Islas de Gozo y Comino ,Malta (UNESCO).

ISLAS DE GOZO Y COMINO

Empezaba un nuevo día en Malta y lo teníamos reservado para ir a Gozo; en principio pensábamos coger el bus 222 que va directo desde Sliema a Cirkewwa, lugar donde se cogen los ferries que parten a Gozo y a Comino. Una vez en Gozo pensábamos coger un bus turístico y recorrerla parando en Rabat (Victoria) en la lista Indicativa de la Unesco desde 1998, Ventana Azul y los templos de Ggatinja Patrimonio de la Humanidad. 

Estos eran los planes, pero como ya os hemos contado el día anterior terminamos saturados de buses y la chica española de la empresa Luzzu nos vendió muy bien el viaje y aceptamos, sabiendo que no era lo que más nos gustaba pero nos venía bien dejarnos llevar. Partimos desde Sliema a las diez de la mañana (si hubiéramos salido a las 8 el día podría haber resultado perfecto) con el barco casi lleno y el recorrido hasta llegar a Gozo fue muy bonito, viendo toda la costa de Malta.

Tanto Gozo como Comino son las hermanas pequeñas de Malta. Lo son por tamaño, que no por interés, ya que ambas islas son muy interesantes cultural y paisajísticamente. En Gozo, maravillas naturales como  la Azure Window, la cueva de Calipso o los acantilados que rodean la isla; maravillas como  la ciudadela de Victoria, y los monumentos megalíticos Patrimonio de la Humanidad. Y a medio camino, entre las dos grandes islas se encuentra la más pequeña Comino, con su famosa Laguna Azul o Blue Lagon.

“La isla de Calipso”, su otro y legendario nombre, mide poco más de 15 km de este a oeste y siete de norte a sur en sus puntos más anchos, lo que la hace muy manejable y agradable, se puede visitar en un día, disfrutar de la calma de Gozo, debería ser uno de los objetivos de todo viaje a Malta, algo que nosotros no pudimos tener. Acercándonos a destino se divisa Mgarr, al sur de la isla y puerto donde llegan los ferries. Desde el norte de Malta se tarda sólo 25 minutos en ferry hasta Mgarr desde Cirkewwa en el norte de Malta. Aquí os dejamos el enlace de los ferries (http://www.gozochannel.com/en/home.htm). Estos circulan de día cada 45 minutos, durante todo el día y con menor cadencia durante la noche. Los horarios son parecidos todo el año, aunque con menos frecuencia en invierno.


El precio del trayecto ida y vuelta es de unos 5 € para los adultos y 10 por el vehículo. Se paga al volver de Gozo.

Ya en Mgarr desembarcamos y nos estaban esperando varios microbuses. Emprendimos camino a la ventana azul, por el camino vimos el enorme Santuario de Ta Pinu, atravesamos algunos pueblecitos y llegamos a destino Azure Window.

Nos dejaron en el lugar donde se cogen la barcas (4 euros persona) y dimos un paseo por la zona de unos 30 minutos. El paisaje, los acantilados, cuevas, playas y formaciones son espectaculares. El puente natural, de más de 50 metros de altura, de Azure Window es grandioso siendo una de las bellezas naturales de la isla pero no la única. Con tiempo y una visita más calmada es un lugar precioso.

Al norte se halla la cueva de Calipso, donde la leyenda cuenta que Ulises habría sido prisionero de la ninfa Calipso. La pequeña cueva ya no se puede visitar pero sí el mirador desde donde se contempla Ramla Beach. El acceso desde Calypso Cave a Rambla Bay se hace por un estrecho sendero donde sólo pasan peatones y bicis, con cuidado. Los coches no pueden llegar desde allí. Tienen que dar la vuelta y bajar desde Nadur. La playa es una de las mejores de Gozo y Malta.

Desde aquí emprendimos camino hacia Rabat o Victoria y volvimos a pasar por el  Santuario de Ta Pinu, una enorme iglesia casi en medio de la nada, construida a finales del siglo XIX en estilo neo-románico. Su historia radica en algún tipo de apariciones de la virgen a algunos pastores. No la visitamos pero impresiona por su tamaño y hemos leído que merece una parada por los miradores que tiene la iglesia con vistas al mar. La entrada es gratuita.

