top of page

Turisteando el mundo

  • Foto del escritorPilar

Geoparque Katla (Unesco), recorriendo el sur de Islandia


Geoparque Katla, Islandia

Un nuevo día y una nueva ruta por Islandia, un viaje que os he contado en Islandia, Dinamarca y Suecia: planificación, hoteles y ruta. En esta ocasión sería por el sur de Islandia en la que visitaríamos la Cascada Skogafoss, la Playa de arena negra Reynisfjara, el pueblo de Vík con su playa de arena negra, la laguna y lengua glaciar de Sólheimajökull y la Cascada de Seljalandsfoss. El tiempo hizo de las suyas y cuando llegamos al primer destino la lluvia hizo acto de presencia y ya nos acompañó durante todo el día, pero eso lo veréis en las fotografías que acompañan a este relato.


Todos los lugares que visitamos se encuentran dentro del Geoparque katla declarado como tal por la Unesco en el año 2011; es un gigantesco territorio que abarca casi el 10% de la superficie de la isla. Debe su nombre a uno de sus volcanes más conocidos de Islandia, el Katla, que ahora duerme bajo los hielos del glaciar Mýrdalsjökull.

Sur de Islandia

El camino hasta nuestra primera parada nos regalaba una imágenes increíbles de volcanes, áreas geotérmicas, pastizales, caballos islandeses, la ciudad de Selfoss mayor productor de leche del país, atravesamos el río Thjórsá que es el más largo del país, todavía el día estaba soleado y despejado y vimos a lo lejos las islas Westman, el volcán Eyjafjallajokull que erupcionó en 2010 paralizando el espacio aéreo internacional, glaciares y paisajes preciosos todo ello calentita en el autobús camino de más maravillas islandesas.


Cascada Skogafoss


Skógafoss es una de las cascadas más grandes del país, con una anchura de 25 metros y una caída de agua de 60 metros, sus aguas provienen del río Skogá que caen desde una meseta; cuando se originó la cascada de Skogafoss, ésta formaba parte del litoral islandés, pero desde entonces el mar ha retrocedido hasta donde lo podemos ver en la actualidad. Dicen de esta cascada que es la más bonita de Islandia.

Geoparque Katla, Islandia

El medio natural que la rodea es hermoso, volcanes, musgos de mil y un color, montones de florecillas, aguas del río y pequeñas cascadas de deshielo.


A la parte alta de la cascada, para contemplar sus rápidos, es posible tras subir unos 243 escalones bastante irregulares y claro está, bajarlos después; cuando íbamos a ello empezó a llover y no subimos.

Y como los islandeses son muy dados a las sagas y las leyendas, Skogafoss tiene la suya. Uno de los primeros vikingos que se asentaron en esta zona escondió un gran tesoro en un lugar cercano a los rápidos de esta cascada, durante siglos fue buscado y cuentan que unos aventureros lo encontraron pero cuando lo trasladaban el cofre se cayó y nunca más se supo de él. Nosotras no lo encontramos, os lo aseguro.


Reynisfjara


Muy cerca de Vik se encuentran los Acantilados de Reynisfjall, la playa de arena negra y las Agujas de Reynisdrangar; el Arco de Dyrhólaey y las columnas basálticas de Gardar. Un lugar espectacular cuando el tiempo te deja recrearte en lo que ves y en esta ocasión fue casi imposible por la lluvia, los fuertes vientos y el frío, pero algo pudimos disfrutar.


La playa de arena negra de Reynisfjara es una de las playas más bonitas y más peligrosas de Islandia, con su arena de grava negra batida por la fuerza del Atlántico Norte. Antes de bajar del bus ya nos advirtieron que no debíamos acercarnos a la orilla por la fuerza del agua en la zona y los cambios bruscos que elevan las olas y arrastran todo lo que encuentran a su paso; en esta playa las leyes que rigen en cualquier playa, muchas de sentido común, aquí no se cumplen con lo que lo mejor es quedarse lo más alejados del agua. Al fondo el Arco de Dyrhólaey que unos minutos después quedarían ocultos por la niebla.

