Turisteando el mundo

  • Pilar y Paco Viajeros

Las Cataratas del Niágara (Canadá), espectáculo natural


El día 14 de julio empezaba nuestro viaje a Canadá y México. Nuestro vuelo salía de la terminal 1 de Madrid-Barajas a las 09:30h. A las 07:30 ya habíamos facturado nuestras maletas hasta Cancún, que era el destino final. Habíamos preguntado, unos días antes, en Air Canadá en el aeropuerto por el tema de la facturación; nadie tenía claro si debíamos recoger maletas y dejarlas en otra cinta para el próximo vuelo o, como ocurre en otros vuelos con escala, iban facturadas hasta destino. Bien, nuestro vuelo partió prácticamente en hora y a las 10 de la mañana estábamos volando.

El avión de Air Canadá era cómodo y con asientos suficientemente amplios para un vuelo de casi 8 horas; los asientos llevaban la pantalla de entretenimiento y entre películas, comidas y lecturas estábamos aterrizando en el aeropuerto internacional Pearson de Toronto. En Canadá eran las 12 del mediodía. Estuvimos esperando las maletas, no fiándonos mucho de la información recibida, pero no salían.

Vimos un cartel que decía que las maletas procedentes algunos de países de Europa, entre ellos España, se facturaban hasta destino. Con esta información, pasamos los controles de pasaporte sin recoger las maletas y equipados con un par de pequeñas mochilas que preparamos concienzudamente (ya veréis que ocurrió más adelante en próximos posts) y nos fuimos a buscar la zona donde nos recogería nuestro transfer a la 13:15. Como ya íbamos justos de tiempo no pudimos cambiar dinero. Una de las causas por la que elegimos esta compañía y estos destinos era que nos permitía unas escalas largas y de paso conocer algo de un país que no habíamos visitado anteriormente. En la ida visitaríamos las cataratas del Niágara y a la vuelta la ciudad de Toronto. En principio íbamos a pernoctar en Niágara, pero nos avisaron de un cambio en los horarios de vuelo unos días antes y tuvimos que anular la estancia. (No olvidéis la cancelación gratuita en los hoteles)

Elegimos a través de internet, la compañía Niágara Airbus porque era la que mejor se adaptaba a nuestros horarios y podíamos estar en Niágara unas 10 horas y salir hacia Toronto con tiempo suficiente pues nuestro vuelo a Cancún que salía a las 06:35h. La distancia del aeropuerto a las cataratas es de unos 122 km y se tarda una hora y media, más o menos. Nos costó 146 euros ida y vuelta para los dos y fuimos nosotros solos en ambos trayectos, a pesar de ser una estupenda Van para 10 personas, lo que te indica la profesionalidad y respeto por el cliente ya que podrían haber anulado el trayecto.

Para ir desde Toronto a las cataratas tenéis buses, trenes y muchas compañías que organizan excursiones de un día (todos ellos desde Toronto, no desde el aeropuerto) y también alquiler de coche, pero nuestros horarios no se adaptaban a ninguna de las opciones, excepto el alquiler de coche que con el seguro nos costaba casi lo mismo que el transfer y no nos sentíamos cómodos pensando en la vuelta a Toronto, conduciendo de noche y con casi 30 horas sobre nuestro huesos sin haber pasado por la cama…

En nuestro transfer camino de "Niágara Falls" a las 13,30 horas, a puntito de cumplir uno de nuestros sueños, conocer una maravilla de la naturaleza declarada por la Unesco Reserva de la Biosfera en 1990 y el escenario de la famosa película Niágara protagonizada por Joseph Cotten y Marilyn Monroe. Antes de las tres, llegábamos a "Niágara Falls". El transfer nos dejó en un hotel que habíamos seleccionado muy cerca de las cataratas. Pero, ¿dónde están las cataratas? Porque casi toda la gente las visita en excursión desde la ciudad de Nueva York. Y es que, como podéis ver en el mapa, las cataratas del Niágara se encuentran ubicadas en el noreste de Estados Unidos, o sureste de Canadá, sirviendo de frontera natural entre estos dos países, entre los estados de Nueva York (Estados Unidos) y Ontario (Canadá).

