Turisteando el mundo

  • Pilar y Paco Viajeros

Qué ver y visitar en Bruselas (Unesco), capital de Bélgica


Bruselas es la capital y la ciudad más grande de Bélgica, con una población de poco más de un millón de habitantes. Alberga la mayoría de las instituciones europeas, es la sede de la OTAN en el continente y de otras organizaciones internacionales. Por su ubicación geográfica y su neutralidad en la Segunda Guerra Mundial, Bruselas se considera la capital de Europa y la ciudad que probablemente sea la más mencionada en las noticias europeas. Podría pensarse que Bruselas siempre ha sido un centro administrativo aburrido, el lugar donde tienen lugar la cumbre de la UE, la reunión de la OTAN y muchas otras cosas. Y nada más lejos de la realidad, la amabilidad de los lugareños, el tamaño reducido para ser una capital y la mezcla del estilo de una gran ciudad francesa combinado con un buen toque de encanto provincial holandés es... ¡Simplemente encantadora!


Algo de historia de Bruselas

Las excavaciones arqueológicas realizadas en la zona revelan que esta albergó sucesivamente asentamientos neolíticos, romanos y merovingios, pero la fecha de la fundación de Bruselas se fija aproximadamente en el siglo X en un lugar que fue llamado "Bruocsela" que significa "capilla del pantano", debido a que Carlos de Francia ordenó construir allí un castillo con una capilla dedicada a San Gil.

Escudo de Bruselas

La propiedad pasa a los condes de Lovaina que más tarde se convirtieron en Duques de Brabante y la ciudad se configura ya como un territorio delimitado donde se construye una muralla para protegerla. Tras la extinción de la casa de Brabante, fueron los duques de Borgoña quienes se hacen cargo del Ducado. Los Borgoña se unen a los Habsburgo con el matrimonio de María de Borgoña con Maximiliano I, cuando María muere sin descendencia, el gobierno de Bruselas pasa a manos de los Habsburgo.


Carlos V nace en el 1500 en Gante, heredero al mismo tiempo de los Países Bajos por vía paterna y de España, Nápoles y Sicilia por la materna, además de emperador del Sacro Imperio Romano Germánico como heredero de su abuelo Maximiliano. La ciudad vive un período de crecimiento y esplendor bajo el dominio del Emperador y tras su muerte pasa a ser dominio de la España de Felipe II, y desde entonces se denomina al antiguo condado como Países Bajos españoles.


La región Norte de los Países Bajos se rebela durante el reinado de Felipe II, alcanzando la independencia. Los territorios que formarán más tarde Bélgica y algunas provincias del Sur de los Países Bajos siguen siendo posesiones españolas hasta la firma del Tratado de Utrecht, cuando Bélgica se convirtió en parte del imperio austríaco. El descontento popular con las reformas de José II de Austria provocó una revuelta en 1789 que se denominó la Brabanzona. Este episodio es muy importante en la memoria histórica belga y en él se basa su himno nacional. A continuación Napoleón invade las provincias belgas hasta la famosa batalla de Waterloo en 1815 donde las tropas de Napoleón fueron derrotadas y Bélgica se anexiona a los Países Bajos, pero el descontento de la población terminó en una serie de levantamientos que obligaron al resto de potencias europeas a conceder a Bélgica la independencia en 1830.


A principios del siglo XIX, la ciudad fue adquiriendo las características de una ciudad, se construyen estaciones de tren, se funda la universidad en 1834 y la ciudad se expande. Bélgica se mantiene neutral en la Segunda Guerra Mundial y con la organización de la Exposición Universal que tuvo lugar el 29 de septiembre de 1958 Bruselas entra definitivamente en la modernidad y se convierte en una de las sedes de la Comunidad Europea, lo que contribuye a su impulso definitivo como capital de Europa.


