top of page

Turisteando el mundo

  • Foto del escritorPilar

Galicia y Portugal sin coche: Planificación, ruta y hoteles


Vistas de San Andrés de Teixidor

En Galicia siempre, siempre merece hacer una ruta por sus tierras que son espectaculares y si la haces en verano, viniendo de una tierra que arde, encontrarte con temperaturas de entre 22-25 grados mucho más. En este verano de 2021 hice una ruta por lugares que hacía más años, desde 2008, que no había visitado como La Coruña, Santiago de Compostela ya que tenía que ver su Pórtico de la Gloria restaurado, Pontevedra conocida en un domingo de invierno absolutamente vacía, Vigo que como Cervantes era un lugar que ni recordaba. Pero también había lugares que no conocía como Ferrol , los faros de sus rías altas desde Ferrol hasta Viveiro, Combarro uno de los pueblos más espectaculares de Galicia o las Islas Cíes a las que tenía muchísimas ganas. Hice también una pequeña incursión en Portugal, que siempre enamora, para conocer Braga.

El viaje fue de once días en Julio y me moví en transporte público ya que a mí lo de conducir no me emociona. Utilicé avión, en este caso dos vuelos con Iberia, para hacer Madrid-La Coruña y el de vuelta a Madrid desde Vigo. Los precios de ambos vuelos no llegaron a los 80€. Los traslados entre las distintas ciudades fueron en tren excepto para ir a Braga que lo hice en autobús desde Vigo. Os lo iré desgranando en la ruta día a día de este viaje que se desarrolló casi íntegramente en las provincias de La Coruña y Pontevedra ya que hacía unos años habíamos realizado un viaje a Orense y otro a Lugo que os contamos en: la Ribera Sacra orensana y en Entre Catedrales de Tierra y Mar.


Ruta día a día de este viaje a Galicia con una pequeña incursión en Portugal

Primer día

Como en casi todos los viajes un día de traslados ya que tenía un Ave de Ciudad Real a Madrid, autobús de Atocha a la T4 del aeropuerto de Madrid Barajas y un vuelo a La Coruña que salía a las 19,40 horas. Llegué a destino en hora y como no había facturado enseguida estaba fuera. Me recibió la ciudad con fresquete e inicio de lluvia por lo que decidí ir al centro en taxi que fueron unos 18€. Para esta noche había elegido el Hotel Avenida a menos de cien metros de la Estación de tren de la ciudad, buen hotel pero bajo mi criterio caro.

Segundo día: Ruta de los faros desde Ferrol

A las 7,30 de la mañana estaba en la estación de tren para desayunar y esperar hasta las 8 ya que desde aquí en autobús me trasladaba al Ferrol para iniciar una ruta de tren turística que había reservado en la web de Renfe. La Ruta de los faros es una maravilla y está muy bien organiza, fue una ruta mixta de tren y autobús que nos llevó a Cabo Ortegal, el mirador de Vixía Herbeira sobre uno de los acantilados más altos de Europa, el santuario de Santo André de Teixido, el cabo de Estaca de Bares, Viveiro y en el regreso hacia El Ferrol paramos en los acantilados de Loiba. Más de 12 horas de ruta que os contaré en Rías Altas gallegas: ruta en tren entre El Ferrol y Viveiro.

Faro de Estaca de Bares

Una ve finalizada la ruta un grupo siguió hasta el punto de origen pero yo me quedé en Ferrol donde pasaría las dos noches siguientes en el Hotel Almendra, que estaba muy cerca de la estación y del centro histórico de la ciudad; un hotel sencillo, barato, muy limpio y con un desayuno más que aceptable.

Tercer día: Ferrol

Dediqué todo el día a recorrer esta ciudad que tiene mucho que ofrecer en su centro histórico, Barrio de la Magdalena, con muchos edificios modernistas, una ciudad ligada a la historia naval de este país, un Ferrol Viejo junto al puerto muy interesante, una ría muy preciosa y el Castillo de San Felipe del siglo XVI construido para defensa de la ciudad. Ferrol bien merece un día, bueno dos si incluimos la Ruta de los Faros, que contaré Qué ver en Ferrol en un día.

Ayuntamiento de Ferrol
Cuarto y quinto día: La Coruña

A las 8,40 tomé un tren que en algo más de una hora haría el trayecto de Ferrol a La Coruña donde tomé un taxi hasta mi hotel que estaba en el Paseo Marítimo y empecé a darme cuenta que los taxis de Galicia son de los más caros de España. El hotel elegido para las tres noches siguientes fue el Meliá María Pita, con habitación con vistas al mar y media pensión. Excelente elección.


Los dos días los dediqué a recorrer esta preciosa ciudad que ya conocía de múltiples viajes anteriores pero en la que siempre descubres lugares nuevos: recorrer su paseo marítimo, su centro histórico, su imponente Torre de Hércules que es Patrimonio de la Humanidad, sus muesos o sus maravillosos atardeceres. Todo en Qué ver en La Coruña en uno o dos días (Unesco).

