top of page

Turisteando el mundo

  • Foto del escritorPilar

Ferrocarril Rético Bernina entre Tirano y Chur (Unesco). Italia y Suiza

El tren rético Bernina Express ente Tirano en Italia y Chur en Suiza es la forma más espectacular de cruzar los Alpes.

Salíamos de Verona hacia Tirano, ya casi en la frontera Suiza; no eran demasiados kilómetros, 193, pero una gran parte de ellos por una carretera que se adentraba en los Alpes con una panorámica preciosa, toda la ruta de este viaje la podéis encontrar en Turisteando el Mundo: Cinco fronteras, dos óperas y seis lugares Unesco: Ruta de un viaje de verano 2021. Llegamos a Tirano con el tiempo justo para comer y dar un paseo por esta pequeña localidad en la provincia de Sondrio dentro de la Lombardía. El motivo de llegar a esta pequeña localidad rodeada de los Alpes y el Macizo Bernina era tomar a las 14,15 el Tren Panorámico Bernina, que durante cuatro horas nos llevaría por unos paisajes de infarto y conoceríamos de primera mano la obras de ingeniería que se hicieron para conectar estos dos países y que en 2008 es declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco compartido entre Italia y Suiza, Siendo un claro ejemplo de cómo eliminar el aislamiento de localidades. El patrimonio incluye dos líneas ya que la Unesco lo ha denominado: Ferrocarril rético en los paisajes de Albula / Bernina.


La Unesco dice de este: "La propiedad es un ejemplo del uso del ferrocarril para superar el aislamiento de los asentamientos en los Alpes centrales a principios del siglo XX, con un impacto socioeconómico importante y duradero en la vida en las montañas. Constituye un conjunto técnico, arquitectónico y ambiental sobresaliente y encarna logros arquitectónicos y de ingeniería civil, en armonía con los paisajes por los que transcurre".

Con una puntualidad exacta, el tren se ponía en marcha a las 14, 25 horas en Tirano que se encuentra a una altitud de unos 450 metros para en muy poco tiempo adentrarnos en Suiza. Este tren es único y sus obras de ingeniería se integran de forma espectacular con los paisajes alpinos que rodean los pasos de Albula y Bernina. El punto más alto se encuentra en Ospizio Bernina a 2253 metros sobre el nivel del mar y con su vagones panorámicos las vistas son muy bellas aunque con tanta tecnología que hay aplicada en esta ruta, pienso que este tipo de trenes deberían tener en sus cristales algo que evite los reflejos porque es súper difícil hacer fotografías y no hay margen de error o de volver a repetirla porque el tren sigue su marcha.


El Bernini Express en números:


Tiempo de viaje: 4 horas de inicio a fin, en un único sentido

Distancia: 132 km de vía

Elevación máxima: 2253 metros sobre el nivel del mar

Lo más destacado: 55 túneles, 196 puentes y viaductos


Los trenes Bernina Express funcionan en ambas direcciones, desde Chur (Coira en castellano), Davos o St. Moritz en Suiza a Tirano en Italia, tiene dos salidas diarias en ambos sentidos y es necesario tener reserva previa. Aquí tienes la web para reservar el Tren Bernina Express, el precio en 2022 será de 73 francos suizos. Esta ruta se puede realizar también en trenes regionales que son algo más baratos y tienen más paradas que el Bernina panorámico y no es necesario hacer reserva previa porque hay un tren prácticamente cada hora.


Me resulta muy difícil saber exactamente el nombre del pueblo o los paisajes a qué lugares se corresponden pues en la mayoría de lugares no se vía los nombres de las estaciones por donde pasábamos. Pero aquí una muestra de imágenes.


En los veinticinco primeros minutos ya habíamos dado unas cuantas vueltas, pasábamos este viaducto y vemos una cascada espectacular.

Sobre las 14,50 horas estábamos atravesando este lago de aguas verdosas con las nieves perpetuas de los Alpes el fondo, debe ser por el horario el Lago Poschiavo y ya estamos casi a 1000 metros de altitud.

A las 15,15 horas atravesamos un túnel en el que se ve toda la curva que hace y se adentra un pequeño trayecto para salir a otro paisaje alpino con nieves perpetuas. La imagen inferior es le macizo Bernina.

Tras pasar la estación de Grüm, son las 15,45 horas y estamos a 2000 metros de altitud. Las imágenes siguen siendo espectaculares y un consejo que os doy es que saquéis los billetes en los últimos vagones para así poder ver en la retorcida línea el trayecto casi todo el tren circulando, como muestra la imagen.

A las 16 horas, estamos a 2253 metros de altitud, la máxima en este recorrido atravesando Ospizio Bernina y se suceden unas imágenes de increíble belleza cuando la línea férrea discurre a los pies de los lagos Blanco y Nair, la línea divisoria entre estos dos lagos es también la frontera lingüística entre la Engadina de habla romanche y Valposchiavo de habla italiana.

Continuamos y el tren sobre las 17 horas paró en St Moritz donde se bajó la mayoría de la gente. Nosotros continuaríamos camino y atravesamos el Viaducto de Filisur o Landwasser, el más conocido de la ruta porque los tres pilares centrales construidos entre 1901-1902 con solo grúas y andamios es considerada una hazaña arquitectónica con sus 65 metros de altura.

Y el viaje terminó sobre las 18,15 en la ciudad de Chur en la que tan solo tuvimos unos minutos para dar un mini paseo. Me llamó la atención una serie de casa que se encuentran muy cerca de la estación y que me recordaron mucho a las de Sibiu en Rumanía.

Un recorrido que merece muchísimo la pena y que se puede hacer en un día de ida y vuelta a Tirano combinando el tren panorámico Bernina y los regionales e incluso visitar alguna localidad del recorrido. Desde aquí seguimos hasta Liechtenstein.


Kommentare


NOS HARÍA MUCHA ILUSIÓN QUE NOS DEJARAS UN COMENTARIO

bottom of page