top of page

Turisteando el mundo

  • Foto del escritorPilar

Conociendo Braga y el Santuario Bom Jesus (Unesco). Portugal


Braga, Portugal
Bom Jesus desde la Plaza de la República

Braga, con más de 2000 años de historia, es la ciudad portuguesa más antigua y con una tradición cristiana de las más antiguas del mundo. Bracara Augusta la llamaron los romanos en el año 16 a.C. cuando la fundaron, llegaron conquistas y reconquistas, musulmanes, pasó de Galicia al reino de León, hasta que Afonso Henriques lideró la independencia de Portugal en 1139 pasando a ser Alfonso I de Portugal que fundó aquí su catedral que sería la primera construida en Portugal. La importancia en la historia de Braga no fue política sino eclesiástica, manteniendo su arzobispado en el noroeste de la península durante la Edad Media llegándose a enfrentar a Toledo y Tarragona. En el siglo XVI la ciudad vivió un proceso de embelleciendo con iglesias, palacios y fuentes; sería en el siglo XVIII de la mano del arquitecto André Soares cuando Braga se convirtió en el símbolo del barroco portugués. Hoy cuenta con dos universidades, una católica y otra pública, que hacen de Braga una ciudad joven y cosmopolita. Los portugueses dicen que "Coimbra estudia, Lisboa se divierte, Oporto trabaja y Braga reza". Aunque vi una ciudad muy festiva en mi visita con varias tunas haciendo las delicias de paseantes.

Mi visita a Braga


En el Viaje de Galicia y Portugal sin coche de 11 días que hice en el Verano de 2021, estando en Vigo y viendo la cercanía de la vecina Braga, no hubo duda que tendría que conocerla ya que no nos dio tiempo cuando visitamos Oporto y Guimaraes. Sin coche la forma más fácil para llegar a la ciudad era en autobús con la compañía Flixbus que en una hora y veinte minutos hacía el recorrido; ahora he comprobado que hay tres salidas diarias por sentido pero en el momento de mi viaje y con las fronteras recién abiertas solamente había un bus por sentido. Llegué a Braga a las diez de la mañana hora local y tendría que regresar a las cuatro de la tarde. Solo seis horas tuve en Braga pero fue suficiente para conocer lo que me interesaba: el Santuario Bom Jesus do Monte y el Centro Histórico.


Nada más bajar del bus en la estación de Braga, que allí la llaman Centro Coordinador de Transportes de Braga, vi que sí había taxis y le pedí que me llevara a la parte más alta del Santuario Bom Jesús do Monte que se encuentra a unos once kilómetros del centro; me cobró 10€ y me dio su teléfono por si lo necesitaba para la vuelta.

Braga, Portugal
Fachadas de azulejos típicas en Portugal
Santuario Bom Jesus do Monte

El Santuario Bom Jesus do Monte situado en las laderas del monte Espinho, con vistas a la ciudad de Braga, en el norte de Portugal es Patrimonio de la Humanidad desde el año 2019 y la Unesco dice: "este paisaje cultural evoca la Jerusalén cristiana, recreando un monte sagrado coronado por una iglesia. El santuario se desarrolló durante un período de más de 600 años, principalmente en estilo barroco, e ilustra una tradición europea de crear Sacri Monti (montañas sagradas), promovida por la Iglesia Católica en el Concilio de Trento en el siglo XVI, en reacción a la Reforma protestante. El conjunto Bom Jesus se centra en un Vía Crucis que asciende por la ladera occidental del monte. Incluye una serie de capillas que albergan esculturas que evocan la Pasión de Cristo, así como fuentes, esculturas alegóricas y jardines formales. el vía crucis culmina en la iglesia, que fue construida entre 1784 y 1811".

Braga, Portugal
Santuario Bom Jesus do Monte

La Iglesia en su interior es muy interesante, un templo neoclásico del siglo XVIII con muchas modificaciones desde sus orígenes en el siglo XV. Muy venerada es la talla del Señor de los Pasos en el altar mayor y muy bonitas las pinturas del XVIII realizadas por Pedro Alexandrino.

Iglesia del Bom Jesus en Braga

Todo el espacio exterior que rodea este Santuario es realmente hermoso, está muy bien cuidado, lleno de vegetación y con unas vistas de la ciudad de Braga a sus pies de infarto. Aquí sin duda puedes pasar unas cuantas horas recorriendo todos sus jardines y sentándote en alguna terraza a saborear en excelente café portugués.

Sin ninguna duda la joya de este santuario son sus escaleras zigzagueantes, unos 600 escalones, que narran a través de sus diecisiete capillas repartidas por el recorrido escenas de la vida de Jesús desde la Última Cena pasando por otras como la Crufixión, todo ello decorado con fuentes simbólicas y escenas de la Pasión de Cristo. Por falta de tiempo tan solo las contemplé en su inicio desde la iglesia y una vez abajo desde el inicio de la escalera, con más tiempo volveré algún día a Braga para recorrer estas escaleras.