Eso sí, aunque se encuentren en el estado de Nueva York, en realidad el estado es bastante extenso y la distancia entre las cataratas del Niágara y la ciudad de Nueva York es de unas 6-7 horas de coche. Si se quieren visitar desde EEUU, el aeropuerto más cercano es el de Búfalo. Desde Canadá, la ciudad más cercana a Niágara es Toronto, situada a unos 122 kilómetros. Las Cataratas del Niágara tienen su origen en un periodo glaciar hace unos 12.000 años cuando un enorme glaciar produjo los Grandes Lagos americanos y el río Niágara creando así grandes caudales de agua y la erosión de las rocas, que produjeron creó estas maravillosas cataratas.

El nombre «Niágara» se origina de una palabra de la lengua de los indios iroqueses, los primeros habitantes del lago Erie, que significa «trueno de agua». Ellos pensaban que en este lugar moraba Hinu, el Dios del trueno. Y allí estábamos, oíamos el ruido del agua pero no las veíamos todavía. Nos impresionó la cantidad de edificios, casinos, hoteles, norias, todos los restaurantes de comida rápida, la enorme Skylon Tower, todo al más puro estilo americano. Parecía que habíamos llegado a las Vegas. Nos preguntamos cómo estaría el parque que contiene esta maravilla de la naturaleza.

Rápidamente empezamos a descender la calle en cuesta y nos topamos con un precioso parque, esto ya se adaptaba más a lo que esperábamos.

El ruido del agua iba en aumento y allí estaban. Cruzamos una calle, con cuatro carriles, y nos encontramos junto al paseo del río y de frente... Las cataratas americanas y a nuestra derecha ya apreciamos un poquito de la canadiense. Aquí os dejamos un mapa que hemos elaborado con los puntos imprescindibles del lugar.

LEYENDA

0. INICIO DE NUESTRA VISITA

1. CATARATA AMERICAN FALLS( E.E.U.U.)

2. CATARATA BRIDAL VEIL FALLS o Velo de Novia(E.E.U.U.)

3. CATARATA HORSESHOE FALLS o Herradura(CANADÁ)

4. TABLE ROCK POINT Y JOURNEY BEHIND THE FALLS

5. BARCO HORNBLOWER ( BARCO CANADIENSE), ENFRENTE EL BARCO MAID OF THE MIST(BARCO E.E.U.U.)

6. SKYLON TOWER

7. CALLE 8. WHIE WATER WALK 9. WHIRLPOOL AÉREO CAR

La primera impresión fue alucinante y muy contentos de haber cumplido otro sueño. Todo el que las visita desde el lado americano, debe cruzar al canadiense porque desde luego es desde dónde se tienen mejores vistas de todas ellas.

Las Cataratas del Niágara es, en realidad, el nombre general para tres diferentes caídas de agua: dos de las cataratas en el lado americano; las AMERICAN FALLS o Americanas, las BRIDAL VEIL FALLS o "Velo de Novia" y la catarata canadiense HORSESHOE FALLS "Herradura", también conocida como las cataratas "Canadienses". A pesar de no tener una gran altura, son muy amplias siendo las más caudalosas y las que tienen la mayor fuerza de la caída del agua en el mundo. El río del mismo nombre contiene esta maravilla y une los lagos Erice y Ontario. Vistas y fotografiadas de cerca, decidimos que era el momento de darnos un paseo en barco. Y allí nos dirigimos andando por el margen del río. Los billetes los habíamos sacado por Internet en su página web (https://www.niagaracruises.com/es/), habíamos leído que se formaban unas grandes colas y que había un acceso para los que tenían reserva. Nos costaron 32 euros. Hay una gran bajada hasta el embarcadero pero lo tienen con ascensores y rampas que lo hace muy cómodo y accesible a discapacitados.

Al ser por la tarde no tuvimos que esperar y nos dieron los chubasqueros rojos para subirnos al BARCO HORNBLOWER, que es como se llama en el lado canadiense. El famoso MAID OF THE MIST es el barco americano y los chubasqueros son azules. Nos pusimos unas sandalias de agua, nuestro chubasquero y el barco partió.

El recorrido debe durar unos 40 minutos pero sin lugar a dudas es impresionante y una de las pocas atracciones del parque que son imprescindibles. El viento es fuerte, la fuerza del agua es grandiosa y el rugir de la misma ensordece. En este momento te das cuenta de la inmensidad de lo que habíamos visto desde arriba. Sentirte debajo de ellas es una gran experiencia y sentir el poder del agua, todavía más.

Hicimos aquí una "paradita" para cambiarnos y merendar algo. Para salir de la zona tienen ascensor que te sube hasta una plaza muy animada. Aquí, nuevamente los contrastes al más puro estilo americano, un imitador de Elvis Presley en concierto….

