Turisteando el mundo

  • Pilar y Paco Viajeros

Jaén. La capital rodeada de un mar de olivos. Andalucía (España)

Nuestro segundo día por tierras jienenses nos llevó a su capital, Jaén. Hacía muchos años que habíamos hecho una parada brevísima en esta ciudad y después del recorrido unos años atrás, de Úbeda, Baeza y Sabiote para conocer el buen hacer de Andrés de Vandelvira se hacía necesario una parada en Jaén para conocer su obra maestra: La Santa Iglesia Catedral de la Asunción de la Virgen. Además, la esta catedral está incluida en la lista indicativa de la UNESCO.

Pero la ciudad, sin ser tan monumental como otras capitales andaluzas, bien merece conocerla. Nosotros decidimos hacer una visita guiada, que salía de la Plaza de Santa María, centro neurálgico de la ciudad y eje vertebrador de la ciudad antigua y moderna. En ella se encuentra el Ayuntamiento, el Palacio Episcopal y la fachada principal de la Catedral, levantada en el siglo XVII por Eufrasio López de Rojas. Comenzó a las 11 de la mañana, después de haberse presentado el simpatico y ameno guía. Costó 12 euros por persona, pero hay que decir que fue una buena decisión y sin lugar a dudas os la recomendamos.

Aquí tenéis el mapa que nos dieron con la ruta que hicimos por la mañana.

La Santa Iglesia Catedral de la Asunción de la Virgen es la catedral renacentista de Jaén. Como la mayoría de las catedrales andaluzas, la primitiva catedral de Jaén se crea utilizando como tal la anterior mezquita musulmana.

Tras la conquista de Fernando III a mediados del siglo XIII, se edifica una iglesia con advocación dedicada la Asunción de la Virgen. Unos años más tarde, 1249, esta iglesia se convierte en templo catedralicio al trasladarse la diócesis desde Baeza.

Hacia 1349 la ciudad de Jaén sufre unos ataques musulmanes y la Iglesia queda prácticamente destruída. Se comienza un nuevo templo gótico pero hacia 1492 pero amenaza ruína y tras varios intentos de remodelación el templo se derriba finalmente en 1525. Después de un tiempo de inactividad, el Cabildo decide en 1548 el concurso de los maestros J.Quijano, Pedro Machuca y Andrés de Vandelvira para reanudar las obras del nuevo templo. De entre ellos se elige a Andrés de Vandelvira, quien comienza los trabajos por la cabecera, conservando algunos de los basamentos y lienzos de muros levantados por P. López, decorados con una robusta franja de follaje de tipo gótico.

Fruto de esta nueva campaña, tenemos la actual Catedral Jaén, construida entre los siglos XVI y XVII, según proyecto del gran arquitecto Andrés de Vandelvira. Es la gran catedral del renacimiento español, reconocida como ejemplo de armonía y modelo para las catedrales latinoamericanas, el monumento más importante de la ciudad, un edificio que te asombra por su gran belleza. La Catedral de Jaén domina el paisaje , con sus torres visibles desde kilómetros y el impacto que causa su vista desde el Castillo.

Primero contemplamos la Catedral desde el exterior, desde la Plaza de Santa María, que es el lugar donde se reunió el grupo para esta visita. La construcción de la fachada fue realizada por Eufrasio López de Rojas entre 1667-68, siguiendo esquemas clasicistas para adecuarla al proyecto de Vandelvira. Esta magnífica fachada es una de las obras más importantes del barroco andaluz del siglo XVII, está concebida como un retablo de piedra. Tiene unas dimensiones de 33 metros de ancho y 32 de altura, sin contar las estructuras de las dos torres gemelas que la enmarcan.

La propia fachada tiene tres puertas de medio punto sencillas y de moderado tamaño, cediendo su carga monumental al alzado, constituido por dos cuerpos animados verticalmente por columnas corintias, balcones y ventanales.

En el centro de las nueve figuras , está representado Fernando III como artífice de la Catedral. A pesar de los dos siglos que tardó en construirse esta fachada y la mezcla de elementos renacentistas y barrocos, resulta altamente armoniosa. Las dos torres simétricas, con sus cuatro cuerpos, conceden al edificio muestra del equilibrio renacentista.

Interior.

Plano de la Catedral y detalle numérico de estancias y capillas.

