Turisteando el mundo

  • Pilar y Paco Viajeros

Qué ver en Kiev en tres o cuatro días (Ucrania).


Kiev o Kyiv es la capital de la República de Ucrania desde 1991, cuando se desmembró de la URSS, aunque ya lo había sido durante su periodo como una de las 15 Repúblicas Socialistas que componían la URSS, pero además Kiev fue la principal capital del Principado del Rus allá por el siglo XI, convirtiéndose en el reducto del cristianismo oriental y naciendo iglesias bizantinas cargadas de cúpulas, que aún hoy la definen ya que a Kiev se la conoce como la Ciudad de las Cúpulas Doradas.

Kiev se encuentra asentada entre colinas y bañada por el río Dniéper, una bellísima ciudad en la que hay mucho qué ver y mucho qué visitar y en la que hay que hacer un buen estudio de las rutas para evitar pasarte el día subiendo y bajando cuestas. Dos blogueros y sus magníficos blogs nos ayudaron en la tarea de preparar nuestros días en la maravillosa Kiev, Antonio Quinzán y Paco Pinilla con sus blogs Viajes y Fotografía y El Lobo Bobo; os recomendamos leer sus relatos sobre la ciudad de Kiev. Estuvimos en Ucrania y en su capital Kiev un total de cinco días, de los cuales uno lo dedicamos a visitar la ciudad de Chernigov, que os hemos contado en Chernigov y su centro histórico (Unesco). Ucrania, el resto de nuestro tiempo lo dedicamos a esta bellísima ciudad de Kiev.

Primer día: PLAZA DE LA INDEPENDENCIA, CALLE KHRESHCHATYK Y ALREDEDORES

Nuestra primera tarde , ya que llegamos a medio día a la ciudad y estando alojados en el Hotel Ucrania en plena Plaza de la Independencia del que os hemos hablado en Planificación, vuelos, hoteles y datos prácticos del viaje a Europa del Este, Chipre y Líbano. Verano 2018, la dedicamos a recorrer La Plaza de la Independencia, centro neurálgico de la ciudad de Kiev, la calle Khreshchayk que la corta en dos zonas y algunos otros lugares de interés alrededor de estas dos zonas y que os contamos a continuación. Lo podéis seguir en el mapa que os dejamos a continuación.

La Plaza de la Independencia o Maidan Nezaleshnosti fue nuestro primer contacto con la ciudad de Kiev, es el corazón de la ciudad y del país. Su imagen actual es del año 2001 en el que se construyeron sus fuentes y se levantó una columna con una joven que simboliza la independencia de Ucrania y que se ha convertido en el símbolo de la ciudad.

Esta plaza también es testigo de la interminable crisis de Ucrania y en ella se encuentran fotografías, altares de los caídos y carteles informativos de los acontecimientos del 2014. Sin exagerar creemos que este lugar es el más visitado de la ciudad, tanto por los ciudadanos ucranianos como por los extranjeros que llegan a la ciudad. Pero este lugar ya estuvo ocupado desde la época de Rus de Kiev y en ella se encontraba una puerta de entrada a la ciudad protegida por murallas, por ella, atestigua la historia que en 1240 entraron los mongoles y devastaron la ciudad. Esta puerta de entrada, Liadsky, coronada por la estatua del arcángel Miguel, el patrón de Kiev sigue representada aquí.

La calle Khreshchatik atraviesa la Plaza de la Independencia. Era una antigua carretera de casi dos kilómetros de longitud cerrada por las plazas de Europa y Besarabska. Es un claro ejemplo de la arquitectura soviética de Stalin ya que fue reconstruida íntegramente tras la segunda guerra mundial. Hoy es el epicentro de grandes negocios, tiendas de moda, restaurantes y hoteles de la ciudad. Dicen que en primavera es especialmente bonita por sus castaños en flor.

Giramos a la derecha por la calle Bohdana en busca del famoso Teatro de Ópera de Ucrania, que sería nuestra siguiente parada tras haber parado para hacer alguna fotografía a la Academia de teatro ruso y el imponente Museo de Ciencias Naturales.

El Teatro de la Ópera de Ucrania es uno de los más importantes de Europa y fue creado en el siglo XIX con estilo renacentista francés. Junto a las de Moscú y San Petersburgo fue la joya del imperio ruso. Cuentan que su interior es espectacular y su acústica buenísima pero al ser julio estaba cerrado y no había ninguna ópera programada hasta septiembre. Tendremos que volver algún día a Kiev a disfrutar de este magnífico teatro.

