Turisteando el mundo

  • Pilar y Paco Viajeros

Río de Janeiro (Brasil). La ciudad maravillosa (UNESCO)


El día 1 de Julio de 2012 la UNESCO otorgó a Río de Janeiro el título de Patrimonio Mundial de la Humanidad, en la categoría de Paisaje Cultural Urbano, siendo la primera ciudad en conseguirlo en esta categoría. Las razones de esta decisión fueron las siguientes:

"En el sitio inscrito destaca la dimensión de la ciudad como asentamiento urbano excepcional más que el patrimonio construido que ésta contiene. Une los elementos naturales clave que han inspirado el desarrollo urbano: desde las cumbres de las montañas del Parque Nacional de Tijuca hasta el mar. Incluye también los Jardines Botánicos, creados en 1808, la cumbre del Corcovado, con su famoso Cristo, las colinas que rodean la bahía de Guanabara y los amplios paisajes de la bahía de Copacabana, escenario de la cultura viviente de esta espectacular ciudad."

Bien, el hecho de que Río haya llegado a formar parte parte del elenco de ciudades patrimonio de la humanidad no ha sido gratuito, ni tampoco el hecho de alcanzar el sobrenombre de "Cidade maravilhosa" o "Ciudad maravillosa". Río de Janeiro no siempre ha tenido la imagen con la que nos sorprende ahora. Durante el siglo XIX dio la espalda a la costa y vivió una época de caos, podredumbre e insalubridad que seguramente complicaría la mención de tan agraciado título. Hasta que llegó el siglo XX y el prefecto Francisco Pereira Passos, un hombre que se propuso la transformación radical de la ciudad, entonces capital del Brasil Imperial, para convertirla en una metrópoli moderna y bella, una ciudad de la que fuera fácil... ¡Enamorarse!

El cambio en la ciudad fue drástico aunque no fue sencillo ni agradecido, debido a las múltiples expropiaciones, la gente que quedó sin casa tuvo que asentarse en el origen de las hoy llamadas favelas. Pero todo siguió adelante y la prensa hablaba de Río como la "ciudad maravillosa" en referencia a la transformación que estaba sufriendo con grandes avenidas y edificios monumentales. Lo podéis leer en el post: Río de Janeiro (Brasil). Sorprendente y monumental centro histórico. Pasaron los años y la ciudad empezó a cautivar a escritores, artistas y poetas. Derrochaba encanto por doquier. En 1913 la poetisa francesa Jane Catulle Mendes quiso homenajearla en su libro "La Ville Merveilleuse", pues quedó seducida por la ciudad. En los siguientes años, casi todo el mundo aceptaba tan cariñoso apelativo para la ciudad de Río. El acicate final lo pusieron en 1935 cuando los músicos André Filho y Silva Sobreira crearon una marcha para el carnaval, que se ha convertido finalmente en el himno oficial de Río: Cidade Maravilhosa.

Creednos que Río de Janeiro es una ciudad maravillosa, no es un simple eslogan, la denominación es del todo real y desde luego es un destino que cautiva y deleita. La ciudad es una metrópoli con más de 11 millones de habitantes que tiene prácticamente de todo: mar, montaña, selvas, bosques, paisajes increíbles y playas espectaculares. A continuación, mencionaremos las razones que señaló la UNESCO y que bajo nuestro punto de vista tienen el suficiente atractivo como para pensar que está justificado el apasionado calificativo de "Ciudade Maravilhosa". Para visitar los distintos lugares que citaremos a continuación contratamos los servicios de la empresa local de turismo RÍO MÁXIMO, cuya valoración en Tripadvisor podéis comprobar aquí. Tomamos esta decisión porque pensábamos que era la mejor manera de racionalizar nuestro tiempo y dinero. Según leáis el post os daréis cuenta el porqué de nuestra afirmación. El Tour completo con lo mejor de Río fue de unos 72€ por persona con comida incluida en un Rodizio. El servicio fue impecable y no tuvimos queja alguna. Aquí tenéis nuestros apuntes del diario de viajes:

LA MAYOR SELVA URBANA DEL MUNDO: TIJUACA.

En ningún otro lugar del planeta se puede observar una naturaleza tan exuberante y salvaje dentro de una ciudad moderna y cosmopolita. Nos referimos a la “Foresta de Tijuca” el mayor bosque urbano del mundo, con más de 30 km2 de extensión, convertido en Parque Nacional desde 1961.

La historia natural del Parque Nacional de Tijuca comienza en 1860, cuando el emperador Pedro II decidió reforestar el área con plantas endémicas, después de años de deforestación. El bosque actual es por lo tanto el resultado de una vieja reforestación de hace más de 150 años. Si no fuera por este bosque urbano, Río hoy sería muy diferente, desde luego menos atractivo, y por supuesto mucho menos inmerso en la naturaleza.

