Turisteando el mundo

  • Pilar y Paco Viajeros

Bucarest, la capital rumana en 17 visitas


Bucarest, en rumano Bucaresti, es la capital de Rumanía desde 1861, con la unión de Valaquia y Moldavia. Se encuentra en el sureste de país y cuenta con casi dos millones y medio de habitantes. Es quizás una de las capitales europeas más desconocidas, teniendo en cuenta que este país forma parte de la Unión Europea desde 2007, y también una de las que crea sentimientos encontrados cuando la visitas ya que conviven zonas bellísimas con otras extremadamente descuidadas.

La historia de esta ciudad ha estado plagada de destrucciones y reconstrucciones provocadas por incendios y terremotos entre otros, de invasiones por parte de otomanos, serbios, austro-húngaros y rusos que dejaron su impronta sobre ella. En 1861 con la proclamación de Bucarest como capital del país se produce un gran aumento de la población y un desarrollo urbanístico que toma a París como referencia, tras la ocupación de la ciudad por lo alemanes en la I Guerra Mundial y su abandono tras el armisticio se la llegó a llamar "la pequeña París" o " la París de Oriente". Pero esta bonanza duró poco porque con la II Guerra Mundial fue nuevamente ocupada en 1940 por los alemanes hasta que fueron expulsados por los rusos en 1944, estos acontecimientos dejaron prácticamente arrasada la ciudad. Abandona el país el monarca Miguel I, se instaura la República popular y en 1965 es la capital de la República Socialista con la aparición del dictador Nicolae Ceausescu, que se mantuvo en el poder hasta 1989; bajo su mandato y tras un tremendo terremoto en 1977 la ciudad de Bucarest sufre una tremenda transformación ya que destruyó barrios históricos enteros para crear su obra personal, de la que hablaremos más adelante.

Vamos a empezar la visita a esta ciudad de Bucarest por su Centro Histórico, conocido como LIPSCANI, por la gran cantidad de comerciantes alemanes de Leiptzig que se establecieron en la zona entre los siglos XV y XVI. La mayoría de este barrio es peatonal y es una de las zonas más bonitas y concurridas de la ciudad; está plagado de restaurantes, cafés, terrazas, librerías, pequeñas tiendas y un gran número de edificios barrocos, neoclásicos y art nouveau, algunas iglesias muy bellas y los restos más antiguos de la ciudad. Un conglomerado de calles entre Calea Victoriei, Bratianu, Regina Elisabeta y el río Dambovita.

Antigua corte principesca - Palatul Curtea Veche (Strada Franceza, 31), es uno de los lugares de visita obligada en el centro histórico. Es la antigua ciudadela y el palacio que mandó construir Vlad Tepes en el siglo XV y que cosas de la historia, por el año 1476 fue prácticamente destruida por él mismo para recuperar el trono. En el siglo XVIII se abandona el lugar y todo lo que queda hoy son algunos muros, arcos, lápidas y una columna corintia.

En los años 60 y 70 del siglo XX, comenzaron las excavaciones arqueológicas, encontrándose restos romanos y dacios en la zona, pero lo más importante para la historia de la ciudad fue el hallazgo del documento más antiguo, fechado en 1459, donde se habla de la ciudad con el nombre actual, Bucarest. Este documento era un acta firmada por príncipe Vlad Tepes, que entregaba un donativo para unos nobles. También se encontraron las mazmorras del antiguo palacio.

Al lado del palacio y dentro del mismo recinto se encuentra la Iglesia de la Anunciación de la Corte Vieja-Biserica Curtea Veche, que data del siglo XVI y es la iglesia más antigua de Bucarest. Es un claro ejemplo de la arquitectura valaca de esa época con la construcción en ladrillo, se conservan algunos frescos de esta época aunque muy deteriorados. En esta iglesia de la Anunciación fueron coronados durante dos siglos los voivodas rumanos.