Continuamos nuestra andadura hasta otro de los símbolos de la actual Kiev, la Puerta Dorada. Su origen data del siglo XI y formaban parte de la muralla defensiva de la ciudad durante el gobierno del príncipe Yaroslav I el Sabio. Formaban parte de un palacio en el que el príncipe solía recibir embajadores y por las que pasaban los ejércitos triunfadores tras una batalla. Fueron dañadas a lo largo de la historia y fue en 1982 cuando se restauraron para la celebración de los 1500 de la fundación de Kiev. En la actualidad contienen un museo que explica la arquitectura del Rus y se encuentran en una plaza con un ambiente muy chulo y lleno de vida.

El monumento al gato Panteleymón se encuentra en un extremo de esta plaza, una de las esculturas más famosas de la ciudad y totalmente brillante porque hay que frotarlo y pedir un deseo que será cumplido. Cuenta la leyenda que en este lugar hubo un restaurante que tenía un gato persa al que todos alimentaban. Tras un incendio el gato falleció y los huéspedes hicieron esta escultura en bronce para recordarlo siempre.

Tras un helado y un zumo continuamos ruta para saborear por primera vez la Catedral de Santa Sofía y San Miguel de las Cúpulas Doradas, que aunque sabíamos que estarían cerradas no queríamos dejar de contemplarlas en nuestra primera ruta por la ciudad de Kiev. Descendimos nuevamente a La Plaza de la Independencia o Maidan Nezaleshnosti, ya que estaba empezando a anochecer. Aquí decidimos sentarnos en uno de sus múltiples restaurantes para contemplar el ambiente y su espectáculo en las fuentes. Los fines de semana el tráfico se corta y se hace todo un espacio peatonal ocupado por artistas, conciertos, puestos de venta y sus fuentes comienzan un espectáculo de casi dos horas de luz y sonido.

Segundo día: EL CENTRO HISTÓRICO DE LA CIUDAD DE KIEV

Nuestro segundo día en la ciudad de Kiev estaba cargado de visitas y teníamos dudas de si sería posible completar toda la ruta que teníamos preparada. Además teníamos previsto no subir ni una cuesta y bajar muchas. Ambas premisas las cumplimos y os lo contamos a continuación. Podéis verla en el siguiente mapa.

Bajamos desde nuestro hotel Ucrania, tras un magnífico desayuno, a la Plaza de la Independencia y en la calle Sofiiska tomamos el bus 16 por 8 grivnas que nos subió hasta la plaza donde se encuentra la Catedral de Santa Sofía.

La Catedral de Santa Sofía, declarada Patrimonio de la Humanidad en 1990 sería nuestra primera visita del día. Le hemos dedicado un post ya que lo merece y podéis leer todo sobre ella en Catedral de Santa Sofía y Monasterio de las Cuevas en Kiev (Unesco). Ucrania.

Terminada la visita salimos a la plaza y casi enfrente, a unos 600 metros, se encuentra el Monasterio de San Miguel de las Cúpulas Doradas, que sería nuestra siguiente parada.

Es un monasterio ortodoxo de estilo barroco ucraniano en su exterior pero que conserva en su interior algunas de las pinturas bizantinas originales. Como su nombre indica está dedicado al arcángel San Miguel patrón de Kiev. Como casi todos los edificios de esta ciudad, San Miguel de las Cúpulas Doradas tiene una larga sucesión de destrucciones y reconstrucciones en su historia.

Además de su decoración en blanco y azul llama poderosamente sus cúpulas doradas, que fueron las primeras en existir en la ciudad de Kiev. Su Catedral merece una visita detallada y lenta para contemplar pinturas y mosaicos bizantinos que son bellísimos. Al campanario se puede subir, aunque nosotros no lo hicimos.

Tras el Monasterio y rodeándolo se encuentra el bonito Parque Vladimirska Gorka casi colgado en un risco en una hoz del río Dniéper, con unas vistas del barrio de Podil únicas, podemos afirmar que el parque en todas su extensión es un mirador. Desde aquí se observa la inmensa escultura de más de 20 metros del príncipe Vladimiro I, apodado el santo.

Desde aquí parte el funicular que baja hasta el embarcadero del río Dniéper y también se puede bajar caminando hasta el barrio de Podil. Ninguna de estas dos opciones utilizamos en este momento ya que rodeamos el parque y volvimos a la puerta principal de San Miguel de las Cúpulas Doradas.

