top of page

Turisteando el mundo

  • Foto del escritorPilar

Qué ver en Las Palmas de Gran Canaria en tres o cuatro días. Canarias


canarias
Las Palmas de Gran Canarias desde la catedral Santa Ana

Las Palmas de Gran Canarias es la capital de la isla de Gran Canaria y capital de la Comunidad Autónoma de Canarias, conjuntamente con Santa Cruz de Tenerife, es la ciudad más poblada de la isla y también de la Comunidad Autónoma. Las Palmas de Gran Canaria es una ciudad moderna y abierta al Océano Atlántico con una de las playas urbanas más bonitas que Turisteando el Mundo ha conocido, la Playa de las Canteras. Los Barrios de Vegueta y Triana, el centro histórico de la capital, son sin duda una visita imprescindible a Las Palmas y dedicarle al menos un día para conocerlos. Conocer la Casa de Colón, la Catedral en la Plaza de Santa Ana, El Museo Canario, Las Casa de Galdós, El parque de San Telmo con su templete modernista, y muchos más lugares de los que hablaremos más detalladamente. No hay que olvidarse del Barrio Inglés o la Ciudad Jardín, que es la parte de la ciudad que en el siglo XIX acogía las casas de los delegados de las navieras británicas que se instalaron en el puerto de Las Palmas. Interesante es también el Pueblo Canario, en el que se encuentra un pequeño museo dedicado al pintor modernista Néstor Martín Fernández de la Torre, pero que lo encontré cerrado por reforma. Otro lugar al que acercarse es el Castillo de la Luz, una fortaleza del siglo XVI en el barrio de La Isleta, hoy Museo de la Fundación de Arte y Pensamiento Martín Chirino, escultor canario.


Mi visita a las Palmas de Gran Canaria

Barrio de Vegueta y Triana

Adentrarse en este Barrio de Vegueta, mal llamado colonial, es conocer el origen de la ciudad de las Palmas de Gran Canaria paseando por su historia. En el siglo XV el capitán Juan Rejón creó aquí un campamento desde el que dirigir la conquista de la isla y se ponían los cimientos de un barrio que han visto pasar por sus calles más de 500 años de historia. Adentrarse en sus calles peatonales empedradas, contemplar sus coloridas viviendas algunas con unos balcones espectaculares, recorrer pequeñas plazas, conocer sus iglesias y sus museos, te llevarán a dar un paseo por la historia de España. Recorrerlo os llevará medio día como mínimo y se puede hacer todo caminando, lo mejor es tomarlo con calma y disfrutarlo; si el tiempo lo permite un día completo sería lo ideal. Mucho hay que ver pero me voy a centrar en cuatro lugares que me parecen imprescindibles.

La Casa de Colón es uno de los edificios más emblemáticos del barrio de Vegueta. Esta casona del siglo XVI hoy es un Museo que centra su investigación en la difusión de la cultura canaria y sus relaciones con América. Se cree que Colón estuvo alojado aquí en su primer viaje hacia América, por aquel entonces era la casa del Gobernador de la isla.

Canarias
Casa de Colón en las Palmas

El museo nació a mediados del siglo XX con la unión de varias casas y hoy se distribuye alrededor de dos hermosísimos patios, salas con unos artesonados preciosos y dos loros que hacen las delicias de los visitantes. En sus salas encontramos una gran colección de pinturas de de los siglos XVI al XX, los viajes de Colón a América con un gran número de mapas, una interesante maqueta de la isla y mapas históricos de su cartografía, en el sótano o cripta una buena colección de objetos de los pueblos de América Precolombina.

Catedral de Santa Ana es otro de los lugares imprescindibles en este barrio. Esta fue la primera iglesia construida en todas las Islas Canarias, mandada levantar por los Reyes Católicos en el año 1497 tras la conquista de la isla de Gran Canaria. Tardó casi cuatro siglos en ser terminada y por lo tanto confluyen varios estilos arquitectónicos: gótico, renacentista y neoclásico. Es Monumento Nacional desde 1974.

