Turisteando el mundo

  • Pilar y Paco Viajeros

Sibiu y su sistema de plazas (Lista Indicativa Unesco). Rumanía


Sibiu fue una de las siete ciudades fundadas por los Sajones en Transilvania allá por el siglo XII, fue la más grande y rica de estas ciudades. Se convirtió en una ciudad preciada por todos y levantó un gran sistema defensivo de murallas y torres, hasta cuatro anillos defensivos tuvo, de las que hoy se conservan algunos ejemplos. Ejemplo de esto es la invasión y destrucción de la ciudad por los mongoles en 1241. La riqueza de los gremios contribuyó a su desarrollo y crecimiento lo que la llevó a ser la capital de la Dieta Transilvana en el siglo XVII y XVIII. El desarrollo del siglo XIX produjo modificaciones en su fisonomía, como consecuencia de su crecimiento aunque se conservaron gran parte de sus edificios.

Ya en el siglo XXI, Sibiu sigue siendo una de las ciudades más bellas de Rumanía y una visita imprescindible si se viaja a este país. Su arquitectura medieval y gremial se conserva prácticamente intacta lo que hizo que la Unesco la Incluyera en la Lista Indicativa del Patrimonio de la Humanidad en 2004 por su “Centro Histórico y sus sistema de Plazas”. En 2007, junto a la ciudad de Luxemburgo, Sibiu fue Capital Cultural Europea, teniendo una de las mejores ofertas culturales del país. Y en 2019 será ciudad gastronómica según vimos en algunos carteles.

Pues a esta bella ciudad llegamos desde Sighisoara, que se encuentra a unos 98 kilómetros y de la pequeña y coqueta ciudad de Sibiel donde habíamos comido, de la que os hablaremos en el relato “Rumanía: Ruta y Hoteles”. Una vez que tomamos posesión del hotel nos fuimos al centro histórico y divisamos los restos de sus imponentes murallas y bastiones.

El centro histórico de Sibiu, Hermannstadt en alemán, está protegido por estas murallas conformando una ciudad peatonal o ciudad alta que conserva la mayoría de los edificios históricos y la ciudad Baja con calles adoquinadas, casas preciosas, jardines y limitadas por imponentes murallas y sus torres de defensa. Tradicionalmente la ciudad alta era la parte más rica y comercial, mientras que en la ciudad baja se encontraban los talleres artesanos.

La ciudad baja se encuentra entre la colina y el río donde se desarrolló alrededor de las primeras fortificaciones. Sus calles son más largas y está llena de pequeñas plazas y jardines, con casas de dos plantas muy coloridas.

Accedimos a la ciudad alta a través de su muralla por el bello Parque de la Ciudadela o Parcul Cetatii, cuyo trazado coincide con el foso de la antigua muralla, siendo el mejor lugar para ver alguna de las torres más bonitas del siglo XV que se conservan en la ciudad: Torre Harquebusiers, Torre de los Carpinteros, la que aparece en la fotografía y Torre de Potters.

En el centro histórico todos las calles y los pequeños callejones confluyen en sus plazas, que son la Gran Plaza o Piata Mare, la Plaza Huet, el Pasaje de los Pasos que conecta la ciudad alta con la ciudad baja, el Puente de las Mentiras, la Plaza de los Orfebres y la Plaza Pequeña.

La Gran Plaza o Piata Mare, aparece ya documentada en el siglo XV como espacio dedicado al mercado del grano y de las ejecuciones públicas fue y es el centro de la vida pública de la ciudad, el corazón de la villa amurallada durante siglos. En ella conviven edificios de distintas épocas con una gran monumentalidad que son testigos del desarrollo de la ciudad durante siglos, casas con gran colorido y unos tejados a dos aguas muy pronunciados en los que pueden verse los llamados Ojos de Sibiu, pequeñas ventanas ovaladas que miran el discurrir de la ciudad.

El Palacio Brukenthal es uno de los edificios que más llaman la atención de esta hermosa plaza de Sibiu. Fue construido en estilo barroco vienés en el siglo XVIII. En 1817 se abrió como museo de arte de la ciudad con la colección de obras que los aristócratas luteranos habían donado a la iglesia. En la actualidad funciona Museo Nacional y contiene una de las mejores colecciones de arte del país. Nosotros lo encontramos cerrado y no pudimos visitar su interior.

