top of page

Turisteando el mundo

  • Foto del escritorPilar

Kronborg (Unesco), Lund, Malmö y Öresund. Un día perfecto entre Dinamarca y Suecia

Sí, sí, el título hace honor al magnífico día que pasamos entre Dinamarca y Suecia, un recorrido que partió desde Copenhague hacia el norte por la carretera de la costa hasta Helsingor para conocer el Castillo de Kronborg o de Hamlet como es mundialmente conocido y Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde el año 2000, ambos lugares son sencillamente preciosos, estábamos en la región danesa de Zelandia. En el puerto de Helsingor, protegido por faros de colores, tomaríamos un FERRY que con una frecuencia de treinta minutos, atraviesa el estrecho en unos 20 minutos para dejarte en la localidad sueca de Helsinborg.

Dinamarca
Helsingor y su puerto desde el ferry

Bajamos del ferry en el autobús y solo vimos Helsinborg desde la carretera ya que la ruta continuaba a una de las localidades que tenía muchas ganas de conocer y que no hice en mi viaje anterior, hablo de la hermosa ciudad medieval de Lund, que en un momento de la historia fue capital de Dinamarca y que conserva la Catedral Románica más antigua de los Países Nórdicos. Seguimos hasta Malmö, la tercera ciudad de Suecia por detrás de Estocolmo y Gotemburgo, que resultó ser una ciudad agradable con un centro histórico pequeñito y precioso, muy fácil de recorrer. Malmö, Lund y Helsinborg forman parte de la región de Escania que a los amantes de la novela negra os sonará por la gran serie de novelas del escritor sueco Henning Mankell y su increíble inspector Wallander, que trabajaba en la comisaría de Ystar, otra ciudad de Escania que me hará volver una tercera vez a este país.

Suecia
Molinos de Viento en los campos de Escania

Tras estas visitas poníamos rumbo de nuevo a Copenhague atravesando el famoso Puente de Öresund, una increíble obra de ingeniería que conecta Malmö con Copenhague con varios carriles para circulación y dos vías de tren; antes de atravesarlo hicimos una pequeña parada en el lugar de Malmö desde donde arranca este puente.

Suecia
Puente de Öresund en Malmö

Esta ruta se puede hacer por libre y en transporte público sin ningún problema, aunque no sé si alcanzaría a conocer todo en un día. Nosotros nos decantamos por una excursión que salía a las nueve de la mañana desde la Estación Central de Copenhague y nos llevaría a recorrer todos estos lugares, nos gustó mucho y los tiempos fueron más que suficientes para conocer estos tres lugares sin problema, tal vez deberían añadir un poco más de tiempo en Lund porque es muy justo para comer y visitar la ciudad, pero esto se solventa levando unos bocatas y listo.


Castillo de Kronborg en Helsingor, Dinamarca

Helsingor, Elsinor en español, es una visita obligada para quien pasa unos días en Copenhague ya que es una pequeña ciudad al norte de la isla de Zelanda con gran valor histórico, en especial el castillo de Kronborg, que unió para siempre la ciudad al mito de Hamlet creado por Shakespeare. Este castillo de Kronborg es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde el año 2000, del que dice: "Ubicado en un sitio estratégicamente importante que domina el Sund, la extensión de agua entre Dinamarca y Suecia, el castillo real de Kronborg en Helsingør (Elsinore) tiene un inmenso valor simbólico para el pueblo danés y desempeñó un papel clave en la historia del norte de Europa en los siglos XVI-XVIII. La construcción de este destacado castillo renacentista se inició en 1574 y sus defensas se reforzaron según los cánones de la arquitectura militar de la época a finales del siglo XVII. Se ha mantenido intacto hasta nuestros días. Es mundialmente conocido como Elsinore, el escenario de Hamlet de Shakespeare".

Helsingor, Dinamarca
El mejor lugar para apreciar Kronbrg es desde el mar

Lo primero que hicimos fue ir a las taquillas y comprar la entrada de acceso al Castillo (Si tenéis la Copenhague card es gratuito), fueron 125 coronas danesas, unos 17 euros al cambio, y acceder al castillo tras haber atravesado su foso y puertas de acceso. El marco donde se encuentra presidiendo el estrecho entre Dinamarca y Suecia, ya nos dice que se convirtió en un punto defensivo importantísimo del país.