Cómo ir desde el aeropuerto al centro de Bruselas

Tren desde el aeropuerto de Zaventem a Bruselas Hay un tren que va desde el aeropuerto de Bruselas Zaventem a la estación central de Bruselas cada 10 minutos entre las 5 a.m. y la medianoche, los 7 días de la semana. El viaje dura 18 minutos y cuesta 8,9€. Los tickets se pueden adquirir en las máquinas frente a la estación,. Incluso en la zona de recogida de equipajes del aeropuerto encontraréis otras máquina para comprar los billetes y aprovechar el tiempo. Conviene saber que el billete habitual de transporte público de Bruselas para metro, tranvía o autobús no es compatible con el de tren desde el aeropuerto y debe comprarse por separado.

Aeropuerto de Bruselas

En autobús

La estación de autobús del aeropuerto de Bruselas está situada un piso por debajo del hall de llegadas. El bus del aeropuerto es público y te lleva al distrito Luxemburgo (en la zona europea) y al centro de la ciudad. Hay dos líneas: 12 y 21. - La línea 12 (solo funciona de lunes a viernes hasta las 8 de la tarde) y la última parada es la estación de Luxemburgo. El trayecto es de unos 30 minutos.

- La línea 21 (opera a partir de las 8 de la tarde de lunes a viernes, y día completo durante el fin de semana) tiene más paradas y su última parada está justo fuera del Palacio Real, a unos 10 minutos andando del centro de la ciudad. El precio es de 4,50€ si se compra en las máquinas expendedoras y de 6€ si se compra directamente al conductor.


En taxi

El traslado en taxi, es el más cómodo pero también el más caro, el precio es de 45€ hasta Bruselas centro.


Alojamiento en Bruselas

Nosotros recomendamos la posibilidad de alojarse cerca de la Grand Place porque no pararéis de pasear por ella, de disfrutar de su ambiente a cualquier hora del día. Su apabullante vida durante la mañana y su espectacular iluminación por la noche es algo que merece la pena tener cerca y pagar un poco más tiene sus beneficios. Escogimos el hotel NH-Carrefour con unas vistas extraordinarias desde nuestra habitación y no llegó a los 90€ en régimen de alojamiento, porque el desayuno en los bistrots de las calles adyacentes es otra cosa que endulza el día con sus deliciosos croissants y no hacía falta contratar el desayuno en el hotel.

Vistas desde hotel NH-Carrefour (Bruselas)

Qué ver y visitar en Bruselas

Como comprenderéis no podemos recomendar ni presentaros un itinerario para recorrer Bruselas, ya que la ciudad fue nuestro centro de operaciones para realizar excursiones y visitas a otras ciudades del país y por lo tanto recorrimos Bruselas como pudimos, unas veces por la mañana, otras por la tarde y un solo día lo dedicamos en exclusiva a visitas de monumentos de la ciudad.


Por lo tanto, sin ser pretenciosos, ni queriendo elaborar una guía para visitarla, os proponemos (exclusivamente bajo nuestro nuestro criterio) conocer una serie de lugares que nos hemos permitido clasificar y recomendar. Quizás pueda coincidir o no con los gustos de cada uno, por eso el mejor consejo que os podemos dar, es que os informéis antes de lo que se puede ver y luego descubrid la ciudad a vuestra manera. Los apartados de este artículo van a ser:


- Las visitas imprescindibles de Bruselas

- Tesoros escondidos a descubrir en Bruselas

- Otros lugares de interés en Bruselas


Y así en los mapas que mostramos a continuación, veréis todo lo que se puede localizar para visitar los diferentes lugares de interés, pero en ningún caso, es un recorrido recomendado que hiciéramos nosotros. Elegid lo que cada uno crea que deba ver y tened los mapas solo como orientación.

Lugares de interés en el centro de Bruselas (Bélgica)
Lugares de interés en el noreste de Bruselas (Bélgica)

Las visitas imprescindibles de Bruselas


La Grand-Place

Es el lugar donde se realiza la mayor parte del turismo de Bruselas. La Grand Place es mundialmente conocida por su belleza y riqueza ornamental, no hay nada más suntuoso en la ciudad que aquí. Toda la plaza está enmarcada por fachadas de casas barrocas, casas de gremios, y el ayuntamiento gótico con su torre campanario de 96 metros. A nadie le sorprende que la plaza haya sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1998. Su sorprendente arquitectura es un excelente compendio y una viva ilustración del nivel alcanzado en los siglos XVII y XVIII en la vida social y la cultura. En nuestra experiencia viajera, pocos sitios nos han causado la impresión majestuosa de esta plaza ¡Toda una belleza!

