Cancún, que ver y que hacer. Canadá-México, verano 2016 (7)

DÍA 21 DE JULIO DE 2016

La mañana del día 21 tras el desayuno decidimos que ya teníamos que hacernos las fotos en el famoso mirador de Cancún, ubicado en Playa Delfines. A las 8,30 estábamos esperando, frente al hotel, al autobús R1, R2 o R27 que te llevan hasta el lugar por el módico precio de 11,50 pesos (unos 0,60€), eso sí, no tienen aire acondicionado.

 

En unos 15 minutos habíamos llegado a nuestro destino. El color del mar Caribe en Cancún nos tenía enamorados, es absolutamente bellísimo. Y desde el balcón- mirador que tiene Playa delfines, las vistas eran imponentes. 

Playa Delfines está considerada como una de las más bellas de los casi 30 km del Bulevar de Kukulkan pero además es un espacio protegido y uno de los lugares favoritos de desove de la tortugas entre mayo y  septiembre.

 

Estas tortugas todos los años salen del mar a las playas y cavan sus nidos para poner los huevos. La mayoría de las especies lo hacen por la noche pero hay algunas especies que desovan a plena luz del día. Este lugar pertenece al programa Blue Flag México, que es un programa medioambiental de gestión internacional que avala la implantación de acciones sostenibles: calidad del agua, servicios del lugar, seguridad, etc . El programa está avalado por la UNESCO.

 

Pero a lo que en realidad los turistas y locales vienen aquí es para hacerse la foto con el famoso cartel de Cancún, y decimos famoso, porque a primera hora de la mañana había unas 15 ó 20 personas y tienes que esperar pacientemente a que cada uno realice su sesión fotográfica. Pero cuando pasamos unas tres horas después con el autobús la cola tenía más de 100 metros! Increíble pero cierto.

Con nuestras fotografías en el mirador de Cancún, fuimos andando a nuestro próximo destino que se encontraba a unos 300 metros, más o menos.

LAS RUINAS MAYAS DEL REY 

 

Las Ruinas Mayas de El Rey, son las más grandes en extensión de Cancún. Pagamos nuestra entrada de  50  pesos (2,50€) y accedimos al recinto. Allí había un señor bastante mayor que nos ofrecía sus servicios de guía pero declinamos muy amablemente. Los edificios que hoy se pueden visitar pertenecen al periodo Postclásico tardío, entre 1200-1500 d.C., son contemporáneos de Tulún y Xel-ha

 

El nombre de El Rey se lo dieron por la cabeza con tocado que encontraron en las excavaciones y que hoy se encuentra en el Museo Maya de Cancún. La zona principal, que tal vez fue un centro civil y ceremonial, se articula en dos calzadas  que se recorren de norte a sur, delimitadas por estructuras que se supone eran casas. Según los objetos encontrados en las excavaciones, se cree que la economía de esta ciudad estaba basada en la pesca. 

La verdad es que este lugar es extremadamente tranquilo y el paseo muy, muy agradable aunque lo mejor es ir temprano porque prácticamente no tiene ninguna sombra. Nos adentrábamos en la ciudad y nos llamaba mucho la atención la gran comunidad de Iguanas que viven aquí, algunas inmensas. Plácidamente pasean y miran a los visitantes sin moverse.

Llegamos a una de las construcciones principales del sitio, un Palacio columnado, con elementos típicos de los palacios mayas postclásicos: habitaciones privadas, templo, zona para actividades, etc. Aquí vivía un reducido grupo de la élite gobernante.

Información práctica:

Localización : km 18 del Boulevard Kukulcán, Zona Hotelera de Cancún.

Horario: Lunes a Domingo de 8 a 17 h.

Entrada: 50 pesos

Servicios: pequeño aparcamiento en la entrada.7

 

Finalizada la visita, volvimos a la carretera a esperar el paso de un bus que nos dejara en el Museo Maya y la zona arqueológica de San Miguelito, que era nuestra siguiente y última parada de la mañana.

 

ZONA ARQUEOLÓGICA DE SAN MIGUELITO Y MUSEO MAYA DE CANCÚN

 

El primer Museo Arqueológico de Cancún se abrió en 1982, con el objeto de difundir entre los visitantes locales, nacionales y extranjeros la cultura de los mayas prehispánicos asentados en el Norte del estado de Quintana Roo.