En 1429, el rey Erik de Dinamarca, Suecia y Noruega, impuso un impuesto marítimo para los barcos que quisieran pasar a través del estrecho entre Suecia y Dinamarca a otras zonas del Báltico, esto dio a la ciudad de Helsingor un gran auge económico y se hicieron un gran número de obras públicas, entre ellas el Castillo que comenzó a construirse en 1574 y sus defensas se fueron modificando a la largo del siglo XVII, según los cánones de la arquitectura militar de esa época. Y es que daneses, suecos y noruegos se pasaron siglos guerreando, con lo que las defensas se hacían imprescindibles.

Dinamarca
Patio del Castillo de Kronborg

Pero Kronborg es conocido por todos como el Castillo de Hamlet porque fue aquí donde William Shakespeare situó su mito del príncipe danés y cuentan que se inspiró en otra obra escrita por un danés en los inicios del siglo XVI y que este se había inspirado en un mito del siglo XIII. Ya en el interior lo más interesante es el patio del castillo, se pueden visitar la capilla, las mazmorras donde se encuentra la estatua del jefe vikingo Holger Danske que según la leyenda despertará si Dinamarca se encuentra en peligro y defenderá al país, el Gran Salón, las estancias reales, mapas, vestuario, joyas y tapices. Bajo mi criterio la visita del interior del castillo me parece prescindible, es mucho más interesante su exterior y los lugares que lo rodean de Helsingor y su entorno.

Helsingør es, en mi opinión, una ciudad muy interesante y sin duda merecería la pena dedicarle al menos una mañana. Nosotros no teníamos demasiado tiempo y tras la vista del castillo nos dimos un paseo por los antiguos astilleros y el puerto, regalándonos imágenes preciosas, sin duda la ciudad vive volcada al mar. Nos encontramos en el puerto la famosa escultura de Ham, el hermano de la sirenita para unos y su novio en la distancia para otros, hecha en 2012 en aluminio y ya representando como un sireno más humanizado.


Nos dirigimos al puerto de Helsingor para cruzar del estrecho de Øresund, que separa Dinamarca de Suecia, hasta Helsingborg siendo esta la distancia más reducida que hay entre ambas orillas. En veinte minutos con unas vistas preciosas de la costa danesa pisábamos nuestro segundo país en este viaje a Islandia, Dinamarca y Suecia: planificación, hoteles y ruta. Tras llegar a Helsinborg , en algo menos de una hora estábamos en nuestro siguiente destino.

Dinamarca
Alejándonos de Helsingor en el ferry

Lund, Suecia


Hoy Lund es fundamentalmente una ciudad pequeña y universitaria gracias a su Universidad fundada en 1666 que a lo largo de los siglos se ha convertido en un referente educativo de Suecia. Pero Lund, según los arqueólogos, fue fundada alrededor de 990 por el rey vikingo Svend Tveskæg, cuando Escania era parte de Dinamarca . Alrededor de Dinamarca cedió la ciudad de Lund a Suecia en el Tratado de Roskilde en 1658 y su estatus como parte de Suecia se formalizó en 1720.


El gran atractivo de Lund es su Catedral Románica de culto Luterano, la más antigua de los Países Nórdicos, y que poco tiene que ver con las moles de ladrillo de las catedrales de Roskilde o Aarhus. La primera piedra de la catedral se puso en el año 1003, cuando se creo la sede de la Archidiócesis Católica Metropolitana y su imponente Catedral, fue construida alrededor de 1090-1145. Su aspecto exterior es bastante compacto con dos torres simétricas, como veis en la imagen estaba totalmente cubierta por obras y el ascenso a la torre cerrado. La ventaja es que mientras duren las obras el acceso a la catedral es gratuito.

El interior es relativamente sencillo al ser un típico edificio románico de planta de cruz latina, con tres naves y un transepto, recibiendo luz solamente a través de pequeñas ventanas. Lo más significativo es su reloj astronómico fabricado en 1424, fue recuperado y restaurado en 1923 y suena diariamente a las doce del medio día y a las tres de la tarde.

Lo más bonito e interesante de la Catedral de Lund es sin duda su cripta que ha permanecido casi intacta desde su consagración en 1123. Tiene numerosos pilares con formas y decoraciones distintas, siendo las más famosas la del gigante Finn abrazando un pilar, que según la leyenda había construido la catedral y otra con una figura similar a una mujer que sería la esposa de Finn, también cuenta con un pozo decorado con relieves y la tumba del arzobispo Birger Gunnersen del siglo XVI.