El parque protege una extensa extensión de la llamada "mata atlántica", el bosque nativo de las zonas costeras del suroeste brasileño declarado también por la UNESCO, Reserva de la Biosfera.

No estaba en nuestros planes recorrer los magníficos senderos que llevan hasta la cumbre, el Pico da Tijuca a 1023 metros sobre el nivel del mar al no estar preparados físicamente para hacerlo, además de no tener tiempo para intentarlo, así que dejamos la página oficial para quien esté interesado en conocer la fauna y la flora de este extraordinario Parque Nacional. PARQUE NACIONAL DE TIJUCA

Lo que si pudimos comprobar son algunos de sus miradores, donde no solo pudimos contemplar sus maravillosos paisajes si no también el crecimiento urbano incontrolado sin planificación ni orden por parte de las favelas construidas al lado de Tijuca.

EL CRISTO EN EL MONTE CORCOVADO.

En el mismo Parque Nacional de Tijuca, se encuentra el monte llamado "Corcovado" y en su cumbre el emblema indiscutible de Río de Janeiro, el Cristo Redentor, el monumento Art Decó más grande del mundo. Esta impresionante estatua se construyó en la cima del Cerro del Corcovado a 710 metros sobre el nivel del mar. Fue inaugurado el 12 de octubre de 1931 y años después se convirtió en un símbolo del turismo brasileño, llegando en la actualidad a ser considerado como una de las Siete Nuevas Maravillas del Mundo Moderno. La siguiente foto no es nuestra, está sacada de internet ya que desgraciadamente tuvimos un día con niebla.

Representa la fe y la simpatía del pueblo carioca, la figura está en pie, con los brazos extendidos y el rostro, dirigido un poco hacia abajo. Todo ello fue estratégicamente planeado para dar la apariencia de estar resguardando a la ciudad. Pero su ubicación si que no tiene resguardo siendo el blanco perfecto de descargas eléctricas durante las tormentas y por desgracia, la figura es alcanzada varias veces al año por algún rayo sufriendo daños. Para evitar el uso de andamios se repara con operarios especializados en rápel y alpinismo.

Y ahora viene la pregunta del millón... ¿Cual es la mejor forma de llegar al Cristo Redentor? Hay múltiples respuestas en Internet y nosotros no vamos a descubrir nada nuevo. El turista o viajero debe saber racionalizar su tiempo de estancia y cuánto está dispuesto a pagar por hacer la visita y por el tiempo empleado. Por otro lado, la multitud de visitantes que atrae este monumento implica colas de espera en los puntos donde salen los transportes para llegar y no dispone de aparcamiento para coches privados. Para visitar al Cristo Redentor hay que llegar en autobús o van a la estación de Cosme Velho donde se encuentra el centro de visitantes; una vez allí se compra la entrada y puede coger el tren de Corcovado o unas vans del parque para subir hasta el Cristo. Por fin estamos casi en la base del Cristo y decimos casi porque una vez que descendemos del tren o de la van hay que subir hasta la base, bien en unos ascensores o para los más osados unos doscientos escalones.

Los horarios y precios los podéis consultar aquí; las opciones y las diferentes formas de acceder al Cristo del Monte Corcovado las podéis leer en el magnífico post de Antonio Quinzán del blog VIAJES Y FOTOGRAFÍA : Cómo llegar al Cristo del Corcovado y no desfallecer en el intento

Nosotros no tuvimos la suerte de disfrutar de las vistas que desde allí se contemplan, nos tocó un día de niebla, y además tuvimos que esperar un buen rato para poder ver la propia imagen del Cristo. Otra causa para volver a visitar esta extraordinaria ciudad.

RÍO DE JANEIRO TIENE TRES CATEDRALES.

Pues sí, eso al menos dicen los cariocas, Río tiene tres catedrales, la Catedral de San Sebastian, el Estadio del Maracaná y el Sambódromo. Vamos a relatar lo que vimos de ellas:

Catedral de San Sebastián, también llamada Catedral Metropolitana de Río de Janeiro, situada en el centro histórico de la ciudad desde 1979 muy cerca del centro financiero de Río de Janeiro y del barrio de Lapa. Fue diseñada por Edgar Fonseca, un discípulo de Oscar Niemeyer, con forma de pirámide moderna basándose en la estructura de la famosa pirámide maya de Chichen Itza (México). Es un edificio espectacular, cuyo diámetro interior alcanza los 106 metros, una altura de 96 metros y puede acoger hasta 20.000 fieles.