Grand Place. Bruselas ( Bélgica)

La historia de la Grand Place se remonta al siglo XI. Después de que casi todos los edificios (en ese momento todavía con una arquitectura diferente) fueron destruidos por el fuego de las tropas francesas en agosto de 1695, la plaza quedó rodeada por magníficos edificios de diferentes estilos que abarcan desde el gótico hasta el neoclásico, pasando por el estilo barroco y renacentista. Además del destacado ayuntamiento, vale la pena ver justo en el lado opuesto la Maison du Roi (Casa del Rey).


De entre todos los edificios notables, resalta el del Ayuntamiento que es un magnífico ejemplo de estilo gótico construido en varias fases entre los años 1402 y 1455 añadiendo un campanario dentro de una torre de 96 metros de altura de estilo gótico brabantino. El edificio no es simétrico pues la torre del campanario no se encuentra en el centro, parece que es debido al simbolismo alquímico.

Otro esplendoroso edificio de la Grand Place es la Maison du Roi o Casa del Rey que está situado justo enfrente del Ayuntamiento, construido en estilo neogótico a principios del siglo XIX, pero que se inspira en gran parte en el antiguo edificio que ocupaba este mismo lugar desde el siglo XVI, puesto que la opción de restaurarlo tuvo que descartarse por encontrarse sus cimientos en muy mal estado. Este nuevo edificio es de un estilo más flamígero, incorporando algunos añadidos como las galerías, las estatuas y la torre central culminada por un campanario. No se utilizó nunca como residencia real, pero si que es verdad, que se levantó como petición del rey Carlos V para acoger un complejo administrativo. Hoy en día alberga el Museo Municipal de Bruselas, un museo que recoge la historia de la ciudad, y que casi todo el mundo visita para ver los distintos trajes del Manneken Pis.


Manneken-Pis

Es probable que esta atracción, icono principal de Bruselas cause gran sorpresa a casi todos los visitantes que se encuentran frente a la estatua por primera vez ¡"Pero, que pequeño"! Es lo más frecuente que se piensa cuando se descubre la figura de bronce Manneken-Pis , que mide solo 61 centímetros de alto, en medio de una fuente relativamente grande.

Manneken-Pis (Bruselas). Bélgica

Hay varias leyendas que rodean la historia del niño orinando. Uno de ellos dice que el niño apagó una antorcha encendida que los enemigos utilizaban para incendiar la ciudad. Sea cual sea la verdad, Manneken-Pis es y sigue siendo un símbolo de Bruselas. Por todos lados, hay tiendas de recuerdos donde se venden miles de replicas del niño meón a los turistas. Lo que pocos saben es que la estatua que hay en la fuente no es original. El original se puede ver hoy en la Maison du Roi en la Grand-Place.


Galeries Royales Saint-Hubert Las Galerías fueron construidas a mediados del siglo XIX y fueron las primeras galerías comerciales de Europa y en la actualidad continúan siendo las más elegantes. Las Galerías Saint Hubert miden alrededor de 200 metros de largo, y están cubiertas por una enorme cúpula de cristal que deja pasar la luz pero no la lluvia (algo frecuente en Bruselas).

Galeries Royales Saint-Hubert (Bruselas). Bélgica

Aquí se encuentra todo lo que un pecador desea, albergando las mejores marcas del sector del lujo. boutiques de alta gama, joyerías, bombonerías, heladerías e incluso restaurantes y cafeterías de calidad. También existe un pequeño teatro y un cine. Desde 1850, las Galerías St Hubert son un punto de encuentro para artistas e intelectuales y también para los turistas que las recorren y fotografían una y otra vez.

Galeries Royales Saint-Hubert (Bruselas). Bélgica

Vistas desde el Mont des Arts

Es una plaza histórica en una colina cerca de la estación de tren Gare Central, siendo la puerta de entrada al casco antiguo, obteniendo además una hermosa vistas de Bruselas. El nombre “Mont des Arts” o colina de las artes, responde al deseo del rey Leopoldo II de convertir esta zona en una especie de distrito de las artes. Hacia finales del siglo XIX adquirió la zona y el barrio que la ocupaba fue desalojado.