NAVE CENTRAL 1.‐ Altar Mayor 2.‐ Coro y Sillería 3.‐ Trascoro 12.‐ Capilla Mayor

LADO DE LA EPÍSTOLA 4.‐ Capilla de Santo Domingo y Cristo de la Buena Muerte 5.‐ Capilla de San Sebastián y del Santísimo Sacramento 6.‐ Capilla de San Jerónimo

LADO DEL EVANGELIO 13.‐ Capilla de San Fernando y Nuestro Padre Jesús 14.‐ Capilla de San Eufrasio 15.‐ Capilla de la Inmaculada y San Amador 16.‐ Capilla del Niño Jesús 17.‐ Capilla de San Miguel y de la Virgen del Alcázar 18.‐ Capilla de San Pedro.

La planta de la Catedral es rectangular y de gran espacialidad, carece de girola. Caminando por sus naves, el espacio diáfano es lo que llama la atención. Pareciendo la iglesia desde el interior aun más grande de lo que parece desde el exterior.

Destacar en el interior, entre otros, la capilla mayor, el coro y especialmente la sacristía, obra cumbre de Vandelvira.

También hay que destacar las Galerías Altas Andrés de Vandelvira, inspirándose en la tradición de Vitrubio, dotó a al nuevo edificio de la Catedral de Jaén de utilidad, ideando una serie de galerías altas, ubicadas sobre las capillas laterales, para albergar distintas dependencias del Cabildo: la escuela de gramática, la contaduría, y el archivo, entre otras.

No podemos dejar de citar, la custodia en su capilla mayor del famosísimo Lienzo del Santo Rostro que, según la tradición, es el que empleó la Verónica para limpiar la sudorosa y ensangrentada cara de Cristo y donde, por tanto, quedó impreso su rostro.

Desde 2012 la Catedral de Jaén está incluída en la Lista Indicativa de Unesco España para incluirla en un futuro com Patrimonio Mundial de la Humanidad. Para más datos de sobre la catedral pinchar aquí

Catedral de Nuestra Señora de la Asunción

Horario Catedral Invierno: de 10:00 a 14:00h. y de 16:00 a 19:00h. Verano: de 10:00 a 14:00h. y de 17:00 a 20.00h.

Visitas guiadas

Información y reservas en la S. I. Catedral de Jaén Tel. 953234233

Una vez terminada la visita a la imponente Catedral de Jaén, continuamos tomando la calle Maestra y casi de inmediato nos topamos con el Arco de San Lorenzo, parte de la desaparecida iglesia del mismo nombre. La iglesia se derrumbó en 1825 a causa de su mal estado, quedando únicamente en píe el arco. En 1877 fue declarado Monumento Nacional gracias al tesón de un grupo de jienenses, que se negaban a su demolición. Y como cualquier lugar que se precie debe tener una leyenda, si pincháis en este enlace conoceréis la leyenda del Arco de San Lorenzo.

Nuestra siguiente parada fue en el Refugio Antiaéreo en la Plaza de Santiago, es el único abierto al público de los seis que se construyeron tras los bombardeos que sufrió la ciudad en 1937. Abre al Público sábados , domingos y festivos de 11h a 13h y de 18h a21h. Entre semana hay que ponerse en contacto con la oficina de turismo.

Una experiencia interesante sin duda y con magnífica exposición de fotos de época. La entrada iba incluida en los 12€ de la visita guiada a la capital jienense. Continuamos ruta y vimos el entramado de calles estrechas que ascienden hacia el Castillo.

Pasamos por el Convento de Santo Domingo y en la Plaza del mismo nombre nos encontramos la fuente con el famosísimo Lagarto de Jaén. La mitología y las leyendas andaluzas hablan de un lagarto de enormes dimensiones que tenía atemorizada a la población de Jaén según . También recibe varios nombres: el lagarto de la Magdalena, el Lagarto de Malena y el Lagarto de Jaén.

Se desconoce el origen en el tiempo de dicha leyenda, unos relatan su aparición en el siglo X, otros en el XVII. Pero además de varios nombres, varias épocas del nacimiento de la leyenda también hay varias versiones de cómo termina esta historia:

1.­ Un condenado a muerte pide que se le indulte si consigue matar al lagarto y se le concede, entonces solicita un caballo y una gran cantidad de pan recién horneado así como un saco de pólvora. Se acercó a la cueva y comenzó a huir dejando un rastro de pan que el lagarto se iba comiendo, hasta que una de la veces no fue un pan lo que se comió sino el saco de polvora. De aquí proviene la expresión: “¡Ojala revientes como el lagarto de Jaén!”

2.­ Un pastor cansado de que se comiera sus ovejas, mató una, le vació las entrañas y las lleno de pólvora, cuando el lagarto se comió la oveja, murió “achicharrado” por dentro.

