Turisteando el mundo

  • Pilar y Paco Viajeros

Turisteando entre catedrales de mar y de tierra (2). Castilla y León y Galicia (España)


VILLAFRANCA DEL BIERZO (LEÓN), O CEBREIRO, CASTRO DE VILADONGA, MONDOÑEDO Y RIBADEO (LUGO). Camino de Santiago(UNESCO)

Nos levantamos prontito en este sábado que nos esperaba lleno de rutas. Salimos de La Bañeza sobre las ocho de la mañana en dirección a Villafranca del Bierzo declarado Conjunto histórico Artístico en 1965, un pueblo en plena ruta del Camino de Santiago, conocido como la Compostela del Bierzo o la pequeña Compostela, luego os contaremos porqué; y ubicado en el límite de León con Lugo.

El Camino de Santiago fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1993, ampliado en 1998 y 2015 y dice así: "Proclamado primer itinerario cultural europeo por el Consejo de Europa en 1987, el camino de Santiago es la ruta seguida por los peregrinos de todas las épocas desde la frontera franco-española hasta la ciudad de Compostela. Este itinerario está jalonado por más de 1.800 edificios religiosos y civiles de interés histórico. En la Edad Media, desempeñó un papel fundamental en los intercambios culturales entre la Península Ibérica y el resto de Europa. Hoy en día, sigue siendo un testimonio del poder que ejerce la fe cristiana en millones de europeos de toda condición social".


Además se le concedió el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia "como lugar de peregrinación y de encuentro entre personas y pueblos que, a través de los siglos, se ha convertido en símbolo de fraternidad y vertebrador de una conciencia europea".​

Ha recibido el título honorífico de "Calle mayor de Europa"

La historia cuenta que hay varios castros en los alrededores que pudieron dar origen a la villa, como el Castro de la Ventosa. Luego vendría la primitiva ciudad celta de Bergidum. Aquí también sitúan la ciudad romana de Carcesa.

Tras descubrir el cuerpo del Apóstol Santiago, en el 813, comienza la peregrinación a Compostela y Villafranca se destacó como el último punto de descanso de los peregrinos antes de adentrarse en el angosto y dificultoso valle del río Valcarcel. Una leyenda atribuye su fundación a vaqueiros de Tineo y Luarca que llegarían aquí buscando una perdida vaca blanca.

En una estela del Camino de Santiago, datada en el 1070, se precisa el origen medieval más probable. Por entonces se produjo un asentamiento de peregrinos francos que explicaría su topónimo, pues de villa francorum derivaría a Villafranca. Una comunidad de monjes cluniacenses, los “monjes negros”, traídos por Alfonso VI para atender a los peregrinos, fundaron Santa María de Cluniaco; con ellos trajeron consigo el cultivo de la vid. Hubo varios hospitales al cuidado de los peregrinos jacobeos: Hospital de Santiago, Leprosería de San Lázaro, Hospital de San Roque, Hospital de San Juan y Hospital de la Caridad del Sancti Spiritus. En 1486, los Reyes Católicos transforman el Señorío en Marquesado, este hito marcó el inicio de un largo periodo de esplendor. La prosperidad acabó en 1808 con la invasión napoleónica. Fue elegida como cuartel general del Ejército de Galicia, siendo saqueada en repetidas ocasiones, no solamente por los franceses, sino también por los aliados ingleses, tanto en el desembarco como en la retirada. En 1810 fue recuperada por tercera vez, ejerciendo de base de operaciones para la reconquista de Astorga.

Su relevancia queda de manifiesto por el hecho de que en 1822 fuera declarada capital de la provincia de El Bierzo, que duró hasta la reorganización de Javier de Burgos en 1833. Para más información de la historia de este bello pueblo os dejamos este enlace:

(http://www.villafrancadelbierzo.org/turismo-historia.php)

Dentro de las visitas más destacadas de este pueblo nos encontramos con:

Plaza Mayor La plaza mayor de Villafranca del Bierzo es muy espaciosa, en ella se encuentra el Ayuntamiento y uno de los más bellos teatros de toda España, vale la pena visitar la plaza para disfrutar de sus soportales y casas de antigua construcción.

