Turisteando el mundo

  • Pilar y Paco Viajeros

Monasterio de Gelati (Unesco) y Kutaisi. Georgia

El Monasterio de Gelati (Patrimonio dela Humanidad) y el de Monsameta están de camino a la ciudad de Kutaisi, donde pasaríamos la noche, viajando hacia el centro del país serían nuestras visitas en este nuevo día de nuestro viaje a Georgia. Planificamos la ruta de esta manera ya que desde Kutaisi queríamos ir hasta Batumi y pasar dos días, pero finalmente no pudo ser así y fue un viaje de ida y vuelta desde Tbilisi. Contactamos con el taxista que desde Zugdidi nos había llevado hasta Tbilisi dos días antes. El precio que nos dio fue de 150 laris para ir desde Tbilisi para visitar el famoso Pilar de Kutaisi, el Monasterio de Gelati, Monsameta y dejarnos en nuestro hotel de Kutaisi.


Empezaba nuestro día a las 8,30 de la mañana y emprendimos camino hacia nuestro destino, la carretera estaba atestada de tráfico y durante casi dos horas circulábamos parados. Finalmente decidimos quitar la visita del Pilar de Kutaisi e ir directamente hasta Gelati.


MONASTERIO DE GELATI

Monasterio de Gelati

El Monasterio de Gelati es un complejo monástico medieval que se encuentra a unos 12 kilómetros de Kutaisi en una zona boscosa junto a un valle del río Tskaltsitela, en la región de Imereti. Fue fundado en el siglo XII por uno de los más grandes reyes de la historia georgiana, hablamos de David IV, apodado el Constructor y protagonista de la unificación del país. Está rodeado por una muralla y constituido por varios edificios que fueron construidos entre los siglos XII y XIII, siendo los principales: la catedral de la Natividad de la Virgen, la iglesia de San Jorge y la iglesia de San Nicolás, junto al campanario, la academia y las murallas.

Catedral de la Natividad de la Virgen y torre en Gelati

El Monasterio de Gelati fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1994 por " reflejar la "edad de oro" de la Georgia medieval, un período de fortaleza política y crecimiento económico entre los reinados del Rey David IV "el Constructor" (1089-1125) y Reina Tamar (1184-1213)" . En 2010 la Unesco incluyó el Monasterio de Gelati dentro de la lista de monumentos en peligro, pero finalmente por las tareas de restauración emprendidas salió de la lista de riesgo en 2017. Nosotros nos encontramos casi todos los edificios en restauración, los accesos al monasterio penosos y el complejo interior extremadamente descuidado. Aunque a pesar de todo esto el lugar es muy hermoso.

La Catedral de la Natividad de la Virgen es la principal del Monasterio de Gelati, famosas son sus pinturas de los siglos XII y XIII y algunos mosaicos bizantinos muy bien conservados, las pinturas del techo son las más impresionantes. En su exterior continúan algunas de las características arquitectónicas del medievo georgiano como son sus decoraciones con aros ciegos.

A la catedral se sumó en el siglo XIII la Iglesia de San Jorge que está situada en el lado este de ésta y en el siglo XIV se construye la pequeña Iglesia de San Nicolás; en ambas se estaban haciendo restauración de sus frescos. Aquí también se encuentran un buen número de tumbas reales, siendo las más veneradas las del rey David IV y la la de la única reina del país, Tamar.


MONASTERIO DE MOTSAMETA

A unos cinco kilómetros del Monasterio de Gelati y en dirección a Kutaisi, se encuentra el Monasterio de Motsameta en el desfiladero del río río Tskaltsitela. Es uno de los monasterios más antiguos de Georgia y ahonda sus raíces en el siglo VIII. Pusimos rumbo hacia allí, a pesar de que eran las dos de la tarde y no habíamos comido, cuando tomamos el desvío de la carretera, a un kilómetro nos la encontramos cerrada por obras, así pues nos tuvimos que conformar con hacer una fotografía a lo lejos.

Monasterio de Motsameta

CIUDAD DE KUTAISI

Fuente de Colchis y Teatro Kutaisi

Kutaisi es la segunda ciudad más poblada del país, con unos 200 mil habitantes y durante la Edad Media fue la capital del país. El río Rioni atraviesa la ciudad dividiéndola en dos y su casco viejo tiene lugares muy bonitos junto a otros completamente desvencijados, hay bastantes edificios antiguos, jardines, esculturas y merece la pena conocerlo dando un paseo.

Kutaisi desde la Catedral de Bagrati

Llegamos sobre las cuatro de la tarde a la ciudad, dejamos nuestro equipaje en el coqueto hotel Crown Hotel, y salimos a buscar un lugar para comer y dispuestos a recorrer la ciudad a pesar del calor que hacía. Encontramos un par de restaurantes ya cerrados y junto a los Cines Sakartvelo que se encontraban en un edificio comercial encontramos un restaurante de comida rápida con aire acondicionado en el que pudimos dar relax a nuestro estómago y a nuestras piernas.