El Caru Cu Bere (Strada Stavropoleos 3 - 5) es uno de los restaurantes más emblemáticos de la ciudad y hay que comer o cenar en él si paseamos por la zona. La decoración interior de madera de la "belle epoque" es maravillosa, hay música en directo y un buen número de mesas en dos alturas para degustar los excelentes platos que sirven, siendo la estrella el codillo. Se inauguró en 1875 y se convirtió en el lugar favorito de los intelectuales de la época.

Iglesia Stavropoleos - Biserica Stavropoleos, en la calle del mismo nombre fue construida en el primer cuarto del siglo XVIII por un monje griego. Se trata de una bellísima construcción con planta trilobulada y una torre con una cúpula pintada en el interior, que mezcla la arquitectura rumana y bizantina a la perfección. Está rodeada por un bello jardín con un claustro. El interior conserva pinturas originales, cantidad de iconos y un iconostasio que merece la vista de esta bella iglesia.

El Pasaje Vilacrosse (Strada Eugeniu Carada), es otro de los lugares sorprendentes de la ciudad de Bucarest y que nos recordó a las famosas galerías Vittorio Emanuele de Milán. Son un bello ejemplo de Art Nouveau de la ciudad y bien merecen la pena un paseo y tomarse un café en alguno de sus locales.

Calle de la Victoria - Calea Victoriei es una de las más antiguas y con edificios más espectaculares de toda la ciudad de Bucarest. En la actualidad une la Plaza de la Victoria con la Plaza Unité, casi tres kilómetros de bellísimas edificaciones de finales del siglo XIX y el siglo XX donde consigue su máximo desarrollo en el periodo de entreguerras, cuando la ciudad es llamada el "París de Oriente". Constituye el eje de la ciudad hoy . Su nombre actual lo adquirió en 1878 para conmemorar la victoria de la guerra de la independencia del reino de Rumanía del imperio Otomano. Aquí se encuentran un sin fin de edificios Art Noveau, museos, iglesias, tiendas, hoteles y plazas que que han sido testigo de los avatares históricos de este país.

Plaza de la Revolución - Piata Revolutiei es uno de los lugares imprescindibles en Bucarest no solo por su arquitectura sino porque fue el lugar en el que surgió la historia más reciente de Rumanía. Fue en el balcón de la antigua sede del partido comunista donde, el 22 de diciembre de 1989, Ceausescu pronunció el que sería su último discurso. Miraba atónito como el pueblo, cansado de sus 22 años de férrea dictadura, gritaba al unísono "el pueblo somos nosotros". El dictador huyó, junto a su mujer, en un helicóptero desde la azotea de este edificio, fueron capturados unas horas más tarde y tres días después fusilados. Los que tenemos ya algunos años recordamos perfectamente este momento ya que fue retransmitido por las televisiones de medio mundo. Hay que recordar que un nueve de noviembre de este mismo año se produjo la caída de muro de Berlín que cambiaría la historia de los casi últimos 50 años vividos en Europa y el mundo.

El monolito blanco que se observa en la imágen, conocido como El Monumento del Renacimiento, es un homenaje a los cientos de muertos que cayeron en las revueltas de estos días, con una placa que rodea el pedestal con los nombres de todos ellos.

Pero la importancia de esta plaza es anterior a todos estos acontecimientos como atestiguan algunos de los edificios de la rodean, como la Biblioteca Central Universitaria , el Palacio Real, el Palace Hotel o la bella iglesia Kretzulescu.

Biblioteca Central Universitaria con la escultura ecuestre de Carol I, construida a finales del siglo XIX fue prácticamente reducida a cenizas en los bombardeos de la revolución de 1989 con más de un millón de libros reducidos a cenizas.

Palacio Real - Palatul Regal, actual Museo Nacional de Arte Rumano (Calea Victoriei 49) en frente de la Plaza de la Revolución. Levantado entre 1927 y 1937 en estilo neoclásico, para sustituir el anterior destruido por un incendio, por el rey Carol II. Fue sede real hasta 1947, cuando la monarquía fue abolida en Rumanía y se declaró la República Popular de Rumanía. Fue también sede del gobierno en la dictadura de Ceausescu que convivia con el Museo Nacional de Arte Rumano creado en 1950. Es uno de los lugares que más desperfectos sufrieron en 1989 y en el que se perdieron un gran número de obras de arte.

