top of page

Turisteando el mundo

  • Foto del escritorPilar

Geoparque Villuercas, Ibores, Jara (Unesco). Cáceres, Extremadura


El Geoparque Villuercas-Ibores-Jara está situado en el sureste de la provincia de Cáceres, entre las cuencas del Tajo y del Guadiana, cuenta con una extensión de unos 2.500 kilómetros cuadrados. Fue nombrado geoparque en 2011 y considerado Geoparque Mundial Unesco en el año 2015, esta calificación no tiene una valoración indefinida siendo revisada cada tres años y se valora especialmente el desarrollo del geoturismo, la conservación del medio natural y la colaboración entre miembros de la red para mantener este certificado Unesco. Es uno de los cuatro espacios naturales protegidos por la Unesco en Extremadura, junto a las Reservas de la Biosfera de Monfragüe y la Siberia Extremeña, y el Geoparque de Naturtejo compartido con Portugal.

El principal atractivo del Geoparque Villuercas-Ibores-Jara es su orografía de sierras y valles paralelos creados por los ocho ríos que circulan por la zona que acogen una gran biodiversidad y geodiversidad con un registro de más de 580 millones de años que nos hacen conocer el pasado de la tierra. Su cima más alta es el Risco de La Villuerca de 1601 m. desde donde se debe obtener una magnífica vista del valle; este Pico de la Villuerca se encuentra cercano al pueblo de Guadalupe en la carretera que une Guadalupe con Cañameros siendo accesible por carretera y es la mayor elevación de los Montes de Toledo. Un espacio único con inmensos bosques, dehesas, miradores, riscos, tradiciones ancestrales y con el corazón espiritual de Extremadura y del geoparque en el Monasterio de Guadalupe.

Conocimos la existencia del Geoparque Villuercas-Ibores-Jara estando ya en Guadalupe por un cartel informativo que vimos en el Parador de Turismo, rápidamente buscamos la información y vimos que lo habíamos atravesado por su parte central recorriendo la carretera Ex-118 y que en su extremo sur se encontraba Cañameros con su Centro de Interpretación y recepción de Visitantes del Geoparque, ya estaba decidido que debíamos visitarlo. Cañameros es un pueblo de unos 1650 habitantes, rodeado de robledales, sierras y agua. Nos explicaban que con la creación del centro de interpretación, en el casco urbano, empezaba a llegar turismo a la zona. El acceso al Centro es gratuito, dividido en varias salas que nos adentran en el conocimiento del Geoparque.

En nuestra visita aprendimos que un geoparque tiene algunas diferencias con los Parques Naturales o la Reservas de la Biosfera ya que son un territorio delimitado que se caracteriza por tener un patrimonio geológico que explica la historia de la tierra, además de promover y dar a conocer la relación de ese patrimonio geológico con los patrimonios culturales, naturales de la zona. Los geoparques están formados por lugares de especial interés geológico que se les conoce como geositios, éstos definen la historia de la tierra durante siglos.


El Geoparque Villuercas-Ibores-Jara, cuenta con 50 geositios repartidos en sus más de 2.500 kilómetros cuadrados que servirán de guía para recorrer, y descubrir, uno de los lugares con mayor patrimonio geológico del mundo. Pinchando AQUÍ podéis ver algunas fotografías de los distintos geositios que cuenta este geoparque.

El Geoparque Villuercas-Ibores-Jara hace más de 580 millones de años estaba ocupado por el mar, en el fondo marino se fueron acumulando sedimentos que debido a las fuerzas de las placas tectónicas se fueron plegando y transformando en montañas y se retiró el mar. Posteriormente el terreno se volvió a inundar con un nuevo depósito de sedimentos que taparon los anteriores, las últimas fuerzas tectónicas (unos tres millones de años) generaron fracturas dando lugar a la red hídrica y fluvial que hoy conocemos en el geoparque. Periodos preglaciares, hielos, deshielos hacen que nos acerquemos al millón de años y nos encontremos con el paisaje más conocido del geoparque. el apalachense, que obtiene su nombre de los Apalaches de EEUU

También conocimos en el Centro de recepción la importancia de los fósiles que se han ido encontrando en el geoparque y que nos hablan nuevamente de la vida de la tierra.

Nos dieron un gran número de folletos con las rutas que se pueden hacer en el lugar, tanto a pie como en coche para conocer el lugar, así como los distintos centros de información repartidos por el parque, que son nueve. Toda la información la podéis encontrar en la página oficial del geeoparque. Al menos se necesitarían 3 o 4 días para conocer todo lo que la zona nos ofrece.

En Cañameros quería hacer una pequeña ruta a pie para conocer algunos de los abrigos que hay con pinturas rupestres pero no pudo ser porque estaban remodelando parte del camino y decidimos continuar ruta hacia la provincia de Badajoz para adentrarnos en la Siberia Extremeña, que sería nuestra siguiente parada. Toda la ruta que hicimos estos tres días por Extremadura la podéis encontrar leyendo Viaje a Cáceres y Badajoz por sus lugares Unesco.






Comments


NOS HARÍA MUCHA ILUSIÓN QUE NOS DEJARAS UN COMENTARIO

bottom of page