La Fuente Colchis en pleno centro de la ciudad, en la plaza David Agmashenebeli, fue nuestra siguiente parada. Fue construida en el año 2011 y es una composición de 30 estatuas de caballos, carneros, venados y leones. Muy llamativa y bonita.

Fuente de Colchis en Kutaisi

Lo que vemos son copias de pequeñas estatuillas o joyas de oro y bronce que se encontraron en el cercano sitio arqueológico de Vani, en las tierras bajas de Colchis que fue un antiguo reino en la costa georgiana del Mar Negro en el que la mitología lo hacían el hogar de Medea y el Vellocino de Oro y el destino de los argonautas ; de ahí su nombre. Los restos encontrados en este lugar, algunos con cinco milenios de antigüedad, se encuentran en el Museo de Kutaisi y en el de Tbilisi.

Detrás de la Fuente Colchis se encuentra el Teatro Meskhishvili, uno de los teatros más importantes de Georgia. La construcción que vemos ahora comenzó en 1934 y tras varios parones por la guerra se inauguró en 1955 con una capacidad para más de 1100 personas. Pero aquí ya funcionó un teatro desde 1859 con varios cineastas como directores del mismo.

A la izquierda Teatro Meskhishvili

Seguimos caminando a pesar del calor pera buscar la Sinagoga de la ciudad, que nos encontramos cerrada, por un barrio y unas calles que se caían a pedazos. Una pena porque algunos de lo edificios eran muy bonitos. Hasta la creación del Estado de Israel, Kutaisi fue la ciudad de acogida de una importante comunidad hebrea. Desde aquí decidimos llamar un taxi con la aplicación de Bolt para que nos subiera hasta la catedral, tardó bastante pero mientras estuvimos sentados en un banco junto a la escultura de un lingüista si no recordamos mal.

Sinagoga de Kutaisi
Calle de Kutaisi con la catedral de Bagrati al fondo

La Catedral de Bagrati es el templo más importante de la ciudad, está en una colina conocida como Ukimerioni en la que quedan restos de la antigua fortaleza y es visible desde cualquier punto de la ciudad. La mandó construir el rey Bagrati III en el siglo X y las obras terminaron en el año 1003; estaba rodeada del palacio y de la ciudadela del siglo VI, pero hoy solo quedan restos. En el siglo XVII el edificio fue prácticamene destruido por un asalto de las tropas otomanas a la ciudad.

Catedral de Bagrati en Kutaisi

La Catedral de Bagrati fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1994 junto al Monasterio de Gelati, en el año 2010 ambos sitios entraron en la lista de peligro de la Unesco y en el 2017 la Unesco retiró de la lista del Patrimonio de la Humanidad a esta catedral por la reforma realizada no conservando la esencia cultural de la misma. No sabemos cómo estaba antes pero lo que nos encontramos al entrar no nos gustó nada.

Interior de la Catedral de Bagrati en Kutaisi
Interior de la Catedral de Bagrati en Kutaisi

Además de que fueron muy desagradables dando voces cuando entramos para que nos cubriéramos con unos paños apestosos. La ausencia de decoración era absoluta y nos sorprendía que hubiera estado en la lista del Patrimonio Mundial. Su Horario de 9:00 a 20:00 horas todos los días.

Una vez finalizada la visita volvimos al centro de la ciudad, lo hicimos también en un taxi que llegaba en ese momento y por 2 laris nos dejó en el Parque Central de la ciudad que se encuentra al lado de la Fuente Colchis. Los lugareños lo llaman el Boulevard y parece ser que desde que una hija del rey de Imereti Solomon I lo donara a la ciudad en 1820 ha sido el centro de la vida social y política de la ciudad; cuentan que aquí estuvo el mismísimo Zar Alejandro III. Un lugar muy agradable y cuidado de la ciudad de Kutaisi.

El Teatro de la Ópera los inauguraron 1969 con un diseño muy interesante estilo Art Noveau. Está coronado con leones sentados que sostienen en su pata en un globo terráqueo.

Teatro de la Ópera en Kutaisi

Y seguimos nuestro paseo hacia el río Rioni, para ver el El Puente Rojo, aunque como se ve en la imagen ahora es blanco. Fue diseñado por un ingeniero militar que encargó su elaboración en París en 1859. Fue el primer puente de metal del Cáucaso con 36 metros de largo y 8,5 metros de ancho. Poco después de su inauguración en 1862 fue pintado de rojo y desde ese momento se le conoce con ese nombre.

Puente Rojo de Kutaisi

El lugar era muy agradable y bonito, con casas de madera del siglo XIX, bastante bien cuidado y limpio. Cansados como estábamos decidimos sentarnos en un restaurante con terraza para contemplar las vistas y esperar el anochecer mientras cenábamos. Las telecabinas unen un parque de la parte alta de la ciudad con el centro, las vistas desde arriba deben ser bonitas.