Las paredes inclinadas de la Catedral están cubiertas de pequeñas ventanas para que pase la luz y en el centro de cada pared está dispuesto un vitral rectilíneo y multicolor que recorre su longitud elevándose hasta 64 metros desde el suelo. En la parte superior de la catedral hay colocadas cuatro ventanas formando una cruz a modo de claraboya. Todo ello produce un efecto de luz realmente fascinante. Es tan chocante y distinta al resto de catedrales que conocemos en Europa, que te crea una sensación extraña. Tiene seguidores y detractores, pero no deja indiferente a nadie. A nosotros nos causó escepticismo su exterior pero nos encantó el interior de la Catedral.

Estadio de Maracaná, es un verdadero templo del fútbol para los cariocas, ha sido durante mucho tiempo el más grande del mundo. El ambiente que se vive en este estadio es difícilmente superado por algún otro. Ha sido dos veces la sede final de los campeonatos del mundo, el Flamengo, Fluminense, Botafogo y Vasco Da Gama llamados los cuatro grandes, son los equipos que juegan habitualmente en él. Hay visitas guiadas para recorrer el estadio, los vestuarios y salas de trofeos. Nosotros solo lo vimos por fuera, ya que no somos muy amantes del fútbol.

Sambódromo, estructura de tamaño colosal diseñada por el famoso arquitecto carioca Oscar Niemeyer en 1984, consiste en un tramo de 700 metros de la calle Marques de Sapucaí convertidos en escenario para un desfile permanente. Posee tribunas y gradas para espectadores en ambos lados de la calle y tiene una capacidad de noventa mil personas sentadas. Cuando el carnaval de Río llega a la ciudad, el Sambódromo se convierte en... ¡El espectáculo más grande de la tierra!

Es el mejor sitio para seguir de cerca los carnavales en términos de seguridad, eso nos contó el guía. El Sambódromo es considerado el lugar más seguro de América del Sur debido a la alta presencia de funcionarios de seguridad, eso si, hay que pagar una entrada que ronda entre los 100$ y 2.200$ y estos precios pueden multiplicarse por diez en la reventa; además hay que comprarlas con mucho tiempo de antelación.

Una visita al pequeño museo en el Sambódromo es obligado para sentir el latido de Río en carnavales. El museo tiene varias exposiciones que cuentan la historia del Carnaval y la Samba. Varios trajes también están expuestos en el museo y a disposición (mediante pago) de los turistas que lo visitan.

EL INCREÍBLE PAISAJE DE RÍO DESDE LO ALTO DEL PAN DE AZÚCAR.

Ninguna visita a Río de Janeiro estaría completa sin haber subido a lo alto del morro (montaña surgida del mar) llamado Pan de Azúcar situado en la Bahía de Guanabara, es otra de las visitas imprescindibles y junto al Cristo Redentor el mayor emblema que identifica y distingue a la ciudad de Río de Janeiro.

El acceso y subida al Pan de Azúcar se realiza a través de dos sistemas de teleféricos independientes. El primero parte desde la estación ubicada en Playa Vermelha y que sube al Morro de Urca, a 229 metros de altura. El segundo parte desde la cima del morro de Urca y llega a lo alto del Pan de Azúcar a 396 metros. Cualquier momento es bueno para hacer la subida, pero la puesta de sol en un día claro es la más gratificante.

Los precios los podéis consultar en su página web: PRECIOS Y HORARIOS BONDINHO

El primer trayecto hasta el Morro de Urca es breve, dura apenas tres minutos y se recorren 575 metros con una ascensión hasta los 229 metros de altura pero a pesar del corto viaje se disfruta de unas bellas vistas a través del cristal de la cabina. Una vez llegados allí se puede disfrutar de unas bonitas instalaciones, tiendas de souvenirs, un pequeño museo con una sala audiovisual donde se narra la historia del teleférico y unos miradores de excepción entre una exuberante vegetación tropical donde campan a sus anchas aves y monos con vistas a la bahía de Guanabara, apreciándose la playa de Botafogo y su gran cantidad de embarcaciones. Desde el otro mirador se divisa el Parque de Tijuca con el Monte Corcovado y su Cristo Redentor. Si en un día nublado impresionaban las vistas, en un día claro deben ser increíbles. Otra vez nos hicimos la promesa de volver a Río de Janeiro para volver a subir aquí con día despejado.

Nuevamente cogimos el teleférico que nos iba a llevar al Pan de Azúcar, en recorrido más lento que dura unos tres minutos, se asciende hasta 396 metros de altura. Lástima de niebla, el espectáculo es grandioso. Llegamos a la cima y no pudimos más que dar un paseo por el sendero que bordea el morro. Nos fuimos asomando a las diferentes terrazas, pero no hubo suerte, a pesar de que el sol quería salir, solo pudimos distinguir parte de la playa de Copacabana y la playa Vermelha a nuestros pies. Pero eso sí, en nuestras caras se reflejaba la sonrisa que haber vivido momentos magníficos allí arriba.

