top of page

Turisteando el mundo

  • Foto del escritorPilar

Santa Lucía, qué ver en una escala de crucero


Santa Lucía
Pitones desde el mar

Santa Lucía es una isla independiente desde 1.979, pero mantiene como jefe del estado al rey británico. Fue descubierta por Colón en diciembre de1502, el día de Santa Lucía y de ahí recibe su nombre que conserva en la actualidad, con uno de los mejores puertos naturales de la zona pronto se convirtió en un lugar estratégico que durante siglos generó una lucha sin fin entre ingleses y franceses por su posesión.


Santa Lucía forma parte de islas de las Antillas Menores, su capital es Castries en la que vive casi la mitad de la población del país que cuenta con unos 180000 habitantes. El idioma oficial es el inglés aunque también se habla el potois de origen criolla-francés. La moneda es el dólar caribeño (1 USD = 3 $ CO), se puede pagar en dólares y euros pero en cambio te lo darán en moneda del país. Otra herencia británica es que conducen por la izquierda.

La isla tiene un origen volcánico con dos conos volcánicos en forma de torre sobre la costa suroccidental: Gros Piton con 797 metros y Petit Piton con 750 metros, conocidos popularmente como los Pitons, siendo uno de los paisajes más espectaculares del Caribe y declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2004 bajo el epígrafe "Área de Gestión de Pitones". Y este lugar era uno de los objetivos en esta primera parada de nuestro crucero.

Santa Lucía
Primera imagen de la Isla de Santa Lucía desde el barco

Excursión en Santa Lucía


A las nueve de la mañana comienza el desembarque y nos reúnen con el grupo que hará la excursión " Crucero a los conos volcánicos de los Pitons" con una duración de cinco horas, elegida para que una vez de vuelta pudiéramos tener tiempo de conocer la capital de la isla, Castries. Es una excursión del propio barco que definen como: "Un inolvidable crucero para descubrir los paisajes naturales más espectaculares de St. Lucia, entre los que destacan los dos Pitons, símbolo de la isla, que se recortan en el horizonte como majestuosos guardianes de un paisaje impresionante". Y desde luego razón no les falta porque fue un recorrido maravilloso.


Primeras imágenes del puerto de Santa Lucía cuando desembarcamos y esperábamos para subir de nuevo en un catamarán que nos llevaría a recorrer la costa suroccidental.

Ya en nuestro barco dejaríamos atrás el puerto de Castries para navegar junto a la costa pasando junto a las aldeas de pescadores de Anse La Raye y a Canaries, con una costa muy escarpada y un mar extremadamente azul.

Costa Sur de Santa Lucía

Continuaremos nuestra travesía Y el barco se acercó a la bahía de Marigot Bay, un lugar precioso visto desde el mar y que sin duda lo debe ser en tierra. Hoy es uno de los lugares más prósperos y que mayor número de turistas recibe de en la isla, nos contaron que aquí viven un gran número de artistas. El lugar ha sido nominado por algunos escritores, entre ellos el inglés James Michener, como la bahía más bella del Caribe.

Santa Lucía
Bahía de Marigot Bay

Otra parada del barco para poder darnos un baño en la increíble Cala Cochón, un lugar que se convirtió en el lugar favorito del viaje para Elena y desde luego que razones no le faltaban. El barco paró a unos metros de la playa, con una gran variedad de corales y peces, extendió sus escaleras y al agua del Caribe que nos estaba esperando. Algún que otro lugareño se acercó con su piragua para vender cocos y artesanías locales.

Cala Cochón en Santa Lucía

Y llegó el momento en que nos acercamos a la bahía de Soufrière desde donde pudimos contemplar muy de cerca los conos de los Pitons, Patrimonio de la Humanidad, presidiendo el paisaje totalmente, la verdad es que me pareció un lugar imponente y mágico; si algún día vuelvo por esta isla sin duda haré el recorrido por tierra para obtener otra visión y conocer los manantiales de agua sulfurosa de la región.

SantaLucía

El camino de vuelta muy entretenido con música, frutas, mini bocadillos y bebidas acompañándonos. Al desembarcar tocaba seguir conociendo la isla y directamente nos fuimos a conocer su capital.


Visita a Castries, la capital de Santa lucía


Castries, capital del país, se encuentra a unos veinte minutos del puerto de cruceros ya que hay que bordear toda la bahía y decidimos tomar un taxi para rentabilizar el tiempo. Comprobaríamos a lo largo del viaje que por estos lares nada es barato, el taxi nos cobró 5 dólares americanos por persona por llevaros hasta el centro de la ciudad y no nos engañó, los precios los tenían publicados en la parada.


Nos llevó Derek Walcott Square, una enorme plaza con jardines y templete de música incluido, alrededor de la cual se encuentran los edificios más significativos de la ciudad. Esta plaza es el corazón de Castries y su nombre es el del segundo premio Nobel de Santa Lucia, en este caso un poeta que lo consiguió en 1992. Además del templete de música se encuentra el monumento a los caídos en la I Guerra Mundial y un enorme árbol, un saman, de unos cuatrocientos años de antigüedad que recibe el nombre de Massav, que en la lengua criolla patois, significa no lo sé. Cuentan que este nombre se debe a que un turista preguntó a un local qué tipo de árbol era y este le contestó massav; el turista pensó que ese era el nombre del árbol. El caso es que desde entonces esta confusión ha pasado a formar parte de la historia de la ciudad.

Santa Lucía
Derek Walcott Square y Massav

Situada en el lado este de la plaza, se encuentra la Catedral de la Inmaculada Concepción, del siglo XIX, construida en 1897 y fue consagrada como Catedral en 1957. El exterior no es especialmente interesante aunque su tamaño es grande siendo considerada la mayor del Caribe , pero añade interés el lugar entre planta tropicales donde se ubica.

Santa Lucía
Catedral de la Inmaculada Concepción

Lo más sorprendente es cuando accedes al interior, lo primero por la amplitud de sus tres naves, su estructura metálica y que toda ella está cubierta por frescos súper coloristas, creados por el artista local Dunstan St. Omer y su artesonado de madera completamente pintado. Realmente interesante recorrerla sin prisa.

Santa Lucía
Interior Catedral de la Inmaculada Concepción

A otro lado de la plaza se encuentra la Biblioteca Central, un bonito edificio de estilo colonial finales del siglo XIX con dos plantas y muy bien cuidado. Entramos para conocerla y es muy básica pero tiene una sala infantil y en la planta superior la sección de adultos.

En el lado sur de la plaza se encuentra la calle Brazil, quizás la más bonita de la ciudad ya que se conservan algunos edificios de arquitectura tradicional colonial de madera con balcones que se salvaron de varios incendios que sufrió la ciudad. Es una calle hoy eminentemente comercial con bancos, tiendas, algún restaurante y varios supermercados.

Santa Lucía
Arquitectura colonial en la calle Brazil
Santa Lucía
Casas tradicionales de madera en Castries

De regreso al puerto, hicimos una parada en el Mercado Central, construido por los ingleses a finales del siglo XIX, donde se vende de todo: pescado, frutas, carnes y artesanías.

Mercado de Castries

De nuevo en el puerto, atravesamos en Centro comercial, hicimos las últimas fotografías del barco y del puerto para embarcar de nuevo. Contentas y felices por el día pasado en esta isla preciosa de Santa Lucía y su capital Castries. Toda la Información de los lugares que conocimos en nuestro crucero la podéis leer en Crucero por el Caribe 2023.



コメント


NOS HARÍA MUCHA ILUSIÓN QUE NOS DEJARAS UN COMENTARIO

bottom of page