Nos quedaba volver al hotel y ver con la propietaria las opciones que teníamos para volver al día siguiente a Tbilisi, El paseo fue interesante y de noche iluminan casi todos los edificios con lo que la ciudad gana en encanto.

Ya en el hotel, con los datos que nos dieron decidimos que volveríamos a Tbilisi en tren, porque aunque tardaba lo mismo que las marsuskas, unas cinco horas, pero al menos nos podríamos mover por los pasillos. Eso sí, nos dijo después de llamar a la estación, que quedaban 12 plazas y que debíamos estar en la taquilla de la estación cuando abrieran a las ocho para comprar los billetes. Tocaba descansar que estábamos cansadísimos del trote del día y el calor que había hecho.


A las 7,45, después de haber dormido de lujo, estábamos llamando a un taxi para que nos llevara la estación de tren, que no estaba muy lejos. A las 8 en punto una señora con uniforme verde y un moño nos vendió los billetes tras darle nuestros pasaportes. El precio 8 laris por persona y el tren salía a las 12, 25 h. Volvimos andando al hotel para cerrar nuestra maleta y hacer uno de los mejores desayunos que hicimos en todo el viaje a Georgia. Pagamos en euros, no admitían tarjetas, la noche y salimos a seguir recorriendo esta ciudad con muy poco encanto.


El Museo de Historia de Kutaisi era nuestro objetivo para esa mañana. Se encontraba en la calle Pushkin muy cerca de nuestro hotel y su precio fue de 5 laris por persona. Excusa deciros que éramos los únicos visitantes cuando llegamos y mientas realizamos nuestra visita.


Un museo muy interesante, ubicado en un edificio Art Decó cayéndose a pedazos pero con una colección más que interesante, creemos que es un lugar imprescindible si se visita Kutaisi. El museo cuenta con una colección de más de 200 mil piezas pero por cuestiones de espacio tan solo tienen expuestas algo más del 5%. Un gran número de piezas son arqueológicas, muchas de ellas de la antigua Colchis de la que hablamos más arriba. Tienen una buena colección de arte popular y bastantes iconos recuperados de iglesias de los alrededores. Estuvimos aquí como una hora y media.

Interior del Museo de Kutaisi
Interior del Museo de Kutaisi

Buscamos un lugar para comprar unos bocatas, que no encontramos, y unas botellas de agua porque imaginábamos que el tren no tendría cafetería, como así fue. Recogimos nuestra maleta y andandito volvimos a la estación de tren. El tren era tan solo un vagón y la máquina, para llegar a él había que cruzar las vías y para subir nos pidieron billetes y pasaportes.

Estación de tren de Kutaisi

El interior de los años 40 del siglo pasado, con compartimentos cerrados para 6 personas y sin aire acondicionado. Menos mal que íbamos al lado de la puerta porque sino era para fenecer. En el compartimento un chileno, una inglesa y una pareja que ella era española y él alemán. Al menos el trayecto sería entretenido intercambiando experiencias.

Tomando el fresco a la una del medio día y a 40º

Cuando llevábamos algo más de una hora en el tren, paró y lo unieron a otro convoy; el revisor llegó a cerrar la puerta y cuando protestamos dijo que ya tendríamos aire acondicionado hasta llegar a Tbilisi. RESPIRAMOS porque el calor era insoportable. En otra parada compramos esos panes calientes con queso que mostramos con tanta alegría.

En el tren de Kutaisi a Tbilisi

A las 5 de la tarde, muy puntual, llegamos a destino. El viaje a Georgia estaba llegando a su fin, nos quedaba un día en Tbilisi para seguir explorándola. Si queréis conocer toda la ruta de nuestro viaje a Georgia la podéis encontrar en Qué ver y visitar en Georgia, un país de "claroscuros" en nueve días y podéis encontrar todas nuestras andanzas turisteando este verano en Viaje al Cáucaso: Azerbaiyán, Georgia y Armenia con escalas en Estambul y Viena.


ANTERIOR SIGUIENTE


#2019 #Georgia #Kutaisi #monasteriogelati #monasterioMonsameta #fuentecolchis #catedralbagrati #patrimonio #unesco #patrimoniohumanidad #viajealcaucaso



NOS HARÍA MUCHA ILUSIÓN QUE NOS DEJARAS UN COMENTARIO

Encuentra la información que buscas

Para utilizar el buscador, basta con introducir un lugar, monumento, ciudad, país o incluso solo una palabra y se verán los resultados de nuestros artículos.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG

DESDE AQUÍ PUEDES DAR UN "ME GUSTA" A NUESTRA PÁGINA DE FACEBOOK

Icono e-mail
Esta web utiliza cookies para asegurar que se da la mejor experiencia al usuario al visitar nuestro blog. Si continuas navegando por este sitio,  se asume que se está de acuerdo.
Logo-MadTB
  • Icono para Facebook
  • Icono para twitter
  • Icono para Instagram
  • Icono para RRSS

Nos encontramos en: Madrid (España)