Templos de Hagar Qim y Mnajadra (UNESCO) y otras maravillas de Malta.

GRAND HARBOUR, ZURRIEQ, TEMPLOS DE HAGAR QIM Y MNAJDRA , MOSTA, SLIEMA, AEROPUERTO, MADRID

 

Era nuestro último día en Malta y lo empezamos un poco más tarde de lo habitual. Nos despedimos de esa preciosa vista de la terraza del desayuno, cerramos maletas, hicimos el check in, nos guardaron nuestras maletas y nos fuimos a dar un paseo por el puerto de Sliema hasta el lugar donde cogeríamos el barco para pasear por el Grand Harbour o Gran Puerto, que ya os contamos que nos lo regaló Luzzu por hacer Gozo y Comino con ellos. El precio habitual es de 16 euros por persona. 

Su privilegiada situación en medio del Mediterráneo y la posibilidad de control de las más importantes rutas comerciales han convertido a Malta y su Gran Puerto en un enclave codiciado a través de los siglos por diferentes civilizaciones.

El Grand Harbour de Malta era el centro de la actividad comercial del país hasta la II Guerra Mundial que fue prácticamente destruido por los bombardeos y la descolonización inglesa en 1971 ha hecho que su importancia económica descienda enormemente. Hoy la gran actividad la constituye el turismo. Ya veis por la fotografía que le Grand Harbour lo conforman desde la Punta de San Elmo en la Valeta junto con las tres ciudades, Kalkara y Rinela. Y un segundo puerto llamado Marsamxett Harbour, entre Sliema, Manoel Island y La Valeta.

La visita en barco partiendo desde Sliema, recorre ambos puertos y resulta muy interesante ver todas estas ciudades desde el mar y todas y cada una de las fortificaciones que habíamos visto desde tierra. Su duración es de 1h 40m y nosotros la consideramos como otra visita imprescindible si se va a Malta.

Nuestro siguiente destino era la Blue Grotto y los Templos de Hagar Qim y Mnajadra, aunque pensamos empezar por los templos. Nos fuimos a la Valetta para coger el bus 71 que paraba en los templos, eso al menos ponía el mapa. Ya en la Valeta vemos que el 71 va hasta Zurrieq y allí podríamos enlazar con el 101. 


Legamos a Zurrieq, sobre las 14 horas y no había nada abierto. Tocaba buscar algún puesto de Pastizzi y a comer. Lo encontramos y con nuestros pastizzi y agua a recorrer el pueblo porque no había un solo lugar con sombra. Nos pareció un pueblecito precioso y algo diferente a lo que habíamos visto hasta el momento, su arquitectura se aleja del barroco tan presente en otras ciudades y pueblos de la isla.

La mayor parte del pueblo perdura desde los tiempos anteriores a la llegada de los Caballeros de la Orden de Malta, lo que nos permite hacernos una idea de lo que fue la Malta pre-barroca.

Además de tener en los alrededores yacimientos megalíticos, tiene torres de vigilancia romanas, un puerto natural, la gruta azul, etc. Este pequeño pueblo debería incluirse en las rutas de Malta.

El bus 101 llegó puntual y fuimos solitos con el conductor. La Blue Grotto está a unos 15-20 minutos (Seguro que muchos viajeros hacen este paseo andando) de Bus; por la hora decidimos saltárnosla y continuar a los templos. Algo de ella vimos a través de la carretera. Nuestra siguiente parada los Templos Megalíticos de Hagar Qim y Mnajdra, ambos declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Compramos la entrada conjunta para los dos templos, 10 € por persona. Los accesos están muy bien y el personal muy amable. Los horarios es de lunes a domingo de 9 a 17 en invierno y hasta las 18 en verano.

Visitamos un mini centro de interpretación de los dos templos, que nos pareció muy interesante, sobre todo las maquetas que te ayudan a comprender lo que fue el lugar en su momento de creación. 

En total, existen siete templos megalíticos en las islas de Malta y Gozo, cada uno como resultado de un desarrollo individual. Los dos templos de Ggantija en la isla de Gozo destacan por sus gigantescas estructuras de la Edad de Bronce. Los templos de Ggantija son los monumentos más antiguos del mundo que se mantienen en pie sin fijación y constituyen un testimonio de la existencia de habitantes en las islas como mínimo 1.000 años antes de que fueran construidas las famosas pirámides egipcias de Giza.