En su interior se encuentra el Museo Diocesano de Arte Sacro, que no visité, cuenta con once capillas y sin duda lo más significativo son los nervios de las bóvedas que se abren como palmeras en la parte superior de los soportes. Desde aquí también se puede subir en un ascensor, su precio es de 1,50€, a una de las torres donde se puede disfrutar de unas vistas impresionantes de la ciudad y de la propia catedral. La imagen que encabeza ese relato fue tomada desde la torre de la Catedral.

La Plaza de Santa Ana fue uno de los primeros centros urbanos de la ciudad y en ella hoy se encuentran el Ayuntamiento, el Palacio del Obispo y la Catedral. La visita al barrio de Vegueta la estaba haciendo el 30 de Mayo que era el día de la Comunidad Autónoma y a pesar de no haber demasiados actos por la pandemia, lucía muy bonita con esa enorme bandera creada en el suelo y mucha gente vestida con el traje canario. Frente a la catedral y mirándola se encuentro un conjunto escultórico de ocho perros, creados a finales del siglo XIX no se sabe muy bien por qué y por quién pero que hoy son uno de los símbolos de la ciudad.

Las Palmas
Plaza de Santa Ana

El Museo Canario fue mi siguiente visita en esta mañana por el Barrio de Vegueta, para conocer un poco mejor los valores culturales de la Prehistoria y la Historia de Canarias, nace a finales del XIX como una sociedad científica. Tiene una gran colección, con reproducciones incluidas, de la población aborigen de Gran Canaria: los canarios; "la organización de los asentamientos, las actividades económicas o las prácticas funerarias son algunos de los aspectos que el visitante irá descubriendo durante su recorrido por las once salas que conforman nuestro Museo". Cuenta también con uno de los fondos más completos del mundo de restos cromañoides. Muy interesante la visita, el precio fue de 5€ y aunque incluía audio guía me dieron una dirección web para seguirla en el móvil, cosa que no pude hacer al no llevar auriculares.

El Mercado de Vegueta hay que hacerle una visita donde encontrarás todo tipo de productos frescos y típicos canarios a buen precio, papas de todas formas, colores y tamaños, quesos, gofio y una larga lista de productos.

Canarias
Mercado de Vegueta

Cruzando la Avenida frente al mercado nos adentramos en el Barrio Histórico de Triana, lo primero que nos llama la atención es su nombre de Triana por asociación inmediata al barrio de Sevilla. Y cuentan que este nombre se lo dieron un gran número de comerciantes andaluces que en su día se asentaron aquí, convirtiéndose en la principal zona mercantil de Las Palmas de Gran Canaria. En 1993 el barrio de Triana fue declarado "Conjunto Histórico y Bien de Interés Cultural". Nos dejamos a nuestra derecha en Teatro Galdós y la Biblioteca Insular para adentrarnos en la Plaza Cairasco, una de las más bonitas de la ciudad. En ella se encuentra el histórico Hotel Madrid, el Gabinete Literario y la Alameda de Colón que la cierra.

El edificio del Gabinete Literario es uno de los más bellos de la ciudad con sus singulares ventanales y coronado por dos pequeñas cúpulas orientales. Como su nombre indica ha jugado un papel de primer orden en el desarrollo literario, cultural y científico de la capital. Su interior, que tan solo pude ver desde la puerta, está lleno de elementos modernistas. Suele haber visitas guiadas pero en el momento de mi paso por las Palmas todavía no habían sido programadas.

Canarias
Gabinete Literario

La Alameda de Colón y la Iglesia de San Francisco, se encuentran al lado del Gabinete Literario. El nombre de la Alameda está dedicado a Colón por su paso en la ciudad en su aventura trasatlántica y la iglesia acoge a la Virgen de La Soledad muy venerada en la ciudad.