EL PATRIMONIO DE LA SOLIDARIDAD DE RÍO: ESCALERA DE SELARÓN.

La Escalera Selarón se ha convertido en uno de los atractivos turísticos de Río, muy cerca del centro y a unos pasos de los Arcos de Lapa, está un poco escondida, aunque debido a la multitud de turistas que se encuentran alrededor es fácil llegar a ella. Allá por 1990, el artista plástico chileno Jorge Selarón empieza a decorar una escalera sin ningún atractivo con coloridos trozos cerámicos y una vez completada su obra, continuó reemplazando los azulejos existentes por los que les obsequiaban los turistas o entidades y particulares que le enviaban a su casa. Ha sido la obra de su vida y también de su muerte ya que fue encontrado en extrañas circunstancias (carbonizado) en su famosa escalera en 2013.

Su nombre oficial es Rua Manuel Carneiro, a pesar de ser solo un tramo de escaleras que conecta los barrios de Lapa y Santa Teresa, está considerada como una calle y de hecho se ha convertido en una de las calles más famosas de Río de Janeiro. Más de dos mil piezas de colores en 125 metros de locura cromática, ecléctica, desconcertante y caótica, pero de un atractivo sin igual, ya que están representados multitud de países, oficios y costumbres convirtiéndose en un canto a la solidaridad y en punto de referencia de todo aquel visitante de Río, tanto es así que ha sido proclamada como Patrimonio Público de esta ciudad brasileña por su interés histórico, por lo que la escalera ya no puede ser ni demolida ni sufrir reformas que cambien sus actuales características artísticas o arquitectónicas.

- RACIONALIZACIÓN DE LAS VISITAS EN RÍO

Para quien tenga intención de visitar Río de Janeiro y tenga un tiempo relativamente corto de estancia, a continuación mostramos el porqué nosotros decidimos contratar los servicios de una agencia de viajes para recorrer los encantos de la "Cidade maravilhosa".

PRECIOS MÍNIMOS PARA ACCEDER

- Transporte ciudad en bus hasta parada tren Corcovado............................ 3,80 Reales

- Tren Corcovado (con acceso al Cristo y sin preferencia)........................ 61,00 Reales Temporada baja

- Teleférico Pan de Azúcar............................................................................................... 80,00 Reales

- Transporte a la Catedral.................................................................................................. 3,80 Reales

- Transporte al Sambódromo............................................................................................ 3,80 Reales

- Transporte a Maracaná .................................................................................................. 3,80 Reales

- Una comida .......................................................................................................................... 40 Reales

- Vuelta al alojamiento....................................................................................................... 3,80 Reales

TOTAL MÍNIMO A GASTAR................................................................................................. 200 Reales

PRECIO DE LA EXCURSIÓN POR AGENCIA (RÍO MÁXIMO) .............................. 270 Reales. Es decir, por 70 Reales más (18€) te recogen y te devuelven al hotel, dispones de un guía que te explica la historia y las características de los lugares a visitar, no tienes que esperar colas, el restaurante al que te llevan está muy por encima de la media (Rodizio) y dispones de agua fría embotellada durante todo el día. También nos gustó que fuera un grupo reducido de personas, en este caso fuimos nueve personas las que componíamos el grupo.

Y hasta aquí las visitas que hicimos en un día de la Ciudad Maravillosa y que aunque el tiempo no nos acompañó, elegimos este día porque era el que daba mejores previsiones de tiempo, nos encantó todo lo que vimos. Río de Janeiro es una ciudad que hay que incluir en un viaje a Brasil, sí o sí.


ANTERIOR SIGUIENTE


#2017 #Brasil #RíodeJaneiro #PandeAzúcar #ParqueTijuca #Corcovado #CristoRedentor #EscaleraSelarón #Sambódromo #Maracaná #CatedralSanSebastián #CiudadMaravillosa

NOS HARÍA MUCHA ILUSIÓN QUE NOS DEJARAS UN COMENTARIO

Encuentra la información que buscas

Para utilizar el buscador, basta con introducir un lugar, monumento, ciudad, país o incluso solo una palabra y se verán los resultados de nuestros artículos.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG

DESDE AQUÍ PUEDES DAR UN "ME GUSTA" A NUESTRA PÁGINA DE FACEBOOK

Esta web utiliza cookies para asegurar que se da la mejor experiencia al usuario al visitar nuestro blog. Si continuas navegando por este sitio,  se asume que se está de acuerdo.
  • Icono para Facebook
  • Icono para twitter
  • Icono para Instagram
  • Icono para RRSS
Logo-MadTB.jpg
Icono e-mail

Nos encontramos en: Madrid (España)