Mont des Arts (Bruselas). Bélgica

Urbanistas y arquitectos fueron convocados para diseñar y construir el distrito de las artes para Bruselas. Sin embargo, una vez demolidos los edificios, el ambicioso proyecto se quedó a medias por falta de fondos. No obstante, se creó un jardín de carácter temporal con motivo de la Exposición Internacional de Bruselas de 1910. El nuevo parque gustó tanto, que permaneció así por décadas.

Mont des Arts (Bruselas). Bélgica

Catedral de San Miguel y Santa Gudula

Nada menos que la Catedral donde fue coronado rey de España Carlos I y Emperador Carlos V de Alemania. Hay iglesias en Bruselas casi en cada esquina, pero la Catedral de San Miguel y Santa Gudula se destaca visualmente. Si uno se para frente a la fachada principal del edificio religioso, inevitablemente recuerda de alguna manera la catedral de Notre-Dame de Paris en la capital francesa, pero el interior es claramente diferente.

Catedral de San Miguel y Santa Gudula. Bruselas (Bélgica)

Bruselas necesitaba dos santos patrones para proteger la ciudad de todas sus peripecias históricas y esta Catedral es uno de los edificios más emblemáticos del estilo Gótico en Bélgica. No se finalizó hasta mediados del Siglo XV en el llamado estilo gótico brabantino de clara influencia francesa. De la fachada exterior destacan sus dos torres simétricas de 65 metros de atura.

Catedral de San Miguel y Santa Gudula. Bruselas (Bélgica)

Su origen es del siglo XI cuando el conde de Lovaina, Lamberto II, cogió los restos de santa Gúdula y los llevó a la entonces llamada colegiata de San Miguel. A partir de esta época es cuando la iglesia va haciendo sus reformas poco a poco del oscuro y cerrado estilo románico al espacioso y luminoso gótico. Se le añaden las torres y las plantas hasta llegar a convertirse en el edificio actual.

Catedral de San Miguel y Santa Gudula. Bruselas (Bélgica)

El interior de la catedral es muy lujoso e incluso cargado, la decoración es toda de estilo barroco y rococó, la diferencia de estilo con la arquitectura se debe a las obras que realizó la iglesia una vez terminadas las luchas entre protestantes y católicos. El objetivo de este lujo y esplendor era transmitirle al fiel que la única religión verdadera es el catolicismo. De la decoración destaca el pulpito de mediados del SXVII elaborado en madera de roble. Reproduce la expulsión de Adán y Eva del paraíso. Está situado a la derecha en medio de la nave central. De la misma época son las capillas y confesionarios que vemos a los laterales.

Catedral de San Miguel y Santa Gudula. Bruselas (Bélgica)

En la catedral podemos ver un retrato de Carlos I del autor Michel Coxcie. Un pintor conocido al trabajar para el Emperador y su hijo Felipe II, en España hay obras del mismo pintor en el Escorial. En este lugar, tuvieron lugar las bodas de los reyes de Bélgica, incluida la de la monarca española Fabiola con Balduino.

El Atomium

Atomium. Bruselas (Bélgica)

El último punto de nuestro listado de imprescindibles es la única atracción que no está en el centro de la ciudad. El Atomium, otro de los símbolos de Bruselas, fue construido con motivo de la exposición mundial Expo 1958 y representa una celda cúbica de un modelo de cristal de hierro que consta de nueve átomos. Lo mejor es aprovechar el viaje para ver la Basílica del Sagrado Corazón o incluso visitar el Estadio de Heysel (Linea 6 de metro).


Desde lejos, el Atomium no parece tan grande, pero una vez que llegas junto a él y te paras directamente frente al edificio de 102 metros de altura e increíblemente extraño, la sensación es de absoluto respeto. Por supuesto, también puede visitar el interior, puede encontrar los precios y los horarios de apertura en ATOMIUM y, por supuesto, también hay entradas en línea para ahorrar colas.