Nuestro siguiente atracción era el WHIRLPOOL AEREOCAR, un funicular creado por el ingeniero español Leandro Torres Quevedo entre 1914-1916, siendo el proyecto español de principio a fin; ideado por Torres, construido en Bilbao por una empresa española con capital español (The Niágara Spanish Aerocar Co. Limited), y basado en una patente española denominada "Enganche y freno automáticos para transbordadores aéreos".

Se inauguró oficialmente el 8 de agosto de 1916., por lo que se celebraban los 100 años de la atracción en Niágara. El transbordador, con pequeñas modificaciones, sigue en activo hoy día, sin ningún accidente digno de mención. Es un atractivo turístico y cinematográfico de gran popularidad.

El transbordador recorre 580 metros de longitud y es un funicular aéreo que une dos puntos de la orilla canadiense, en el lugar donde se produce un gigantesco remolino (whirlpool).

Como no habíamos comprado los tickets de los autobuses Wego (imperdonable, porque es imprescindible para moverse con rapidez por Niágara) que recorren la zona con tres rutas y tan solo 5 euros por día, decidimos ir andando.

Atravesamos el puente Rainbow Bridge, que une Canadá con E.E.U.U. y es imponente. Continuamos por la antigua carretera del parque, hoy llamada Niágara Pkwi y también conocida como River Road. La verdad que el paseo era muy agradable y empezabas a olvidar los macro-edificios de la zona; pasamos por muchas casitas antiguas que hoy están casi todas dedicadas a B&B (no deben ser una mala opción de alojamiento). Pero el transbordador no aparecía y ya estábamos un pelín cansados.

Apareció un bus y como estábamos al lado de una parada, preguntamos. Estaba muy lejos y aún sin tickets nos dejaron subir, "ya los compraréis allí, dijeron". Estaba lejos, lejos, más de los 4 km que ponía el mapa. Cuando llegamos compramos nuestros abonos del bus pero el Whirpool estaba desde las 12 del mediodía cerrado por viento. Ohhhhhhhhhhhhh, no podíamos hacer nada, ya no se volvería a abrir hasta el día siguiente. No subimos pero si lo pudimos ver y también los remolinos y la velocidad del agua. Un lugar muy bonito y ya en plena naturaleza. Continuamos con el bus hasta el final de la ruta y llegamos a Queenston Park, un parque de flores espectacular. Tomamos otro bus para regresar a las cataratas porque queríamos ver el lugar del inicio de la caída de agua y conocer el TABLE ROCK CENTRE, llegar al corazón de Niágara.

Aquí se encuentra la oficina de turismo y es el lugar perfecto para comenzar el recorrido de la zona, además de poder comprar los tickets de todas las atracciones, los abonos y os darán la información que necesitéis, esta es su página (http://www.niagaraparks.com/).

Desde aquí se puede acceder a JOURNEY BEHIND THE FALLS o rugir de las cataratas, pero nosotros no tuvimos ganas de volvernos a mojar y decidimos disfrutar de la belleza del río Niágara y de cómo se precipita en la caída de la catarata de herradura; es quizás lo que más nos gustó de todo el parque, ver la fuerza y pureza del agua.

También todo un espectáculo la gente que había en el lugar, hasta una gran familia de Amishs que siempre habíamos visto en el cine y allí estaban en vivo y en directo.

Volvimos a coger el bus, esta vez la línea azul, para dar una vuelta por todo el barrio de hoteles, casinos, teatros y bajarnos en nuestra siguiente parada: SKYLON TOWER.

La Torre Skylon, , es una torre de observación de cemento, es decir, que no es bonita pero que domina la vista general de las cataratas del Niágara, tanto del lado canadiense como del americano; su altura de unos 160 metros. La construcción comenzó en mayo de 1964 y fue inaugurada el 6 de octubre de 1965. Tiene tiendas de "souvenires" en la planta baja, dos restaurantes panorámicos, una plataforma exterior de observación, un cine en 3D y no recordamos si algo más (http://www.skylon.com/).

Si comes o cenas el acceso al mirador es gratuito. Y eso fue lo que hicimos nosotros, reservamos para cenar a las 9 en el restaurante buffet y después de la cena subir al mirador. La verdad es que fue un acierto. La comida estaba muy rica, incluso incluía marisco fresco. Las vistas de las cataratas de noche con el espectáculo de luces es precioso. La única diferencia respecto a las vistas con el restaurante de carta es un piso inferior. La mesa que nos dieron no podía tener mejor ubicación con las cataratas justo debajo de nosotros.