En la isla de Malta, los templos de Hagar Qim, Mnajdra y Tarxien son obras maestras arquitectónicas únicas, dados los limitados recursos de que disponían sus constructores. Los complejos Ta'Hagrat y Skorba demuestran cómo era la tradición de la construcción de templos en Malta. Estos templos fueron inscritos en la lista de monumentos Patrimonio de la Humanidad como un grupo y representan una tradición arquitectónica única que floreció en las Islas Maltesas entre los años 3600 y 2500 antes de Cristo.

 

Muy interesante la pregunta de esta fotografía, tendremos que investigar en la literatura arqueológica que dicen de esto.

Buscando información de los Cart Ruts (que nosotros no veríamos al no tener coche) otro elemento arqueológico en Malta que no han podido explicar su uso nos encontramos un artículo súper interesante que llevaba la antigüedad de los templos, de las líneas o cart Ruts a los 10.000 a.C. y no se quedaba aquí, hacia coetáneas a las pirámides de Egipto y algún que otro lugar más. Y ponía como constructores a los Atlantes que pudieron salvarse del cataclismo de la Atlántida.¿ Literatura arqueológica o no?

Accedimos a una sala de proyecciones y contemplamos un vídeo en 3D sobre la construcción de los templos muy interesante, en algunos momentos hasta simularon lluvia con vapor de agua, y porque piensan que cayeron en desuso.

El templo de Hagar Qim, se encuentra en una colina con vistas al mar y el islote de Fifla, a no más de 2 kilómetros al sur¬oeste de la aldea de Qrendi. En la parte inferior de la colina, a sólo 600-700 metros de distancia, se encuentra otro templo notable, Mnajdra encontrado por encima de los acantilados del sur. El paisaje circundante es típicamente mediterráneo y espectacular en su crudeza y el aislamiento. Pero una de las cosas que más llama la atención del visitante, o a nosotros nos alucinó, fueron las dos carpas creadas para proteger a los templos de las inclemencias del tiempo.

Salimos al exterior y nos dirigimos al Templo de Hargar Qim, fechada su construcción entre el 3600 y 3200 a.C., consta de una sola unidad, aunque no está claro si fue construido originalmente como una estructura de cuatro o cinco ábsides. 

En Hagar Qim se han descubierto varios objetos de interés que estaban enterrados, especialmente la columna de un altar, varias mesas de altares y alguna de las estatuas de venus que se exhiben en el Museo de la Valeta. A unos pocos metros de distancia se encuentra las ruinas de otro templo, y el patio delantero y la fachada siguen el diseño típico de los templos de las islas.

Una de las cámaras prehistóricas de Hagar Qim sostiene un orificio elíptico que está labrado en alineación con el solsticio de verano el sol. Al salir el sol, en el primer día de verano, los rayos del sol pasan a través de este agujero e iluminan una losa de piedra dentro de la cámara, se ve muy bien en esta fotografía el orificio.

El Templo de Mnjandra está situado a unos 600 m de Hagar Qim  en dirección al mar en una oquedad de los acantilados de la costa sur de Malta. Este es quizás el templo más fascinante por su ubicación aislada en una zona escarpada de la costa frente a la isla de Filfla.

Mnjandra forma un complejo de tres templos  delante de los cuales hay un patio. El primer, templo que es el más antiguo, data de los años 3600-3200 a.C., mientras que el más impresionante de los templos es el tercero, construido entre el 3150-2500 a.C.

Su mampostería hace patente unas complicadas técnicas de construcción y una excelente mano de obra. El templo en el centro se construyó más tarde y fue insertado entre los dos, a un nivel superior.

El templo inferior tiene una alineación astronómica especial y en los equinoccios los rayos del sol pasan estratégicamente hacia el altar.

 
La visita nos encantó y hay que ir con tiempo para ver los templos. Otra vez en ruta a esperar el bus 201 que pasaba por los acantilados de Dingli y llegaba hasta Rabat para enlazar con alguno hacia Mosta.

