Turisteando el mundo

  • Pilar y Paco Viajeros

Taormina (UNESCO), la joya turística de Sicilia (Italia)


Llegamos bien de hora a Taormina y como sabíamos de antemano que era imposible aparcar en la ciudad antigua, nos dirigimos a dejar el coche en la parte baja de la ciudad, la playa de Mazzaro. No nos quedó más remedio que coger un parking de pago pues tampoco encontramos sitio libre en las calles.

Al menos no quedaba muy lejos de la parada del funicular que subía a la ciudad antigua, emplazada a trescientos metros de altura sobre el nivel del mar en el llamado Monte Tauros, una espléndida terraza natural.

Taormina es una joya turística de primer orden en Sicilia, al igual que Marbella en España tuvo su auge en los años 60 siendo el lugar elegido de descanso para algunos de los escritores más importantes del siglo XX como Truman Capote, Tenessee Williams, Thomas Mann o Cocteau entre otros, y de artistas como Greta Garbo, Cary Grant, Dalí, Orson Welles o Rita Hayworth. No solo se trata de un paraje natural extraordinario con unas playas de ensueño con unas aguas de intensísimo azul, la ciudad tiene una historia apasionante y unos vestigios que la han hecho merecedora de estar en la lista indicativa como candidata a ser Patrimonio Mundial de la Humanidad desde 2006. El funicular deja prácticamente al lado de la llamada Porta Messina, una de las puertas de ingreso a la que fuera en el pasado una ciudad amurallada. Taormina tiene muchos sitios dignos de conocer, pero quizás la joya del lugar es el magnífico Teatro Griego, seguimos las indicaciones hasta dar con la puerta de entrada.

No solo nos sorprendieron los precios (10€ precio de 2015), también las maravillosas vistas que se contemplaban en la entrada del recinto.

El teatro de Tauromenium (Monte Tauro) que era el nombre original de Taormina, está situado en un lugar espectacular, con fabulosas vistas del Etna y a la bahía de Naxos. No existe consenso entre los estudiosos sobre el origen griego o romano del teatro. Los primeros, remontan su construcción a mediados del siglo III A.C., ya que en una de sus escaleras está grabado el nombre de Philistis, la esposa de Hierón II, tirano de Siracusa. Más tarde habría sido ampliado por los romanos, cuando el recinto se utilizó para la práctica de la lucha de gladiadores. Los segundos, apuntan a su construcción integra en época romana. De una manera u otra, lo cierto es que es el segundo mayor teatro de Sicilia, tras el de Siracusa, con capacidad para unos 5.400 espectadores. Hoy en día es utilizado también como lugar donde se organizan eventos, conciertos de música clásica y moderna y el festival de cine.

Una vez visitado el monumento más importante de la ciudad, nos dispusimos a pasear por ella. Calles estrechas, con edificaciones de corte medieval muy cuidadas y con balcones floreados con buganvillas que hacen de lo más agradable el caminar entre ellas. Todas ellas repletas de recuerdos típicos sicilianos, encontramos reminiscencias de la ocupación de la corona de Aragón y así encontramos estilo gótico catalán y también algunos ejemplos de arquitectura normanda.

Siguiendo la calle Umberto I (la principal de la ciudad) seguimos encontrando bellas plazas y edificios. singulares. En el final de la calle se encuentra la Iglesia de San Agustín, originalmente decorada en estilo gótico tardío siciliano, la iglesia se transformó radicalmente en torno al año 1700 cuando el gran arco ojival del portal principal fue reemplazado, quedando de la fachada original una pequeña roseta y la parte superior del arco ojival del antiguo portal.Lo más especial del lugar, es el espléndido mirador que hay en el exterior, tan transitado de turistas que hay que esperar la vez para realizar las fotos de rigor.En esta plaza se degustan los cafés más caros de Sicilia, ya que el lugar está lleno de encanto y eso lo aprovechan los propietarios de los negocios de restauración para inflar los precios.

Por último y saliendo casi de la ciudad, vimos la plaza del Duomo, donde se sitúa la Catedral de la ciudad, iglesia medieval dedicada a San Nicolás. La pieza central de la plaza es una curiosa fuente coronada por una extraña centauro hembra de dos patas que lleva una corona y un cetro de elevación en la mano derecha y un globo en su izquierda.

No se entiende muy bien el significado o función de esta criatura mitológica griega, quizás la versión femenina del Minotauro dio el nombre a la población, pero Taormina ha hecho que sea la mascota de la ciudad.

Respecto a la Catedral de sobria construcción, es llamada "la catedral fortaleza". La fachada se caracteriza por las pequeñas almenas que la coronan, mientras que en la parte posterior se encuentra la torre del bastión sobre el que se colocaron las campanas en el siglo XVIII. En el interior, columnas monolíticas de mármol rosa dividen el templo en tres naves.

Para acabar nuestra visita a Taormina, pasamos a través de la Porta Catania, donde hay colocado un escudo aragonés del siglo XV y que nos da fe de la influencia de la Corona de Aragón en la Isla. Volvimos a coger el funicular para llegar a nuestro coche y nos pusimos en marcha para nuestra siguiente parada... Messina y la vista del estrecho más famoso de Europa.


ANTERIOR SIGUIENTE

#2010 #Sicilia #Italia #Taormina #TeatrogriegoTaormina #ListaindicativaUNESCO

NOS HARÍA MUCHA ILUSIÓN QUE NOS DEJARAS UN COMENTARIO

Encuentra la información que buscas

Para utilizar el buscador, basta con introducir un lugar, monumento, ciudad, país o incluso solo una palabra y se verán los resultados de nuestros artículos.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG

DESDE AQUÍ PUEDES DAR UN "ME GUSTA" A NUESTRA PÁGINA DE FACEBOOK

Icono e-mail
Esta web utiliza cookies para asegurar que se da la mejor experiencia al usuario al visitar nuestro blog. Si continuas navegando por este sitio,  se asume que se está de acuerdo.
Logo-MadTB
  • Icono para Facebook
  • Icono para twitter
  • Icono para Instagram
  • Icono para RRSS

Nos encontramos en: Madrid (España)