Iglesia de Santiago

Templo Románico cuya fecha de construcción probable parece ser de finales del S. XII, año 1.186. En los Años Santos Compostelanos, en caso de que algún peregrino que no pueda continuar hasta la Catedral de Santiago por enfermedad o accidente y haber recorrido la distancia necesaria, haberse confesado, asistido a la Eucaristía y haber rezado por las intenciones de la Iglesia (igual que en la Catedral de Santiago), se le abre la Puerta del Perdón para que gane las Gracias Jubilares. Siendo esta la única puerta de todo el Camino de Santiago junto con la de la Catedral en la que se pueden ganar las Gracias Jubilares. De ahí el nombre que os hablamos más arriba de la Compostela del Bierzo o la pequeña Compostela.

Es un Templo sencillísimo de una sola nave con Capilla Barroca del S. XVIII en un lateral de la Iglesia. Construida con sillares desiguales resulta interesante su ábside con tres ventanas decorados sus arcos con el conocido "Taqueado Jaqués". Destaca en el exterior su portada norte llamada "Del Perdón", constituyendo un magnífico ejemplo de escultura dentro de la provincia de León. Junto a la iglesia de Santiago, destacan también La Anunciada, San Nicolás, San Francisco y San Juan.

Calle del Agua

La Calle del Agua fue la Calle con más actividad comercial, artesanal y de tránsito una vez consolidada la Ruta Jacobea, de la que es parte innegable. Siendo una de las más bellas del pueblo. Toda la calle constituye un auténtico museo de heráldica como también importante muestrario de arquitectura Barroca tanto civil como religiosa.

Dentro de la arquitectura civil nos sorprende por su monumentalidad y la armonía de sus formas dos singulares edificios: Palacio de los Marqueses de Villafranca y Palacio de Torquemada, ambos del S. XVII. Existen otros ejemplos de gran singularidad como son las Casas Torre, la Casa Morisca, situada al lado de Palacio de Torquemada y se fecha en el S. XV. Conserva también la Calle la casa natal del poeta Enrique Gil y Carrasco.

Castillo

Situado en la parte alta de la Villa, corresponde a un edificio principalmente construido en el S. XVI. Es de planta cuadrangular y posee cuatro torreones en sus ángulos. Construido fundamentalmente en mampostería.

Se asemeja más al tipo Castillo-Palacio que al ejemplo de Castillo-Fortaleza. Su puerta principal se encuentra realizada en ladrillo y encima uno de los variados escudos que podemos observar en su trazado.

Los Tejedores Los Tejedores es uno de los barrios más famosos de Villafranca del Bierzo, se le conoce por este nombre debido a que en el habitaban los gremios de trabajadores de la Villa en siglos pasados, en su mayoría dedicados al campo textil.

Nuestra visita: Aparcamos el coche en la Alameda al lado de la Plaza Mayor, y aquí ya comprobamos que como nos habían informado en la oficina de turismo, desde el 12 de septiembre, todos los monumentos estaban cerrados. Una pena que una población como esta no tenga presupuesto para, al menos, los fines de semana se pueda visitar su riqueza monumental. Un problema que se agrava en toda la Comunidad de Castilla-León, ya que nos sucedió algo parecido cuando visitamos Palencia.

Vimos la Plaza Mayor y nuestros siguientes pasos fueron hacia la calle del Agua, calle que había recorrido en 1988 cargada con una mochila haciendo el camino de Santiago y tenía mucho interés en verla. Nos pareció una belleza, sobre todo a Paco que no la conocía. Llegamos hasta el puente final con su peregrino recibiendo o despidiendo al caminante.

Desde aquí por la alameda llegamos a la Colegiata, antiguo monasterio de la orden francesa de Clunny. Tampoco pudimos entrar a visitarla asi que en un bar cercano dimos buena cuenta a un buen café y churros.

Nuestra siguiente parada era la Iglesia de Santiago, que se encuentra en la parte alta de la ciudad y sabíamos que estaría cerrada. ¿Veis normal que una iglesia, referencia dentro del Camino de Santiago, esté cerrada casi todo el año y que los peregrinos no puedan visitarla?. Como ya os hemos contado es sencilla pero muy bella y tenía mucho interés era saber si todavía estaba al lado de la iglesia una casa con un invernadero propiedad de Jato y que fue nuestro albergue en el año 89.

En aquel año existían pocos albergues en el camino y eran los particulares los que habilitaban lugares para dormir los peregrinos. Y este era el caso de Jato, todo un personaje, además era zahorí y durante muchos años el encargado de la llave de la iglesia. Me encantó ver que el lugar y este hombre tan peculiar seguían allí facilitando la tarea a los caminantes. Tras una larga charla con él, nos despedimos y seguimos ruta.​

Nuestra siguiente parada ya se encontraba en tierras lucenses y es otro de los hitos del Camino, os hablamos de O´ Cebreiro. Esta pequeña parroquia del municipio de Pedrafita, en la comarca de Los Ancares, es un lugar inexcusable del Camino de Santiago por su historia, sus reliquias y su grandioso paisaje. Su función de lugar de paso ha marcado siempre la historia local. Formó parte del itinerario de vías romanas, del Camino de Santiago y del Camino Real; y fue la primera carretera moderna de acceso a la meseta en el siglo XIX.