Tesoros escondidos a descubrir en Bruselas


Palacio de Justicia

Lo más probable es que en cualquier momento se pase paseando por el Palacio de Justicia (Palais de Justice), le guste a uno o no. El edificio de finales del siglo XIX es ​​un verdadero monstruo y tiene una superficie total de 26,000 m². La enorme cúpula de 142 metros de altura es visible desde muchos lugares de la ciudad y se ha andamiado continuamente desde mediados de la década de 1980, así que no es mala suerte el haberlo encontrado así, los andamios no son temporales, son permanentes, debido a su peso y a los terrenos tan pantanosos de Bruselas. Debido a este hecho y la impresión que tiene la apariencia de descuidada, no muchos turistas tienen la idea de poner un pie en el Palacio de Justicia.

Palacio de Justicia. Bruselas (Bélgica)

Diseñado por el mismo arquitecto que construyó la Basílica del Sagrado Corazón de Bruselas, es uno de los edificios de piedra más grandes del mundo. Después de un control de seguridad como en el aeropuerto, se puede mover libremente en el edificio y tomar fotos sin ningún problema. Las dimensiones del Palacio de Justicia son aún más claras por dentro: ¡Un edificio absolutamente colosal!


En la plaza donde se encuentra el palacio la conocida Plaza Poelaert (nombre del arquitecto) se disfruta de una de las mejores vistas de la parte baja de Bruselas. La parte alta se entiende que es la zona noble y la baja es donde está el pueblo llano. Las dos zonas están unidas aquí por un ascensor gratuito.

Plaza Polaert. Bruselas (Bélgica)

Palacio de la Bolsa

Es uno de los emblemas más reconocibles de la capital europea. Sus enormes escaleras suelen ser desde un transitado punto de encuentro para turistas o residentes. Esta grandiosa construcción de estilo Neorenacentista, edificada entre 1868 y 1873 por el arquitecto León Suys, cuenta con el sello de un entonces desconocido genio. Un elemento que le ha sumado un importante valor añadido al edificio, y lo convierte en una joya de valor incalculable para el legado artístico de la ciudad.

Palacio de la Bolsa. Bruselas (Bélgica)

La mayoría de la gente desconoce que el célebre artista Rodin pasará una larga temporada en Bruselas al inicio de su carrera, como ayudante en el atelier (taller) de Carrier-Belleuse, encargado de gran parte de la abundante y rica decoración del edificio de la bolsa, más conocido como Bourse. El estilo Neorenacentista es muy recurrente en el S.XIX, y se caracteriza por el uso de elementos de la arquitectura clásica como las columnas corintias y las cariátides de la entrada que representan la Protección, el Comercio, las Artes y la Victoria, también están firmadas por el estudio escultórico en el que trabajó Rodin.

Palacio de la Bolsa. Bruselas (Bélgica)

Su monumental escalera está flanqueada por dos grandes leones, uno que alza la cabeza hacia el cielo (simbolizando las subidas del mercado de valores) y el otro que la agacha hacia abajo (señalando las consecuentes caídas de la bolsa). El emplazamiento es privilegiado, ya que se obtienen una de las mejores vistas de Bruselas.

Bruselas (Bélgica)

Mercadillo de Marollen

Bajando por el ascensor y al llegar al distrito de la "clase trabajadora" nos encontramos con un amable lugareños que nos indica con el dedo que debíamos de ir al mercadillo de Marollen, en el que todos los días se celebra un mercado de pulgas desde hace más de 130 años, y nos dice que está abierto incluso en Navidad y Año Nuevo. Espejos antiguos, marcos dorados, coloridos artículos de té para la abuela, jarrones decorados con motivos florales, registros, libros, fotos en blanco y negro, una máquina de escribir nostálgica y un globo retro de color sepia hacen que nuestra sonrisa aflore.



Iglesia Notre Dame du Sablon

Iglesia Notre Dame du Sablon. Bruselas (Bélgica)

La Iglesia de Nuestra Señora del Sablón de Bruselas es un buen ejemplo del gótico brabantino de Bélgica. Ubicada en uno de los barrios más señoriales de la capital europea es una muestra de lo adineradas que eran estas tierras en la época española.