 

En 1988, el Museo cerró debido a los graves daños generados en el edificio por un huracán, reabriendo sus puertas al público en el mes de julio de 1994. Los sucesivos huracanes que azotaron la costa de Quintana Roo dañaron nuevamente el edificio y cerró definitivamente en 2004.

 

Seis años más tarde, inició la construcción del nuevo Museo Maya de Cancún, de diseño vanguardista y profundamente cuidadoso del entorno, fue diseñado por el arquitecto Alberto García Lascurain. Se integran en este mismo lugar las ruinas del sitio arqueológico de San Miguelito (1250-1550 d.C.). El nuevo museo abre sus puertas en 2012.

Pagamos los 65 pesos (3€) de la entrada y nos encontramos con un bonito jardín tropical entre las columnas que sustentan el edificio del museo, elevado unos metros del suelo. Como ya empezaba a apretar el calor y el bochorno, decidimos ver primero las ruinas y después el museo.

La entrada al Museo también incluye el acceso a la Zona Arqueológica de San Miguelito; a través de un sendero que parte del corredor inferior del Museo, se llega a este sitio compuesto por al menos cuatro conjuntos conformados principalmente por estructuras que sostenían casas de madera y palma, en las que vivían posiblemente diversas familias, entre los años 1250 d.C.-1500 d.C.

El nombre de San Miguelito es el que se daba al antiguo rancho coprero que funcionaba entre los años 1950-1970 en esta área.

 

La estructura más importante de San Miguelito es un basamento sobre el cual se preservan los restos de un templo, que en su tiempo estaba decorado con una cornisa y pintado en rojo y azul. Tiene una escalera muy característica del período Postclásico y mira hacia un conjunto de estructuras que, a partir de la orientación de la pirámide, parecerían haber estado relacionadas con el sitio de El Rey.

 El complejo ha logrado integrar la vegetación original de San Miguelito con las áreas ajardinadas del Museo, por lo que el recorrido es muy bonito y cómodo por la cantidad de sombras.

 

Desde aquí volvimos al Museo y accedimos por un ascensor. El aire acondicionado estaba tan fuerte que tuvimos que salir y entrar varias veces para aclimatarnos al cambio de temperatura y no congelarnos con la ropa húmeda. ¡No estaría mal que los responsables del edificio programen la temperatura a 24ºC, es más que suficiente, estábamos a 19ºC !

El Museo Maya consta de 3 salas diferenciadas, con un montaje muy didáctico y ameno.

 

La primera sala del Museo está dedicada a la arqueología de Quintana Roo. Aquí vimos la cabeza encontrada en El Rey y que daba nombre al lugar.

En la segunda sala las piezas provienen tanto de excavaciones realizadas en Quintana Roo, así como en el resto de los estados mexicanos que abarca el área maya: Tabasco, Yucatán, Campeche y Chiapas.

La tercera y última sala está dedicada a la presentación de exposiciones temporales vinculadas a la temática del Museo.

 

La visita y el edificio del museo nos gustó mucho y si no mirad estas dos fotografías, que es lo que se ve mientras se visita la exposición.

Aquí os dejamos la Información práctica para su visita:

Localización:  km 16 del Boulevard de Kukulcán

Horario: Martes a Domingo de 10 a 19. Jueves de 7 a 22h. Los domingos es gratis para el nacional y residentes con identificación oficial.

Entrada: 65  pesos y sirve para visitar el Museo y las Ruinas Mayas de San Miguelito.

 

Las tres visitas de la mañana nos habían encantado y lo mejor es que las habíamos hecho casi en soledad. Volvimos a la carretera, la parada del bus está delante del museo, a esperar el R1, R2 ó R27 para regresar al hotel y dar buena cuenta de la playa caribeña. Si vais a Cancún merece mucho la pena reservar una mañana en horario temprano, por el calor, para visitar esta zona.                          

 

 

 

Please reload

NOS HARÍA MUCHA ILUSIÓN QUE NOS DEJARAS UN COMENTARIO

ENTRADAS RELACIONADAS

Please reload

SUCRÍBETE A NUESTRO BLOG

ESCRÍBENOS AL SIGUIENTE E-MAIL:

  • Icono para Facebook
  • Icono para twitter
  • Icono para Instagram
  • Icono para RRSS