top of page

Turisteando el mundo

  • Foto del escritorPilar

Skopje, qué ver en uno o dos días. Macedonia del Norte


Macedonia del Norte
Skopje desde el Hotel Arka

Visitar la capital de Macedonia del Norte, Skopje, es como conocer dos capitales en una. A un lado del río Vardar una Skopje antigua de pasado otomano y al otro lado una Skopje eslava moderna y llena de grandes esculturas; así es la historia de todos estos territorios que perviven en los Balcanes. Conocer Skopje es sin lugar a dudas interesante y merece mucho la pena, una ciudad que quedó prácticamente destruida, un 75%, por un terremoto en 1963 y que hizo un gran esfuerzo en resurgir de sus escombros. Pasamos tres noches en esta ciudad como os contamos en Ruta de Macedonia del Norte, Kosovo y pequeña incursión en Albania, aunque de visita real fue de un día y paseamos por la ciudad de Skopje por la tarde-noche.


La historia de Skopje tienes sus raíces más antiguas en los dardanios, una mezcla de lirios y tracios, griegos, romanos, el imperio Bizantino, el vasallaje al Imperio Otomano, guerras entre europeos y otomanos, marcaron la fisionomía de esta ciudad a lo largo de la historia y que iremos desgranado en algunos lugares que visitamos.


Cañón Matka

Empezamos el día muy temprano para salir de la ciudad y a unos 17 kilómetros visitar un espacio natural verdaderamente hermoso, hablamos del Cañón Matka formado durante millones de años por el río Treska que ha generado un desfiladero muy profundo, hoy en parte cubierto por una presa creada en 1938. Al llegar temprano pudimos aparcar el coche en un parking que hay en la parte alta , con lo cual el camino hasta los barcos fue muy corto y muy bonito, todavía sin gente que los fines de semana se llena de locales que van a pasar el fin de semana en plena naturaleza.

Macedonia del Norte
Presa de Matka

Acercándonos al embarcadero pudimos ver la pequeña e interesante iglesia de San Andrés, construida en el siglo XIV, una pena que estuviera cerrada porque nos contaros que sus fresco son muy interesantes.

Macedonia del Norte
Iglesia de San Andrés

La ruta por el cañón en barco es impresionante, me recordó en algún momento el paseo que hice por los cañones del Sil en Orense, solo hay que relajarse y disfrutar de esta maravilla natural de Macedonia.

En el trayecto hicimos una parada para visitar una de las múltiples cuevas formadas por la roca kárstica y a la que solo se puede acceder desde el agua a través de una plataforma y unas cuantas escaleras. Hablamos de la Cueva de Vrelo.

De vuelta al embarcadero, tomamos un café en el restaurante que tiene una terraza con vistas al cañón espectaculares y para los que seáis amantes del senderismo desde aquí parten multitud de senderos que recorren el cañón, uno de ellos os llevará hasta el Monasterio de San Nikola, cuentan que tiene las vistas más bonitas del cañón de Matka.

Macedonia del Norte
Café en el Cañón de Matka
Cruz del milenio

Volvimos a la ciudad y la siguiente parada fue para visitar La Cruz del Milenio que se puede ver desde casi cualquier punto de la ciudad. Se encuentra ubicada en el monte Vodno a unos 1066 metros, la estructura mide unos 66 metros. Se construyó en el año 2002 para celebrar los dos mil años de cristianismo en Macedonia y en el 2008, el día de la independencia de Macedonia del Norte, se instaló un ascensor en el interior de la cruz que te lleva a una plataforma donde se obtiene las mejores vistas de la ciudad. Pero nuestro gozo cayó en un pozo porque cuando llegamos al parking para tomar el teleférico hasta la Cruz, estaba cerrado desde el inicio de la pandemia en 2020. Nos tuvimos que conformar con las vistas de uno de los miradores cercamos al parking.

Macedonia del Norte
Skopje desde las alturas
Qué ver en Skopje

Ya estábamos de nuevo en Skopje y nuestra visita empezaba por la La fortificación Kale dominando la ciudad; ésta la mandó construir el emperador emperador Justiniano I en el siglo VI y fue reforzada posteriormente por búlgaros y otomanos. Las excavaciones en la zona han demostrado que ya había aquí asentamientos neolíticos.

Desde la fortificación emprendimos el descenso y muy cerca se encuentra Mezquita Mustafa Pasha, construida en 1492 debiendo su nombre a un comandante de la región de Skopje; es uno de los monumentos más interesantes de la ciudad y su interior es precioso con una rica decoración y mármoles. Toda la mezquita está rodeada de hermosos y cuidados jardines.

Mezquita Mustafa Pasha en Macedonia del Norte

Seguimos hasta el Museo Arqueológico de Skopje que estaba cerrado, pero que desde él se obtienen unas vistas muy chulas de algunas ruinas romanas y de uno de los caravanserai de la ciudad al que no se podía acceder. Tienen expuestas algunas figuras encontradas en la tumba Madzari, perteneciente a un poblado neolítico muy cercano a la ciudad y que está dando muchas alegrías a los arqueólogos.