Cuando llegas a O Cebreiro tienes la sensación de que el tiempo se ha detenido, historia, piedras, lugares conforman un lugar bellísimo. Aquí podemos ver las pallozas o cabanas de teito, viviendas tradicionales de origen prerromano, probablemente celta, con paredes bajas de piedra y cubierta con tejado cónico, normalmente de tallos de centeno. Se diferencian de las que se encuentran en otras zonas rurales de Asturias o León por sus formas achaparradas, adaptadas a la dureza del clima local. Utilizadas como vivienda hasta mediados del siglo XX, en la actualidad son empleadas como refugio de peregrinos.

Una palloza ha sido reconvertida en Museo Etnográfico, en el que se exhiben los enseres domésticos y de labranza tradicionales, así como el antiguo dormitorio, la lareira (hogar o chimenea) y las cuadras de los animales.

La Iglesia Parroquial, Santuario de Santa María la Real do Cebreiro, del siglo IX y estilo prerrománico, es un gran referente histórico en el municipio, siendo uno de los monumentos más antiguos del Camino de Santiago. La iglesia fue fundada probablemente por monjes benedictinos, pasando después con Alfonso VI a manos de la abadía francesa de San Giraldo de Aurillac.

Aquí se cuenta que ocurrió un milagro: “En el siglo XIV, un día de fuerte temporal de nieve, un monje celebraba misa en la capilla. Un vecino de la parroquia de Barxamaior desafió la tempestad y se acercó hasta O Cebreiro para escuchar misa. El monje menospreció el sacrificio del feligrés exclamando cuando lo vio llegar: ‘cual viene este otro con una tan gran tempestad y fatigado a ver un poco de pan y vino’ y en ese preciso momento la hostia se transformó en carne y el vino en sangre”.

El cáliz y la patena de milagro fueron entonces conservados. Un siglo después, durante una peregrinación a Compostela, la reina Isabel la Católica ordenó que se guardaran y mostraran a los peregrinos, como todavía hoy se hace en la iglesia de Santa María. La historia enseguida se difundió por Europa y sedujo a artistas de todo tipo. De hecho, se dice que la ópera Parsifal de Wagner está inspirada en este suceso. Al lado del templo está el Hospital de San Giraldo de Aurillac, que formaba parte del antiguo monasterio, y fue transformado, en 1966, en hospedería. Aún se conserva una curiosa piedra con una escena de caza o de sacrificio, datada en la Edad del Bronce.

Continuamos camino hacia el interior de Lugo, nuestra siguiente parada era en Castro de Rey para visitar el Castro de Viladonga y su Museo Arqueológico. Llegamos sobre las dos del medio día y como buenos viajeros llevábamos un par de bocatas y fruta por si no encontrábamos nada para comer. El museo cuenta con un espacio al aire libre con unas mesas y máquina de bebidas y café; aquí descansamos y cominos solos y en plena naturaleza disfrutando del día maravilloso que hacía. También tiene aparcamiento gratuíto.

Los castros (https://es.wikipedia.org/wiki/Castro_(fortificaci%C3%B3n) son poblados fortificados y el Castro de Viladonga es un verdadero modelo de castro del Noroeste, con varias murallas y fosos, que albergan dos antecastros o aterrazamientos y una amplia acrópolis.

En este recinto principal es donde se encuentran la mayoría de las construcciones descubiertas hasta ahora: viviendas, corrales y almacenes, algún edificio de uso social , agrupadas todas ellas formando conjuntos o "barrios" que se articulan en torno a dos calles principales y un camino o ronda paralelo a la muralla principal.

Las excavaciones que comenzaron el 1972 y demuestran que el Castro de Viladonga tuvo un asentamiento u ocupación duradera y especialmente importante sobre todo entre los siglos II y V d C, lo que lo convierte en un sitio clave para conocer, estudiar y comprender la evolución del mundo de los castros y del ámbito rural en la etapa galaico-romana.