Iglesia Notre Dame du Sablon. Bruselas (Bélgica)

La iglesia tiene un estilo más cargado y elegante, característico del gótico Brabantino o Brabanzón, formada por 5 naves separadas por pilares redondos. La primera construcción se produjo a principios del siglo XIV. La gran renovación de la iglesia de nuestra señora del Sablón llego en el Siglo XV con la presencia y ayuda de la aristocracia. Elegante eslabón entre la parte alta y la parte baja de la ciudad. Con un carácter señorial que le diferencia de los demás. Aquí encontramos a las grandes casas y a los grandes talentos. El interior consta de 11 vidrieras de 15 metros de altura consiguiendo la luz que se buscaba en el estilo gótico. La decoración del interior es de la época de la contrarreforma, mediados del SXVII. Destaca el púlpito y las estatuas.

Iglesia Notre Dame du Sablon. Bruselas (Bélgica)

La zona donde está ubicada destaca por sus terrazas, buenos restaurantes, tiendas de comics y las mejores chocolaterías de Bruselas, destacando un mercado de pulgas (antigüedades) que se realiza los domingo por la mañana.

Basílica Nacional del Sagrado Corazón

Situada en una colina de Bruselas, es de donde recibe su nombre en flamenco, Koekelberg. En francés (Basilique du Sacré-Coeur) Es una impresionante obra, al más puro estilo Art-Decó religioso, siendo la quinta iglesia más grande del mundo y el edificio Art-Decó más grande jamas construido. La cúpula llega a una altura de 90 metros y tiene 167 metros de largo. Del exterior destacan sus dos torres circulares coronados con dos cúpulas rodean la cúpula principal. El color exterior predomina el verde de las cúpulas, el marrón y color rosado.

Basílica Nacional del Sagrado Corazón. Bruselas (Bélgica)

La basílica se encuentra a una buena distancia del centro de la ciudad en el oeste y se puede llegar con las líneas de metro M2 y M6, anteriormente decíamos que sería conveniente desplazarse hasta aquí para aprovechar y visitar el Atomium, que está a poca distancia. Esta obra neoclásica es una de las obras fundamentales del Siglo XIX. La primera piedra se puso en el año 1926 y se consideró terminada sesenta años más tarde, debido al parón de las obras durante la Segunda Guerra Mundial. Con las dimensiones desproporcionadas del edificio se quería demostrar la fuerza de la nación. Debemos recordar que la mayorías de estas obras estaban financiadas con el dinero que obtenían de la colonia de Bélgica en el Congo. Una etapa muy oscura y que a día de hoy sigue generando mucha polémica en el país.


Su interior alberga dos museos de carácter religioso: El museo des Sœurs Noires y el museo de Arte Religioso moderno. Si se visita durante las Navidades, se podrá comprobar que se expone el mayor Belén del mundo. Nosotros tenemos un muy buen recuerdo de esta Basílica, ya que la visitamos en el año 2008 para asistir a la mejor exposición que se ha hecho de Da Vinci, que podéis consultar en el siguiente enlace: El arte como excusa para un viaje (Colaboración). La mejor exposición sobre Leonardo da Vinci


Otros lugares de interés en Bruselas


Palacio Real

El Palacio Real (Palais Royal / Koninklijk Paleis ) es de suma importancia cuando se visita Bruselas. Aunque la familia real no resida aquí, sino en el Castillo de Laeken y el magnífico edificio solo abra sus puertas al público en los meses de verano y por lo tanto no es visitado como debería.

Palacio Real. Bruselas (Bélgica)

Construido en el sitio del antiguo Palacio de los Duques de Brabante, fue destruido por un incendio en 1731. Comenzó su restauración un siglo más tarde bajo el reinado del Rey Guillermo y fue modificado en 1904 bajo el reinado de Leopoldo II, quien lo hizo reconstruir en Estilo Luis XVI. Merece la pena ver su exterior una vez que estemos situados en el Mont des Arts.