Canarias
Interior de la Iglesia de San Francisco

Mi siguiente parada fue la Casa Museo Pérez Galdós, uno de los lugares que más interés tenía en conocer ya que pensaba que era madrileño y no, nació en las Palmas de Gran Canaria en 1843, desarrolló su inigualable carrera literaria en Madrid con obras como Fortunata y Jacinta o sus Episodios Nacionales y fallecería en Madrid en 1920. El Museo tiene varias edificaciones de arquitectura canaria del siglo XIX, siendo una de ellas su casa natal y donde se encuentran enseres originales, obras de arte, fotografías y recuerdos de don Benito; ubicada en la calle Cano y su fachada como muestra la fotografía inferior es azul. Se adquirieron edificaciones contiguas unidas en torno a dos patios centrales para contener el Centro de Estudios Galdosianos.

Pasear la Calle Mayor de Triana, es toda una experiencia para los sentidos con un buen número de edificios modernistas, cafés tradicionales y heladerías. Dicen ser una de las calles más bulliciosas de la ciudad aunque la vi muy calmada en el momento de mi visita. Toda la información de esta calle la podéis leer en el cartel que hay más abajo y es que toda la ciudad está llena de estos carteles informativos que te hacen muy amena la visita.

La calle Triana finaliza en el Parque de San Telmo, en el que destaca el quiosco Modernista cuyo proyecto fue Rafael Massanet y Faus en 1923, siendo hoy una cafetería al aire libre; también cuenca con un templete de música y la pequeña Ermita de San Telmo del siglo XVIII, que tiene en su interior uno de los retablos más bellos de la isla. En un lateral del parque el gobierno militar y en el otro la estación de Guaguas de San Telmo que fue el primer muelle de la ciudad. Aquí pude comprar la tarjeta para los autobuses urbanos ya que en ese momento todavía no se podía pagar en efectivo.


Playa de las Canteras

Vamos a comenzar la visita de esta hermosa ciudad por la Playa de Las Canteras, una playa urbana situada en el corazón de Las Palmas de Gran Canaria, con sus más de tres kilómetros de arenas doradas en donde las olas rompen en la lejanía no en la zona del arenal al estar rodeada de una barrera o arrecife, visible con marea baja, que la convierte casi en una laguna, este arrecife es conocido como La Barra.

Canarias
Playa de las Canteras con la Barra al fondo

Un baño o paseo para descubrir estos tres kilómetros de costa, leer todas sus peculiaridades geológicas o marinas en sus carteles informativos, sentarse a tomar un café o comer, disfrutar del Auditorio Alfredo Kraus, contemplar el arte escultórico en arena, son una pequeña muestra de algunas de las actividades que se pueden hacer aquí. También tiene opciones para los amantes del surf o del snorkel, para los amantes de la natación o los amantes de los paseos mirando el mar.

Canarias
Arte en Las Canteras con La Isleta al fondo

En un extremo de la playa, al norte, el Barrio Marinero de la Isleta, con su abrupto paisaje de tierras volcánicas en la imagen superior y al sur flanqueada por el auditorio de Alfredo Kraus que rinde homenaje al gran tenor nacido en esta isla.

Canarias
Auditorio Alfredo Kraus en Las Palmas

Interesante fijarse en las esculturas que van apareciendo en todo el paseo, recrearse en las casas marineras que todavía quedan y muy interesante es leer el nombre de calles o mini plazas como la dedicada a Pintito del Oro, una de las mejores y más conocidas trapecistas del circo español que yo desconocía había en esta ciudad.

Para comer o cenar también tiene una multitud de restaurantes y cafés para todos los gustos. Os menciono dos que me gustaron mucho. Uno fue la Taberna Chica donde comí con tres viajeras que había conocido en día anterior en la excursión del Paisaje Cultural de las Cumbres de Gran Canaria con el Risco Caído.

Otro fue Madre del Amor Hermoso, un nombre espectacularmente bonito, muy cerca del hotel donde me alojaba, también de comida canaria al que invitaron a cenar la que entonces era amiga virtual a la que puse cara, Belén Bmartinma, su marido Eduardo y a Elena una gran conocedora de su tierra. Desde aquí gracias por esa cena en la que disfruté mucho y en la que pude contemplar, por fin, un atardecer precioso sin nubarrones negros que cubrían el cielo todos los días.