La universidad y sus edificios ocupan gran parte del centro histórico de la ciudad, recorrerlos es sencillamente un placer ya que casi todos están entre jardines preciosos y edificios de ladrillo rojo y casa con entramados de madera de origen medieval. no podemos olvidar que esta ciudad entre los siglos XIII y XVI fue uno de los centros políticos y culturales más importantes del reino danés.

Tras un breve descanso disfrutando de un café y un agua con gas en uno de sus pequeños y bonitos cafés terminaba nuestra visita a Lund, a la que merece la pena dedicarle medio día de visita. Pero nosotros continuábamos ruta hasta el siguiente destino de Suecia.

Malmö, Suecia


Llegamos a Malmö en unos treinta minutos desde Lund. Es la tercera ciudad, como dijimos más arriba, mayor de Suecia y su vida hoy está ligada absolutamente a Copenhague por el puente de Oresund construido en el año 2000, convirtiéndola en la segunda ciudad más importante de la región entre ambos países. Fue breve nuestro paso por Malmö pero nos resultó una ciudad muy agradable, con muchos parques y jardines, muy animada y bastante amable. Nuestro paseo se centró en el centro histórico de la ciudad, que se recorre a través de varias plazas y calles peatonales.


Empezamos nuestro paseo en la Plaza de Lilla Torg o Plaza pequeña tiene su origen en el siglo XVI y se usaba como mercado, hoy está llena de restaurantes y terrazas que hacen las delicias de locales y visitantes. En un lateral de la plaza se encuentra en casas de madera y colores intensos un centro de diseño de artistas locales.

Seguimos recorriendo varias calles cuyo nombre es imposible de recordar, todas ellas muy animadas y llenas de tiendas, nos topamos con otra plaza con cinco fuentes simétricas preciosas y una escultura muy singular de un dragón sobre una bola del mundo, encontramos varios edificios modernistas, la calle peatonal Södergatan, la iglesia de San Pedro, un pequeño museo dedicado al teatro, esculturas por doquier bastante singulares para llegar a la plaza principal de la ciudad.

La Plaza Stortorget de Malmö es el punto central de la ciudad y en ella se encuentra uno de los edificios más bonitos, el Ayuntamiento construido en época de dominación danesa, aunque nosotros lo encontramos casi todo tapado se apreciaba lo singular y bonito que es, junto a él se encuentra la farmacia del León a la que no pudimos evitar entrar para contemplar sus techos modernistas. Una fuente muy singular que seguro tiene algún significado que no he podido encontrar. En el centro de la plaza se encuentra una estatua ecuestre del rey Carlos X Gustavo.

Dejábamos el centro de Malmö y en la ruta hasta Copenhague atravesábamos el puerto con con edificios muy modernos, entre ellos el conocido Truning Torso, un edificio construido en mármol de 190 metros y 54 pisos, construido por el arquitecto español Santiago Calatrava. Es visible desde casi toda la ciudad y tan solo lo pudimos fotografiar desde lejos, hoy es uno de los referentes de la ciudad.

Dinamarca y Suecia
Malmö y el Truning Torso desde el Puente de Oresund

Puente de Oresund


La última parada sería en la zona de de las afueras de Malmö para ver el lugar desde donde parte el famoso Puente de Oresund, abierto en el año 2000 para sustituir otro que se cayó, que ha facilitado muchísimo la comunicación entre ambos países, entre Malmö y Copenhague y que genera un gran desarrollo en La región del Øresund formada por la región sueca de Escania junto con las zonas danesas de las islas de Zelanda, Lolland, Falster y Bornholm. Este puente está calificado como una maravilla de ingeniería ya que es un híbrido entre puente y túnel; está considerado el más largo de Europa con 7.845 metros, su pilar más alto mide 204 metros y pesa un total de 82.000 toneladas. Un puente con una gran belleza plática que merece ser conocido y atravesado.

Y hasta aquí nuestro día perfecto entre Dinamarca y Suecia, con sol y buena temperatura, el único durante todo el viaje aunque en ese momento no lo sabíamos! Todavía nos quedaba una visita al Parque de Atracciones de Tívoli en Copenhague que os contaremos en Qué ver en Copenhague en dos o tres días.


Commenti


NOS HARÍA MUCHA ILUSIÓN QUE NOS DEJARAS UN COMENTARIO

bottom of page