Iglesia de San Andrés fue nuestra siguiente visita, distante de San Miguel unos 700 metros. Se encuentra en la lista Indicativa del Patrimonio de la Humanidad desde 2009 y podéis leer en el siguiente post Iglesia de San Andrés en Kiev (Unesco). Ucrania, lo que hemos escrito de ella.

Calle Andriivskiy Uzviz o San Andrés es junto a la calle Khreshchatik, una de las más famosas de la ciudad de Kiev. Su origen también es de la época del Rus y unía la parte alta con la baja de la ciudad, exactamente igual que en la actualidad. La calle es una sucesión de antiguos edificios hoy ocupados por artesanos de toda índole, artistas, escritores que le ha llegado a valer el nombre del Montmartre de Kiev, es la calle bohemia de la ciudad. Parte desde la Iglesia de San Andrés y desciende hasta Podil.

Nos llamó mucho la atención El Museo de la Calle Andriivskiy, un museo con gran cantidad de documentos, fotografías, libros, cartas, vestidos y un sinfín de objetos que describen la historia de esta calle y de los ciudadanos que la habitaron. Todo un monumento gráfico a la historia del lugar, como no podía ser de otra manera pagamos 50 grivnas y lo visitamos. Muy interesante y al ser pequeñito no os llevará demasiado tiempo.

Ya estábamos en la parte baja de la ciudad y tocaba comer. Toda la zona estaba de fiestas, con mercadillos, músicos, teatro de títeres, música. Un paseo muy interesante con edificios cargados de color. Elegimos un restaurante llamado Pykkoa de comida italiana, que resultó estar deliciosa, con una terraza muy animada.

Tras la reparadora comida seguimos hasta el embarcadero del puerto fluvial del Río Dniéper buscando los barcos que hacen un paseo por el mismo. Elegimos uno que realizaba el paseo en una hora. Pagamos 180 grivnas (los fines de semana es más caro) y tuvimos que esperar un rato hasta que el barco se llenó.

La verdad que el recorrido es muy interesante, sobre todo por la vista que se tiene desde el río del Monasterio de las Cuevas, que visitaríamos al día siguiente, y de la escultura de la madre patria.

Todo el embarcadero está lleno de restaurantes, bares y cafeterías al aire libre con ofertas más que tentadoras para una cena, pero era demasiado pronto para nosotros.

Fuimos a buscar el funicular, en la calle Sagaidachnogo, muy cerca del metro y del embarcadero para volver a la parte alta de la ciudad. El precio es de 8 grivnas y es toda una obra de ingeniería con tecnología suiza creada en 1903 para facilitar la comunicación en ambas zonas de la ciudad. En pocos minutos nos había subido al Parque Vladimirska donde disfrutarmos del inicio del atardecer, contemplamos nuevamente las cúpulas de San Miguel, la Catedral de Santa Sofía y descendimos ya de noche a la Plaza de la Independencia donde cenamos en un restaurante armenio, nuevamente el espectáculo las fuentes con luz y sonido. Y para terminar el día un paseíto hasta el Hotel Ucrania, donde nos esperaba la cama en la que caímos rendidos. Plan del día cumplido.

Tercer día: MONASTERIO DE LAS CUEVAS, CATEDRAL DE SAN VLADIMIR, UNIVERSIDAD, MERCADOS Y CASA DE LAS QUIMERAS.

El día anterior habíamos dejado la ciudad de Kiev para conocer y adentrarnos en el corazón del Rus de Kiev, nos referimos a la ciudad de Chernigov. Podéis leer nuestra experiencia en Chernigov y su centro histórico (Unesco). Ucrania. Hoy nos tocaba seguir explorando la bella ciudad de Kiev. Aunque teníamos algunos lugares definidos de antemano, queríamos dejar fluir el día a lo que fuera surgiendo según recorríamos la ciudad. En el mapa podéis ver el recorrido.

Empezamos la mañana con otro plato fuerte de la ciudad, el Monasterio de las Cuevas que junto a la Catedral de Santa Sofía, es Patrimonio de la Humanidad desde el año 1990. Un lugar imprescindible en una visita a Kiev y al que le hemos dedicado un post ya que lo merece y podéis leer todo sobre el Monasterio en Catedral de Santa Sofía y Monasterio de las Cuevas en Kiev (Unesco). Ucrania.