3.­ Un caballero se construyó una armadura de espejos, cuando el sol se reflejó en ellos, dejó ciego al animal y pudo darle muerte atravesándolo con su espada.Nos adentramos en el barrio de la Magdalena, uno de los más antiguos de la ciudad de Jaén, para llegar a la Plaza Magdalena. La iglesia del mismo nombre se asentó en la antigua mezquita de Jaén y todavía quedan restos.

Y desde aquí retrocedimos hasta el Palacio de Villardompardo. (Plaza Santa Luisa de Marillac, s/n) En este Palacio renacentista se encuentra en su sótano unos baños árabes del siglo XI. En sus plantas nos encontramos dos Museos de Artes y Costumbres Populares (con numerosas salas destinadas a la cultura del Olivar, los trabajos artesanales, las fiestas regionales) y el Museo Internacional de Arte Naif de la ciudad (el único en España y el que mayor obras internacionales presenta.

La visita empezó por los Baños Árabes Hamman al-Walad, del siglo XI. Probablemente, los más grandes y mejor conservados de España , fueron encontrados en 1913 .Se localizan en los bajos del palacio, en pleno casco histórico de la ciudad. Son los más grandes y mejor conservados de Al- Andalus.

El hamman o baños era un lugar clave en el mundo islámico, en el que además de lavar y cuidar el cuerpo se purificaba el espíritu, ya que su uso también vino dictado por la obligación de la ablución mayor, imprescindible para la oración del viernes. Al baño acudía todo tipo de público, tanto ricos como pobres, hombres o mujeres, pero en distintos horarios. El recinto está compuesto por varias cámaras abovedadas con lucernarios estrellados. La primera sala es el vestíbulo (al-bayt al-maslaj), que consiste en una estancia trasversal con salas en ambos extremos. La siguiente es la sala fría (al-bayt al-barid), a continuación la sala templada (al-bayt al-wastani), formada por un gran salón cuadrado que se cubre con cúpula semiesférica sobre arcos de herradura. Hay varios huecos en el suelo por los que podemos ver los pilares de ladrillo que permitían la circulación del aire caliente. Esta sala se amplía, a través de dos arcos de herradura, hacia una estancia con dos alcobas laterales. La última es la sala caliente (al-bayt al-sajun), con dos salas laterales ubicadas junto a la caldera, lugar donde se calentaba el agua.

En algunas partes se conserva el mármol blanco del que estaban revestidos. Cuentan que cuando se construyó en palacio, el propietario conocía la existencia de los baños y que los utilizó, de forma secreta, para su uso personal; de ahí su buen estado de conservación.

Junto a los Baños se visita el Palacio de Villardompardo, construido por Don Fernando de Torres y Portugal, ex virrey de Perú, con patio renacentista. Hoy alberga un Centro Cultural en el que además están instalados dos Museos de Artes y Costumbres Populares y el Museo Internacional de Arte Naïf.

Nosotros subimos a la terraza directamente y nos encantaron las vistas que se tienen desde aquí. El guía se despidió de nosotros, tras explicar lo que veíamos desde allí. El guía se había currado la visita, que era de dos horas pero que duró tres.

Comimos en la cafetería del Museo con unas vistas impresionantes y emprendimos el retorno hacia nuestro hotel, situado en pleno centro, necesitábamos un descanso después de la mañana tan intensa. Las vistas desde la terraza del hotel eran preciosas y como veis la Catedral presidiendo la ciudad desde cualquier punto.

Habíamos dejado para la tarde el Castillo y queríamos hacer coincidir la visita con la caída del sol. Cogimos el coche y subimos hasta el Castillo de Santa Catalina; aparcamos en el Parador de Turismo y antes de nada nos tomamos un cafelito que nos sentó de lujo. Y emprendimos el paseo.

El Castillo de Santa Catalina corona la ciudad de Jaén, se encuentra situado en la cumbre del cerro que le da nombre. Domina el paisaje de una manera emblemática, y cuando te acercas a Jaén desde cualquier punto su castillo te da la bienvenida y te recuerda el peso de la historia en esta ciudad. El Castillo forma parte de un amplio complejo defensivo de murallas que rodeaba a toda la ciudad desde época islámica y que aún podemos descubrir en sus plazas y callejas.

Su primitivo trazado árabe fue ampliado y modificado tras la conquista de Jaén, en la primavera de 1246, por Fernando III El Santo. Es entonces cuando surge el llamado “Castillo Nuevo”, que hoy constituye la parte fundamental del recinto que se conserva. Esta fortaleza forma parte de la Ruta de los Castillos y la Batallas y desde sus torres y adarves podrás divisar un espectacular paisaje donde se une la campiña olivarera y la serranía.