Castillo Real de Laeken

Castillo Real de Laeken. Bruselas (Bélgica)

Situado en las proximidades del Atomium, por lo que puede formar parte perfectamente de una excursión junto con éste y la Basílica del Sacre Coeur, es la residencia oficial de los soberanos belgas. La construcción del Palacio Real de Laeken se remonta a finales del siglo XVIII, época en que este territorio pertenecía a los Países Bajos Austríacos, y ha sido desde la independencia de Bélgica, en 1830, lugar de residencia de la monarquía belga. El Palacio Real de Bruselas (Palais Royal) situado en el corazón de la ciudad europea es el palacio oficial o edificio representativo de la monarquía belga, donde el rey cumple sus funciones como jefe de Estado.


Estatua de Don Quijote y Sancho Panza

Una réplica del conjunto escultórico de Don Quijote y Sancho Panza erigido en la plaza de España de Madrid preside una plaza de Bruselas. La Embajada española en Bélgica logró que la plaza fuera bautizada también con el nombre de España. Ambas esculturas tienen un origen conmemorativo, la madrileña se instaló al cumplirse los 300 años de la muerte de Cervantes en 1916 y la réplica de Bruselas durante la presidencia de España de la Comunidad Europea, en 1989.

Estatuas D. Quijote y Sancho Panza. Bruselas (Bélgica)

Jeanneke Pis

La versión femenina del niño meón, Manneken pis se ha convertido en otro símbolo de Bruselas. Situada cerca de la Grand Place, cada vez son más los turistas que se acercan a ver a la niña meona. La historia de la niña meona es menos fantástica y más comercial que la del niño meón. Fue un encargo de un hostelero para promocionar su local en el año 1987.

Jeanneke Pis. Bruselas (Bélgica)

La calle donde se encuentra es muy estrecha y no tiene salida y fue una manera de atraer clientes colocar al final del callejón una figura imitando al popular niño meón. A día de hoy la calle suele estar siempre llena. En ella puede encontrarse la niña meona y también la cervecería más famosa de Bruselas, el Delirium Tremens. A diferencia del niño meón la Jeanneke Pis no la visten y por tanto no tiene un vestuario en el ayuntamiento de la Grand Place.


Comer y beber en Bruselas

Bélgica es el país de la cerveza, y se puede ver en casi todos los restaurantes la larga lista de bebidas. Es casi imposible recomendar una cerveza en particular. Lo mejor que puede hacer es ir a un bar, obtener consejos allí o simplemente ordenar si tiene suerte. Por otro lado, fueron los belgas quienes primero tuvieron la idea de freír trozos de patatas en aceite caliente y así las papas fritas son originarias de Bélgica. Y por último, son verdaderos maestros en el arte de fundir el chocolate. Así pues, las papas fritas, junto con los chocolates y la cerveza, son parte del patrimonio cultural de Bélgica. Nadie debe irse de Bruselas sin probar estos productos, os daréis cuenta que son completamente diferentes a lo que estáis acostumbrados.


ANTERIOR SIGUIENTE


#2011 #Bélgica #Bruselas #PatrimoniodelaHumanidad #GrandPlace #MannekenPis #GaleriesRoyalesSaintHubert #MontdesArts #CatedralSanMiguelySantaGudula #Atomium #BasílicaSagradoCorazón #PalacioJusticia #PalacioBolsa #PalacioReal

NOS HARÍA MUCHA ILUSIÓN QUE NOS DEJARAS UN COMENTARIO

Encuentra la información que buscas

Para utilizar el buscador, basta con introducir un lugar, monumento, ciudad, país o incluso solo una palabra y se verán los resultados de nuestros artículos.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG

DESDE AQUÍ PUEDES DAR UN "ME GUSTA" A NUESTRA PÁGINA DE FACEBOOK

Icono e-mail
  • Icono para Facebook
  • Icono para twitter
  • Icono para Instagram
  • Icono para RRSS
Esta web utiliza cookies para asegurar que se da la mejor experiencia al usuario al visitar nuestro blog. Si continuas navegando por este sitio,  se asume que se está de acuerdo.

Nos encontramos en: Madrid (España)