Iglesia de Kretzulescu - Biserica Cretulescu (Calea Victoriei 47), encajonada entre grandes edificios de la Plaza de la Revolución, esta bella iglesia ortodoxa de ladrillo rojo fue construida a finales del siglo XVIII por el canciller Kretzulescu y su esposa, Safta; esta hija del Voivoda Constantin. Los frescos que se ven actualmente son obra del pintor rumano Gheorghe Tattarescu, realizados en 1860.

El Ateneo Rumano - Atheneul Roman (Benjamin Franklin 1) es también un edificio de finales del XIX que se financió con dinero donado por particulares. El exterior es impresionante con su cúpula y sus columnas dóricas, imitando un antiguo templo. Es la sede de la filarmónica George Enescu, uno de los compositores más queridos en Rumanía.

Nosotros no tuvimos tiempo de visitar su interior pero os vamos a dejar una fotografía que nos ha cedido Celia Valderrey que sí pudo visitarlo. Destaca su imponente techo decorado dorados y recorrido por un friso que narra la historia de Rumanía.

El Arco del Triunfo - Arcul de Triumf en el norte de la ciudad y con varias avenidas que confluyen en la plaza del mismo nombre. El original fue de madera y construido en 1878 tras la guerra de la independencia del país. Fue reconstruido en 1922 y el actual es obra de Petre Antonescu. Tiene un altura de 27 metros y está decorado con bajorrelieves y esculturas.

Museo de la aldea - Muzeul Satului (Soseaua Kiseleff 28 - 30), es un museo etnográfico al aire libre en pleno parque Herastrau que es uno de los pulmones verdes de la ciudad. Fue creado en 1936 y es una muestra increíble de la vida rural del país y además un remanso de paz en la bulliciosa Bucarest. Todas las construcciones desde casas, molinos de agua, herrerías, iglesias fueron desmontadas de su lugar de origen y reconstruidas en el museo. Está organizado por regiones entre bosques preciosos y todos tienen un cartel informativo con los datos de la región, el uso del edificio, los trajes regionales y su ubicación en el mapa del país.

Entre los edificios más destacados está la iglesia de madera de Dragomiresti construida en 1722 y traída de Maramures. Unas ocho iglesias de esta región fueron declaradas Patrimonio Mundial de la Humanidad en 1999.

En el momento de nuestra visita, muchos de los edificios estaban cerrados y era imposible visitarlos, entre ellos la iglesia de madera descrita más arriba que conserva las pinturas originales en su interior. La causa parece ser una remodelación drástica de personal en el museo, aún así merece pasar un par de horas en este museo que además es de los más grandes de Europa.

Palacio del Parlamento - Palatul Parlamentului (Strada Izvor 2 - 4), es un lugar imprescindible en la ciudad de Bucarest. Conocido como la “La Casa del Pueblo” fue la mayor construcción del dictador Nicolae Ceausescu, considerándola como la culminación de su obra para ser la sede del Partido Comunista de Rumanía pero él no lo vería terminado. Se comenzó a construir en 1984 y se finalizó a finales de 1997. En la actualidad alberga el Parlamento de Rumania, el Centro Internacional de Conferencias de Bucarest y el Museo de Arte Moderno.

Es el segundo edificio administrativo en superficie más grande del mundo después del Pentágono de los Estados Unidos y el tercero más grande en volumen, después del Centro Espacial Cabo Cañaveral en los Estados Unidos y la Gran Pirámide en Egipto. Se necesitaron más de 20,000 trabajadores y unos 700 arquitectos para construir este edificio de 12 pisos sobre el suelo y cuatro subterráneas con bunker incluído, tiene unas 1.100 habitaciones, algunas de tal tamaño que podrían albergar un campo de fútbol. En uno de los vestíbulos de las plantas superiores el techo se abre y puede aterrizar un helicóptero.