La importancia arqueológica y el interés histórico del Castro de Viladonga, así como la cantidad y calidad de los materiales aparecidos en las excavaciones hechas aquí desde 1972, y la necesidad de investigarlos y exponerlos en su propio contexto, hicieron que en 1983 el Ministerio de Cultura creara el MUSEO ARQUEOLÓGICO DEL CASTRO DE VILADONGA (http://www.aaviladonga.es/), en un edificio que había sido construido en los años setenta. Su acondicionamiento, instalación y montaje tuvo lugar en 1985-1986, y el Museo abrió al público en noviembre de este último año. A partir de 1990 su gestión quedó transferida a la Xunta de Galicia.

Horarios de visita al Castro: Entrada libre y gratuita todos los días.

Museo Abierto todos los días (excepto 24, 25 y 31 de diciembre, 1 y 6 de enero). - De marzo a octubre: de 10 a 20 h. - De noviembre a febrero: de 10 a 19 h. TARIFAS Entrada normal, 2’40 €. Entrada reducida, 1’20 €. * Entrada gratuita para menores de 18 años y mayores de 65, miembros de la Asociación de Amigos, grupos organizados, etc., y para todo el público los sábados por la tarde y los domingos todo el día. * Entrada gratuita también con motivo de exposiciones temporales y por aplicación de varias exenciones.

Nos gustó mucho esta visita, tanto el Museo Arqueológico como el Castro, ya que no habíamos visto ninguno anteriormente. Sin lugar a dudas merece una parada. Continuamos ruta y como era temprano decidimos parar en Mondoñedo, catalogado como uno de los diez pueblo más bonitos de Galicia. Llegando al pueblo, ya empezamos a ver algo de bruma y una temperatura algo más fresca. Aparcamos el coche junto al seminario de Santa Catalina, heredero del primer seminario de Galicia del siglo XVI y tercero en construirse en toda España, aunque el actual fue levantado por el obispo Losada Quiroga en el siglo XVIII. De estilo neoclásico, es el edificio de mayor tamaño de la ciudad. Su fachada, con la característica pizarra oscura de la zona, está presidida por la imagen de Santa Catalina, patrona de jóvenes y filósofos. Acoge además una biblioteca con más de 25.000 volúmenes, entre los que destacan un centenar de incunables y un manuscrito de finales del siglo XIII. Actualmente sigue manteniendo sus funciones como seminario menor.

La historia de Mondoñedo comienza en 1112, cuando la reina Urraca I de León decretó el traslado desde la localidad de Foz del obispado de San Martiño de Mondoñedo. De este modo, la entonces Vila Maior do Val de Brea -también llamada Vallibria– pasó a denominarse Mondoñedo. En 1156 recibió del rey Alfonso VI el título de “ciudad” aunque en 1182 perdería su obispado, que fue trasladado a Ribadeo para fomentar el poblamiento de ese puerto. La diócesis fue recuperada en 1230.

El mariscal Pedro Pardo de Cela fue decapitado en la plaza de la catedral de Mondoñedo, el 13 de diciembre de 1483. Pardo de Cela fue un señor feudal, pariente del conde de Lemos y partidario de Juana la Beltraneja, que después de haberse enfrentado a los Reyes Católicos fue traicionado y capturado. Según la leyenda, cuando su esposa traía apresurada el perdón del rey, fue entretenida en el puente (a partir de entonces llamado “del pasatiempo”) por los enemigos de su esposo, mientras que en ese mismo momento aquel era ejecutado. La figura del Mariscal se convirtió en un personaje legendario, descubriéndose sus restos en 1965, dentro de la catedral.


Más recientemente, Mondoñedo es un lugar donde abundó y abunda el recuerdo de grandes gallegos ilustres Álvaro Cunqueiro un gran escritor al que se le rinde especial homenaje en la localidad. Nos adentramos en el casco viejo de la ciudad, declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1985, tiene como centro la plaza de la Catedral, construida en el siglo XIII y hacia donde confluyen todas las calles de la villa. De gran interés son las pinturas murales góticas, situadas bajo los dos órganos del siglo VIII, que representan el Degollamiento de los Inocentes y escenas de la vida de San Pedro. Anexo a la sede catedralicia se halla el Palacio Episcopal y frente a él los soportales de la Plaza de España, donde se halla la estatua sedente de Don Álvaro Cunqueiro observando la catedral.

El lugar da para ver y visitar muchas más cosas como el Santuario de los Remedios, el Convento de San Pedro de Alcántara (del XVIII) que alberga el Centro Cultural Álvaro Cunqueiro, , es de especial mención el Ponte do Pasatempo, donde los enemigos del mariscal Pardo de Cela detuvieron a los portadores del indulto real para que fuera ejecutado.