El Museo de la Gran Guerra Patria sería nuestra próxima visita ya que se encuentra bastante cerca del Monasterio de las Cuevas. Cuando nos acercamos a la entrada en la puerta de Moscú y empezamos a ver tanques, bastantes militares y el plano del inmenso museo nos lo pensamos mejor y decidimos conformarnos con las vistas que teníamos desde allí y no visitarlo. Es uno de los Museos más grandes del país y está dedicado a la historia de la Segunda Guerra Mundial y muy en particular, a la contribución de Ucrania a la victoria sobre los nazis alemanes. Lo más llamativo y visible del lugar es la enorme estatua de la “Madre Patria” que es visible desde casi cualquier parte de la ciudad.

Nos sentamos en una terraza a tomar un café y comprobamos que el bus 24 nos llevaba directos hasta nuestro próximo destino, llegó puntualísimo y pagamos 8 grivnas por persona y nos fuimos hasta la Catedral de San Vladimir, el bus nos dejó prácticamente en la puerta.

La Catedral de San Vladimir o la iglesia amarilla como es conocida comúnmente. Es uno de los templos ortodoxos que más nos gustaron de la ciudad. Se construyó a finales del siglo XIX en estilo neobizantino para conmemorar los 900 años de la conversión al cristianismo del Rus de Kiev por el príncipe Vladimiro el Grande. Hoy es sede del Patriarcado Ortodoxo de Kiev.

El interior es asombroso, tanto por sus mosaicos elaborados por artesanos venecianos como por sus pinturas ejecutadas por maestros rusos. Otro de los lugares que hay que visitar en Kiev, además de encontrarse en una zona muy bonita y verde con muchos lugares de interés como os contaremos en breve, su localización es en la calle Taras Shevchenko.

Tras la comida en un agradable restaurante de la zona nos adentramos en un camino que bordeaba el jardín botánico para llegar al precioso y llamativo edificio rojo de la Universidad Taras Schevchenko, un humanista ucraniano del siglo XIX. Aquí Taras Schevchenko observando su obra.

Toda la zona tiene un inmenso parque, todo un placer para la vista, donde una parte importante del mismo está habilitada para realizar juegos de mesa, fundamentalmente ajedrez. Aquí Paco no pudo resistir la tentación y se sentó a jugar unas partidas con un local; la apuesta 10 grivnas por partida.

En este lugar, lleno de gente y cargado de vida, nos encontramos a un equipo de televisión grabando un anuncio. Vimos que el actor hablaba español y no resistimos la tentación de preguntarle, resultó ser argentino haciendo el anuncio de un desodorante.

La siguiente parada fue el Mercado Bessarabsky que se encuentra final de calle Khreshchatik. Es uno de los mercados más antiguos de la ciudad, aunque el edificio actual es del siglo XX, bien merece dar una vuelta por el interior; los precios que vimos eran bastante altos con lo que el ciudadano de a pie no creemos que venga mucho a comprar.

Otro de esos lugares que no se pueden dejar de visitar en la enigmática y misteriosa Casa de las Quimeras. Nosotros la veíamos todos los días desde la ventana de nuestra habitación y ya llegando a su fin nuestro paso por la ciudad de Kiev, decidimos intentar sus visita. Y decimos intentar porque en la actualidad es la sede de la presidencia de Ucrania donde se reciben a los mandatarios que visitan el país. Se encuentra ubicada en la calle Bankoba que es perpendicular a las calles Liuteranska e Instytutska ; por esta segunda calle a escasos 200 metros de la parte trasera de nuestro hotel.

El acceso a la calle estaba con unas barreras de seguridad y custodiada por el ejército ucraniano; nos preguntaron a dónde íbamos en un inglés más macarrónico que el nuestro. Nos dijeron, tras enseñarle el DNI, que nos dejarían entrar en la calle y nos advirtieron que debíamos salir por el mismo lugar. Nos acercamos a la verja que impedía continuar y desde allí intentamos hacer alguna fotografía.

La Casa de las Quimeras es un edificio modernista creado en los primeros años del siglo XX por un rico comerciante afincado en la ciudad de origen polaco, Gorodetsky creó los bosquejos de todo el edificio y de las figuras mitológicas que la adornan, encargándole el proyecto al escultor italiano Elia Sala. Unos años después se arruinó y la casa fue vendida, cuenta la leyenda que todo aquel que intentó vivir o desarrollar un negocio fracasó. La verdad es que la Casa de las Quimeras no nos pareció nada extraordinario, tan solo en edificio peculiar.