Otro deporte en esta maravillosa playa es contemplar los cielos, sobre todo al amanecer y cuando anochece. En mi estancia en la isla estuvo casi todo el tiempo con unos nubarrones tremendos, que los canarios llaman panza de burro aunque no llovió ningún día.

Canarias
Nubarrones imponentes en la Playa de las Canteras
Puerto de la Luz y Plaza de Santa Catalina

Otro lugar muy interesante para visitar es el Castillo de la Luz, un imponente castillo que defendió durante siglos el puerto natural de los constantes ataques piratas ingleses y holandeses. Está ubicado en el Barrio de la Caleta junto al Puerto de la Luz, se encuentra rodeado por un hermoso y bien cuidado jardín. Fue levantado en 1494 y es la primera fortaleza de la ciudad de las Palmas, es Monumento Histórico Nacional desde 1941. Tiene planta cuadrada y se accede mediante un puente levadizo. Desde el año 2015 alberga en su interior las obras del escultor canario Martín Chirino.

Canarias
Castillo de la Luz

Junto al castillo la Parroquia de Nuestra Señora de la Luz a la que no pude resistir entrar y el Mercado del Puerto en un edificio de hierro forjado con arcos, muy típica construcción del siglo XIX. Caminando atravesé la Pasarela Atlántica y desde aquí la zona peatonal se interrumpía una y otra vez, algo que deben mejorar.

Canarias

Así llegué a la Plaza de Santa Catalina donde se encuentra el Museo Elder de Ciencia y Tecnología en un impresionante edificio de finales del XIX, una reproducción de la Carabela La Niña y también la Oficina de Turismo en una casa tradicional preciosa y declarada como edificio singular de la ciudad. Es esta oficina recibí una atención excelente del señor que la atendía, lástima que no le pregunté su nombre.


Barrio Inglés o Ciudad Jardín

Fue en el siglo XIX cuando los ingleses toman Gran Canarias y su capital, Las Palmas como sede para sus vapores creando puertos francos para sus navieras, al volver de ultramar vacíos eran cargados con productos agrícolas con destino a Londres. Así fue como creció y se asentó una colonia inglesa creando zonas de viviendas con dos plantas y zonas ajardinadas rodeándolas.


Un ejemplo de esta época que todavía se conserva es El Hotel Santa Catalina, inaugurado en 1890 con todo lujo de detalles para dar gusto a las exigencias de la distinguida sociedad inglesa. Darse un paseo por sus jardines, contemplar sus fuentes y adentrase en las zonas públicas del mismo es muy interesante y para los que vuestra cartera os lo permita alojarse en él no debe estar nada mal.

El Parque Doramas con plantas autóctonas como dragos, ficus y palmeras, fuentes y pequeños lagos bien merece un paseo, aunque en un momento no sabía muy bien si este era el parque o una extensión del jardín trasero del Hotel.

Hermosa imagen en el Parque Doranas

Y finalmente me acerqué a conocer El Pueblo Canario, un conjunto arquitectónico de casas que representan a típica arquitectura canaria con sus balcones de madera todas ellas en torno a un patio, con su ermita de Santa Catalina y el Museo Néstor, dedicado al artista modernista Néstor de la Torre. Conocer este museo fue el motivo por el que me acerqué aquí pero estaba cerrado por reformas, así como todo lo demás, tan solo una cafetería abierta.

Las Palmas
Pueblo Canario

Ya veis que Las Palmas de Gran Canarias es un lugar perfecto para disfrutar de arte, cultura y playas en tres o cuatro días, pero además es un buen punto para conocer y hacer rutas por la isla, esto ya lo he contado en Gran Canaria, qué ver en 8 días sin coche.





Comments


NOS HARÍA MUCHA ILUSIÓN QUE NOS DEJARAS UN COMENTARIO

bottom of page