Esto además, nos permitió descansar un par de horas (llevábamos casi 24 horas en pie) mientras disfrutábamos de la cena. Acabada la velada, nos dirigimos al observatorio (de forma gratuita). Las vistas desde el mirador son espectaculares y al ser circular dominas toda el área; sin lugar a dudas muy recomendable. Nos gastamos unos 30€ por persona con impuestos incluidos. Muy recomendable para cenar, por el día seguro que hay mucha mas gente y mucho niño, no lo dudéis por ahorrar como mucho 10€.

Todavía nos quedaron ganas para volver a las cataratas y ver de cerca los efectos de la luz. La iluminación nocturna es una maravilla de grandes focos con luces LED color azul, rojo, verde, amarillo que se entremezclan con la neblina causada por el agua al caer.

Esta iluminación se encuentra en la zona canadiense y los focos iluminan las cataratas de los dos países hasta la medianoche en la época del verano. Los viernes, también en verano, añaden a la luz fuegos artificiales. Y en algunas fechas de verano, se organizan conciertos. Comprobad la agenda en la página web. Y con todo esto, ya eran las 12 de la noche. Nuestro transfer nos recogería entre las 12:30-01:00 para volver al aeropuerto de Toronto. Como íbamos solos en la Van, aprovechamos para tumbarnos y dormir algo, el algo se convirtió en prácticamente todo el trayecto que duró cerca de dos horas. Terminaba nuestra visita a las cataratas del Niágara. ¿Nos gustaron? la respuesta en un "SÍ" con mayúsculas. ¿Recomendamos su visita? Otro "SÍ"

Y antes de terminar nuestro artículo, algunos datos prácticos, para futuros viajeros a Niágara.

- Si vais en coche y reserváis hotel, procurad que tenga garaje (aunque sea de pago), porque no se puede aparcar en toda la zona cercana a las cataratas y los parkings están al módico precio de 20 dólares 3 horas.

- Las cataratas se pueden visitar sin gastarse un solo euro, tan solo paseando por la zona, ves todo el espectáculo de la naturaleza. Hay tanta oferta de atracciones que parece que no las podrás conocer si no compras unas cuantas.

- El paseo en barco, aún siendo una atracción turística, es interesante hacerlo para sentir la fuerza de la naturaleza.

-Los autobuses que recorren la zona con tres rutas, se llaman WEGO (http://www.wegoniagarafalls.com/), tienen mucha frecuencia y paran en todas las atracciones. Se compran pases de 24h en la oficina de turismo y en algunas de las atracciones y cuesta unos 5 euros. Imprescindible.

- Se puede pagar con tarjeta todo, hasta una bebida. Solo hay oficinas de cambio de moneda en los casinos.

- Dicen que en verano y por las mañanas hay mucha, mucha gente y que hay que hacer grandes colas para todo. Nosotros las visitamos entre las 2 de la tarde y las 12 de la noche y había gente pero sin agobios.

Y por fin llegamos al aeropuerto. Un aeropuerto coqueto que intenta amenizar las esperas de los usuarios, instalando 500 IPad´s de uso gratuito para todos los viajeros. Nos vino bien para las tres horas de espera que tuvimos que hacer antes de que el vuelo a México despegara.

Quedaba mucho viaje todavía….

ANTERIOR SIGUIENTE



#Canadá #Niágara #CataratasNiágara #NiágaraFalls #2016 #SkylonTower #WHIRLPOOLAEREOCAR #HORNBLOWER #ReservadelaBiosfera #Unesco

NOS HARÍA MUCHA ILUSIÓN QUE NOS DEJARAS UN COMENTARIO

Encuentra la información que buscas

Para utilizar el buscador, basta con introducir un lugar, monumento, ciudad, país o incluso solo una palabra y se verán los resultados de nuestros artículos.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG

DESDE AQUÍ PUEDES DAR UN "ME GUSTA" A NUESTRA PÁGINA DE FACEBOOK

Esta web utiliza cookies para asegurar que se da la mejor experiencia al usuario al visitar nuestro blog. Si continuas navegando por este sitio,  se asume que se está de acuerdo.
  • Icono para Facebook
  • Icono para twitter
  • Icono para Instagram
  • Icono para RRSS
Logo-MadTB.jpg
Icono e-mail

Nos encontramos en: Madrid (España)