Pocas fortalezas de España tienen un horizonte tan amplio y emblemático. El interior no pudimos verlo porque el domingo por la tarde estaba cerrado, pero el paseo que sale del Castillo y te lleva a la Cruz del Castillo es precioso, nosotros diríamos que lo mejor del lugar.

Un camino empedrado conduce hasta la Cruz, que se alza sobre uno de los extremos del cerro y desde allí contemplarás la ciudad de Jaén a tus pies.

Se trata un interesante mirador con una cruz desde el que se puede contemplar toda la ciudad de Jaén y sus alrededores. Se accede a él a través de un camino empedrado que se origina en el Castillo de Santa Catalina y que se estrecha hasta el pie de la cruz. Las vistas alucinantes y no dejábamos de preguntarnos, desde que lugar se vería la Catedral…. Fotografías que habíamos visto muchas veces….y de pronto apareció…pero no lo desvelaremos para que en vuestra visita tenga mas emoción.

Y la Cruz del Castillo de Santa Catalina, también tiene leyenda: “Nos cuenta esta leyenda, que es una verdadera tradición de la cultura jiennense como ahora veremos, que cuando el rey Fernando III El Santo entró en Jaén, tras su conquista a los musulmanes, subió al Castillo árabe con sus tropas y llegó hasta el último extremo del cerro de Santa Catalina, que así llamó como consecuencia de una aparición de la Santa en sueños (ver leyenda de Santa Catalina).

Llegado a ese punto del monte, único lugar de la cima del cerro desde donde todavía hoy se puede contemplar la majestuosa Catedral, antes espacio que ocupó una mezquita, uno de los capitanes de sus tropas hincó, como signo de triunfo, su espada en el suelo del lugar, quedando esta con la punta clavada en el suelo y el travesaño de tal modo que, a primera vista, pudiera parecer una cruz cristiana. Gustó esto al rey Santo y decidió, que a partir de aquel momento (primavera de 1.246), hubiera siempre una gran cruz en aquel lugar que recordarse la conquista cristiana y que, además, pregonara a los cuatro vientos el dominio castellano de la antigua medina.

A partir de entonces la leyenda se convierte en verdadera tradición, quizá por tener visos de ser un hecho histórico y verdadero, y las religiosas del Real Monasterio de Santa Clara (que fundó el mismo rey según otra tradición), serían las encargadas de costear una cruz que siempre debía permanecer allí. Los proverbiales vientos de Jaén dieron al traste con muchas cruces de madera y de hierro, que quedaban inservibles cuando caían, obligando a crearlas nuevas. Pasado el tiempo las religiosas abandonaron esta encomienda y el Obispo de la diócesis de Jaén le encomendó el privilegio del mantenimiento de la Cruz del Castillo, que así la llamaban ya todos, a la familia giennense de los Balguerías, los cuales, sobre 1.950, y concretamente Eduardo Balguerías, colocaría la actual Cruz de hormigón armado que, más de medio siglo después, ni el tiempo ni el viento han podido derribar.”

Si quieres saber más pincha aquí

Y con estas bellas imágenes del lugar y de quien os cuenta esto, decidimos emprender el camino de retorno porque de noche no parece un lugar muy grato para caminar.

Volvimos al centro, no tardamos mucho en encontrar aparcamiento, nos regalamos una buena cena y de vuelta al hotel a ver iluminada la ciudad y darnos una buena despedida.

ANTERIOR RELATOS DE VIAJES


#2015 #España #Jaén #CatedraldelaAsuncióndeJaén #LagartodeJaén #PalacioVillardompardo #ListaIndicativa

NOS HARÍA MUCHA ILUSIÓN QUE NOS DEJARAS UN COMENTARIO

Encuentra la información que buscas

Para utilizar el buscador, basta con introducir un lugar, monumento, ciudad, país o incluso solo una palabra y se verán los resultados de nuestros artículos.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG

DESDE AQUÍ PUEDES DAR UN "ME GUSTA" A NUESTRA PÁGINA DE FACEBOOK

Icono e-mail
Esta web utiliza cookies para asegurar que se da la mejor experiencia al usuario al visitar nuestro blog. Si continuas navegando por este sitio,  se asume que se está de acuerdo.
Logo-MadTB
  • Icono para Facebook
  • Icono para twitter
  • Icono para Instagram
  • Icono para RRSS

Nos encontramos en: Madrid (España)