Llegamos a Rabat o Victoria sobre la una del medio día y hacia bastante calor. Nos dieron una hora y media para visitar la ciudad y comer. Compramos pastizzi y coca-colas y emprendimos la visita. Estaba casi todo en obras pero nos llamó la atención, a pesar de su tamaño y población reducida, que la isla cuente con dos teatros: Teatro Astra y el Aurora Opera House. Como teníamos poco tiempo, nos decidimos por visitar la parte baja de la ciudad y dejar la Cittadella para otra visita. 

Victoria es una localidad pequeña, con poco más de 6.000 habitantes, pero dadas las escasas dimensiones de la isla de Gozo es su gran núcleo de población. A ella acuden los habitantes del resto de pueblos de la isla de compras, para resolver temas burocráticos o por estudios y en ella se encuentra la terminal que aglutina los autobuses de la isla.

Victoria es una fiel representación de lo que encontraremos en la isla de Gozo: calma, tranquilidad y una vida tradicional donde no existe la prisa. El nombre le viene de una decisión del antiguo gobernador británico a finales del siglo XIX, que puso a la ciudad el nombre de la Reina Victoria; pero no debe extrañaros que los habitantes de Gozo la sigan llamando por su nombre original: Rabat.

Es una de las ciudades más monumentales del país, su parte vieja tiene pequeñas callejuelas, placitas con mucho encanto, iglesias, tiendas de artesanía, bares y restaurantes que hacen que el paseo sea sencillamente agradable.

A las dos y cuarto nos recogieron y volvimos a Mgarr para emprender camino a la isla de Comino, el trayecto fue de unos 15 minutos y nos dejaron en la famosísima Blue Lagoon, con sus aguas transparentes color turquesa. Era junio y aquello estaba lleno de gente, la playa es minúscula; en pleno verano no creo que sea posible ni darse un baño. Aquí si tuvimos casi dos horas.

Comino es una pequeña isla entre Malta y Gozo, con una superficie de tan sólo 3,5 km2, y su nombre viene de la gran cantidad de la planta de comino que había por la isla.

Es reserva natural y santuario ornitológico y destaca por ser un lugar tranquilo, ya que es una isla que está prácticamente desierta: el número de personas que tienen allí su residencia permanente, se cuentan con los dedos de la mano. Por la belleza de su paisaje, Comino ha sido escenario de películas como Troya y el Conde de Montecristo.
 
Para llegar a Comino desde Malta hay ferries que van al Blue Lagoon, que salen desde la ciudad de Cirkewwa y también hay un ferry que sale del puerto de Mgarr en la isla de Gozo. El trayecto es de tan sólo 20 minutos, y el servicio es de marzo a diciembre.

En el camino de retorno a Sliema nos fueron acercando en algunos puntos  a su costa con acantilados llenos de grutas y cuevas. Llegamos a Sliema sobre las 6 de la tarde. 

Hacer una valoración de la excursión es difícil, hay que reconocer que está bien montada y te permite conocer lo más importante de las dos islas, pero para que fuera una excursión recomendable deberían ampliarla un par de horas para poder visitar Rabat más despacio y por supuesto incluir el templo megalítico de Ggantija, Patrimonio de la Humanidad. 

 

Ya en el hotel, limpios y recompuestos decidimos que la tarde noche era para la Valeta. Teníamos que verla de noche e intentar cenar allí. La verdad es que cuando cae la tarde, la ciudad empieza a tomar una calma mágica y en la calle República montan mesas con manteles blanquísimos y velas en los restaurantes.

Callejeamos hasta ver caer la noche y en la calle del Teatro Manoel y del Museo del Teatro vimos un restaurante, Zero Sei, muy pequeño pero con un ambiente muy acogedor. Preguntamos y les quedaba una mesa y allí nos dispusimos a cenar. La pasta exquisita, los postres más y el trato excepcional. Una cena maravillosa de pre-cumpleaños.

La Valeta es monumental por el día, especial cuando cae el sol y  mágica por la noche con esa tenue iluminación que tiene y si además es noche de luna llena…. sin palabras para definirla, hay que vivirlo. 

 

 

Please reload

NOS HARÍA MUCHA ILUSIÓN QUE NOS DEJARAS UN COMENTARIO

ENTRADAS RELACIONADAS

Please reload

SUCRÍBETE A NUESTRO BLOG

ESCRÍBENOS AL SIGUIENTE E-MAIL:

  • Icono para Facebook
  • Icono para twitter
  • Icono para Instagram
  • Icono para RRSS