Braga, Portugal
Escaleras del Santuario Bom Jesus

Desde la parte alta alta tomé el elevador o funicular para bajar al inicio de las escaleras, por el módico precio de 1,50€ un trayecto y 2,50 € el de ida y vuelta. Ya en la parte baja hice la fotografía de toda la escalera y volví a la parada del autobús sin saber lo que tardaría el bus 2 que por 1,55 € el trayecto te deja en la Plaza de la República, en pleno centro histórico, en tan solo unos 20 minutos. Desde Braga, este bus sale de la Avenida de la Libertad hacia el santuario cada 30 minutos. El lugar me encantó y de momento mis horarios previstos iban cuadrando para conocer lo más importante de la ciudad.


Paseo por la ciudad de Braga

El bus me dejó en la hermosa Plaza de la República, nada más bajar y hacer una mirada rápida ya sé que esta ciudad me gustará mucho: ambiente apacible, muy limpia, macizos de flores espectaculares, fuentes, cafés, restaurantes, un lugar lleno de vida.

Portugal
Plaza de la República de Braga

Aquí mismo, tan solo hay que cruzar la Plaza se encuentra la Basílica de los Congregados con una impresionante fachada Rococó flanqueada por dos torres (fotografía que encabeza este relato) y en su interior destaca el magnífico retablo barroco de la Virgen de los Dolores.

También se encuentra en esta plaza en la esquina con la Avenida de la Libertad la oficina de Turismo donde pedí un mapa y confirmé los horarios de la catedral, pues era sábado y muchos lugares estaban cerrados o cerraban un poco antes. Me adentré por sus hermosas calles peatonales, Rúa do Souto, llena de tiendas, alguna librería, restaurantes, cafés y casas coloridas, algo que me gusta mucho.

Portugal
Edificios coloristas en la Rúa do Souto de Braga

La Catedral de Braga está considerada como la primera catedral de Portugal. Fue creada la archidiócesis en el siglo III y tenía jurisdicción sobre todos los obispados de la Provincia hispanorromana Gallaecia, celebrándose en ella varios concilios, como el de 563, que condenó como herejía el priscilianismo. Con la invasión musulmana desapareció, volviendo a resurgir en 1070 siendo el primer obispo, Pedro de Braga. Un terremoto en el siglo XII la destruye, siendo reedificada poco después hasta convertirse en una de las catedrales más importantes del románico portugués, después fueron creándose modificaciones góticas.

Braga, Portugal
Catedral desde la Rúa don Diego de Sousa

Hay que pagar dos euros para recorrer la catedral pero sin duda merece muchísimo la pena porque se ven las tumbas Enrique de Borgoña y Teresa de León, los padres de Alfonso I de Portugal, el primer rey de Portugal, el tesoro de la catedral, la pila bautismal, la capilla mayor, los órganos dorados, la capilla llena de azulejos, en fin toda una joya que hay que recorrer con detenimiento.

La fachada principal de la catedral se encuentra en la Plaza Rossio da Sé, otro lugar con mucho encanto y muchos restaurantes y tienda de regalos entre ellos el famoso gallo del país.

Portugal
Catedral de Braga

La siguiente parada fue en el Arco de la Puerta Nueva, una de las puertas de la antigua muralla de la ciudad construido en el siglo XVI aunque el arco que vemos hoy fue de una reforma en el siglo XVIII, esta en el Largo de Paco muy cerca de la rúa do Souto.

Había que hacer una parada para comer y lo hice en la terraza de un restaurante en la Rúa Don Diogo de Saousa, una media ración de bacalao a la brasa especialidad de la ciudad, que no pude terminar de lo enorme que era, un agua con gas y un café 15 euros. Portugal ya no tiene nada de barato.

Siguiendo ruta tras la comida, tocaba conocer los restos del antiguo castillo del siglo XIV del que hoy se conserva tan solo la Torre de Menagem o Torre del Homenaje que es Monumento Nacional desde 1910.

Otro lugar muy interesante es la Plaza del Ayuntamiento donde se encuentra la Biblioteca Pública de la ciudad, ubicada en un edificio construido en el siglo XVIII por André Soares, en sus orígenes fue sede o Palacio Episcopal.

Portugal
Biblioteca Pública de Braga

De nuevo en la Plaza de la República, a esta hora súper animada, me llamó la atención su Chafariz o fuente con los cánticos de varias tunas animando el lugar.

Braga, Portugal
Chafariz de la Plaza de la República

La Avenida de la Libertad o Avenida da Liberdade, en portugués, es una de las calles más largas y mas bonitas de Braga, aquí se encuentra el Teatro Circo y algunos edificios art decó. Nuevamente me llama mucho la atención los arreglos florales que inundan de color todas las calles y plazas de la ciudad.

Portugal
Avenida de la Libertad en Braga

Ya eran las tres pasadas y tocaba ir de nuevo a la Estación de Buses ya que a las 15,55 salía mi bus hacia Vigo. Un día intenso y seis horas en la ciudad de Braga para conocerla, su Centro Histórico es pequeño y se puede recorrer en unas horas. Hay muchos viajeros que lo combinan en un mismo día con Guimaraes, conocida como la cuna de Portugal, que está tan solo a unos veinte kilómetros. La ruta de Galicia y Portugal sin coche en once días, iba completándose poco a poco.


Comments


NOS HARÍA MUCHA ILUSIÓN QUE NOS DEJARAS UN COMENTARIO

bottom of page