A partir de aquí nos adentrábamos en el Antiguo Bazar en el Barrio turco de Carsija, muy animado y agradable recorrerlo. Conocimos dos puertas que quedan de la antigua muralla, el hamam de Daut Pasha del siglo XV, pequeñas mezquitas llenas de gente, el caravanserai Suli An que hoy acoge la facultad de bellas artes, las callejuelas llenas de encanto, las joyerías que había muchas, la ropa e insignias militares de la ex Yugoslavia, tiendas de telas y antigüedades, todo ello aderezado con el ir y venir de la gente, así como los olores de la comida y es que ya se hacía necesaria una paradita para comer. Lo hicimos en un restaurante turco, buenísima la comida, ya casi en el Puente de Piedra por donde seguiría nuestra vista, era nuestro último día de viaje y había que aprovechar.

Durante la comida, nuestra guía Maia, no me dio tregua y no quería que me fuera de su país sin conocer la Biblioteca Nacional de Skopje ya que me había gustado tanto la de Prístina en Kosovo y además estaba muy cerca del restaurante. Mientras nos traían el postre y el café (buenísimo todos los que tomé en el país), atravesamos la Plaza de Skenderbeg con su precioso mural de la historia de Macedonia y allí estábamos delante de la biblioteca y de San Cirilo o San Clemente, creo recordar que era. Lástima que estaba cerrada aunque pude verla a través de los cristales.

Una vez que dejamos el bazar tras la comida, empiezan a encontrarse La ciudad de las mil y una esculturas, las estatuas de San Cirilo y Metodio, la enorme fuente de las Olimpias en la que se reproduce la Madre de Alejandro Magno en distintos etapas de su vida y coronada por la escultura de Filipo II, padre de Alejandro Magno. Un proyecto de remodelación del centro histórico que costó millones de euros y que hoy está parado y con problemas de mantenimiento. Al proyecto se le llamó Skopje 2014.

Escultura de Filipo II

Atravesamos El Puente de Piedra sobre el río Vardar conecta ambas ciudades y salva el cauce del río que en nuestra visita estaba muy mermado y nos adentramos en la parte reconstruida con más esculturas y con unas vistas de los edificios y sus puentes bastante bonita.

Ya desde este lado se ve perfectamente los otros puentes que salvan el río Vardar, como el Puente del Arte frente al Museo de Arqueología con montones de esculturas representando los distintos oficios y un poco más adelante, frente al Teatro de la Ópera, otro puente de esculturas representando la historia de Macedonia, llamado el Puente de la Historia. Tienen varados en el río dos barcos de madera, uno es un hotel y el otro un bar de copas. Muy original era!

Y así llegamos a la enorme Plaza Macedonia, la plaza principal de la ciudad, y aquí se levanta en el centro otra mega fuente con una columna de 22 metros , que recuerda a la de Trajano en Roma, coronada por una escultura ecuestre de Alejandro Magno, en los pies de la fuente unos leones que deben tener dos o tres metros. En un lateral la de San Cirilo, creo recordar.

Alejandro Magno presidiendo la ciudad

Desde este punto si giramos a la izquierda nos encontramos con El Arco del Triunfo de la Puerta Macedonia que simboliza el nacionalismo macedonio y fue construído en el año 2011 dentro del proyecto Skopje 2014.

Macedonia del Norte
Arco del Triunfo de Skopje

Volvimos a la Plaza y tomamos la calle Macedonia llena de edificios reconstruidos muy bonitos, tan solo tres quedaron en pié en el terremoto de 1963, el Memorial de la Madre Teresa que era macedonia, junto a él una nueva iglesia en plena construcción dedicada a San Constantino y Santa Elena, bancos y mucha animación en un sábado por la tarde. La calle termina con un edificio que fue la antigua estación de trenes que hoy tiene en su interior el Museo del Terremoto, que no visitamos pero seguro era interesante.

Nosotros en este punto volvimos al centro pues queríamos visitar el Museo Arqueológico que cerraba a las 18 horas, llegamos a las 17,05 y no pudimos entrar porque la última admisión era las 17 horas. Tendré que volver para poder visitarlo, así como la Galería Hamman, el museo del Terremoto o el museo del Holocausto.

Macedonia del Norte
Museo Arqueológico con boda incluida

Ya solo me queda contaros que la ciudad de Skopje por la noche gana mucho y es muy agradable recorrerla, casi sin gente y con todo bastante bien iluminado.


El barrio Otomano tiene mucho encanto, aunque estaba desierto de gente.

Y también la ciudad de las mil y una esculturas.

¡ HASTA EL PRÓXIMO VIAJE AMIGOS!


Opmerkingen


NOS HARÍA MUCHA ILUSIÓN QUE NOS DEJARAS UN COMENTARIO

bottom of page