No tardó mucho en llegar. El paisaje es muy bonito y vimos los acantilados desde el bus (no es la mejor forma pero vale), el día que llegamos también los pudimos disfrutar desde el aire. Llegamos a Rabat y nos tomamos una mini merienda contemplando la ciudad de Mdina. Tomamos el X3 en dirección Buggiba y según nuestras notas paraba en Mosta. Iba colapsado de gente y para colmo de males no llevaba el luminoso de las paradas encendidas. Como no veíamos nada nos pasamos de parada. Bajamos un poco más adelante y cambiamos de dirección. Había cuatro o cinco buses que iban a Mosta, el primero en llegar fue el 45 que nos dejó en la parada Rotunda, enfrente de la iglesia.


Mosta es otro de esos pueblos que solo con pasear por sus calles notas que es algo diferente. Un sitio muy tranquilo que merece la pena disfrutarlo. Normalmente se llega sólo para ver su catedral, que ya merece una visita por sí sola, pero sus calles te dan la paz, y autenticidad que en Malta sólo encuentras en sitios como Mdina o Marlaxlokk.  

El atractivo principal es la visita a la gran catedral de Nuestra Señora de la Asunción. Con sus 37 metros de cúpula es la más grande de Malta, y la una de las más grandes del mundo por detrás de la basílica de San Pedro en Roma o Santa Sofía en Estambul. La iglesia, construida en el siglo XIX, El Mosta Dome, o Rotonda tardó  27 años para construirse y fue diseñada por un francés que residía en Mosta, George Grognet de Vasse. La iglesia deslumbra tanto por dentro como por fuera.

Llegamos desde  Rabat y eran casi las seis de la tarde, pensando que estaría cerrada y no la veríamos por dentro, pero había misa y pudimos acceder a su interior.

Su impresionante cúpula se puede ver desde casi cualquier punto de la Isla, y por dentro destacan tanto la cúpula como los frescos que la adornan. En la segunda guerra mundial, Malta fue bombardeada, y también Mosta. Una bomba atravesó la cúpula el 9 de Abril de 1942 a las 4 y 40 de la tarde.

En ese momento había 300 personas en la iglesia, pero la bomba no explotó, y no ocasionó daño alguno. Una réplica de la bomba todavía se puede ver en la catedral junto con fotos de la época, para de alguna manera recordar siempre el milagro de la bomba. El horario de entrada es de 9 a 11,45h y de 15 a 17h. Y lo mejor de todo es que la entrada es gratuita. Si está cerrada, mirad el horario de misas. Merece la pena visitar esta mole de cúpula en un país donde todo es pequeño y recogidito!!!!

 

El viaje terminaba, pero nosotros nos resistíamos. Nuevamente en el bus 45 nos fuimos a la Valeta. Toco paseo relajado por la ciudad y todavía vimos un desfile que no sabemos muy bien lo que era.

Volvimos a Sliema casi a las nueve, cenamos nuevamente al lado del hotel, recogimos maletas y nos fuimos a la parada a esperar el X2 al aeropuerto que el último pasaba a las 22,50. No sé cómo llegamos vivos porque el conductor se tomo el trayecto como un rally de coches, en 30 minutos estábamos en destino. Nuestro vuelo con Vueling a Madrid salía a las 1,45h, tenían al acceso a la zona internacional cerrado, no había nada abierto, así pues a esperar.  A las 00,30 abren por fin y entramos al área internacional, retrasan el vuelo a las 2,20 h y salimos casi a las tres de la mañana y llegamos a las 5,30 a Madrid.

 

Final de viaje largo pero muy, muy contentos. Malta es un país precioso en medio del mediterráneo y así surge el título de nuestros relatos MALTA, BELLEZA MEDITERRÁNEA A TOPE.

 

 

 

Please reload

NOS HARÍA MUCHA ILUSIÓN QUE NOS DEJARAS UN COMENTARIO

ENTRADAS RELACIONADAS

Please reload

SUCRÍBETE A NUESTRO BLOG

ESCRÍBENOS AL SIGUIENTE E-MAIL:

  • Icono para Facebook
  • Icono para twitter
  • Icono para Instagram
  • Icono para RRSS