Geoparque Katla, Islandia

Las Agujas de Reynisdrangar sobresalen entre el Océano Atlántico y cuesta creer que se mantengan en pie con los envites del mar. Aquí también existen varias leyendas sobre sus orígenes, por un lado una más negra que dice que tras asesinar los Trolls a una mujer del pueblo, su marido como venganza los engaño para mantenerlos fuera hasta que llegaron los primeros rayos del sol y se convirtieron en piedra. Otra más romántica cuenta que los Trolls estaban rescatando a los marineros de un naufragio y al salir el sol se convirtieron en piedra. Puedes elegir cual te gusta más, yo me quedo con la segunda.

Geoparque Katla, Islandia

Las columnas basálticas de Gardar, son absolutamente espectaculares y aunque no son las únicas formaciones basálticas del país, las vimos también en la Península de Snaefellsnes, dicen que son de las más bonitas. Como no podía ser de otra forma son formaciones de origen volcánico, el basalto es una roca volcánica que se forma a partir del magma hirviendo que emerge como lava durante una erupción la lava con mucho hierro y magnesio se enfría contrayéndose muy rápido al emerger y se solidifica. Por un proceso que llaman disyunción columnar cada columna toma esa forma hexagonal.


Vík

El pueblo de Vík fue nuestra siguiente parada, nuestra intención era recorrer el pequeño pueblo y sus playas de arena negra con la intención de ver en vivo y en directo la población de frailecillos que viven en estas costas, pero el temporal de viento y lluvia lo hizo imposible.

Geoparque Katla, Islandia

Tan solo nos dio tiempo para acercarnos a las pasarelas que llevaban a sus playas y volvernos al centro comercial a guarecernos del temporal hasta la hora de partir. ¡Una pena, pero es lo que tiene la naturaleza!. Este pueblo es el lugar más húmedo de Islandia y ahora entendemos por qué.

Geoparque Katla, Islandia

Laguna y lengua glaciar de Sólheimajökull


Sólheimajökull una de las lenguas glaciares del glaciar Mýrdalsjökull y bajo él se halla el volcán Katla que da nombre a este geoparque. Sus aguas de deshielo generan una laguna glaciar con grandes bloques navegando en ella. Cuando llegamos no se veía nada por la neblina que había y la lluvia, casi estuvimos a punto de volver al bus pero decidimos continuar el camino, cómodo y cortito, para llegar hasta el mirador que nos permitiría ver la lengua glaciar bastante cerca. La verdad es que mereció mucho la pena, me sorprendió mucho que aquí el hielo era bastante negruzco por la arena volcánica. Por la mañana habíamos dejado muy cerca de aquí a un grupo que iban a hacer una caminata por el glaciar, dicen que es uno de los mejores lugares de Islandia para ello.


Cascada de Seljalandsfoss


Esta cascada de Seljalandsfoss es parte del río Seljalands cuyas aguas provienen del glaciar Eyjafjallajökull, que da nombre por estar sobre el volcán del mismo nombre que entró en erupción en el 2010 y como os dijimos más arriba cortó durante días el espacio aéreo mundial pero que además provocó grandes inundaciones en la zona por el deshielo del glaciar que sobre él vive.

Una de las cosas más interesantes de esta cascada es que puedes pasear por detrás de ella, atravesando una pequeña cueva detrás del agua. La zona es especialmente bonita, completamente verde con el río siguiendo su curso. Hay noticias que dicen que esta cascada desembocaba en el mar poro hoy la costa se encuentra a unos diez kilómetros lo que indica que Islandia sigue creciendo a un ritmo de cinco centímetros por año.

Terminaba este día por el sur de Islandia, que nos había ofrecido paisajes espectaculares pero con un tiempo de lluvia, frio y viento que hizo dificultoso el poder moverse y disfrutar de tantos lugares preciosos. Nuestro viaje estaba tocando a su fin y estábamos encantadas.






Comments


NOS HARÍA MUCHA ILUSIÓN QUE NOS DEJARAS UN COMENTARIO

bottom of page