Pero tras la catedral decidimos sentarnos a tomar un café, frente a la catedral, y pedimos la Tarta más premida de España, según rezaba el cartel de la pastelería; tras probarla pensamos que lo de la más premiada es un reclamo publicitario, tiene tantas cosas que es imposible cogerle el gusto. Pero no importa porque estamos sentados frente a la Catedral y además se empiezan a concentrar coches porque había algún tipo de concurso.

Mondoñedo es una preciosidad de pueblo, pero tocaba marchar a Ribadeo, nuestra última parada del día elegimos el Hotel Fogar do Mariñeiro, por 60 euros la noche con desayuno.

El hotel se encuentra en el puerto de Ribadeo, muy cerca del centro aunque con unas cuestas y escaleras considerables. Nos gustó bastante el hotel, las vistas a la ría y el puente preciosas y también está bien una mini spa con piscina y jacuzzi, lo malo la temperatura muy fría del agua que no te deja disfrutarla.

Denominado también Enriba do Eo (encima del río Eo), Ribadeo es la capital de la bellísima comarca de la Mariña Oriental, limítrofe con el Principado de Asturias y fue declarado Bien de Interés Cultural en 2004.

El pueblo se formó originariamente en torno a la desembocadura de la ría, en Porcillán y Cabanela, en una zona con excelentes condiciones naturales para el refugio, pero en sus primeros tiempos estaba poco poblado. Por esta razón, en 1182 el obispo de Mondoñedo trasladó allí la diócesis, que regresaría de nuevo a Mondoñedo en 1230.

En el siglo XIII el rey Fernando III otorgó a Ribadeo una carta puebla fundacional, permitiendo la celebración de un mercado semanal que se ha celebrado toda la historia de Ribadeo y hoy sigue organizándose. Empezamos nuestra visita subiéndonos a un ascensor que comunica el puerto con la parte alta del pueblo, pero que tiene unos horarios bastantes cortos de utilización.

En esta ocasión nos dedicamos en nuestro paseo a la arquitectura civil, destacan los pazos (casas solariegas) concentrados en la villa. Uno de los más antiguos es el Pazo de Cedofeita, fundado por Lope García de Cedofeita entre finales del XV y principios del XVI, construido todo él en pizarra, con los esquinazos y dinteles en granito y rodeado por un recinto amurallado. En el siglo XVIII se levantó en el centro el neoclásico Pazo de Ibáñez, residencia del marqués de Sargadelos (impulsor de la ciudad en el siglo XIX) y actual sede del Ayuntamiento, que se compone de un soportal de tres arcos con balconada isabelina y cuatro balcones de frontones triangulares.

Ya en el siglo XX, se levantó el que es el edificio más representativo de Ribadeo, la Torre de los Moreno (1905), llamada así en honor de sus propietarios, Pedro y Juan Moreno Ulloa, dos hermanos emigrantes a América que lograron hacer fortuna. De arquitectura indiana de estilo ecléctico y decoración modernista, actualmente está en restauración todo el edificio.

Como anochecía dimos un paseo por las calles comerciales y emprendimos retorno al puerto, por unas callecitas estrechas y muy empinadas (menos mal que íbamos bajando) que nos regaló una vista preciosa de todo el pueblo y el puerto.

Decidimos cenar en el restaurante del hotel que estuvo riquísimo y tras un paseo por el puerto, tocaba descansar.

ANTERIOR SIGUIENTE


#2015 #VillafrancadelBierzo #OCebreiro #CastrodeViladonga #Mondoñedo #Ribadeo #IglesiadeSantiago #España #CastillayLeón #CastillaLeón #Galicia #León #Lugo

NOS HARÍA MUCHA ILUSIÓN QUE NOS DEJARAS UN COMENTARIO

Encuentra la información que buscas

Para utilizar el buscador, basta con introducir un lugar, monumento, ciudad, país o incluso solo una palabra y se verán los resultados de nuestros artículos.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG

DESDE AQUÍ PUEDES DAR UN "ME GUSTA" A NUESTRA PÁGINA DE FACEBOOK

Esta web utiliza cookies para asegurar que se da la mejor experiencia al usuario al visitar nuestro blog. Si continuas navegando por este sitio,  se asume que se está de acuerdo.
  • Icono para Facebook
  • Icono para twitter
  • Icono para Instagram
  • Icono para RRSS
Logo-MadTB.jpg
Icono e-mail

Nos encontramos en: Madrid (España)