Torre de Hércules en La Coruña
Sexto día: Santiago de Compostela

¡Qué gran ciudad! Siempre que se viaje a Galicia hay que darse una vuelta por ella y es que Santiago de Compostela es Patrimonio de la Humanidad por su centro histórico y también los son las distintas rutas del Camino de Santiago que confluyen en ella. Llegar con la Plaza del Obradoiro absolutamente vacía y tres o cuatro horas después llena de peregrinos que acaban su camino es un espectáculo. Una experiencia que viví hace unos 33 años cuando con dos amigos hice el Camino desde Ponferrada hasta Santiago. Os contaré esta visita a Santiago para ver el Pórtico de la Gloria restaurado en Qué Ver en Santiago de Compostela en un día (Unesco). Llegué a la ciudad en tren desde La Coruña en un trayecto de escasos 30 minutos y volví también en tren.

Catedral de Santiago de Compostela
Séptimo día: Vigo y las Islas Cíes

Cambiaba de provincia y de ciudad, nuevamente en tren fui de La Coruña a Vigo Guixar en una hora y veinte minutos. La estación está lejos del centro y tuve que tomar un taxi hasta el Hotel Compostela que estaba muy cerca del Puerto y de la Alameda, por suerte en una zona llana porque Vigo con su orografía tiene cuestas para hartar. Aquí pasaría cuatro noches.


Tenía reservado el viaje a las Islas Cíes con la naviera Ons pero tan solo medio día porque al tener que hacer la reserva con tanto tiempo por los permisos que da la Xunta, me dio miedo de que hiciera mal tiempo y estar tantas horas allí. El día fue buenísimo y todo lo necesario para visitar parte de este Parque Nacional de las Islas Atlánticas os lo contaré en Las Islas Cíes de desde Vigo, que hacer para visitarlas.

Playa de Rodas en las Islas Cíes
Octavo día: Vigo

La mañana la pensaba dedicar a visitar Tui y la tarde a Vigo, pero finalmente dediqué todo el día a conocer esta ciudad que tristemente fue puesta en el mapa por los astilleros y últimamente por las luces navideñas, cuando Vigo es una ciudad que tiene mucho que ofrecer al visitante donde se está restaurando todo su centro histórico y también muchísimas cuestas que subir-bajar aunque en algunas zonas se están poniendo escaleras mecánicas. En Qué ver en Vigo en un día, todo lo que dio de sí mi visita.

Ría de Vigo desde Mirador do Castro
Noveno día: Braga en Portugal

Conocer Braga y su templo del Bom Jesús do Monte que es Patrimonio de la Humanidad fue una tentación desde que estaba preparando este viaje. Hay desde Vigo, diariamente, dos autobuses en ambos sentidos que conectan estas ciudades en algo más de una hora. La compañía que hace la ruta es Flixbus, la ruta resultó ser La Coruña-Vigo-Braga y Oporto; para ir a la Estación de Autobuses tuve que tomar de nuevo un taxi y a la vuelta también. Tenía tan solo unas seis horas para hacer la vista y os lo contaré en Qué ver en Braga en medio día.

Santuario del Bom Jesús de Braga
Décimo día: Pontevedra y Combarro

Volví al tren para la visita de hoy, desde la estación de Vigo Urzaiz, que estaba cerca del hotel y en trayecto llano. En unos 30 minutos estaba en Pontevedra, una ciudad monumental y llena de plazas que fui recorriendo sin prisas, había reservado un free tour pero la guía era monótona y cansina, además de no llevar micrófono y dejé el grupo para seguir mi ruta. A las dos pensaba comer en Pontevedra pero empezó a llover mucho y estando cerca de una parada de taxis decidí tomar uno y probar a ver si en Combarro no llovía, pues el bus a este pueblo no salía hasta después de las 15,30 ya que en domingo hay poca frecuencia.

Posando con Valle-Inclán en Pontevedra

Tuve suerte y en Combarro no llovía por lo que me dio tiempo a visitar el pueblo y buscar cerca del mar algún lugar para comer. Un pueblo precioso que hay que conocer aunque está muy saturado de restaurantes todos llenos en domingo. La lluvia volvió con ganas y de nuevo en taxi volví a Pontevedra donde diluviaba, no quedaba otra que cambiar billete de tren y volver a Vigo donde me recibió un día espléndido. Todo el día en Qué ver en Pontevedra y Combarro en un día.

Combarro el pueblo de los hórreos
Undécimo día

Día de retorno, mi vuelo de Vigo a Madrid con Iberia salía a las 13,30h y solo dio tiempo a un paseo por el puerto y coger el bus 9A que te deja en el Aeropuerto de Vigo en unos 35 minutos por tan solo 1,45€.


Terminaba así este viaje hermoso por tierras gallegas, a las que volveré pronto porque por el camino me dejé Tui y Valenca ya en Portugal, Baiona cuentan que es uno de los pueblos más bonitos de la provincia o la Isla de Ons para completar el Parque Nacional de las Islas Atlánticas, entre otros. Todo el viaje lo podéis encontrar en Viaje a Galicia y Portugal sin coche.





Comentários


NOS HARÍA MUCHA ILUSIÓN QUE NOS DEJARAS UN COMENTARIO

bottom of page