La Iglesia Católica Romana se encuentra en esta Gran Plaza y fue construida en el siglo XVIII por los jesuítas que marcó la vuelta del culto católico a la ciudad tras un siglo de ausencia. Su exterior es muy austero que contrasta con las paredes doradas y los frescos del interior. La torre del reloj comunica de la iglesia comunica la Plaza Grande con la Plaza Pequeña. Si vais a pasar varios días en la ciudad consultad la programación de esta iglesia porque de forma habitual se realizan concierto de órgano y la acústica debe ser maravillosa. El resto de la iglesia que no se ve en la fotografía estaba ocupado por un macro escenario, ya que por la noche había un espectáculo de ballet.

Torre del Consejo -Turnul Sfatului fue construida en el siglo XIII y es visible desde todo el centro, generando estampas preciosas. Fue puerta de entrada a uno de los anillos de murallas, almacén para guardar el grano, prisión e incluso museo. Hoy se puede visitar el mecanismo del reloj y dicen ser una de las mejores atalayas para ver la ciudad.

A La Pequeña Plaza o Piata Mica se accede desde la Plaza Grande a través de grandes arcos, en la edad media fue el mercado de la ciudad y en ella vivían los maestros artesanos que montaban sus negocios en la planta baja y estaban protegidos por grandes soportales. Hoy están ocupados por bares, restaurantes y pequeñas tiendas. Aquí podéis encontrar un Museo de la Farmacia y el Museo de Etnografía Sajona.

Entre las dos plazas anteriores se encuentra la tercera plaza, la Plaza Huet o Piata Huet reconocible por tener en su centro la Iglesia Evangélica.

El trazado de esta plaza corresponde al primer recinto fortificado de la ciudad y se encuentra unos de los monumentos más antiguos de la ciudad que nos conduce hacia la parte baja de la ciudad; construido en el siglo XIII recibe el nombre de Torre de las escaleras o Turnul Scaririlior. Curiosamente sigue habitada y en los bajos se encuentra un comercio.

La Catedral Evangélica es una imponente estructura gótica levantada entre los siglos XIV al XVI sobre una antigua iglesia románica, siendo uno de los mejores ejemplos de la herencia alemana de la ciudad.

El puente de las mentiras o Podul Minciunilor es otro de los accesos que une la parte alta y baja de la ciudad, construido a mediados del siglo XIX por Fredericus Hutte fue el primer puente de hierro forjado de la ciudad. Dicen que su nombre se debe a las promesas incumplidas que los enamorados se hacia sobre él. Un lugar precioso en el que ver como discurren la Sibiu alta con la Sibiu alta.

Nos quedaba dar un pequeño paseo por otra de las calles principales de la ciudad, la Strada Metropoliei para ver la Gran Catedral Ortodoxa levantada a principios del siglo XX al estilo de Santa Sofía en Estambul, siendo la segunda más grande de Rumanía tras de Iasi. La encontramos cerrada.

Otro de los lugares más animados de la ciudad y con un gran número de restaurantes, lleno de terrazas cargadas de flores es la Strada De Bolcescu, que recorrimos de vuelta a la Plaza Grande donde teníamos intención de cenar y disfrutar de la noche de ballet al aire libre que nos regaló la ciudad de Sibiu.

Cena muy rica, ballet y paseo nocturno para disfrutar del Sibiu nocturno puso fin a la visita de esta Bella ciudad Sajona de Sibiu que se merecería salir de la Lista Indicativa de la Unesco para entrar definitivamente en el Patrimonio Mundial de la Humanidad.

ANTERIOR SIGUIENTE


#2017 #Sibiu #Transilvania #Rumania

NOS HARÍA MUCHA ILUSIÓN QUE NOS DEJARAS UN COMENTARIO

Encuentra la información que buscas

Para utilizar el buscador, basta con introducir un lugar, monumento, ciudad, país o incluso solo una palabra y se verán los resultados de nuestros artículos.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG

DESDE AQUÍ PUEDES DAR UN "ME GUSTA" A NUESTRA PÁGINA DE FACEBOOK

Esta web utiliza cookies para asegurar que se da la mejor experiencia al usuario al visitar nuestro blog. Si continuas navegando por este sitio,  se asume que se está de acuerdo.
  • Icono para Facebook
  • Icono para twitter
  • Icono para Instagram
  • Icono para RRSS
Logo-MadTB.jpg
Icono e-mail

Nos encontramos en: Madrid (España)