Y como final del día este precioso atardecer sobre la Plaza de la Independencia.

Cuarto día: ALREDEDORES DE LA PLAZA DE LA INDEPENDENCIA

Empezaba nuestro último día en la ciudad de Kiev, buenos nuestra última mañana porque por la tarde teníamos un vuelo hacia Chisinau. Nos levantamos con calma, desayunamos, cerramos maletas, pagamos el hotel y esperamos a que comprobaran que la habitación estaba correcta para que nos devolvieran una fianza de 40 euros que debimos depositar el primer día. En este mapa podéis ver lo que dio de sí nuestra mañana.

Nuevamente llegamos a la Plaza de la Independencia y tomamos la calle Khreshchatik, pero esta vez hacia nuestra derecha para llegar hasta la Plaza de Europa, un lugar rodeado de altos edificios de estructura soviética sin demasiado interés. Queríamos visitar el Museo Nacional de Arte de Ucrania que se encontraba muy cerca de allí pero nos encontramos que cerraba lunes y martes. Mala suerte!!!!

Volvimos hacia la Plaza de Europa y nos adentramos en el Parque Khreschatyy, otro de los pulmones de la ciudad de Kiev. Nos topamos con un pequeño edificio azul en el que estaban ensayando los miembros de la Filarmónica de Kiev, allí nos paramos un rato para resarcirnos de que en julio y agosto estén cerradas tanto la filarmónica como el teatro de la Opera.

Adentrándonos en el parque nos topamos con el famoso arco que forma parte del monumento de la Amistad de las Naciones, curiosamente de la amistad entre Ucrania y Rusia.

Aquí se encuentra también uno de los miradores más bonitos de la ciudad, en el que se contempla todo el puerto fluvial que ya habíamos visitado. Al medio día tomamos esta fotografía. Bonita, ¿verdad?

Nuestra siguiente parada fue en el acceso del estadio del Dynamo de Kiev, que no teníamos ni idea de que estuviera tan cerca, aunque no lo visitamos.

Emprendimos el retorno hacia el hotel y paramos a comer en uno de los múltiples restaurantes que tiene el enorme centro comercial Globus, que hay en los subterráneos de la Plaza y que tan solo se dejan ver en la superficie dos cúpulas de cristal. Aquí os dejamos nuestra última fotografía tomada a la Plaza de la Independencia, este hermoso reloj de flores que marcaban las tres y media y que nos avisaba de que nuestro transfer nos recogería en nuestro hotel a las 15,45 h para ir al aeropuerto de Boryspil, a unos 30 kilómetros de la ciudad.

¡ MARAVILLOSA CIUDAD, KIEV!


ANTERIOR SIGUIENTE


#2018 #Kiev #Ucrania #EuropadelEste #PlazadelaIndepenciadeKiev #MaidanNezaleshnosti #calleKhreshchatik #TeatrodelaÓperadeUcrania #PuertaDoradadeKiev #gatoPanteleymóndekiev #SantaSofíadeKiev #SanMigueldelasCúpulasDoradasdeKiev #ParqueVladimirskaGorkadekiev #IglesiadeSanAndrés #CalleKhreshchatik #MuseodelaCalleAndriivskiy #PaseoenbarcoenKiev #FuniculardeKiev #MonasteriodelasCuevas #MuseodelaGranGuerraPatria #CatedraldeSanVladimir #UniversidadyparqueTarasSchevchenko #MercadoBessarabsky #CasadelasQuimeras #Arcodelaamistaddelasnaciones #MiradordelParqueKhreschatyy #Verano2018

NOS HARÍA MUCHA ILUSIÓN QUE NOS DEJARAS UN COMENTARIO

Encuentra la información que buscas

Para utilizar el buscador, basta con introducir un lugar, monumento, ciudad, país o incluso solo una palabra y se verán los resultados de nuestros artículos.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG

DESDE AQUÍ PUEDES DAR UN "ME GUSTA" A NUESTRA PÁGINA DE FACEBOOK

Esta web utiliza cookies para asegurar que se da la mejor experiencia al usuario al visitar nuestro blog. Si continuas navegando por este sitio,  se asume que se está de acuerdo.
  • Icono para Facebook
  • Icono para twitter
  • Icono para Instagram
  • Icono para RRSS
Logo-MadTB.jpg
Icono e-mail

Nos encontramos en: Madrid (España)