Ya en el interior se puede apreciar la inmensidad de la construcción. Elementos de la mejor calidad como mármoles, pan de oro, puertas y paneles tallados, alfombras que llegan a pesar más de una tonelada, arañas de cristal que pesan más de dos toneladas y con unas siete mil bombillas. Entre tanto derroche, el dictador y su mujer, exigieron que todos los materiales que se utilizaran en la construcción fueran procedentes de Rumanía.

Algunos detalles nos contaron el visita guiada, es la única forma de acceder a su interior, como la ausencia de aire acondicionado ya que Ceausescu temía que los conductos del mismo fueran utilizados para expandir gases tóxicos y acabar con su vida o que algunos de sus tramos de escaleras fueron remodelados varias veces para adaptarlas a la estatura de él. Si pincháis AQUÍ encontraréis todos los datos de horarios, precios, reservas y requisitos para poder acceder.

Desde el enorme balcón se aprecia el Bulevardul Unirii que es el extremos sur del Parlamento y que forma parte de idea que concibió Ceausescu del Centro Cívico.

El Centro Cívico - Centrul Civic, la idea de su construcción surge en 1977 tras el terremoto que asoló buena parte del centro antiguo de Bucarest. Esto hizo que el proyecto del Centro Cívico tomara cuerpo y se comenzara a construir en 1984. Además de la Casa del Pueblo, hoy el Parlamento, incluía una avenida de edificios ministeriales a ambos lados del edificio y una enorme avenida, Bulevardul Unirii, que lo conectara con el centro de la ciudad. Para realizar este proyecto se derribaron edificios del siglo XIX, dicen que casi 10000, iglesias, sinagogas, un hospital y allanó un área de caso ocho kilómetros cuadrados para la ejecución de este proyecto.

El Bulevardul Unirii tiene más de 100 metros de anchos con una sucesión de fuentes bellamente decoradas y preciosos jardines que llegan a la Plaza de Unirii, muy cerquita del barrio del centro histórico.

Kilómetro cero de Bucarest existe y nos hizo ilusión encontrarlo, pero os dejamos que lo busquéis vosotros. Tan solo una pequeña pista y es que se encuentra en una avenida enorme y donde el tráfico es ensordecedor.

Y hasta aquí los diecisiete lugares que merecen ser visitados en la ciudad de Bucarest en algo menos de dos días, volveremos en algún momento cuando la temperatura sea más amable con el visitante porque recorrer la ciudad con más de cuarenta grados en julio fue un poco difícil. Nos vemos en "Iglesias pintadas de Bucovina (Unesco)"


ANTERIOR SIGUIENTE

#2017 #Bucarest #Rumania #Europa #Lipscani #PalatulCurteaVeche #BisericaCurteaVeche #restauranteCaruCuBere #BisericaStavropoleos #PasajeVilacrosse #CaleaVictoriei #PlazadelaRevolución #BibliotecaCentralUniversitaria #PalacioRealBucarest #ElAteneoRumano #BisericaCretulescu #ArcodelTriunfodeBucarest #MuseodelaaldeaMuzeulSatului #kilómetrocerodeBucarest #PalaciodelParlamentoBucarest #CentrulCivic

NOS HARÍA MUCHA ILUSIÓN QUE NOS DEJARAS UN COMENTARIO

Encuentra la información que buscas

Para utilizar el buscador, basta con introducir un lugar, monumento, ciudad, país o incluso solo una palabra y se verán los resultados de nuestros artículos.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG

DESDE AQUÍ PUEDES DAR UN "ME GUSTA" A NUESTRA PÁGINA DE FACEBOOK

Esta web utiliza cookies para asegurar que se da la mejor experiencia al usuario al visitar nuestro blog. Si continuas navegando por este sitio,  se asume que se está de acuerdo.
  • Icono para Facebook
  • Icono para twitter
  • Icono para Instagram
  • Icono para RRSS
Logo-MadTB.jpg
Icono e-mail

Nos encontramos en: Madrid (España)