sobre la historia de la ciudad, gran cantidad de documentación y un excelente video explicativo. A continuación mostramos la relación de monumentos a visitar y que se pueden hacer en cualquier orden, ya que el casco histórico es relativamente pequeño.

 

Iglesia de San Martín

 

Es uno de los templos más antiguos de la ciudad, se construyó a finales del siglo XV y primeros años del siglo XVI levantada en el sitio de una antigua sinagoga y mezquita, en estilo gótico mudéjar. Actualmente se encuentra semiderruida, y conserva solo un poco del edificio original. De la antigua iglesia de San Martín solo queda el ábside, el arco de entrada y una capilla debajo del campanario donde se encuentra la imagen del Señor de la Columna muy venerada en Niebla.

 

Plaza de Santa María

 

En la céntrica Plaza de Santa María, se encuentran el Ayuntamiento, la oficina de turismo, el antiguo Hospital de Nuestra Señora de los Ángeles y la Iglesia de Santa María de la Granada. Es la principal plaza de la localidad y por tanto, la más concurrida. Respecto al edificio del Ayuntamiento, poco que decir, es un edificio contemporáneo, de reciente construcción y alejado de lo que es el estilo de los edificios que componen en casco histórico de Niebla.

Sin embargo la remodelación efectuada al antiguo Hospital de Nuestra Señora de los Ángeles, también de propiedad municipal, es un ejemplo de restauración.de un edificio, cuya primera construcción puede fecharse en el siglo XIV, aunque con modificaciones en los siglos XVII y XVIII,y que sirvió como hospital para pobres. Se ha conservado incluso la espadaña de estilo barroco añadida a la original puerta gótica. Por dentro, también se ha respetado una pequeña capilla ojival, con frescos en las paredes.

Actualmente el edificio alberga una casa de cultura con salas de exposiciones (donde se puede ver el video y la exposición histórica de Niebla), biblioteca, sala de archivos, salón de actos, erc.

Anexo y comunicado a él está la oficina de turismo donde os recibirán y os facilitarán toda la información necesaria para que vuestra visita a Niebla sea fructífera. El otro edificio de mención es la iglesia de Santa María de la Granada, originalmente una catedral visigoda antes de convertirse en una mezquita del siglo IX, y luego en una extraña iglesia gótica-mudéjar en el siglo XIII con cubierta de madera y arco de herradura de ingreso al templo. Tiene mezclas de varios edificios religiosos datados de diferentes épocas, entre los que se observa columnas de la época romana, una tabla ornamental y una silla episcopal de piedra, ambas de origen visigodo y varios trazos y ruinas de mezquita árabe. Es la joya de Niebla, lo malo es que no tiene horario fijo de apertura y la pudimos visitar porque llegó un grupo y accedimos con ellos.

  

Murallas de Niebla

 

Dos kilómetros de muros de color rojizo de la época árabe, con cinco puertas originales, algunas de ellas construidas "en codo", más 46 torres, hacían inexpugnable a Niebla, hasta que Alfonso X el Sabio reconquistó la ciudad mediante explosiones con pólvora, desconocida hasta entonces. Cuando más daños recibió la muralla fue en la Guerra de la Independencia contra los franceses en el siglo XIX y hubo que restaurarlas en gran medida.

 

Castillo de los Guzmanes

 

Es la principal atracción de Niebla, majestuoso Castillo de los Guzmanes del siglo XV, probablemente de origen romano, pero construido en una fortaleza de palacio bajo el dominio árabe. Forma parte integrante de la antigua muralla.

De planta cuadrangular, está dividido en dos grandes patios rodeados de varios torreones cuadrados y todo el edificio está rodeado por una barrera que le sirve como protección de ataques externos.

La gran torre del homenaje, también de planta cuadrada está rematada por almenas defensivas, Ha sido también palacio residencial de los duques de Medina Sidonia. En la mazmorra de abajo hay un museo de tortura y en sus patios se celebran conciertos y cada verano  el famoso Festival de Teatro y Danza de Niebla.

 

El Puente Romano de Niebla

 

Está fuera del recinto amurallado pero merece una visita ya que se conservan restos no fáciles de encontrar en construcciones romanas, como su calzada. El puente formaba parte del itinerario Antonino que conducía de Itálica a Hispalis. El Puente Romano sorprende por su belleza, situado sobre el río Tinto, es una de las estampas más características de Niebla.

Pues éste. es el recorrido que hicimos nosotros en esta localidad, pero además hemos de apuntar que el casco antiguo de Niebla y sus calles estrechas hierven de historia y es muy recomendable pasar algunos momentos entre ellas.

 

 

Please reload

NOS HARÍA MUCHA ILUSIÓN QUE NOS DEJARAS UN COMENTARIO

ENTRADAS RELACIONADAS

Please reload

SUCRÍBETE A NUESTRO BLOG

ESCRÍBENOS AL SIGUIENTE E-MAIL:

  • Icono para Facebook
  • Icono para twitter
  • Icono para Instagram
  • Icono para RRSS